Loading...

El baile de las luciérnagas

SUMA, Febrero 2017

De la autora de El Ruiseñor, El baile de las luciérnagas es la emotiva novela que querrás que lea tu mejor amiga.

Empezar a leer

Comprar en:

Sinopsis

Dos amigas.
Un juramento.
Y toda una vida por delante.

En el caluroso verano de 1974, Kate Mularkey ha decido aceptar su papel de cero a la izquierda en la vida social de su instituto. Hasta que, para su sorpresa, «la chica más guay del mundo» se muda al otro lado de su calle y quiere ser su amiga. Tully Hart parece tenerlo todo: belleza, inteligencia y ambición. No pueden ser más distintas. Kate, destinada a

... leer más

Las reseñas de los lectores

  • megustaleer

    Una amistad para toda la vida

    3

    Después de haber leído El Ruiseñor, que recomiendo a todo aquel que no lo haya hecho, y haberme gustado tanto, cuando tuve la oportunidad de leer este libro no dudé en hacerlo pero os adelanto que la lectura no ha sido tan satisfactoria como yo esperaba.

    Esta vez la autora nos presenta la vida de dos mujeres Kate Mularkey y Tully Hart. A lo largo de las cuatro partes en las que se estructura su historia (los 70, los 80, los 90 y el Nuevo Milenio) iremos conociéndolas y conociendo también su "amistad"; entrecomillo la palabra amistad porque para mí lo que he leído en el libro no se parece en nada a lo que yo entiendo por tener un amigo sino más bien al sometimiento de una voluntad a otra, al egoísmo de una persona en aras de la amistad aunque también es verdad que creo que la otra parte "consiente" en ello.

    Kate es el patito feo, una niña que no encaja en el instituto, que un buen día por azares del destino ve como una madre y su hija se mudan a la casa de enfrente de la suya. Tully es una chica diferente, alocada, guapa, siempre a la última que se convierte en la chica más popular del instituto y en la mejor amiga de Tully. Son muy diferentes, con unas circunstancias de vida totalmente distintas y puede ser que sea eso lo que las une tanto: ambas, por diferentes motivos, nadan contracorriente. Kate tiene una familia normal, unos padres que la quieren pero se siente desplazada en cualquier ámbito que se salga del familiar. Tully, por su parte, encaja casi en cualquier sitio pero procede de una familia desestructurada, sin padre y con una madre adicta a casi todo. En las dos primeras partes asistimos a la adolescencia y la primera etapa de madurez de ambas y son las partes que más me han gustado. En las siguientes, ya en su etapa de madurez seremos partícipes de una historia que no me ha gustado y tampoco me he creído; no dudo que pueda existir en la actualidad alguna relación como la que se nos describe, pero creo que ha sido llevada al extremo por la autora, cosa que le resta mucha credibilidad.

    Tully es una persona popular, ambiciosa y egoísta que no duda en pasar por encima de todo y de todos para conseguir sus objetivos. Para mí no es excusa la vida que ha tenido que vivir porque sinceramente creo que podría haber puesto remedio a eso y no lo hizo aunque también es cierto que nadie le planta cara y es consentida por todo el mundo, empezando por Kate y su familia.
    Kate, para mí la verdadera protagonista de esta historia, es una persona insegura y se deja eclipsar por Tully, aguantando carros y carretas (perdón por la expresión) incluso después de ser traicionada dos veces. Tiene un marido y tres hijos y parece ser que eso le impide desarrollarse como mujer trabajadora; este es otro punto que no me ha parecido creíble. Hay muchas mujeres madres y trabajadoras hoy en día; pero no solo eso, es que en el caso de Kate el renunciar a un trabajo para cuidar a su familia, elección muy lícita, ha sido eso, una elección suya, por lo que no encuentro mucho sentido a sus "quejas" cuando decide intentar entrar en el mundo laboral. Aparte se nos presenta como una sufridora que no tiene ni un segundo para sí misma, todo ello como he comentado antes muy extremo y muy poco real; podría verlo posible cuando sus hijos son pequeños pero no como algo duradero en el tiempo.

    Mención aparte merecen los últimos capítulos, en mi opinión totalmente innecesarios, en los que la autora busca la lágrima fácil cosa que en mi caso no ha conseguido; lo que sí ha conseguido ha sido hacer de esta parte una lectura muy desagradable para mí, no veo el sentido de recrearse en según qué temas ( no quiero spoilear) y encima seguir leyendo cómo la principal afectada sigue confiando y disculpando un comportamiento egoísta e injustificable.

    Podréis pensar que no me ha gustado nada esta novela pero no es así; he disfrutado mucho con las dos primeras partes, incluso la tercera podría salvarse obviando la poca credibilidad que me mereció. Pero sin duda lo mejor de la novela es la prosa de la autora, consigue una lectura muy ágil y agradable (excepto en la última parte) toda ella ambientada con canciones de las correspondientes épocas que casi todos hemos escuchado alguna vez.

    El baile de las luciérnagas no me ha convencido para nada y no creo que lea su continuación y más sabiendo cómo acaba este. Aun así os animo a que si tenéis curiosidad y os gusta la forma de escribir de Kristin Hannah no dejéis de darle una oportunidad, igual os gusta más que a mí.

  • megustaleer

    Kate y Tully

    5

    Sobresaliente, así es como en una palabra os resumo que es imprescindible que lo leáis. `El baile de las luciérnagas` nos presenta mediante el uso del narrador omnisciente, dos modos de vida unidos por una amistad consolidada por más de treinta años en los que como en todo matrimonio se han producido altibajos debido a desacuerdos, malentendidos y putadas propias de una cabrona que necesita leer libros de autoayuda para entenderse así misma y al mundo que le rodea. Uno de los puntos que presentan los libros que incluyo en la lista de indispensables símil de sobresaliente es que consigan hacerme llorar. Para hacer llorar a un lector la historia a pesar de ser ficción debe ser hilada de tal modo que se introduzca en la realidad del lector, los personajes deben presentar una psique humana que hagan creer que es autobiográfico y la calidad literaria seguramente estará sembrada de poesía, metáforas, lírica y sobre todo corazón. `El baile de las luciérnagas` reúne todos esos puntos y muchos más que me han hecho gastar mucho post-it ? mi libro ahora parece un arcoíris ? a lo largo de los setenta, ochenta, noventa y el cambio de siglo. Excelente lectura que te hará pensar sobre la vida, en la toma de decisiones, en el sabor amargo del éxito sin amor, en el amor como ancla que te imposibilita vivir una vida egoísta y por supuesto, en la amistad y la familia.

    ?¿Crees que seré guapa de mayor?

    ? Ay, Katie ? respondió el padre-. Pero si ya eres guapísima

    Katie cogió aquellas palabras y se las guardó en el bolsillo como si fueran un amuleto; de tanto en tanto, cuando se preparaba para ir a clase, las tocaba, les daba vueltas entre los dedos?.


    Kate y Tully se conocieron durante una de las etapas más decisivas de sus vidas, la adolescencia. Vecinas, ninguna de las dos pensó que formarían la pareja perfecta a pesar de ser como el agua y el aceite. Kate Mularkey destinada a pasar desapercibida y Tully Hart la chica más guay del mundo contra todo pronóstico, se harán inseparables, sellando un pacto de amistad forever and ever que ni torrentes de celos, inundaciones de decepciones y seísmos de irá, enfados, dolor y resentimiento acabaran con el.

    En lo que respecta a los personajes, tenemos como protagonistas a Kate y a Tully. Kate representa al 90% de las adolescentes que se encuentran sobreprotegidas por sus madres. Humildes, bien educadas, han tenido una vida fácil pese a todos los problemas que presenta la vida misma. A la hora de la verdad su mayor deseo es ser su madre: casa, marido e hijos. Tully en cambio es la cara oculta de la moneda. Al no haber recibido el amor de sus padres, vive con el estigma de pensar que ella tiene la culpa del pecado que cometió su madre al abandonarla una y otra vez. Sostiene su frágil psique mediante la aprobación de los desconocidos. Ambiciosa, opta por invertir sus energías en sin misma con el fin de conseguir mediante el éxito aquello que en su infancia demando: amor, aprobación y atención.

    En lo que respecta a la narración, narrada mediante un narrador omnisciente, presenta una calidad literaria con tacto algodón de azúcar. Kristin Hannah presta a sus textos de ligereza, gracia y belleza creando metáforas impregnadas de realismo mágico y lírica. La novela se encuentra dividida en décadas: los setenta, ochenta, noventa y el cambio de siglo. Y se subdivide en capítulos.

    ?- Contigo todo es blanco o negro. ¿Cómo puedes saber siempre lo que quieres?

    -Tú sabes lo que quieres, Tully. Siempre lo has hecho.

    ? Entonces, ¿nunca me voy a enamorar? ¿Es el precio que tengo que pagar por la fama y el éxito? ¿Estar siempre sola?

    -Pues claro que puedes enamorarte. Basta con que te des permiso?.


    La novela transmite una serie de valores y enseñanzas como los gestos melodramáticos resaltan el mensaje al igual que la buena puntuación; quedarse sentada esperando a que algo o alguien te cambie la vida nunca es bueno; para hacer amigos de verdad tienes que arriesgarte; el amor no se evapora solo pierde intensidad; que tu camino hacía el éxito no te ciegue y ensombrezca las flores del camino; no se puede obligar a la gente a querernos; la soledad es la peor pobreza que hay?

    Conclusión: Excelente lectura que te hará pensar sobre la vida, en la toma de decisiones, en el sabor amargo del éxito sin amor, en el amor como ancla que te imposibilita vivir una vida egoísta y por supuesto, en la amistad y la familia.

    Lo mejor: El tacto dulce de algodón de azúcar y baño de nostalgia con el que la autora de una manera mágica impregna toda la novela.

    Lo peor: Que la autora haya creído necesario que Kate tenga un hermano cuando no tiene ningún tipo de participación, es más pasada su adolescencia no se menciona.

    Le encantara: A todos aquellos que les gusto El Ruiseñor.

  • megustaleer

    Un canto a la vida y a lo que realmente importa

    4

    Pañuelos.
    Tenedlos bien cerquita porque vais a necesitar más de uno con la lectura de esta novela; especialmente conforme se acerque el final.
    Yo lo aviso.

    Estamos ante una historia realmente emotiva, un canto a la vida y a lo que realmente importa de ella.
    La fuerza de la amistad, el amor, la maternidad y en general la familia son los pilares que conforman esta novela.

    Kristin Hannah, famosa por su best seller El Ruiseñor, nos trae ahora el recorrido por la vida de dos íntimas amigas. Desde los años setenta, época en la que siendo adolescentes se conocieron, acompañaremos a Kate y Tully a lo largo de los años, viendo cómo se hacen mayores y deciden su futuro. Un futuro que resulta ser tan diferente como lo son ellas dos.

    La falta de atención y frecuente abandono por parte de su madre hace de Tully una niña triste, una adolescente popular y en general una mujer exitosa y ambiciosa pero con ciertas carencias emocionales. Por su parte Kate es bien diferente, digamos que es casi lo contrario a Tully, incluyendo el hecho de tener a su lado a una familia cariñosa.

    Pero pese a lo diferentes que pueden ser, entre Tully y Kate se forja una amistad auténtica, de las que resisten tempestades, ¡y menos mal! porque mantenerla no siempre resultará fácil. En el momento en que entablan amistad, TullyKate (como decidieron apodarse) descubren que no pueden estar la una sin la otra y eso sin duda marcará sus vidas para siempre.

    El estilo narrativo de la autora me ha gustado mucho. Ha sido capaz de transmitir muchas emociones y todo centrándose en la vida de estas dos amigas. Me ha hecho reflexionar sobre las decisiones que tomamos acerca de cómo vivir nuestra vida y sobre la maternidad. Y por supuesto me ha emocionado sobremanera su final (la autora deja una nota importante al lector acerca de él).

