Loading...

Émile Zola

Émile Zola (París, 1840-1902) pasó toda su niñez en el sur de Francia, donde su padre falleció cuando él tenía siete años, dejando a su familia en la miseria. En 1858 se mudó a París y encontró su primer trabajo en una editorial. Aunque escribió diversos poemas, relatos y críticas literarias, hasta 1867 no publicó su primera novela Thérèse Raquin. Entre 1871 y 1893 escribió «Les Rougon-Macquart», una serie de veinte novelas destinadas a ilustrar, a través de una saga familiar, la vida parisina de finales del siglo XIX. En esta serie se incluyen obras como Nana o Germinal. Inspirado por las teorías de Darwin o Taine, Émile Zola inventó un nuevo género literario con el que penetrar en cada uno de los aspectos de la vida humana para descubrir todos los males de la sociedad: el naturalismo. Rápidamente fue calificado de obsceno y criticado por exagerar la criminalidad y el comportamiento tanto de las clases más acomodadas como de las más desfavorecidas. En defensa del naturalismo, Émile Zola escribió varios libros de crítica literaria en los que atacaba a los escritores románticos. Entre estos escritos destacan La novela experimental (1880) y la colección de ensayos Los novelistas naturalistas (1881). En 1898 se exilió a Londres durante un año como consecuencia de la carta «Yo acuso», dirigida al presidente Faure y publicada en primera página en el diario parisino L'Aurore. En ella, Zola defendía la inocencia del capitán judío Alfred Dreyfus, acusado y condenado por espionaje, y acusaba al verdadero traidor, el capitán Esterházy. Su carta provocó la reapertura del juicio. Zola murió en su casa de París el 29 de septiembre de 1902, intoxicado por el monóxido de carbono que producía una chimenea en mal estado.

Ignacio Echevarría (Barcelona, 1960) es licenciado en Filología hispánica y ha desarrollado una intensa labor como editor, crítico y articulista. Como editor, ha coordinado importantes colecciones de clásicos españoles y extranjeros y se viene ocupando de la obra de autores como Franz Kafka, Elias Canetti, Juan Carlos Onetti o, más recientemente, Juan Benet y Rafael Sánchez Ferlosio.

José Ramón Monreal Salvador (Calaceite, Teruel, 1954) es uno de los más destacados traductores de los clásicos franceses e italianos, labor que ha sucedido a una larga etapa como editor literario. Cabe destacar, entre sus trabajos, las traducciones al español del Manuscrito encontrado en Zaragoza, de Jan Potocki; las Memorias de ultratumba, de Chateaubriand, los Cuentos esenciales, de Guy de Maupassant, y Bouvard y Pécuchet, de Gustave Flaubert.

Sigue a tus autores favoritos y podrás ver toda su información y novedades en tu área privada