Loading...

El invierno en tu rostro

PLAZA & JANÉS, Mayo 2016

Aventura, amor y guerra en el tablero de ajedrez del cruento siglo XX: la novela más personal de la autora de La Tabla Esmeralda.

Empezar a leer

Comprar en:

Sinopsis

En un pueblo de montaña los hermanastros Lena y Guillén viven una existencia sencilla y tranquila. Ambos están muy unidos y apenas conciben la vida el uno sin el otro. Sin embargo, algo tan inesperado como extraordinario sucede y se ven obligados a separarse. Con los años y la distancia aquella complicidad infantil se convierte en amor juvenil alimentado con un encuentro esporádico y cientos de cartas.

El estallido de la Guerra Civil

... leer más

Las reseñas de los lectores

  • megustaleer

    EL INVIERNO EN TU ROSTRO | Reseña

    5
  • megustaleer

    Una recreación histórica genial para una historia muy emotiva

    4

    Biografía de la autora (ofrecida por la editorial):

    Carla Montero nació en Madrid, en 1973, es licenciada en Derecho y diplomada en Administración de Empresas por ICADE. Su gran afición siempre ha sido escribir y el sueño de ver una novela suya publicada lo cumplió cuando ganó el Premio de Novela Círculo de Lectores con Una dama en juego (Círculo de Lectores/ Debolsillo) que tuvo una espectacular respuesta por parte de los lectores. Con su segunda novela, La Tabla Esmeralda, se consolidó como una de las nuevas voces de mayor éxito de público de nuestro país, vendiendo más de 100.000 ejemplares y siendo publicada en países como Francia, Alemania, Polonia, Italia... La piel dorada, su tercera novela, fue publicada en 2014 y El invierno en tu rostro, publicada en 2016, es su última obra.

    Si queréis saber algo más sobre esta autora, podéis pasaros por la entrevista que le hicimos algún tiempo en el blog (Entrevista aquí)

    Mi opinión:

    Sin lugar a dudas, El invierno en tu rostro es una novela de un tamaño considerable, puesto que tiene 800 páginas, lo cual puede echar para atrás a más de un lector. Sin embargo, puedo decir que ésta no es una novela histórica tediosa y aburrida, al contrario. Como acostumbra a pasar en las novelas de Carla Montero, las páginas pasan sin darte apenas cuenta, haciendo un recorrido, en este caso, por más de medio siglo de la historia española y también europea, pero no a través de los hechos históricos que tuvieron lugar, si no a través de los personajes y de su propia historia. Los dos principales protagonistas de El invierno en tu rostro son Guillen y Lena, gracias a los cuales y a su propia historia de amor, el lector verá pasar velozmente las 800 páginas de esta novela.

    Carla Montero tiene una especial habilidad para recrear una ambientación histórica, que hacen que el lector se introduzca en la época en la que tiene lugar la historia que lee de forma muy sencilla. Sin lugar a dudas, esto es mérito al gran trabajo de contextualización que ha se nota que ha hecho la autora antes de escribir El invierno en tu rostro.

    Una vez más he disfrutado muchísimo leyendo a Carla Montero, estoy segura de que repetiré con su próxima novela, que esperemos que publique pronto.

    Gracias a la editorial PLAZA & JANÉS por facilitarme el ejemplar para su reseña.

    @Lectoradetot

  • megustaleer

    Toda una lección de historia y de amor concentrada en esta preciosa novela que Carla Montero ha bordado.

    5

    Magistral la habilidad de Carla Montero para contar una historia sobre la Guerra Mundial, su antes y su después, y hacerlo de manera tan humana y tan centrada en las personas, tan real. A través de la historia de una familia, la autora hace hincapié en algo tan universal y tan importante como fue la época de guerras durante la primera mitad del siglo XX y que marcó tanto y a tantos. Es una temática muy trillada en la literatura pero nunca es suficiente para hacer recordar todo el horror vivido, más aún cuando el objetivo de la novela no es solo el de devolver a la memoria aquellos acontecimientos sino el de abordar los hechos desde la perspectiva personal y familiar de quienes lo sufrieron. Cabe destacar la perfecta labor de documentación y lo detallado de todo cuanto se nos cuenta.

    Con un ritmo constante, la novela se lee con facilidad a pesar de sus 800 páginas, su prosa es sencilla y muy cuidada lo que hace que la lectura sea fluida y amena. Los personajes están perfectamente elaborados, el lector es testigo de su evolución a lo largo de tantos años y llama especialmente la atención cómo la autora consigue que el interés del lector se centre principalmente en las personas, los hombres y mujeres que se vieron afectados por la barbarie de la guerra y las familias que se vieron fracturadas por todo aquello, cómo se luchó por permanecer unidos a pesar de la distancia, las diferencias ideológicas, el hambre, el miedo. Amor y guerra.

    Toda una lección de historia y de amor concentrada en esta preciosa novela que Carla Montero ha bordado, una vez más quedo prendada de sus letras.