    En cuanto a los personajes la verdad es que no tengo queja de ninguno y poseen el realismo que les otorga la imperfección, cada uno a su manera claro.
    De todas formas puedo decir que mi favorita ha sido Kate. Ha sido con ella con quién más he conectado y de hecho creo que esa ha sido la intención de la autora.

    En definitiva, estamos ante una novela que no temo recomendar. Estoy segura de que va a gustar y sobre todo a emocionar.

  • megustaleer

    Una bonita y emotiva historia que nos habla de una amistad inquebrantable y duradera a lo largo del tiempo

    4

    Una de mis mejores lecturas el año pasado fue El ruiseñor de Kristin Hannah, una historia que me emocionó y me dejó con ganas de repetir con la autora, por lo que cuando Suma de Letras anunció la publicación El baile de las luciérnagas me apunté inmediatamente el título deseando hacerme con él, aunque por otra parte con un poco de temor a que no estuviese al nivel del anterior y me decepcionase.

    El comienzo de El baile de las luciérnagas nos traslada hasta el año 1974 en Washington, estado en el que residen las protagonistas de esta historia: Tully Hart y Kate Mularkey. Tully es una joven a la que su abuela ha tenido que sacar adelante pues su madre la abandonó siendo niña y no ha vuelto a verla más que en contadas ocasiones, mientras que Kate forma parte de una familia feliz que reside en una granja en la localidad de Snohomish. Las vidas de Kate y Tully se cruzaran cuando esta última llegue en compañía de su madre al pueblo, instalándose en la casa de enfrente de Kate, lo que hará que ambas adolescentes, a pesar de no tener nada en común, entablen una amistad que se irá afianzando con el paso del tiempo. Se convertirán así en inseparables, firmando un pacto para ser amigas para siempre, y esta amistad se extenderá a lo largo de más treinta años en los que se ayudarán mutuamente y compartirán todo tipo de experiencias mientras van creciendo y madurando.


    He disfrutado con la lectura de "El baile de las luciérnagas", pero no ha llegado a cautivarme como lo hizo la anterior obra de la autora. La historia que recoge me ha parecido sencilla y emotiva, pero en los personajes me ha faltado la fuerza y carisma que tenían Vianne e Isabelle, protagonistas de El ruiseñor. En esta ocasión Kristin Hannah nos ofrece el relato de una amistad que se extiende a lo largo de treinta años, periodo en el que las dos jóvenes a las que conocemos en un primer momento van creciendo y madurando, dando forma a sus vidas en función de sus sueños e intereses pero sin perder en ningún momento ese vínculo tan fuerte y especial que las ha unido. El planteamiento me ha gustado, pero el desarrollo no ha llegado a convencerme del todo y si bien el principio me atrapó inmediatamente, a medida que avanzaba mi interés iba decreciendo y no ha sido hasta la parte final que me he vuelto a ver realmente inmersa en la trama. Es decir, que aunque en general me ha gustado, ha sido una lectura desigual y eso ha provocado que el resultado final no haya sido tan satisfactorio como esperaba.

    Como os decía, la historia que se recoge en El baile de las luciérnagas abarca más de treinta años que van desde la década de los setenta hasta prácticamente la actualidad y la estructura de la novela está relacionada con este marco temporal. De esta manera, nos encontramos con que los treinta y siete capítulos en los que se divide el libro quedan agrupados en cuatro grandes partes: los setenta, los ochenta, los noventa y el nuevo milenio. El relato sigue un desarrollo lineal siendo un narrador omnisciente el seleccionado por Kristin Hannah para acercarnos a las vidas tanto de Kate como de Tully. Narración y diálogo se mantienen equilibrados y la autora emplea un estilo sencillo y claro que resulta agradable y fácil de leer, con lo que es una novela que se lee con agilidad y no se hace pesada o aburrida en ningún momento, a pesar de que como os he dicho anteriormente, para mí no en todas las partes haya mantenido el nivel.

    La amistad entre Tully y Kate es el eje en torno al que se desarrolla la trama de "El baile de las luciérnagas" y es evidente que ellas dos van a ser las protagonistas indiscutibles. Su protagonismo es compartido y así a medida que avancemos iremos descubriendo el curso que van tomando sus vidas, cómo cada una va orientando su futuro en función de sus intereses y prioridades. Son dos personajes que quedan perfilados con cuidado y profundidad, a ambas las conocemos siendo adolescentes y vamos a acompañarlas durante un largo periodo que nos permitirá observar reacciones y emociones ante cada situación, dándonos una idea muy acertada de cómo es cada una. Y son dos mujeres con personalidades sumamente diferentes, lo que hace que, al menos a mí, me haya resultado un poco increíble que puedan mantener esa amistad tan inquebrantable a lo largo de los años teniendo tan poco en común.

    Teniendo en cuenta su forma de ser, Kate ha sido el personaje que más me ha gustado, a pesar de que ha habido momentos en los que no he compartido su forma de actuar, principalmente por ese conformismo que muestra ante todo y por cómo deja que Tully dirija y controle su vida en determinadas ocasiones. Pero su carácter dulce, honesto y sencillo ha despertado mi simpatía desde los primeros capítulos, lo que no ha llegado a ocurrir con Tully, con quien me he ido distanciando más a medida que avanzaba la historia y dejaba ver la persona en la que se estaba convirtiendo. Me ha parecido una figura carismática en cuanto a la personalidad fuerte, brillante, arrolladora, dominante y desinteresada que posee, pero yo no he llegado a empatizar con esta persona tan narcisista y egoísta, y eso también se ha convertido en un obstáculo para disfrutar más de la novela, me molestaba mucho su forma de actuar con respecto a Kate y el hecho de estar rodeada de tanta fama y perfeccionismo, eclipsando a todos a su alrededor, ha hecho que la historia perdiese credibilidad para mí, me ha parecido muy forzado.

    Por lo que os estoy contando hasta ahora, puede parecer que el libro no me ha gustado pero nada más lejos de la realidad, he tenido mis diferencias con su protagonista pero aún así ha sido una lectura muy agradable que ha tenido momentos muy emotivos y es que, además de hablarnos de ese vínculo tan especial e importante que es la amistad, El baile de las luciérnagas es un libro en el que Kristin Hannah aborda otros temas como la familia, una cuestión que ya estaba presente en El ruiseñor, el amor, las relaciones de pareja, la maternidad, el mundo televisivo y del espectáculo, la fama, la soledad o la enfermedad, punto este último que me gustaría destacar ya que me ha descubierto los signos ante los que hay que estar alertas para detectar un tipo de cáncer muy concreto del que yo no había oído hablar anteriormente, por lo que únicamente por eso su lectura ya ha merecido la pena.

    Y dejando a un lado la historia de Kate y Tully, una de las cosas que me ha gustado especialmente en esta novela es su ambientación. Por lo que os he contado hasta ahora puede que penséis que siendo un libro más bien de personajes, sea un aspecto que no cobre demasiada importancia pero no es así. Kristin Hannah desarrolla su novela en el estado de Washington, que es el mismo en el que ella creció, y el marco temporal también es el que la autora vivió, por lo que a lo largo del libro van a quedar plasmados infinidad de detalles que nos van a acercar tanto a la época como al lugar. Tanto por las descripciones que acompañan a las escenas como por referencias que van desde la música hasta la moda, anécdotas o acontecimientos históricos que tuvieron lugar en esos años, la novela se convierte en un viaje al pasado que nos ofrece una visión cercana de la forma de vida en esos años y de cómo ésta fue cambiando a medida que avanzábamos hacia el nuevo milenio.

    Resumiendo, El baile de las luciérnagas es una bonita y emotiva historia que nos habla de una amistad inquebrantable y duradera a lo largo del tiempo, permitiéndonos acompañar a sus protagonistas en el paso de la adolescencia a la edad adulta. Una novela que resulta muy agradable de leer y que creo que, si os sentís atraídos por lo que os he contado, no os decepcionará.

  • megustaleer

    Una amistad de verdad

    3

    Kate, una chica que siempre ha pasado desapercibida nunca se imaginaria que la "chica más guay" se muda al otro lado de su calle y quiere ser su amiga. Tully, una chica que tiene todo, popularidad, inteligencia, belleza y sobretodo ambición. Quien diría que personas tan apuestas acabarían siendo amigas gracias a una promesa, y que pase lo que pase se han propuesto ser inseparables.
    ¿Sobrevivirá esta amistad? ¿Que pasará con el paso del tiempo?

    "Tully sintió una melancolía tan intensa e inesperada que no pudo moverse. De haber tenido una familia como aquella todo habría sido distinto. No quería dejar de mirar."

    Buenas a todos, este libro muestra la importancia de la verdadera amistad, y como a pesar de los problemas que pueden surgir sigue en pie.
    Están las dos principales, que son opuestas totalmente, he de reconocer que aveces me daban mucha rabia por sus decisiones, sobretodo Tully, ya que, si, la ambición es buena hasta cierto punto, pero es que ella lo lleva al limite, y siempre tiene que ser la protagonista de todo y en muchas ocasiones muy egoísta. Es cierto que no ha tenido una infancia fácil, pero en serio, a veces me daban ganas de darle ya que como solo se fija en ella no se daba cuenta de muchas cosas, y cosas importantes y que afectaban directamente a Kate. Kate, la chica tímida, que durante gran parte de la novela es como la sombra de Tully, ya que la sigue a todas partes, sin atreverse a decir a Tully muchas cosas por miedo a su reacción y a decepcionarla. Así que a mi parecer al principio esta relación no me parecía muy sana, la verdad x__D, si que en las ocasiones difíciles se apoyaban (más faltaría), pero no me acabo de convencer.
    Lo bueno, es que ves como van madurando, no solo ellas, si no su relación también, cosa que en más de un momento las aleja, pero se convierte en algo más sano, aunque Tully podría bajar de las nubes y dejar de pensar un poco en si misma, ya que como he dicho, eso muchas veces complica la vida de Kate X__D.
    A parte de eso la novela se lee bien, puede que en algún momento se haga un poco pesada, pero consigue mantenerte enganchada, y la forma de escribir ayuda mucha a adentrarte en la historia, aunque las protagonistas no te apasionen xDDD. A lo mejor podría haber desarrollado algo más los secundarios, por que habían varios bastante interesantes.
    Pero me quedo con el mensaje que transmite, la amistad que siempre esta allí, pase lo que pase.

    "Kate sabía lo que esperaban de ella Tully y todos los demás. Se suponía que tenía que ser fuerte y valerosa. El problema era que no conseguía sentirse así. Pero, puesto que no lo sentía, hacía lo que se había acostumbrado a hacer en presencia de Tully. Sonreía y fingía."

    En resumen, una novela que engancha, y que transmite un bonito mensaje sobre la amistad y lo importante que es apoyarnos los unos a los otros. Lo que mejoraría sin duda son sus protagonistas, sobretodo Tully, me sacaba de quicio mucho, pffff, pobre Kate, no se ni como la aguantaba XDDD. Pero a pesar de todo ahí están, juntas, pase lo que pase.

  • megustaleer

    Una bonita y conmovedora historia sobre la amistad

    5

    El baile de las luciérnagas ha sido mi primera incursión en la narrativa de Kristin Hannah, una escritora que, desde hace un tiempo, se ha ganado el respeto de los lectores. Aunque he de reconocer que en un principio dudé sobre si aceptar la novela o no, tengo tanto acumulado que ya he tenido que ponerme selectiva, al final hubo algo que me dijo que sí, que aceptase. Y en buena hora lo hice. La novela que hoy os traigo es pura delicia.

    Las protagonistas de la novela son Kate y Tully, dos chicas tan distintas como complementarias una de la otra. Las muchachas se conocen en plena adolescencia, con catorce años, cuando Tully se muda con su madre enfrente de la casa de los Murlakey, en la pequeña población de Snohomish; concretamente en la calle Firefly Lane (calle de las luciérnagas)

    Kate es la típica chica insegura que cree que carece de brillo y por lo tanto es invisible para las demás. Su familia es  muy cariñosa, su vida es tranquila y feliz si exceptuamos los arranques propios de la adolescencia. Kate vive encerrada en sus libros, ha releído ya tantas veces El hobbit que se lo sabe de memoria.

    Tully (Tallullah) es todo lo contrario. Su familia está desestructurada, no sabe quién es su padre y vive con sus abuelos maternos, ya que su madre está metida de lleno en el movimiento hippie y no entra en sus quehaceres ocuparse de su hija. La difícil, por no decir nula, relación entre madre e hija marcará a Tully de por vida. Si Kate es tranquila y pretende pasar desapercibida, Tully es lo contrario. Es puro nervio, pasión y ambición y tiene muy claro desde temprana edad que en su destino está escrito el éxito y que por lo tanto, algún día llegará a ser una persona famosa y rica.

    Las dos chicas se complementan a la perfección ya que el freno que le falta a Tully se lo proporcionan tanto Kate como su familia y el empuje del que carece Kate se lo da Tully. Durante treinta años, TullyKate, como eran conocidas en el instituto, serán inseparables. Sin embargo, un hecho que es tomado por una de ellas como una traición, será lo que las distancie. ¿Podrá el amor y la amistad que se profesan Tully y Kate superar este bache?

    Francamente, me está resultando complicado transmitir lo que ha significado para mí leer esta novela. Ya os he comentado que no había leído nada de la autora, a pesar de que tiene críticas muy buenas. Esta novela me ha llegado hasta lo más profundo de mi corazón, me ha cautivado desde la primera línea y me ha conmovido como pocas lecturas lo han hecho. Kristin Hannah nos trae una oda a la amistad, pura, a ese tipo de relación entre dos personas que saben que su destino está unido por el profundo sentimiento del amor. Dos personas que son distintas pero que eso mismo hace que se complementen totalmente. Y que saben que a pesar de los pesares y de los contratiempos y bofetadas que nos trae la vida, no estarán solas porque su otra mitad estará ahí con ella.

    Los dos personajes están tan bien construidos que es difícil tomar partido por una o por la otra.  Quizás me he sentido más identificada con Kate, pero también ésta ha hecho cosas que si hubiese podido, le hubiese soltado un ?espabila, nena? porque en algunos momentos, su tranquilidad y casi pasividad me ha puesto de los nervios. Pero también me ha gustado Tully. Ese arrojo, esa valentía y esa ambición para conseguir lo que quiere y sobrevivir en un mundo de lobos es casi admirable. Y bajo esa coraza de mujer de hierro, esconde un corazón sensible que no se olvida de las personas que realmente la quieren.

    La novela se estructura en cuatro partes, cada una de ellas centrada en una década que van desde los setenta del siglo pasado hasta la primera década del nuevo milenio. Y en cada una de ellas encontramos una frase de una canción conocida. Esto, justo al repaso de los hechos históricos o sociales más importantes de esas fechas, es otra de las cosas que me han gustado. Aunque si he de ser sincera, lo que más me ha gustado es cómo esta novela me ha conmovido. En concreto, los últimos capítulos me los he pasado con un nudo en la garganta y con una tremenda desesperación. Y al comienzo de la novela también he experimentado esa sensación y ese pellizco en el corazón.

    Para ir resumiendo, El baile de las luciérnagas es una novela emotiva y muy sensible. Es una novela que habla de la amistad en su estado puro y en cómo merece la pena luchar por ella. Una novela que es muy fácil que nos llegue al corazón. Es la historia de dos luciérnagas que, con un brillo distinto, siempre bailarán juntas.

  • megustaleer

    Una historia conmovedora que nunca olvidaré.

    4

    El baile de las luciérnagas es una historia que me ha dejado con un nudo en la garganta. Mi primera historia de Kristin Hannah, aunque seguro que no será la última. Una historia contada de una manera excepcional que nos habla de temas tan importantes como la amistad, el amor, la familia, el matrimonio, la maternidad o el paso de los años. Una historia que transcurre durante treinta años de la vida de Tully y Kate. Dos chicas. Dos vidas que se cruzan un día en lugar llamado Firefly Lane. Y una novela que siempre recordaré.

    Kristin Hannah ha creado a dos personajes, dos amigas, que no podían ser más distintas. Dos polos opuestos que como siempre, se atraen. Se encontraron cuando ambas más lo necesitaban, con catorce años, y se prometieron una amistad irrompible, eterna, para siempre. La novela empieza con un pequeño esbozo de que la vida no es tan simple como esas dos niñas pensaban en su día para luego retroceder al principio y contar con todo detalle la historia de una gran y nada tranquila amistad.

    Poco voy a contar sobre el argumento porque si la queréis leer es bueno ir sin mucha información, más que la que os deja la sinopsis. Pero os diré una cosa: la historia te deja llena de sentimientos encontrados. Durante las más de seiscientas páginas las dos amigas me han dado a conocer situaciones divertidas, situaciones tristes y sobretodo situaciones y sentimientos auténticos. Me ha gustado mucho como la autora conecta con los lectores, como te cuenta la historia como si hablara de unas amigas que realmente conoce o como si una de ellas fuera ella misma. Situaciones intensas y reales que te dejan con los sentimientos a flor de piel. Mientras escribo estas palabras aún tengo los ojos enrojecidos porque el final es de esos que te hacen llorar, te hacen sentir y te dejan un claro mensaje: VIVE. SIENTE. SÉ FELIZ.

    La narración es extraordinaria, una combinación perfecta de dos vidas muy distintas, varias décadas donde los momentos históricos de Estados Unidos y del resto del mundo acompañarán el relato de nuestras protagonistas. La música de la época también es muy importante y sin duda, sonará de fondo cuando recuerde pinceladas de esta historia. Dos mujeres con las que seguro os sentiréis identificadas y a las que no podréis evitar querer y también odiar. A una más que a la otra, en mi caso.

    ?Prométeme?dijo Tully con la voz quebrada?que siempre serás mi mejor amiga.
    ?Siempre? fue todo lo que consiguió decir Kate.

    Si tengo que destacar algo que no me haya gustado es su larga extensión, es posible que sea cosa mía, pero las novelas que son tan largas y que pasan durante muchos años, que nos cuentan la vida de alguien durante tanto tiempo, en ocasiones se me hacen algo pesadas. Con esta me ha pasado eso. Pero de todos modos si echo la vista atrás y pienso en todos los acontecimientos que han vivido sus protagonistas y tuviera que recortar alguno, la verdad, no sabría por cuál decidirme. Todos y cada uno de ellos han hecho a Tully y a Katie como son y han hecho de la historia esta novela tan conmovedora.

    El amor es uno de los ingredientes de la novela, claro está, pero no es el más importante. Nuestras protagonistas vivirán historias bonitas, sobretodo una de ellas que me ha robado el corazón, pero como sabéis no es una novela romántica y otros temas como la amistad o la vida son puntos que se tratan más en profundidad. El final... desgarrador, bonito, triste, esperado.

    En definitiva, El baile de las luciérnagas es un libro muy recomendable. Si te gustan las historias de amistad, donde el paso de los años es palpable en cada página, donde hay diferentes caracteres que chocan para luego volver a unirse... esta es tu historia. Una novela preciosa y dura pero que estoy segura que con el paso del tiempo recordaré.

  • megustaleer

    Un libro emotivo acerca de la amistad que nos dejará la piel de gallina.

    5


    Opinión y Reseña: Había oído hablar tanto de esta autora debido al éxito de su anterior novela EL RUISEÑOR, que tengo en mis pendientes y caerá en breve, que tenía muchísimas ganas de leer este libro, así que cuando lo ofrecieron en Edición Anticipada fue un puntazo! Esto es peligroso, lo de las ganas, ya que si te creas muchas expectativas luego te puedes llevar un chasco, pero ya os digo que no, esta novela y esta autora han superado con creces todas mis ansias y lo que esperaba!

    La historia comienza hablando de Tully, la que se convertirá en la más intrépida de las dos protagonistas, que en ese momento cuenta con diez años. Tiempo después se unirá por circunstancias a Kate, cuando ambas son adolescentes, y aunque no lo parezca, son igual de frágiles, y por eso se juraran que nadie ni nada las separará. Se cumplirá o el paso de los años romperá este juramento?

     

    A partir de aquí, por décadas (los 70, 80, 90...), iremos asistiendo a la vida juntas de las dos chicas, conoceremos sus sueños, sus anhelos, sus primeras conquistas y desengaños, sus años en la Universidad... Pero siempre juntas y apoyándose la una en la otra. Irán apareciendo otros personajes secundarios pero importantes en la historia y para las chicas, y todos irán conformando juntos una familia.

    Pero en el fondo, Tully y Kate son muy distintas, y aunque no lo quieran reconocer, le piden cosas distintas a la vida. Intentarán conciliar esto con su amistad, pero será inevitable que surjan brechas entre ellas, habrá alguna traición insalvable que no puedan superar? Tendremos el corazón en un puño a lo largo de muchas partes de la novela pensando si acabará su amistad, que nosotr@s sabemos que es real, pero la vida cambia mucho, los planes no siempre salen bien, y casi nunca se puede luchar contra el destino.

    La autora nos presenta una historia y unos protagonistas reales y profundos, con los que es imposible no empatizar. Nos identificaremos o con Kate o con Tulky, y si no es así, seguro que conoceremos a nuestro alrededor a alguna Kate o Tully. La novela nos hará un recorrido de dos vidas en las que pasaremos por etapas de angustia, miedo, alegría, y por momentos querremos formar parte de la vida de estas dos chicas que nos dejarán huella.

    Es un libro duro, no lo voy a negar, que te deja sensaciones a flor de piel, con una narración exquisita, y con el que no podrás evitar llorar en ciertos momentos. Es tan tierno y a la vez tan cruel, que es una de estas historias que cala en tu corazón y no se te olvida. Siempre recordaré esta novela.

  • megustaleer

    Sensible

    5

    Empecé este libro a ciegas, buscando un libro que me hiciera desconectar y volver a disfrutar, y la verdad, lo ha conseguido y con creces, porque hacía mucho tiempo que no disfrutaba tantísimo leyendo, que no sentía a una amiga como una protagonista y que no me sentía yo como la otra protagonista. 
    La historia se desarrolla desde que estas dos amigas son adolescentes, haciendo un recorrido a lo largo de los años. El libro está dividido en cuatro grandes partes, cada una correspondiente a una década. Empieza con su época de adolescencia y todo lo que ello conlleva, resaltando los problemas familiares de Tully, pasa por la universidad y la ambición de quererlo todo para las dos, el primer trabajo, los primeros amores, formar una familia y el éxito. Todo, eso es lo que se nos cuenta, lo que creemos que resulta insignificante y lo que creemos que realmente tiene valor, pasando por momentos muy buenos y por momentos malos, superando baches de la mejor manera que saben. 
    Creo que la palabra que define a este libro es "realista" porque es la vida de dos adolescentes que se une y que aunque toman caminos diferentes, son capaces de seguir juntas. Es un libro de la vida real, del día a día de una familia.
    La historia está narrada con una gran sensibilidad, gran tacto y con una prosa excelente y sencilla. Te cautiva desde las primeras páginas y te pide mas y mas, pero mas para disfrutar, para conocer a Tully y Kate, para conocer mas su historia. 
    ¡Ains, el final! Aún sigo sin entenderlo, sigo pensándolo y recapacitando de lo realmente importante en la vida. Es verdad cuando lees que este libro quieres que lo lea tu mejor amiga, yo lo he hecho, lo he recomendado y casi obligado a leer jejeje.