  • megustaleer

    Una historia de amor en tiempos de guerra

    5

    ¡Ay, qué enganchada me ha tenido este libro! Que si una página mientras vigilo la comida, que si un capítulo más antes de dormir... Ya hacía algún tiempo que no sentía tal adicción a una trama (y, mucho menos, a una trama amorosa) como la que he tenido con El invierno en tu rostro. ¡Y eso que hay alguna cosilla que no me termina de convencer! Peros aparte, estamos, en conjunto, ante una buena y completa historia que hará las delicias de los lectores más romanticones.

    El invierno en tu rostro está a medio camino entre la novela histórica y la romántica. La esencia de la trama amorosa es un culebrón de libro: dos hermanastros enamorados que nunca encuentran el momento para vivir su amor de película, y en cuya felicidad se van interponiendo diversos personajes, unos más malvados que otros. Suena a cursi, ¿verdad? Pues, a pesar de tener todos los ingredientes para darnos un buen subidón de azúcar, y de ser yo bastante intolerante a las tramas edulcoradas, me ha resultado una de las lecturas más sorprendentes, entretenidas, didácticas y adictivas en lo que va de año.

    La historia narrada en El invierno en tu rostro gira en torno a Lena y Guillén, dos hermanastros que verán sus vidas separadas por diversos conflictos bélicos del siglo XX. A pesar de que ambos personajes presentan personalidades bien perfiladas, el personaje masculino es más creíble y realista y, por tanto, tiene más posibilidades de llegar al lector. No me ha convencido tanto el personaje de Lena, un tanto idealizado, típico cliché de telenovela barata: la más bella entre las bellas, la más lista, dedicada, trabajadora y buena. Es decir: le falta humanidad. Y eso, a mi juicio, desluce mucho el conjunto de la obra.

    Tanto la ambientación espacial como la temporal son dignas de mención. Carla Montero nos transporta por media Europa y norte de África durante algunos de los años más convulsos de la historia contemporánea. En este sentido, estamos ante una obra muy ilustrativa y didáctica, que presenta con naturalidad y frescura al lector multitud de datos sobre la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial. En cuanto a las localizaciones, Lena y Guillén vivirán su tira y afloja particular en Europa, Rusia, Varsovia y de la exótica Tánger.

    "No se puede prestar un ser humano sin riesgo a perderlo."


    El estilo de Carla Montero destaca por ser sencillo y directo. La abundancia de diálogos, junto a un vocabulario al alcance del lector promedio, contribuyen a conformar ese ritmo ágil y dinámico que mantiene al lector en vilo de la primera a la última página. Sin embargo, dado el éxito del que goza la autora, no sólo en nuestro país sino también más allá de nuestras fronteras, esperaba encontrarme algo más especial en su pluma. Buscaba ese qué se yo que tanto me gusta. Pero no lo encontré.

    En resumen, El invierno en tu rostro es una historia redonda contada con mimo y sencillez. Carla Montero nos narra la historia de amor imposible de dos hermanastros separados geográfica e ideológicamente. A pesar de algún que otro pero, estamos ante un buen libro, con una buena e intensa historia, con una ambientación espacial y temporal de lujo y con uno de esos romances que llegan al alma. ¡No lo perdáis de vista!

     

  • megustaleer

    Una historia de amor a lo largo del tiempo

    4

    Ya había leído algunos libros de Carla Montero, así que cuando supe que sacaba nuevo libro, no lo dude y termine haciéndome con el. Ya os adelanto que me ha gustado mucho. Muchas gracias a la editorial Plaza y Janés por facilitarme un ejemplar para su lectura y posterior reseña.

    Carla Montero

    Nació en Madrid, en 1973, es licenciada en Derecho y diplomada en Administración de Empresas por ICADE. Su gran afición siempre ha sido escribir y el sueño de ver una novela suya publicada lo cumplió cuando ganó el Premio de Novela Círculo de Lectores con Una dama en juego (Círculo de Lectores/ Debolsillo) que tuvo una espectacular respuesta por parte de los lectores. Con su segunda novela, La Tabla Esmeralda, se consolidó como una de las nuevas voces de mayor éxito de público de nuestro país, vendiendo más de 100.000 ejemplares y siendo publicada en países como Francia, Alemania, Polonia, Italia... La piel dorada, su tercera novela, fue publicada en 2014 y El invierno en tu rostro, publicada en 2016, es su última obra.

     

     

    Sus libros

     


    ? Una dama en juego

     


    ? La tabla esmeralda

     


    ? La piel dorada (2014)

     


    ? El Invierno en tu rostro (2016)

     

    Mis impresiones

    He leído casi todos los libros que ha escrito Carla Montero, solo me queda por leer Una dama en juego que lo tengo por casa ya ni me acuerdo desde hace cuanto.. y como todos me habían gustado ya sabía que había muchas posibilidades de que me gustase y al final así ha sido.