     


    En definitiva, una historia de una vida que bien podría ser la tuya contada dentro de 20 o 30 años, una historia que no puedo mas que recomendar porque te hace volver a creer en la amistad si no crees, valorar a esa amiga que siempre tienes ahí, valorar nuestro entorno y sobretodo, disfrutar de cada momento que nos brindan. 

  • megustaleer

    Una historia que te llegará al corazón.

    4

    ¡Hola!


    Hoy os traigo un libro que me ha llegado al corazón y eso es algo poco común. En general, me pueden gustar o decepcionar, o ser de esos libros de los que en una semana ya ni recuerdas que los has leído, pero libros así, que despierten sentimientos, que llegues a querer y odiar a sus protagonistas a partes iguales, y que te hagan llorar a lágrima viva, pocos, no me sentía así desde que leí Yo antes de ti.

     
    El baile de las luciérnagas es el primero libro de una bilogía que nos cuenta la historia de una amistad. La amistad entre Tully y Kate. La historia nos hará vivir un viaje en el tiempo, comenzando en los años 70, iremos visitando década a década de la mano de nuestras protagonistas.


    Kate tiene catorce años y es invisible socialmente, su grupo de amigas se ha ido deshaciendo conforme han ido creciendo y ahora está completamente sola, hasta que conoce a Tully. Desde que la ve en la parada del autobús, Tully le parece la chica más guay del mundo mundial. Tully es la chica más guapa, sofisticada e interesante que Kate ha conocido, no le asusta nada, es la típica chica que llega a un lugar y sin esfuerzo se hace popular.


    La vida de Tully no ha sido sencilla, la han criado sus abuelos mientras su madre, una hippy adicta a las drogas, va de comuna en comuna, acordándose ocasionalmente de ella y olvidándola con la misma facilidad. Tully acaba de mudarse con su madre justo enfrente de donde vive Kate.


    Un suceso traumático, unirá a las dos chicas y forjará una amistad incondicional que durará para siempre.


    «Puede que la música cambiara con las décadas, pero las promesas hechas en Firefly Lane permanecían.

    Mejores amigas para siempre.»


    Tully es un torbellino, una de esas personas con una personalidad arrolladora que brillan con luz propia, con cicatrices emocionales muy profundas a causa de su niñez, se vuelca en un objetivo, llegar a ser la mejor periodista, aunque por su ambición, a veces pueda herir a los que quiere. Su infancia le ha hecho no creer en el amor, así que hace del trabajo el objetivo de su vida.


    Tully tiene una manera de ser que a veces opaca a Kate, y la verdad, es que su manera de querer a Kate me ha resultado un poco egoísta, pero aunque mete mucho la pata, siempre está ahí cuando Kate la necesita.

     
    Kate es calmada, dulce, romántica e inteligente. A menudo se deja llevar por el "huracán Tully", aunque hay momentos en los que Kate se siente opacada y algo celosa de Tully, es leal y la quiere como a una hermana. Kate es la voz de la razón en la relación, más madura que la impulsiva y ambiciosa Tully.

     

    «Para hacer amigas de verdad tienes que arriesgarte. A veces las personas te decepcionarán, las chicas pueden ser muy crueles las unas con las otras, pero no puedes dejar que eso te detenga. Si te hacen daño, te levantas, desempolvas tus sentimientos y vuelves a intentarlo. En tu clase tiene que haber una niña dispuesta a ser amiga tuya durante todo el instituto. Te lo prometo. Solo tienes que encontrarla.»

     

    La narración es en tercera persona, y se irá alternando mostrando la vida de nuestras protagonistas juntas y por separado. La autora, de una manera magistral y muy realista, nos va mostrando retazos de las vidas de Tully y Kate, durante las distintas décadas. Con continuas referencias a sucesos históricos, ropa, música, libros y televisión que te ayudan a situarte en en el marco temporal de la obra en ese momento.


    Es un libro de sentimientos, de vida, de relaciones, entre dos chicas, que a pesar de ser muy distintas, se complementan perfectamente. A pesar de eso, y aunque cada una tiene la vida que ha elegido, hay momentos que no pueden evitar envidiar la vida que tiene la otra, por lo que veremos sus altos y sus bajos con momentos de celos, enfados, algo de envidia, pero también de cariño y amor que dan mucho realismo a la historia.


    En cuanto a los personajes, no puedes evitar amarlos y entenderlos, las ves crecer, sufrir y hacerse mujeres, es imposible no cogerles cariño. Me han parecido muy reales y bien desarrollados. 


    El libro está dividido en cuatro partes, cada una abarca una década desde 1970, hasta 2006.


    El libro también aborda temas como el papel de la mujer frente al trabajo y la familia. ¿Qué es más válido, tener un trabajo que te realice y te lleve hasta lo más alto? ¿O dejarlo todo para ser madre y esposa por decisión propia? ¿Qué tiene más valor realizar un trabajo "importante" que marque la diferencia, o dedicar tu vida para que la de los tuyos sea más feliz? 


    Un libro sobre la vida y la amistad, sobre valorar lo que damos por hecho, pues puede ser que mañana no lo tengamos en nuestra vida. Una historia intensa y emotiva que te llegará al corazón, os la recomiendo.

     

  • megustaleer

    La emotiva historia de la amistad entre dos mujeres durante toda la vida

    3


    Leí el verano pasado "El ruiseñor" con un poco de miedo porque había visto multitud de reseñas y todas coincidían que era una lectura memorable; y no solo colmó mis altas expectativas, las superó con creces. Así es que cuando vi este nuevo libro de Kristin Hannah no lo dudé y hoy os traigo mi opinión sobre "El baile de las luciérnagas".
    Decir de que trata la novela es aparentemente sencillo, "El baile de las luciérnagas" es la historia de la amistad entre dos mujeres, Tully y Kate, durante toda la vida. Pero claro, en la historia de una vida encontraremos de todo, amor, desamor, riesgos que correr o de los que huir, relaciones familiares, trabajo y de fondo el contexto social y político de un país, Estados Unidos.

    La novela está estructurada en cuatro grandes bloques en los que cada uno abarca una época. Los setenta, donde Kate y Tully, dos adolescentes solitarias de 14 años se encuentran y forjan una amistad para siempre. Los ochenta, Kate y Tully son dos jóvenes llenas de ilusión y de planes de futuro, veremos su paso por la universidad y como pelean por abrirse camino en el mercado laboral. Los noventa, donde Kate y Tully han tomado opciones personales y profesionales diferentes, sus caminos ya no corren paralelos pero su amistad sigue inquebrantable. Y llegamos a la parte final titulada El nuevo milenio donde la autora aporta hechos de su vida personal y llena la novela en este último tramo de emoción.
    Una de las virtudes de Kristin Hannah es su manera de escribir, su estilo es sencillo pero cuidadísimo y hace que el lector se deslice suavemente página tras página a través de una lectura de ritmo pausado en la que paradójicamente no paran de suceder cosas. Vale, no tenemos una trama de suspense con asesinatos e investigaciones, pero Hannah sabe mantener al lector absorto en sus páginas, interesados por la vida de Kate y Tully desde que se conocen con 14 años, pendientes de su futuro y curiosos por las cosas que les van pasando a las dos y también al pequeño círculo familiar que forman.

    En la ambientación de la novela es parte esencial la música, incluso cada bloque tiene como título una canción representativa de la década correspondiente; la música es una banda sonora constante que acompañará a Kate y a Tully siempre. En lo referente al contexto histórico pues casi meramente serán mencionados y poco más los sucesos trascendentes de cada época,la guerra de Vietnam, la guerra en El Salvador, la guerra de Irak etc. Aunque sinceramente, a las protagonistas parece que les afectan poco estas cosas, tiene más relevancia Lady Di, su boda y luego su muerte, que los atentados del 11 de septiembre que se citan de pasada con una sola frase. Por otro lado viviremos el lujo y el glamour que aportará una de ellas a la novela y por contra, los problemas familiares que nos mostrará la otra. Las guerras representadas en la novela entre madre/hija adolescente están reflejadas a la perfección y hablo con una experiencia propia muy sólida. Una de las cosas que me ha encantado es como a través de los diferentes estilos en el vestir de las protagonistas veremos la evolución de la moda durante estas cuatro décadas.

    En cuanto a los personajes, es cierto que Tully y Kate son dos mujeres extremas, una renuncia absolutamente a todo por triunfar en su carrera profesional y la otra hace lo contrario, opta al completo por su vida personal y familiar. El problema es que ninguna de las dos será totalmente feliz y anhelará lo que no tiene, lo que ve reflejado en su amiga. Pero en realidad esto, aunque no lo veo del todo fiel a la realidad, ambas mujeres me resultaron estereotipos llevados al límite, no me ha molestado durante la lectura. Lo que en realidad no he visto nada creíble ha sido esa AMISTAD, la actitud entre ambas me lleva a pensar que, al menos yo, hubiera cortado esa relación bastante pronto. Una de ellas es egoísta en extremo con respecto a la otra, desconsiderada e incluso cruel en ocasiones; y la otra es tolerante hasta lo insoportable, siempre es la que da el paso de acercamiento cuando hay un problema y aguanta con paciencia y aplomo las faenas que le hace su amiga. No he congeniado con ninguna de las dos, pero aún así le tengo mucho más aprecio a Kate que ha Tully.
    El resto del elenco de personajes es reducido, la familia que forma Kate con su marido y sus hijos entre los que destaca claramente Marah, la hija mayor del matrimonio que tendrá un papel destacado en el último bloque de la novela. No quiero dejar de mencionar a las madres de Kate y Tully, si ellas son casi contrapuestas en carácter sus madres no lo son menos. La Sra. Mularkey, madre de Kate, me ha encantado, una mujer con la sabiduría de las madres, la que aportan los años y la experiencia en la vida; y por otro lado Nube, la madre de Tully, al menos la que la llevó en su vientre y la trajo al mundo que aporta un punto de luz importante para saber porqué Tully es como es e incluso tenemos con ella cierta intriga en la novela que probablemente será resuelta en la continuación de "El baile de las luciérnagas", una novela ya publicada en inglés.

    CONCLUSIÓN
    "El baile de las luciérnagas" de Kristin Hannah es la historia de dos mujeres, Kate Mularkey y Tully Hart, de sus elecciones en la vida, de sus fracasos y sus triunfos, pero ante todo es la emotiva historia de una amistad forjada en la adolescencia que se mantendrá, con altibajos, pero constante durante sus vidas. Una bonita novela para disfrutar y seguramente para terminar con lágrimas en los ojos al despediros de estas dos mujeres.

  • megustaleer

    611

    5

    Había leído buenas criticas sobre otro libro de esta autora pero no me anime a leerlo, ahora ya está en mis pendientes. Un libro que me atrapó desde la primera página y que va mejorando capitulo a capitulo. Es,  sinceramente, una historia increíble. Se ha convertido en uno de mis libros favoritos, y uno de los que más me ha hecho llorar.

    Cuenta la vida de dos chicas que desde que se conocen se convierten en inseparables, tienen sus altibajos pero siempre permanecen juntas.

    Me han gustado ambas chicas, pero tengo favoritismo con una de ellas y con la otra tengo una relación de amor-odio, me gustaba su forma de ser pero sufría mucho con ella en algunos momentos y con algunas decisiones. También me ha gustado su relación, son completamente diferentes pero eso no les impide seguir siendo amigas durante toda su vida.