    En un pueblo de Asturias los hermanastros Lena y Guillén llevan una vida apacible y son muy buenos amigos. Terminarán separándose ya que Guillén ve el accidente de un avión y la viuda del piloto se lo lleva a Lyon a darle una mejor vida y educación. Los hermanastros siguen carteándose hasta que la guerra civil los separa , a Lena le pilla en Oviedo y a Guillén en Francia. Guillén está obsesionado por sacar a su familia de España y cuando llega descubre que Elena es enfermera del bando sublevado y Guillém forma parte del bando republicano. Más tarde estalla la segunda guerra mundial y también estarán en bandos separados , Guillén en el bando que lucha contra los nazis y ella como enfermera el la División Azul ... ¿ saldrán con vida de la guerra?, ¿ terminarán juntos?, ¿ vivirá uno o ninguno de los dos hermanastros?... Si lo queréis saber tendréis que leer el libro , cosa que os aconsejo.


    En este libro nos daremos un paseo por más de 50 años de la historia de Europa España incluida. Más que centrarse en los hechos históricos se centra en como afectaron a las personas esos hechos, las decisiones que tuvieron que tomar , los sacrificios que tuvieron que hacer ,la valentía, las perdidas, el dolor, en este caso los veremos mediante Lena y Guillén que son miembros de una misma familia, ya que sus padres se casaron en segundas nupcias.

    La escritora no se pone de parte de ninguno de los dos bandos, sino que lo veremos desde el punto de los dos bandos ya sean en la guerra civil española los nacionales y los republicanos y en la segunda guerra mundial los Nazis y los aliados cosa que me ha gustado.


    La novela está narrada por un narrador omniscente y se dividen en tres bloques, siendo el segundo el más amplio de todos . En los diferentes bloques iremos viendo como van cambiando las vidas de los protagonistas por lo que les pasa . Estos bloques son la guerra civil, la segunda guerra mundial y la postguerra. No están divididos en capítulos si no que las escenas están separadas por una ralla e irán alternando la historia de los protagonistas e irán de forma paralela menos cuando los dos protagonistas coinciden.

    No es una novela que tenga ritmo intenso pero se mantiene constante así que el interés del lector no decaiga en ningún momento. La prosa de Carla Montero es cuidada, clara y fluida .

    Los principales protagonistas son Guillén y Lena , sin que ninguno sobresalga por encima del otro. Cuando conocimos a Guillén era un chico tímido que se dedicaba a cuidar ovejas en su pueblo . Su traslado a Francia hace sea más culto y que cambie su forma de pensar. Lena es una niña inquieta, bondadosa y muy fuerte. Iremos viendo como van madurando después de las cosas tan duras que les han tocado vivir y lo hacen de una forma creíble y natural.
    Como os podéis imaginar en un libro tan largo hay varios personajes además de los protagonistas destacando sobre todos
    Kurt Ardstein y Jaime Aranzadi. También aparecerán personajes reales como El Capitán Aramburu o el Almirante Wilhelm Canaris.
    Como os podéis imaginar a nuestros protagonistas les van a pasar un montón de cosas la mayoría malas, ya que en las guerras y las postguerras no suelen pasar muchas cosas buenas , hay mucha sangre, mucha muerte, pero bastante esperanza. Además de España visitaremos lugares tan diferentes como Lyon, París, Polonia, Alemania y Tánger donde les llevaran sus ideales a Lena y Guillén .


    Es una novela que está basada en hechos reales, que vivieron algunos miembros de su familia: la de su abuelo paterno y sus trece hermanos . Se nota el gran trabajo de documentación que ha tenido que hacer Carla para poder escribir esta novela.

    En esta novela veremos una bonita y complicada historia de amor que se mantendrá a lo largo del tiempo , a pesar de sus diferencias ideológicas y la distancia.
    Iremos viendo como evoluciona el amor de Lena y Guillén a lo largo de los años, han tenido diferentes parejas pero se siguen queriendo, ya veremos si terminan juntos o no..

    Es una novela de personajes donde se profundiza sobre los personajes anónimos de las guerras. Mi personaje preferido ha sido Lena por su valentía y su forma de ser.

     
    En definitiva es un libro que me ha gustado y he disfrutado mucho , me ha gustado mucho la historia , los personajes , la historia de amor..

     

    Como nota le voy a poner un 4 sobre 5, si lo habéis leído ya me diréis vuestra opinión. Si lo tenéis sin leer ya estáis tardando.

     

     

     

     

  • megustaleer

    ¿Podrá sobrevivir un amor a la guerra de las guerras?

    5

    Cuando vi la portada, me quedé prendada! Me parece preciosa! Tiene una labor de maquetación exquisita, me ha encantado, desde luego es un tesoro para los lectores empedernidos para nosotros, y pienso que un regalo precioso para cualquier lector! Así que si teneis cumples o santos cerca, es ideal! Además, en las páginas de dentro de la portada aparecen fotografías e imágenes reales de enfermeras de la Cruz Roja, los milicianos, recortes auténticos de periódicos de la época!

    Yo ya había leído La Tabla Esmeralda, pero creo que Carla Montero en esta novela se ha superado!!!!

    A lo largo de tres partes y un epílogo, la autora va desgranando las vidas de los hermanastros Lena y Guillén desde que eran pequeños hasta que acaba la Guerra Mundial y un poco más allá... Como señala la sinopsis, se separan casi de niños y es cuando se dan cuenta del verdadero amor que sienten el uno por el otro, pero en este punto, su relación será imposible porque la Guerra Civil primero y la Mundial después los han llevado a bandos enfrentados que tienen como misión destruirse el uno al otro. Sobrevivirá esto al amor que se profesan o se convertirá en algo que los perseguirá toda la vida? Carla Montero nos hace darnos cuenta de lo absurdo que es la guerra, que enfrentó a enamorados, hermanos, padres e hijos por algo de lo que sólo sacaban tajada las más altas esferas!

    Con un trabajo de documentación exhaustivo (la propia autora nos confiesa que es la novela que más ha tardado en escribir) y basado en hechos reales de su propia familia (algunos de los cuales nos cuenta al final del libro), Carla nos hace que nos metamos en este momento de la Historia de España y Mundial, sintiéndonos testigos mudos de cada bando, que contaba con buenos y malos, asistiendo a pérdidas de personajes con los que empatizamos, sufriendo así de algún modo las mismas tragedias de los protagonistas.

    He disfrutado muchísimo con este libro, ya que soy Historiadora del Arte y he estudiado también en otras asignaturas Historia Moderna, e Historia Contemporánea. No obstante, tengo que decir que es un libro difícil de leer, ya que aparecen muchos términos que igual desconocemos, aparte de ser un libro duro, y con muchísimos personajes, tanto principales como secundarios. Obviamente, con sus casi 800 páginas, no es una "lectura ligera", pero tengo que decir que leyendo tranquilamente, se disfruta de manera continua, ya que nos metemos en la piel completamente de Guillén y Lena, sufriremos con ellos, amaremos con ellos, nos dolerán sus heridas.. En resumen una lectura altamente recomendable!

    Ellos seguirán sus vidas, con distintos amores, pero no se olvidarán el uno del otro, siempre se encontrarán en momentos claves, llenos de peligro y tensión y esto hace que el lector-espectador se desespere en algunos momentos preguntándose el porqué de tanta injusticia, porqué es tan juguetón el destino que parece que se ríe de ellos, y si al final con el fin de la guerra acabarán juntos o no. No os voy a desvelar el final, pero os tengo que decir que sentí como las lágrimas caían por mi rostro mientras leía las últimas páginas. Y eso no lo han conseguido much@s autor@s...

    Es por eso, que os lo recomiendo, aunque penséis que no os va a gustar porque parezca novela histórica, o novela romántica, es mucho más que eso, tiene de todo, intriga, dolor, humanidad, sexo!! Incluso tensión que os dejará sin respiración en algunos párrafos! Espero que por todo esto os introduzcáis en el mundo del Invierno en tu Rostro y lo viváis tanto como yo!!!

  • megustaleer

    Una novela desgarradora, llena de sentimientos y que consigue transportarte a esa dura España de la Guerra Civil

    5

    El invierno en tu rostro es la primera novela de Carla Montero que tengo el placer de descubrir. Me he llevado una grata sorpresa, pensaba que iba a ser un libro algo pesado de leer debido a los hechos que narra y a su grosor, pero la verdad es que se lee con fluidez. La pluma de la autora me ha encantado.


    La historia nos descubre a  Lena y Guillén, dos hermanastros que viven humildemente en un pueblo de montaña. La madre de Guillén, viuda llegada de la capital (Madrid), tras su llegada al pueblo no tardó en ganarse el corazón del padre de Lena y de esa forma encontrar una madre para sus hijos. Lena recibió con los brazos abiertos la nueva situación, ya que de esa forma ella descolgaba de sus hombros las tareas más propias de una madre que de una hermana para con sus hermanos. Guillén es un muchacho muy reservado y tímido, pero Lena logra ganarse un hueco en su coraza y confiar el uno en el otro.


    Con el accidente de unos aviadores franceses la autora comienza a contarnos esta conmovedora historia. Lena en una noche de insomnio, ve caer el avión en las montañas y corre a contárselo a Guillén. Al principio el muchacho no le da importancia, pero tras la llegada al pueblo de la Guardia Civil afirmando el accidente decide emprender la búsqueda del avión en las montañas. Nadie mejor que él conocía esas montañas, se las recorría a diario junto al rebaño y posiblemente sería el único capaz de encontrar los restos del avión, gracias también a las indicaciones de Lena sobre dónde lo vio caer. Tras descubrir los restos e informar a la benemérita, Guillén y Lena se ven envueltos en una serie de sucesos, el más importante: Se llevan a Guillén a Francia.


    La mujer de uno de los aviadores fallecidos en el accidente le ofrece a Guillén acompañarla a Francia para que pueda estudiar como forma de agradecimiento por encontrar el cadáver de su esposo. En Francia él descubre otro estilo de vida, otra forma de ver las cosas y en cierto modo su madurez. El destino de Lena la lleva a Oviedo, donde descubre de una forma diferente a Guillén su madurez. Cuando, tiempo más tarde, da comienzo la Guerra Civil Española,  Guillén decide ir a buscar a Lena para salvarla de la guerra. Lo que no se espera nuestro protagonista es que ese viaje puede distanciarlo más que acercarlo a Lena.