    Por el final aun sigo en shock, no me lo esperaba para nada y voy a tardar un tiempo en superarlo. Aun me sigue pareciendo tan extraño como increíble coger tanto cariño a un personaje ficticio.

    Estoy hablando de ?El baile de las luciérnagas? de Kristin Hannah, si os gustan las historias que llegan al alma, tenéis que leerlo.

    Un saludo, y ¡a leer!

  • megustaleer

    Conociendo las historias de Kristin Hannah

    4

    ¡Buenos días booklovers! ¡Feliz jueves!  Hoy os vengo a dar mi opinión sobre uno de los últimos libros que he leído y me ha sorprendido. Se trata de El baile de las luciérnagas de la autora Kristin Hannah (conocida por ser la autora de El ruiseñor, uno de los libros bestsellers del año pasado). En realidad no tenía planeado leer este libro pero, con la plataforma de Edición Anticipada, se me ofreció para leerlo y reseñarlo y bueno, vi la oportunidad perfecta para probar como escribía la autora y para probar una de sus historias. 


    Al principio, cuando comencé a leerlo (las primeras cincuenta páginas), dudaba bastante de que me gustara porque me parecía una historia bastante... común. Pero para nada; cuando cerré el libro después de terminar de leer la carta de la autora del final, supe que este libro es de los que se te quedan guardados. De los que tienes recuerdos mucho después de haberlos leídos. Pero vamos a lo que interesa primero, ¿de qué trata El baile de las luciérnagas? 

  • megustaleer

    Un libro realista, lleno de sentimientos y emociones que te dejarán abrumado.

    5

    Hoy os traigo la reseña de un libro que quizás me cueste un poco de reseñar simplemente porque es un libro lleno de tantos sentimientos y emociones que me ha abrumado sobremanera, es la historia de dos adolescentes que soy muy diferentes entre si pero que contra todo pronóstico se hacen amigas, creando una amistad tan profunda y tan intensa entre ellas que la gente incluso las ven como si fueran una sola. Es un canto a la amistad profunda y verdadera, una historia sobre la vida cotidiana de dos personas a las cuales les van sucediendo cosas en su vida a lo largo de 30 años, cosas que yo he empatizado porque son situaciones realistas que podrían pasarnos a cualquiera.

    Todo empieza en 1974, Kate Mularkey es una adolescente de 14 años que se siente sola a pesar de tener una familia increíble que la adora y que se preocupan mucho por ella, pero en el plano social es muy impopular y pasa desapercibida, digamos que es una chica insegura y un ratoncito de biblioteca, que tenía dos amigas de la infancia que acabaran alejándose de ella.

    Por otro lado tenemos a Tully Hart, una adolescente también de 14 años y que es todo lo contrario a Kate, ella es guapísima, llama la atención, viste a la moda, se maquilla, fuma.... y es muy popular, todo el mundo la quiere y quieren ser sus amigos. Pero en el plano familiar no tiene tanta suerte, ella vive con su abuela, ya que su madre es una viva la vida en plan hippi colgada con problemas de adicciones, que va y viene de la vida de Tully cuando se le antoja, entonces eso crea grandes carencias afectivas en ella, ya que aunque su abuela la quiere pero es una señora mayor recta y chapada a la antigua.

    Un día estas dos chicas se conocen, y entre ellas se crea una profunda y grandísima amistad que les va a durar mas de 30 años, aunque son muy distintas entre ellas se complementan, se ayudan la una a la otra en los malos momentos y celebrando los buenos, donde el éxito de una es la alegría de la otra, donde las penas de una es la tristeza de la otra, aunque evidentemente no todo va a ser un camino de rosas y van a tener que superar unos cuantos baches, algunos bastante grandes, si quieren que su amistad perdure para siempre.

    Este libro se divide en cuatro partes, la década de los 70, la de los 80, la de los 90 y parte del 2000, y a lo largo del libro veremos la evolución de estas dos amigas del paso de la adolescencia a la vida adulta, de sus diversas etapas primero en el instituto y después en la universidad, de como eligen lo que quieren ser en la vida, de sus primeros amores, sus estudios, sus trabajos, construir familias o la falta de ella.... y de como hay una traición por medio que hará peligrar seriamente esa amistad que ha sido irrompible durante mas de 30 años.

    En esta historia veremos alegrías, penas, satisfacciones, frustraciones, amor, desamor.... vaya lo que es la vida ni mas ni menos, con sus altos y sus bajos, como a todos nos puede pasar o nos ha pasado en algún momento de nuestra vida, por eso decía que es un libro realista y sobre todo con muchos sentimientos.

    Profundizando un poco mas en los dos personajes principales, os puedo comentar de Kate que ella es una amiga muy leal y de corazón, es una chica muy tierna, dulce, inteligente y sensible, que cree en el amor y desea ser esposa y madre incluso casi mas que tener una gran y brillante proyección laboral, y que crece un poco a la sombra de su amiga Tully porque ella es mas tranquila y sosegada.

    Tully sin embargo tiene una personalidad arrolladora, es muy carismática, muy independiente, brillante y ambiciosa en sus planes de futuro aunque un poco egoísta a veces, donde llama la atención allá por donde pasa sin pretenderlo siquiera. Tiene las cosas muy claras en la vida, ella desea ser una gran periodista, y si para conseguirlo deja de lado el casarse y tener hijos pues es algo que asumirá, ya veis que es todo lo contrario que su amiga.

    Son dos personajes que me han encantado porque están tan bien creadas que he empatizado mucho con las dos, las he entendido a las dos cada una en su manera de ser y en su forma de pensar, vaya que opino de corazón que me hubiera encantado tener a dos amigas como ellas con las que tener esa amistad tan sincera, intensa y profunda que, sinceramente, creo que pocas personas en esta vida logran tener.

    Lo que también me gusta de este libro son las referencias que hay sobre la música, el cine, la política y la televisión de las diferentes décadas, me ha encantado leer sobre estos temas la verdad, porque no está metido a calzador sino que todo está tan bien hilado y con tanta clase que yo lo he sentido como si realmente hubiera estado allí con ellas y lo hubiera vivido todo en primera persona.

    Eso si... las últimas 50/100 páginas he llorado lo que no está en los escritos, porque sucede algo que a mi me rompió el corazón y me sumió en un estado de desolación y tristeza infinita. pero a la vez también me creó un sentimiento de ternura y amor que hizo que terminara el libro con una amplia sonrisa, ya que la autora desde luego sabe crear escenas que nos remueven en lo mas profundo de los sentimientos.

    En conclusión: es un libro maravilloso, intenso y muy realista que nos cuenta la vida de dos increíbles mujeres desde mitades de la década de los 70 hasta bien entrada la década del 2000, donde veremos su evolución de niñas a mujeres hechas y derechas con sus sueños, sus alegrías, sus miedos y frustraciones, sus esperanzas y sus ilusiones. El día a día está muy bien narrado, con situaciones cotidianas que nos pueden pasar a cualquiera y con personajes muy bien construidos, tanto los principales como los secundarios.

    Una historia llena de sentimientos tan bien contandos que a mi me ha llegado al alma de una manera sublime y estremecedora. Me he enamorado y he sufrido a la vez, he llorado y he reído, he sentido rabia, pena y dolor pero también muchísima ternura y amor, vamos que es como si yo hubiera sido Kate y a la vez también hubiera sido Tully, y eso me ha dejado con una sensación francamente buena.

    Os recomiendo encarecidamente esta maravillosa lectura, de veras que os hará sentiros como me he sentido yo.

    Y hasta aquí mi reseña sobre: El baile de las luciérnagas.

  • megustaleer

    Un libro de los que llegan al corazón

    4

    La novela nos cuenta la historia de dos amigas que se conocen por causalidad en plena adolescencia cuando Kate va a la parada del bus y ve que se muda alguien a la casa de al lado de la parada. Esa es Tully la chica más alucinante que jamás ha conocido y la que todo el mundo quiere tener como amiga, incluida ella. Pero Tully detrás de esa cara tan pintada y esa vida tan perfecta parece tener, tiene un gran pasado que lleva arrastrando desde que era niña.

    La novela está narrada en tercera persona y aunque no soy fan de este tipo de narrador a mí me encantó como lo plasmó la autora. En cada capítulo nos describe las vivencias de cada una de las protagonistas alternando un capítulo sobre Tully y otro sobre Kate aunque  hay muchos capítulos que al estar juntas no se centra en una protagonista sino en las dos. Considero que está bastante bien escrito y no carece de detalles.

    Con ambas protagonistas he tenido una relación amor/odio había cosas de ellas que me encantaban pero otras me ponían histérica. Tully es la amiga que maneja a Kate y la dice como tiene que ser. Sí que es verdad que Kate era paradita y necesitaba alguien que la ayudase a ser menos tímida pero creo que Kate en muchos momentos no tiene personalidad ninguna excepto al final del libro cuando las amigas son mayores y Tully se mete en asuntos familiares de Kate y esta le para los pies.

    Al ver la evolución de ambas desde que tenía 14 años hasta que se independizan y toman caminos separados tengo que decir que me encantó Kate, se la ve muy madura y más después de ser madre. Sin embargo, Tully parece que se ha quedado en la época universitaria cuando estudiaba periodismo ya que mantiene las ambiciones de la época y no se da cuenta que aunque tiene la vida perfecta no es feliz porque no disfruta de ella.

    No obstante, también entiendo porque Tully actuaba de esa manera, al estar sola y sin familia, ya que se crió con su abuela, no tiene con quien compartir su vida que no sea Kate y la familia de esta (la cual la apoyan como si fuesen su hija). Tully es un personaje bastante complejo y con mucha fuerza en la novela, pero Kate no se queda atrás.

    Aunque la novela me ha gustado mucho al final me estaba empezando a cansar la amistad de ambas ya que tienen muchos problemas porque Tully no entiende que Kate tiene una familia e hijos a los que debe cuidar y educar ella. Ella debe hacer su vida y disfrutar esa vida tan maravillosa que se ha ganado. En eso momentos juro que estuve a punto de dejar la novela y ponerla 2,5 estrellas de cinco. PERO la novela da un giro de 180º y estuve llorando hasta el final, no exagero (yo no soy de llorar).

    En conclusión, ha sido una novela que aunque una vez estuve a nada de dejarla y olvidarme de ella porque me empezaba a cansar me ha llegado al corazón. Creo que es muy completa que, de verdad, si podéis dadla una oportunidad porque no solo se ve la amistad de dos adolescentes sino también lo duro que es ser madre, las complicaciones de la mujer a la hora de trabajar o que le tomen en serio. De verdad muy buena novela. Desde aquí felicito a la autora.

  • megustaleer

    Una bonita historia sobre la vida y la amistad, narrada con un estilo muy cuidado

    5

    Mi opinión:

    He de reconocer que como consecuencia de las buenas opiniones que había leído sobre El ruiseñor, la novela anterior de esta autora, me enfrenté a El baile de las luciérnagas con unas expectativas muy altas. Por experiencias anteriores, intento evitar fijarme unas expectativas demasiado altas cuando comienzo una novela, para evitar decepciones innecesarias, pero con El baile de las luciérnagas lejos de la decepción, la experiencia de su lectura ha superado con creces mis altas expectativas.