    Realmente me ha sorprendido muy gratamente leer El invierno en tu rostro, una novela desgarradora, llena de sentimientos y que consigue transportarte a esa dura España y vivir junto a sus protagonistas los acontecimientos históricos de primera mano. Históricamente es un libro muy bien documentado y con los hechos narrados de una forma muy verídica. Una narración ágil, unos personajes fantásticos, reales y muy humanos, una historia de amores y muertes. Sin duda una novela de matrícula de honor.

  • megustaleer

    El Invierno En Tu Rostro

    5
  • megustaleer

    Una historia tan realista que duele leer muchos de los pasajes que son narrados.

    5

    Esta es la historia de dos hermanastros con una conexión muy especial que debido al destino deberán separarse en varias ocasiones y luchar contra todos los obstáculos que se van a encontrar en su camino. Lena y Guillén comparten casa en un pueblo de montaña y viven una vida tranquila desde que sus padres decidieron unirse en matrimonio. Pero todo cambia cuando un día Guillén descubre un avión accidentado en el que viajaba un piloto francés y que falleció en el siniestro. La viuda de este en forma de agradecimiento le ofrece una educación y una nueva vida en Francia con un gran futuro por delante, una oportunidad que no puede rechazar por todo lo que implica y que a sus 15 años, será el comienzo de una vida llena de cambios, tanto a nivel educativo, como a nivel personal.
    Pero aunque su vida en Francia es estable, cuando comienza la Guerra Civil y piensa en el peligro que puede estar corriendo su familia en Oviedo no se lo piensa y acude en su busca para ponerlos a salvo, sobre todo a esa niña que dejó atrás y de la que está completamente enamorado, aunque ahora se ha convertido en una enfermera que trabaja para el bando sublevado.

    El invierno en tu rostro está narrado en tercera persona por un narrador omnipresente desde la perspectiva de Lena y Guillén, los grandes protagonistas de esta historia, que nos irá informando del camino que sigue cada uno de ellos por separado y lo que sucede cuando se cruzan en él. Además, el libro lo encontramos dividido en tres partes que diferenciaran varios periodos de tiempo que irán bien indicados con la fecha del mismo.
    Como he dicho al principio de la entrada, es la primera vez que leo algo de esta autora y ya puedo confirmar con absoluta certeza que voy a volver a repetir y pronto. Su pluma es maravillosa, te envuelve entre hojas sin apenas darte cuenta, con una prosa casi mágica y unas descripciones que nos dibujan cada rincón del suceso narrado. Es cierto que no tiene un ritmo muy dinámico, pero a pesar de ello se lee con suma facilidad y te atrapa por completo.


    Por otro lado y creo que es uno de los puntos más importantes que he encontrado en la novela, es la documentación realizada por parte de la autora para crearla. Son muchísimos años los que abarca, desde la Guerra Civil, Segunda Guerra Mundial y Postguerra, que están muy bien acreditados en cada una de las situaciones que viven los protagonistas. Una historia que está llena de anécdotas y sucesos que están basados en hechos reales y que cobran más importancia al saber que muchos de ellos le ocurrieron a la familia de la autora y que es maravilloso que haya querido compartirlo con los lectores. Como dato curioso y uno de los que más me llamó la atención, es el hecho de que tres hermanos lucharan en diferentes bandos durante la guerra.

    Los personajes los he disfrutado mucho, porque me han parecido reales, luchadores y que evolucionan de una manera justificada muy acorde a las sucesos que les toca vivir a lo largo de su vida. Cada uno de ellos va a crecer de una forma diferente, por lo que su vida irá siguiendo el camino de lo que están viviendo, lo que hará que sus ideales cambien considerablemente. No he llegado a empatizar del todo con ellos, porque a pesar de que se muestran tal y como son, hay algo que no me ha dejado verlos por completo. Por un lado tenemos a Lena, una chica que desde pequeña demuestra ser una persona generosa, amable, inteligente y que a lo largo de los años nos muestra su valentía, ofreciéndose a ser enfermera voluntaria y viviendo momentos muy duros por salvar la vida de los demás. A su lado estaba Guillén, un chico de 15 años algo tímido, cohibido, que recibe la gran oportunidad de dejar las montañas y convertirse en alguien diferente, con estudios, idiomas y que cambia su forma de ser por alguien más abierto y sabio, cambiando también sus ideales.

    Por supuesto, habrá muchos más personajes que tendrán papeles muy importantes en estas hojas, como he comentado antes esta historia abarca muchos años, por lo que serán muchos los nombres que vamos a encontrar entre sus páginas, con la curiosidad de algunos personajes reales.

    "Yo te quiero sin atender a razones, Lena... De modo que no tengas miedo. Siempre estaré a tu lado."