    El baile de las luciérnagas narra la historia de dos amigas, que aunque son muy diferentes entre ellas, se acaban convirtiendo por carambola del destino en mejores amigas. Aunque ésta, a priori, pueda parecer una historia simplona, en la que se narra la vida de dos chicas, puedo afirmar que no lo es en absoluto.
    Kristin Hannah es suficiente hábil como para crear dos personajes protagonistas: Kate y Tully, muy diferentes entre ellos, que gracias a sus diferencias, representan dos formas de vida totalmente opuestas, aunque con un gran nexo común: su amistad.
    Las vidas de Kate y Tully nos ayudan a conocer la vida cotidiana explicada a través de estas dos mujeres con unas personalidades fuertes y definidas, a través de las que conocemos cómo es la vida de dos grandes periodistas que por distintas razones optan por caminos diferentes: la familia y la vida profesional.
    La historia también se nutre de otros personajes vitales para las dos protagonistas y, por tanto, también para el desarrollo de la trama, que hacen crecer mucho la historia.

    El baile de las luciérnagas ha sido una lectura que me ha llegado muy adentro, por la bonita historia que narra y por la gran sensibilidad que transmite la autora a través de su estilo sencillo, pero muy cuidado.

    Sin embargo, El baile de las luciérnagas es una lectura dura, en especial, la última parte, las últimas cien páginas, con ello no quiero decir que no me haya gustado, al contrario, me ha fascinado, y a la vez me ha servido de aprendizaje la vida de sus dos geniales protagonistas: Kate y Tully.

    Recomiendo mucho la lectura de El baile de las luciérnagas, es una lectura que merece muchísimo la pena.

  • megustaleer

    Dos amigas, dos vidas y 30 años de historia

    5

    Este libro lo leí gracias a Edición Anticipada. Como sabéis, y si no lo sabéis os lo digo yo ahora, Edición Anticipada es una web del grupo editorial Penguin Random House en la que blogueros y booktubers se pueden unir y conseguir libros para hacer reseñas. Como también sabéis yo ya había usado esta página en otra ocasión y gracias a ella me leí El ruiseñor de Kristin Hannah, os dejo el enlace de la reseña aquí, y esta vez he vuelto a escoger un libro de la misma autora pero de un corte totalmente diferente.

    El baile de las luciérnagas es una novela contemporánea en la que se nos relata la historia de dos mujeres, Tallulah (Tully) y Kathleen (Kate o Katie) desde que se conocen en los años 70 hasta los 2000, o lo que viene siendo los mismo, acompañamos a estas dos mujeres desde la adolescencia hasta la madurez, obviamente viviremos la evolución de su amistad y de su vida en general, veremos los momentos felices y los amargos y el largo etcétera que componen el día a día.

    Cada una de nuestras protagonistas tiene una personalidad diferente y quizás sea por ello que formen un tándem tan especial. Tully es alocada, divertida, sarcástica pero también es una persona infeliz, en cierto modo, con dificultad para amar y para perdonar. Kate es todo lo contrario, mesurada, buena, no da un paso antes de sopesarlo mucho pero también es una persona amable y con un corazón enorme.

    Por supuesto no os voy a desvelar nada pero la circunstancia que une a estas dos mujeres, cuando aún son unas niñas, es dura y, quizás gracias a ello, su amistad es muy bonita y especial.

    También podría hablaros de los múltiples personajes que componen la novela. Marah, Nube, Johny, Chad y un largo etcétera acompañaran a estas dos mujeres en diferentes momentos de su vida, pero lo bonito y la verdadera magia radica en ir descubriéndolos poco a poco, página a página.

    La narración de Kristin Hannah ya me cautivó en el ruiseñor pero aquí me enamoró por completo. La delicadeza con la que narra algunas partes y la rudeza con la que trata otras hacen un contraste realista que nos transporta hacia donde ella quiere y parece nuestra vida porque, seamos sinceros, la vida es así a ratos dulces y a ratos amarga.

    También cabe destacar las referencias que nos encontramos a lo largo de la novela. Me ha gustado porque son parte de la historia pero sin quitarle protagonismo a la misma. El señor de los anillos, Star Wars, Harry Potter,... nos acompañan, o mejor dicho, acompañan la narración así como lo hacen las canciones de Abba, Madonna, Wham!, entre otros. Y no os preocupéis si no os gustan mucho este tipo de guiños porque no son para nada forzados, si no que son tan parte de la narración que hasta nos pasan desapercibidos.

    Una novela 10 de 10 que recomiendo a todo el mundo, una imprescindible.

  • megustaleer

    Dulce, triste y muy emotiva, esta novela de Kristin Hannah te remueve por dentro.

    5

    El baile de las luciérnagas de Kristin Hannah es una novela que viene precedida por el enorme éxito de El ruiseñor, la última de la autora y todo un éxito en cuanto a ventas. Aunque sea principalmente conocida por esta última, lo cierto es que la carrera de Hannah viene de lejos; ha publicado más de veinte novelas y ganado numerosos premios, entre los que se incluyen The Golden Heart, The Maggie y The National Reader"s Choice en 1996.

    Los estupendos dos millones de ejemplares vendidos en España han propiciado que Suma de letras haya publicado, a principio del mes de febrero, dos de las novelas de la autora que, aunque anteriores a El ruiseñor, suponen una auténtica prueba de fuego para la autora y su consolidación en nuestro mercado. Está más que claro que meter cabeza es complicado, pero mantenerse lo es aún más. El baile de las luciérnagas (así como El jardín de invierno) llegan con la misión de alcanzar, a toda costa, o, por lo menos, igualar, a un gran éxito editorial como El ruiseñor.

    Sin embargo, mi caso es un tanto particular. En primer lugar, no he leído El ruiseñor. Lo sé, es imperdonable, pero no llegó a llamar demasiado mi atención cuando leí la sinopsis de la contraportada. Para ser honesta, tampoco me cautivó la de El baile de las luciérnagas. La verdad es que tengo una opinión bastante destemplada sobre las grandes amistades. Mi propia experiencia me ha vuelto un poco incrédula al respecto. Aunque tengo amigas y amigos, ¿eh? ¡Que no soy una sociópata!

    Supongo que El baile de las luciérnagas es uno de esos libros que llegan a tu vida sin armar jaleo y que te van ganando poco a poco, hasta que caes rendida a sus pies. Tras terminarlo, solo puedo decir que tengo muchísimas ganas de leer El ruiseñor, El jardín de invierno y todo lo que escriba esta buena mujer. Por supuesto, me he vuelto una auténtica defensora de la amistad y tengo una terrible envidia de la que tienen las protagonistas de esta larga, dulce y triste historia.

    Pero vayamos por partes...

    Muchas cosas son las que me han gustado de El baile de las luciérnagas y muy pocas o ninguna las que no lo han hecho. Como bien habéis podido leer en el resumen, la novela pivota alrededor dos amigas, muy diferentes entre sí, aunque complementarias, y su relación de amistad a lo largo del tiempo.

    Me ha encantado como Kristin Hannah decora y ambienta cada una de las décadas (los setenta, los ochenta, los noventa y el cambio de siglo) y las preciosas referencias a las canciones más míticas de cada una de las épocas. Para mi gusto, las chicas son demasiado buenas, ya que no se meten mucho en líos, pero bueno, aún así, sus historias me han parecido reales y honestas. Aunque una de las protagonistas sea periodista de éxito y la otra madre de tres niños y ama de casa, no tienes la sensación de que una de las vidas sea más estimulante o más interesante que la otra. Son tan reales, y Kristin Hannah desarrolla tan bien las personalidades de cada una de las dos amigas, que todo vas más que rodado. La lectura es constante, fluida e intensa.

    Sin embargo, posiblemente, lo que más me ha gustado es el grado de emoción que te contagia la novela. Ya lo decía hace ya algunas noches en Twitter:


    No he llegado todavía a la página 100 y ya he echado alguna que otra lagrimilla... Me está gustando... #ElBaileDeLasLuciernagas

    ? El Ojo Lector (@elojolector) 23 de febrero de 2017

     
    Es totalmente cierto. Tras leer unas pocas páginas ya había echado mis primeras lagrimillas, y es que, aunque este libro de Kristin Hannah es un libro triste ? de hecho, podría formar parte de nuestra selección 7 libros tristes pero maravillosos ? también es muy emotivo en tanto en cuanto pasan cosas muy bonitas y sentidas. Es un gran canto al amor, a la familia y, por supuesto, a la amistad.

    ¿Qué más os puedo decir? ¿Que me ha encantado? ¿Que por eso le he dado cinco estrellazas? Sé que muchos y muchas os echaréis para atrás porque os he comentado, más arriba, que se trataba de un libro triste. Como os he dicho muchas veces, a estas alturas de la película, donde todo parece cortado con el mismo patrón y donde las novelas se olvidan con la misma facilidad con la que se empieza otra, encontrar una que te remueva por dentro y que te haga Sentir (con mayúscula y en cursiva) es para darse un con un canto en los dientes. Me encanta que una novela me afecte y, si es triste, pues es triste. ¿No nos tragamos, todas las veces que la ponen, El diario de Noa y lloramos como pazguatas? Y no me digáis que es solo por Ryan Gosling, que nos conocemos... ¡Dadle una oportunidad, anda! No os arrepentiréis... Eso sí, comprad kleenex.

  • megustaleer

    El final es un canto a la vida y sobre todo al amor.

    4

    Kristin Hannah es una autora precedida del éxito de ?El ruiseñor?, con muy buenas críticas y muy recomendada. Decidí leer este libro porque me pareció quizás más cercano, más sencillo y con una historia (la de la amistad de dos chicas) más próxima a mis propias experiencias. ¡Qué grave error infravalorar este libro! Porque sí, es el relato de dos muchachas que traban amistad y crecen juntas pero también es una lección de vida, el reflejo de nuestra existencia, de nuestra complejidad, de lo duro que es madurar y hacerse mayor y cómo nuestras decisiones nos inclinan hacia un camino u otro. Esta novela está narrada con sencillez y agilidad pero trata temas profundos, a veces tristes y dolorosos, cuenta la vida de dos jóvenes que podríamos ser (salvando las diferencias de la época y el país) cualquiera de nosotras.

    Tenemos a Tully, con una madre hippy que la ha abandonado en múltiples ocasiones, y que a pesar del desamparo que eso le provoca, sigue amándola con todo su corazón, creyéndose la culpable de la situación. Tully ha soportado las continuas idas y venidas de su madre y aunque se ha hecho una coraza de chica guay, en realidad está muy sola y únicamente desea ser querida. Su vida no ha sido ni será fácil, le va a tocar experimentar muchas malas experiencias, dolorosas y traumáticas, pero afortunadamente conoce a Kate, y con ella, las penas son más llevaderas. Cuando crece y se hace mayor, su ambición y su deseo de ser amada y de encajar pueden con todo, es una fuerza de la naturaleza para bien y para mal. Y esas metas altísimas que se ha marcado la van aislar y le van a cobrar un gran precio.

    Kate viene de una familia estructurada y ?normal?. Es un clan que se quiere y se lo demuestra, con sus defectos pero que es fiable cien por cien. A pesar de ello está muy sola, se siente aislada y rechazada en el instituto y solo desea una amiga con la que compartir lo que le pasa. Y por casualidad encuentra a Tully que está tan deseosa de una amistad como ella. Kate adora a Tully pero desde que se conocen tiene que compartir la estela de su amiga, su función es adaptarse a las circunstancias y a los planes que forja la otra. La quiere sinceramente pero a veces, más de las que querría, tiene que seguir los propósitos que Tully ha trazado para ambas como si fuesen los suyos, aunque estén muy lejos de lo que ella desea realmente.

    El libro narra las vivencias de estas dos mujeres a través de tres décadas, la adolescencia y sus locuras, la universidad y sus planes futuros, la adultez y sus amoríos varios, los trabajos y las decisiones difíciles. Ambas escogen caminos distintos que las llevan a lugares muy diferentes pero siempre se tiene la una a la otra para todo.

    Es una novela que en apariencia cuenta una historia de forma sencilla, fácil, accesible, divertida, sin embargo, cuando has terminado el libro te das cuenta de que ha tratado temas muy profundos y fundamentales en la vida de una persona: el amor, la amistad, la necesidad de sentirnos queridos y tener alguien que nos apoye, lo que nos puede marcar tener una infancia o una familia diferente y como a pesar de todo podemos superarlo y seguir adelante logrando grandes objetivos. Trata también de la soledad, de los celos, de la ambición, las dificultades de la mujer para tomar una decisión sobre su vida, la dicotomía de dedicarte a tu carrera y triunfar o dedicarte a la familia y ser solo ?una madre ama de casa?. Cómo parecen dos mundos irreconciliables, cada uno de los cuales conlleva sus propias desventajas.

    ?El baile de las luciérnagas? es una obra maravillosa, en apariencia simple pero impactante, te conmueve y te pellizca el corazón. Casi sin darte cuenta se va colando dentro de ti, muy sutilmente, con ternura, con risas y con llanto. Porque esta historia refleja la vida como es, con cosas buenas y maravillosas y con cosas malas y tristes. El final es un canto a la vida y sobre todo al amor, causa una tremenda conmoción y deja una huella profunda.

  • megustaleer

    La belleza de la amistad incondicional

    5

     

    Hacía mucho, mucho tiempo que no terminaba un libro con la sensación que me ha producido El baile de las luciérnagas, sus cien últimas páginas son de una intensidad tremenda y no pude evitar las lágrimas, la emoción. El recorrido hasta aquí de la mano de Kristin Hannah, que nos cuenta la historia de dos amigas, está tan bien trazado, que al terminar el libro Kate y Tully ya forman parte del lector, que logra imaginarlas a la perfección porque son dos personas muy bien descritas por la autora, y tan de verdad que es imposible no sentirse atrapado por su historia y su vida.

    La sinopsis resume un recorrido que llevará a las dos protagonistas de la adolescencia a la vida adulta, de la mano, siempre mostrando la solidez de una amistad incondicional, de esas que es tan difícil encontrar o que incluso no encontraremos en toda una vida. Es una novela de mujeres, de personalidades muy marcadas y muy femenina.
    Kate y Tully no pueden ser más distintas y no pueden tener un entorno familiar más diferente. Quizá por eso, porque se complementan, logran estar tan unidas tanto tiempo. Tully llega al pequeño pueblo en el que vive Kate, donde enseguida se convierte en una chica muy popular, guapa, segura de sí misma, estilosa...

    "Tully Hart era diferente de una manera atrevida, guay; de alguna manera brillaba más que el resto en los pasillos de verde desvaído. No tenía hora de llegada a casa y le daba igual si la pillaban fumando en el bosque de detrás del instituto". (pág. 37)

    Kate sin embargo siente que no encaja en el ambiente del instituto, se siente insegura, temerosa y admira a Tully, quiere se como ella. Cuando Tully la elige, cuando le dice que quiere ser su amiga, todo cambia para ella.

    "Aún era de noche cuando sonó el despertador de Kate Mularkey. Gimió y se quedó mirando el techo abuhardillado. La idea de ir a clase la ponía enferma.
    Por lo que le atañía a ella, octavo curso era un auténtico asco; 1974 había resultado ser un año vomitivo, un desierto social." (pág. 30)

    Estudiarán juntas, se lo contarán todo e incluso irán juntas a la universidad, pero entonces irán por caminos diferentes. Tully apostará por ser la mejor en su profesión y Kate por tener la mejor de las familias.
    Viviremos las jornadas sin fin de ambas, una trabajando sin descanso en la televisión, la otra dedicándose en cuerpo y alma a su familia a la que adora y en ocasiones, como nos pasa a todas las madres, pensando que quizá se esté perdiendo algo ahí afuera, pero sintiendo que lo mejor que tiene son esos hijos con los que no siempre es fácil el día a día. Es muy fácil empatizar con Kate siendo madre, sus miedos, dudas, problemas, son los de cualquier madre en cualquier lugar. Y aunque Tully no es el tipo de mujer que yo sería, viviendo para su trabajo, su tenacidad, su amistad incondicional y su enorme valía me han conquistado como lectora. Son dos mujeres maravillosas, con un corazón inmenso y una historia en la que no cuesta ningún trabajo sumergirse y vivirla como si se estuviera allí, porque es perfectamente verosímil.

    "Kate notó la brisa en la cabeza desnuda, rozándole las orejas, llenándole los ojos de lágrimas. Olía las coníferas y la tierra espesa y negra. Echó la cabeza atrás y rio. Por un momento, un instante tan solo, volvía a ser niña y estaba en Firefly Lane con su mejor amiga, convencida de que podía volar.
    Cuando terminó la bajada y estuvieron en la playa, abrió los ojos y miró a Tully. Aquel momento, con la sonrisa de su amiga llena de ternura, le recordó todo sobre las dos. La lus de las estrellas era como luciérnagas cayendo a su alrededor". (pag. 580)

    No puedo contaros mucho más sin estropearos la lectura y no querría hacerlo. Os invito desde aquí a conocer la historia de Kate y Tully, estoy segura de que os emocionará, de que ambas os conquistarán y quizá, como me ocurrió a mí, la emoción se apodere de vosotros, se os encoja el corazón y broten las lágrimas cuando se acerca el final.

  • megustaleer

    Una novela intimista llena de realismo y sensibilidad

    4

    Sólo llevamos un par de meses y sigo enlazando lecturas más que notables y descubriendo autoras a las que voy a seguirles la pista. No podía haber comenzado mejor el año, la verdad.
    Kristin Hannah es una autora de la que leí muchísimo el año pasado por las redes por su novela El ruiseñor, que tengo más que apuntado, pero con la que me he estrenado con el nuevo libro que han publicado aquí, El baile de las luciérnagas, una historia sobre la amistad entre dos mujeres a lo largo de 30 años.


    Kate y Tully se conocen cuando tienen 14 años y no pueden ser más distintas la una de la otra. Kate es una chica tímida, insegura, con una familia sobreprotectora, mientras que Tully es confiada, popular y con una madre que nunca le ha demostrado su amor, algo que la marcará para toda la vida y que le hará buscar incesantemente su reconocimiento.
    Son polos opuestos pero es justamente eso lo que las une. Kate tendrá ese empujón que necesitaba para salir del cascarón. Tully encontrará la familia que siempre ha querido en la de Kate.
    Dividido por décadas, veremos los buenos y malos momentos que su amistad sufrirá a lo largo de los años.


    Gracias a que la autora nos cuenta su historia desde el principio, explicando su día a día, podremos ver la evolución de ambos personajes, dos chicas cuyas vidas discurren al principio paralelamente y que, poco a poco, comenzarán a tomar rumbos diferentes, sobresaliendo, especialmente, el cambio que sufre Kate respecto a cómo era al principio.
    Kate pasa de ser una chica dependiente, siempre a la sombra de su mejor amiga, para ir, poco a poco,  tomando sus propias decisiones para ser, y hacer, lo que ella realmente desea.
    Por otro lado, Tully se volcará en su trabajo como una forma de reemplazar aquellas carencias afectivas que le faltan desde pequeña.


    La autora cuenta una historia sencilla, pero tremendamente realista y muy humana. Kate o Tully pueden ser cualquiera de nosotras. Sus experiencias pueden ser también las nuestras.
    Estudios, trabajos, familia, amor, hijos... problemas cotidianos con los que todos podemos llegar a lidiar en algún momento.
    Kate y Tully no son perfectas. Son mujeres que tienen miedo, inseguridades, frustraciones, preocupaciones y alegrías. Es tremendamente sencillo empatizar con ellas. 
    Algo que me ha gustado mucho es cómo ha tratado el tema de la maternidad, sin idealizarla, presentando diferentes estructuras familiares, situaciones y opciones.


    Otro dato curioso es que, al abarcar diferentes décadas, son muchas las referencias a hechos políticos, sociales o culturales que realmente han sucedido. A mí, personalmente, me gusta cuando se introducen este tipo de datos, ya que le da mucha más veracidad a la historia. 
    Y quizá ha sido eso, que son muchos años los que se cubren, la causa de que haya faltado un poco más de profundidad en algunos puntos, especialmente en la parte romántica, pero esta carencia se suple, y con creces, gracias a esa amistad tan auténtica e incondicional entre las protagonistas, que es, en definitiva, el motor de la trama.


    El baile de las luciérnagas es un libro con el que he reído, llorado y sufrido mientras he sido testigo de las vidas de dos mujeres y los pormenores de su amistad.
    Con una evolución más que perfecta de sus personajes, he disfrutado inmensamente de una trama sencilla, llena de sensibilidad y real como la vida misma.

  • megustaleer

    El baile de las luciérnagas.

    5

    La novela es preciosa, nos narra una historia con dos protagonistas completamente opuestas, una historia que me ha enganchado desde que comencé a leer, una lectura muy amena, fácil de leer, una novela perfectamente hilada en todo momento, una novela que mientras la lees transmite mucho llegando al corazón.

    Las protagonistas son tan completamente distinta creo que eso me ha gusta mucho ya que lees la historia desde dos puntos distintos, sin duda un gran acierto por parte de la escritora.

    El personaje de Tully me conmovió, es una historia muy dura criada primero por su abuela ya que su madre tiene problemas con sustancias y desapareciendo por largas temporadas.

    En el caso de Kate es muy distinto tiene una familia cariñosa que la adora, algo que siempre soñaba Tully tener y que no tuvo.En pocas palabras es una novela que me tocado el corazón y que he disfrutado mucho sin duda no será él último libro que lea de la escritora.

    En conclusión es una novela que te engancha desde que comienzas a leer, una historia que narra la vida de dos chicas completamente opuestas pero que acaban teniendo una amistad que durará en el tiempo. Una novela que te llegará al corazón y que sin duda os recomiendo conocer tanto la historia como la pluma de la escritora.

     

     

  • megustaleer

    Vuelve Kristin Hannah

    4

    ¡Qué alegría me llevé cuando supe que Suma de Letras seguiría apostando por Kristin Hannah! El ruiseñor, la primera novela que pude leer de esta autora, es uno de mis libros favoritos desde que lo leí el año pasado y consiguió emocionarme como pocos libros lo han hecho. Por ese motivo, estaba convencido, y lo estoy, de que daré una oportunidad a todos sus títulos que se traduzcan a nuestro país. No puedo empezar esta reseña sin recomendaros que leáis El ruiseñor, ya que os encantará y tocará mucho el corazón. Ahora, hablemos de El baile de las luciérnagas.

    Corre el verano de 1974 y Kate es una de esas chicas que pasan desapercibidas en el instituto, y que además se siente cómoda siéndolo. Será así hasta que Tully, una de esas chicas populares e increíbles, se mude a su calle y quiera ser su amiga. Ambas son muy distintas, incluso se podría decir que son totalmente diferentes, pero entre ellas se forjará una gran amistad y serán complemente inseparables durante 30 años. Sin embargo, habrá una traición que las separe y que someterá a su gran amistad a una prueba dura y decisiva que puede separarlas más o volver a unirlas.


    Como he mencionado, estamos ante dos protagonistas completamente diferentes, pero que se entenderán y complementarán la una a la otra perfectamente. Me encanta cómo la autora ha reflejado que dos polos opuestos puedan tener una gran amistad, que las personas, más allá de sus diferencias, pensamientos y clases sociales pueden entenderse con sus opuestos.
    Tully es, muchas veces incluso sin quererlo, el alma de las fiestas y la chica que siempre destaca. Pero si algo caracteriza a este personaje es su fidelidad a las personas que le rodean y a sus principios, el que no se deje influir por ser conocida y querida por todos. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y Tully no es tan feliz como todos piensan o ella misma intenta aparentar.
    Kate no se siente demasiado valorada por su familia y pasa normalmente desapercibida. Por si esto fuera poco, se ha quedado sin amigas, puesto que las que eran sus mejores amigas han seguido caminos distintos y se han ido distanciando de ella. Aunque al principio sea algo reacia a socializar con Tully, verá en ella un gran corazón y ese apoyo que serán la una para la otra en los momentos complicados.