    Como bien indica en la sinopsis de esta historia, en el transcurso de la novela nos vamos a encontrar con una historia de amor que no será nada sencilla desde su principio, ya que la distancia, el orgullo, los ideales y miles de obstáculos más se encargaran de ello. Los personajes se van a enfrentar en momento de difíciles decisiones que pueden cambiarlo todo, ya que sus ideas le harán enfrentarse a personas que quieren y que les alejará más de lo que les gustaría.
    Además no solo se enfrentaran a la distancia, también a la pérdida de personas importantes que aparecen y desaparecen por miles de motivos en su camino y a la venganza e injusticias.

    El final me ha parecido muy emotivo y la verdad es que se me ha encogido el corazón en varias ocasiones, es un final feliz y triste a la vez, pero muy coherente y justificado referente a la historia que hemos leído.

  • megustaleer

    Una gran novela sobre la guerra, el amor y el valor

    5

    Hoy reseño la última novela que ha publicado Carla Montero de quien con anterioridad había leído ?La piel dorada?, que me gustó mucho. Ésta, ?EL invierno en tu rostro?, me llamó mucho por su sinopsis y no me ha defraudado en absoluto

    Éstas son mis impresiones

     

    Carla Montero

    Carla Montero nació en Madrid, en 1973, es licenciada en Derecho y diplomada en Administración de Empresas por ICADE. Su gran afición siempre ha sido escribir y el sueño de ver una novela suya publicada lo cumplió cuando ganó el Premio de Novela Círculo de Lectores con Una dama en juego(Círculo de Lectores/ Debolsillo) que tuvo una espectacular respuesta por parte de los lectores. Con su segunda novela, La Tabla Esmeralda, se consolidó como una de las nuevas voces de mayor éxito de público de nuestro país, vendiendo más de 100.000 ejemplares y siendo publicada en países como Francia, Alemania, Polonia, Italia... La piel dorada, su tercera novela, fue publicada en 2014 yEl invierno en tu rostro, publicada en 2016, es su última obra.

     

    Datos técnicos

    Título: ?El invierno en tu rostro?

    Autora: Carla Montero

    Editorial: Plaza y Janés

    Publicado por primera vez en mayo de 2016

    Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta

    ISBN: 978-84-01017186

    Páginas: 800

    PVP: 21,90 Euros en papel/ 9,99 la edición digital

     

    Argumento

    En un pueblo de montaña los hermanastros Lena y Guillén viven una existencia sencilla y tranquila. Ambos están muy unidos y apenas conciben la vida el uno sin el otro. Sin embargo, algo tan inesperado como extraordinario sucede y se ven obligados a separarse. Con los años y la distancia aquella complicidad infantil se convierte en amor juvenil alimentado con un encuentro esporádico y cientos de cartas.

    El estallido de la Guerra Civil sorprende a Lena en Oviedo y a Guillén en Francia, quien, angustiado por la suerte de la mujer que ama, inicia un arriesgado viaje a través de un país asolado por la contienda para reunirse con ella. Sin embargo, la guerra pone a prueba su amor: Lena se ha convertido en enfermera voluntaria del bando sublevado y resiste en una ciudad sitiada por las fuerzas republicanas; Guillén forma parte de esas fuerzas que estrangulan la ciudad.

    Más tarde, Lena y Guillén vivirán de primera mano los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial y seguirán en bandos opuestos: él en la resistencia contra el nazismo y ella como enfermera de la División Azul. Y aunque sus destinos volverán a cruzarse tanto en la Varsovia aplastada por los nazis como en la exuberante Tánger de los años cuarenta o en el dramático escenario de la posguerra española, siempre estarán condenados a enfrentarse al mismo dilema: ¿Cómo pueden amarse cuando sus voluntades políticas y sus trayectorias vitales han tomado caminos tan distintos?

     

    Impresiones
    La historia comienza en un pueblo de Asturias en los años previos a la guerra civil. Lena y Guillén son hermanastros que junto a los hermanos de Lena, el padre de ésta y la madre de Guillén viven una existencia tranquila. Desde que sus respectivos padres se casaron en segundas nupcias, Lena y Guillén se llevan fenomenal, siendo los mejores amigos. Pero esa complicidad fraternal se convierte con los años en una atracción de otro tipo. No obstante, las circunstancias pronto les separan. Un avión francés tiene un accidente en las montañas donde los niños viven y Guillén es quien lo encuentra y devuelve los restos del piloto a su familia; una familia acaudalada que, en muestra de gratitud, ofrece al joven ir con ellos a Lyon para labrarse allí un porvenir.


    Guillén acepta y accede en Francia a unas condiciones sociales y económicas que jamás hubiera podido conseguir en su pequeño pueblo. Los jóvenes se cartean constantemente e incluso se visitan, manteniendo asi viva la llama de ese amor incipiente.

    Pero la guerra se encargará de separarles. El estallido de la guerra civil no sólo divide a España en dos mitades sino también a algunas familias. Por ejemplo, la protagonista: los que se quedan en Asturias lucharán en el bando nacional mientras que Guillén volverá a su país para luchar en el bando republicano.

    ?El invierno en tu rostro? es una novela histórica que nos da un paseo por más de cincuenta años de la historia de España y de Europa. Desde los años previos a la guerra civil, pasando por la propia guerra, la mundial y la postguerra, la novela más que relatarnos hechos históricos que podemos encontrar en cualquier libro de Historia, se centra en las personas que vivieron aquella época y en cómo lo hicieron. Para ello escoge a dos miembros de una familia, dos hermanastros enamorados que, poe circunstancias de la vida, les va a tocar siempre luchar en bandos opuestos y enfrentados.

    Me ha gustado mucho el punto de vista que ha elegido la autora, el de dar siempre las dos versiones. Intentar ponerse en ambos bandos: nacionales/republicanos, nazis/alíados y el hecho de que no opte por ninguno. Estamos acostumbrados a visiones a veces excesivamente partidistas, especialmente de la guerra civil donde, hace años se nos decía que los franquistas eran poco menos que ángeles que habían venido a salvar el país de esa horda de asesinos de monjas y curas, mientras que en los últimos tiempos resulta que todos los nacionales eran malos malísimos mientras que los rojos eran hermanitas de la caridad. Y yo siempre me acuerdo de lo que me contó mi abuelo : que la guerra civil había sido una guerra entre hermanos y que, en muchos casos, en el sentido más literal, hermanos se habían encontrado en bandos opuestos y no por sus ideales políticos sino porque, por el lugar donde vivían, les había tocado luchar en uno u otro bando.
    No os podéis imaginar la de cosas que les pasan a estos dos, Guillén y Lena. Quién iba a decir, cuando vivían tan tranquilos en un pequeño pueblo de la montaña asturiana, que iban a luchar en dos guerras, que iban a viajar a París, Polonia, Alemania, Tánger o Rusia, que iban a conocer los peores horrores que se vivieron en el siglo XX. Y siempre de primera mano, nunca desde la trinchera. Porque ambos son dos personas comprometidas por más que cada uno tenga unos ideales contrapuestos.

    La novela nos habla de personas que dejaron la comodidad de sus hogares para luchar por sus ideas y para defender aquello en lo que creían. Quizás en la guerra civil no les quedó más remedio pero en la Segunda Guerra Mundial participaron porque quisieron, la una para ayudar a los alemanes que habían ayudado a los nacionales y devolverles el favor, el otro para ayudar a los aliados a derrocar el nazismo. A pesar de tener ideales tan contrapuestos, siguen queriéndose siempre. Aunque el amor varía y no es siempre el mismo. En eso también acierta la autora: no puede ser lo mismo un tierno amor adolescente que el amor de quien ya lo ha vivido todo y ha visto mucho más de lo que un ser humano debiera haber visto. La verdad es que yo no tenía nada claro que quisiera que Guillén y Lena acabaran juntos. A través de los años, ambos viven relaciones amorosas con otras personas. Especialmente las parejas de Lena me gustaron mucho, sobre todo Klaus. No tenía yo claro que me agradase que se quedara con Guillén. Y no porque me cayese mal el chico sino porque no me parecía demasiado realista. Sería una solución demasiado rosa y, en los años 50 ellos dos no eran ya los inocentes jóvenes que se enamoraron en los años 30. Obviamente, no os voy a decir si terminan juntos o no porque eso sería como adelantaros el final y lo dejo para que lo descubráis vosotros
    La novela es muy movidita. En ella pasa de todo, normalmente desgracias teniendo en cuenta que transcurre durante dos guerras y una cruel postguerra. Hay mucha sangre, mucho sufrimiento, muchas pérdidas, pero también hay valor, lucha y esperanza. Y felicidad porque, a pesar de todo, los personajes saben aprovechar lo que tienen y exprimir de la vida todo su jugo. Lo que no quita para que haya momentos dramáticos que te pellizcan el corazón.

    La novela se basa toda ella en dos personajes: Lena y Guillén. Es una novela realmente tocho (ochocientas páginas con letra más bien pequeña y sin casi espacios en blanco) pero, curiosamente, no hay excesivos personajes. Son siempre ellos dos y los pocos personajes que pululan a su alrededor: otros miembros de su familia, algunas parejas, algunos amigos? pero pocos en todo caso. Ya os podéis imaginar que los dos protagonistas están perfilados con mucho mimo. A mi me han gustado los dos pero la que más me ha llegado ha sido Lena. No sé bien por qué, igual por ser mujer, o porque no me veo pegando tiros como Guillén sino más bien curando heridos como ella. No sé, el caso es que he empatizado más con ella que con Guillén. Pero bueno, en general me han gustado mucho los dos. Y también otros personajes que pasan por sus vidas; de entre todos, mi preferido ha sido Kurt sin duda.

    La novela se centra en las personas y no en los hechos. Por supuesto, se hace referencia a algunos hechos históricos, se describe alguna batalla (muy pocas), o el gueto de Varsovia? pero no es una novela de hechos sino de personajes y sentimientos. Se centra en determinar cómo vivió la gente la guerra, las guerras. Cómo actuaron, qué hicieron para sobrevivir, cómo se implicaron, las relaciones que se forjaron entre ellos? Creo que por eso es por lo que me ha gustado tanto.