    "Acuérdate, peque. El sentido de la vida no es cocinar, limpiar o tener hijos. Es ser libre. Hacer lo que te apetezca. ¡Como si quieres ser presidenta de Estados Unidos, joder!"

    Esta historia me ha tenido pegado a sus páginas desde la primera página a la última. Es un libro que nos muestra el recorrido de las vidas de nuestras protagonistas, de esas dos amigas inseparables que siempre se han respetado y querido la una a la otra. Al estar cada capítulo centrado en una de ellas y ver cómo evolucionan sus vidas y ellas mismas, se crea un lazo único entre las dos protagonistas y el lector, ya que este último ve pasar entre las páginas la vida de Tully y Kate, es casi una parte de ellas. También me ha encantado que se muestra el contraste de las vidas de nuestras protagonistas, porque tienen diferentes formas de ver y entender la vida.
    La prosa de la autora es preciosa, como ya descubrí en El ruiseñor. Destaca por su gran forma de adentrar al lector en la historia y hacer personajes reales, únicos, mágicos. Además, está presente en toda la historia una gran delicadeza en el tratamiento de las emociones y los sentimientos que, al menos a mí, me ha transmitido mucha ternura y vitalidad.

    En resumen, El baile de las luciérnagas sirve para corroborar lo que ya descubrí en El ruiseñor: Kristin Hannah tiene una prosa preciosa y sabe cómo llegar de forma directa y emotiva al corazón del lector. Sus historias son una delicia para el lector, son vida hecha ficción.

  • megustaleer

    Una historia conmovedora que nos enseñará el auténtico valor de la amistad

    4

    El baile de las luciérnagas llegó de parte de Edición Anticipada, lo pedí porque su sinopsis me pareció interesante y su portada estilo vintage me pareció bonita y diferente así que quería probar porque además no había leído nada de esta autora de la que tan bien hablaban. Cuando me llegó y vi el grosor lo primero que pensé fue: ¡menudo tochaco, me va a llevar un siglo leerlo! más que nada porque estaba (y aún estoy) en épocas de exámenes jajaja pero la verdad es que a pesar de su tamaño no me llevo mucho tiempo leerlo, ya que la trama es amena y hace que las páginas se pasen volando.

    La historia gira en torno a la vida de dos chicas, Tully y Kate, (bastante diferentes entre sí) desde su infancia hasta prácticamente la vejez (pasando por todas las etapas de la vida), por lo que seremos testigos de cómo estas dos chicas se conocerán y construirán su amistad... de cómo crecerán, estudiaran, trabajaran, se enamoraran... es decir, iremos creciendo a la par que ellas y viendo la evolución y el desarrollo de sus vidas, estando presentes en cada momento importante o significante de ella.
    La infancia de Tully no es nada fácil pero eso nadie lo sabe. A los ojos de los demás, Tully es la chica que todos quieren ser: guapa, popular, alocada y alegre. Pero en el fondo nadie la conoce, si lo hicieran ya no querrían ser como ella... una niña desatendida, sin el afecto de sus padres... un padre que ni su madre sabe quién es y una madre que ha estado la mayoría del tiempo desaparecida, dejándola al cuidado de sus abuelos, porque es adicta a las drogas. Eso no es algo que envidiarían. Pero nadie conoce ese lado de Tully, excepto su dulce vecina Kate.

    Kate ha tenido una infancia buena, con unos padres unidos, aunque Kate no es popular ni tiene amigos sino todo lo contrario, hasta conoce a Tully, su nueva vecina, una chica explosiva que hará que Kate empiece a disfrutar de su adolescencia como cualquier chica haría.

    Desde entonces ambas compartirán sus vidas manteniendo una amistad indestructible (o no) a través de los años.

    Al principio de la historia, en los primeros capítulos, me parecía demasiado introductorio, pues no ocurría nada que tuviera mucha importancia, excepto ver como dos niñas se hacían amigas, jugaban y hacían travesuras en su adolescencia. Pero me equivoqué. De hecho, creo que es algo fundamental para poder entender la magnitud de esa amistad que ambas construyen y que perdura a pesar de los años. La verdad es que llegué a pensar que podría hacerse un poco pesado pero me sorprendí a mí misma devorando sus páginas una tras otra, sin darme cuenta.

    No sé en qué momento exacto me enganché a la historia pero solo podía pensar: ¿Cómo acabará todo? ¿Qué pasará a continuación? ¿Seguirán siendo amigas, al final? Si queréis saberlo tendréis que comprobarlo vosotros mismos!

    La autora nos recrea los años pasados porque el libro empieza ambientado en la década de los 70?s y va aumentando los años conforme las protagonistas van creciendo y experimentando las diferentes etapas de sus vidas. Una de las cosas que me ha parecido muy interesante ha sido todos los detalles que nos da la autora sobre la época y el lugar donde se va desarrollando la trama. La verdad es que me ha sido super fácil imaginarme como era el mundo por aquel entonces, a pesar de que, evidentemente, no he vivido en esos tiempos y por ende lo desconocía.

    Tengo que decir que mi personaje favorito ha sido con creces, Tully. En cambio, Kate no me ha gustado tanto, tenía comportamientos y actitudes, que puede que estuvieran de alguna manera justificadas, pero que no me han parecido correctas. Y aunque Tully tampoco ha actuado bien algunas veces hay algo que me hizo empatizar más con ella.

    Chad ha sido mi segundo personaje favorito. Su personalidad estaba muy bien definida y es lo que me enamoró de él.

    De Johnny aún sigo sin saber que pensar de él, pues no he terminado de entender cuáles eran sus verdaderos sentimientos.

    Marah, me ha encantado porque me parece que la autora ha sabido darle el papel que le correspondía en cada momento.

    Esta historia no tiene una trama argumental como tal sino que se centra en el paso de la vida de los dos personajes principales, Tully y Kate. Aunque la autora no aborda solo una simple historia entre amigas, no trata solo de lealtad, amistad y familia sino que también abarca a lo largo de la historia temas más delicados como la destructuración familiar, adición, violación, superación personal, superación laboral, celos, amor, equivocaciones, enfermedad... como veis toca una infinidad de temas importantes pero sin sobrecargar la trama, pues todo va sucediendo en distintos momentos de la vida de ambas. Y aunque hay quien pueda pensar, solo por esto, que puede ser un libro aburrido la verdad es que es todo lo contrario. Si es cierto que no hay mucha acción o grandes giros pero si te transmitirá todos los sentimientos de los personajes y además te hará reflexionar sobre la vida... sobre como quieres vivirla, sobre cómo a veces no consigues (o si) lo que te propones de ella, sobre estar satisfecha o arrepentirse, sobre saber elegir las opciones correctas porque a veces podemos equivocarnos y no poder dar marcha atrás, sobre valorar lo que tenemos: la familia, el amor, la amistad, o algo tan simple como el tiempo...

    Ha sido estupendo ver cada paso que daban estas chicas, hayan sido correctos o incorrectos, y ver como cambiaban sus vidas con el paso del tiempo. Me ha producido sensaciones indescriptibles... nostálgicas, enternecedoras y tristes.

    En cuanto al final debo decir que ha sido muy conmovedor y quizás esperaba algo más, en el sentido de resolver algunos temas que se quedan pendientes en el final, tales como la relación con Nube (madre de Tully) o conocer como seguía la vida de Tully después de cierto suceso, pues me hubiese gustado ver si Tully conseguía la vida que anhelaba en secreto.

    Me ha dado mucha penilla terminar el libro porque al conocer tooooooda la vida de un personaje y crecer y sufrir junto a ella se le coge muchísimo cariño.

    Así que si queréis leer algo cotidiano, profundo y maduro os lo recomiendo bastante

  • megustaleer

    El baile de las luciérnagas, una novela que te cautivará desde el primer momento.

    4

    Hola a todos, hacía tiempo que quería leer "El ruiseñor" un libro de esta autora del que he escuchado maravillas, y el otro día, mirando las novedades de edición anticipada me encontré con este libro, y no pude resistirme a pedirlo, ya que pensé que si tan bien hablaban de esta autora, estaría bien empezar por este libro antes que por "El ruiseñor".

    Este libro, como bien nos dice en la sinopsis, nos cuenta la historia de Tully y Kate, dos chicas que se conocen desde pequeñas y deciden hacerse mejores amigas para siempre.
    Nos cuenta su historia desde esos primeros momentos que pasan juntas en el verano de 1974 hasta 30 años después, cuando ya son mujeres adultas, con una vida y un pasado a sus espaldas.

    Tengo que reconocer que este libro me ha sorprendido mucho, ya que al principio cuando me llegó me pareció un poco largo y tenía miedo de que se me llegase a hacer pesado, pero por suerte no ha sido así.

     


    Me han encantado las dos protagonistas, tanto Tully como Kate me parece que han sido geniales, la autora ha sabido dar mucha profundidad a los personajes, y no nos deja solo con las apariencias, sino que conocemos todo de ellas, lo que las gusta, sus planes de futuro, pero también sus debilidades, sus defectos o sus mayores miedos.
    Tully es una chica que a pesar de llevar una vida difícil con una madre que la abandona una y otra vez no se rinde, es alegre, luchadora, sabe lo que quiere en su vida y hace lo necesario para conseguirlo.
    Kate por el contrario es mucho más tranquila, no sabe muy bien que quiere hacer con su vida y se deja llevar por las decisiones de Tully.
    Ambas juntas forman un buen equipo, de pequeñas tenían el sueño de trabajar juntas en televisión y llegar a lo más alto, pero el destino no siempre nos trae todo lo que deseamos, y en todas las historias siempre ocurren cosas malas, malas decisiones, problemas, traiciones... y juntas tendrán que intentar superar todos los obstáculos que se las van presentando.

    En cuanto a la trama tengo que decir que me ha gustado, ya que nunca había leído un libro así, y es que me ha encantado el ir conociendo todo sobre la vida de las dos protagonistas, y no solo una época de sus vidas, vemos como se conocieron cuando no eran mas que unas preadolescentes que no estaban contentas con sus vidas, pero también conocemos sus años de instituto, de bachillerato, de universidad... y luego como no podía ser de otra manera sus años como completas adultas con trabajos y obligaciones individuales.

    Tengo que recomendar este libro por que creo que es una muy buena lectura que nos cuenta de todo, y de una forma dura pero realista, además, tiene algunos momentos que te rompen el corazón y te dejan pensando por que tienen que ocurrir esas cosas, en general es un libro con el que te ríes mucho, si, pero también lloras, por que no todo en la vida son situaciones bonitas, también hay malos momentos, la cuestión es como superarlos.

    Por último tengo que decir que si no he dado las cinco estrellas a este libro ha sido por una pequeña pega que le pongo al final, y es que a mi personalmente, me dejó con ganas de saber unos últimos detalles sobre algunos de los personajes, pero aún así el libro me ha parecido maravilloso.

Ficha técnica

  • Título: El baile de las luciérnagas
  • Autor (es): Kristin Hannah
  • Traductor:  
  • Sello: SUMA
  • Precio sin IVA: 8.26 €
  • Precio con IVA: 9.99 €
  • Fecha publicación: 02/2017
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: E-BOOK EPUB, 0
  • Medidas:   mm
  • ISBN: 9788491290278
  • EAN:  
  • Temáticas: Narrativa romántica
  • Colección: Fuera de coleccion suma.
  • Edad recomendada: Adultos