    Es una novela basada en hechos reales. Obvio, pensaréis: tanto la guerra civil como la Segunda Guerra Mundial son hechos históricos. Pero no me refiero a esos hechos que evidentemente ocurrieron sino a otros muchos hechos menores que recoge la autora en su libro. Hechos que en muchos casos vivieron algunos miembros de su familia. Por ejemplo, Lena está basada en su abuelo materno; Jaime Aranzadi en su abuelo paterno? En su propia familia hubo miembros que lucharon en bandos contrapuestos en la guerra civil y esas historias que oyó de pequeñas son las que le animaron a escribir esta historia. Por supuesto, hay mucho de ficción pero también mucho de realidad. Incluso hay personajes que existieron realmente como Canaris, un personaje que aún hoy no se tiene muy claro de qué parte estaba pero que me ha parecido fascinante.


    Se nota que detrás de la escritura de esta novela hay un gran trabajo de documentación. Para conocer de primera mano los hechos históricos y para encajarlos con los hechos y personajes de ficción. Son históricos, por ejemplo, el sitio de Oviedo, los españoles que de la mano de la División Azul fueron a Alemania y a Rusia a ayudar a las tropas alemanas en su lucha contra el comunismo, la batalla de Krasnybor, la Resistencia francesa, los héroes que se jugaron la vida por salvar judíos? Ahí, en esas escenas, van a interactuar nuestros personajes como si realmente hubieran estado allí. El resultado final es perfecto.

    La novela se estructura en tres partes que se refieren a los tres grandes períodos históricos que narra: la guerra civil, la Segunda guerra Mundial y la postguerra en España. La más extensa es la segunda parte. Curiosamente, no hay división en capítulos dentro de cada parte aunque sí en escenas separadas por una pequeña ralla y porque las escenas van a ir alternando los dos protagonistas.

    La prosa de la autora es ágil. Aunque el libro es largo y requiere su tiempo, la verdad es que se lee bien y de forma amena. Su ritmo es bastante rápido aunque lógicamente no es un thriller. La alternancia de personajes, y por lo tanto de tramas, da más agilidad aún y, además, está llevada de forma tal que se da la misma importancia a ambas y el mismo interés; de tal modo que no te da pena despedir a Lena porque en pocas páginas te vas a volver a reencontrar con ella y, además, sabes que Guillén va a tener muchas cosas que contarte.

     

    Conclusión final

    He disfrutado mucho con esta novela. Me han gustado sus personajes, la forma en la que está narrada, la lucha por los propios ideales, el amor a través de los años, el heroísmo de tanta gente? La verdad es que me ha gustado todo

  • megustaleer

    Una magnífica novela que recoge una intensa y emotiva historia enmarcada en los principales acontecimientos históricos del siglo XX

    4

    El invierno en tu rostro es la última publicación de Carla Montero, autora a la que ya conocía por haber leído sus anteriores obras, y fue un libro que llamó inmediatamente mi atención cuando lo vi en el catálogo de novedades de la editorial Plaza & Janés, por lo que en cuanto tuve oportunidad lo incorporé a mis lecturas y no me arrepiento, he disfrutado mucho con la historia recogida en su interior.

    "El invierno en tu rostro" da comienzo en junio del año 1927 y nos lleva hasta una aldea de montaña en la que residen junto a su familia Lena y Guillen, dos hermanastros que se han mantenido muy unidos desde que la madre de él contrajese matrimonio con el padre de ella, llevando una vida sencilla y apacible. El accidente de un avión francés que se estrellará en las montañas y cuyos restos, junto al cadáver de los pilotos, encontrará Guillen, ocasionará el distanciamiento de los hermanos pues desde Francia llegará la esposa de uno de los pilotos para repatriar su cuerpo, ofreciéndole a Guillen la posibilidad de trasladarse con ella para estudiar y fraguarse un futuro mejor que el que le espera en las montañas. Será así como él se instale en París junto a una nueva familia, mientras que Lena se quedará en la aldea hasta que pasados los años, el estallido de la Guerra Civil supondrá el reencuentro de los jóvenes, aunque también una dura experiencia que pondrá a prueba el vínculo que se ha creado entre ambos.

    En esta ocasión me he limitado a resumir el punto de partida de la novela ya que a lo largo de sus casi ochocientas páginas se van desarrollando acontecimientos que abarcan más de sesenta años, con lo que resulta complicado sintetizar todo eso en unas pocas líneas y además sería innecesario, es mejor que sea cada lector el que vaya desvelando poco a poco esta apasionante historia.

    Son tres las partes que componen El invierno en tu rostro, cada una centrada en una etapa, aunque es la segunda la que ocupa la mayor parte de la novela, y a pesar de que no nos vamos a encontrar con la típica división por capítulos, sí que vienen estructuradas en diferentes bloques de texto, señalando al comienzo de algunos el periodo temporal en el que nos situamos. A través de un narrador omnisciente vamos siguiendo los avances y cambios que se van produciendo en las vidas de Guillen y Lena por lo que tenemos dos líneas argumentales que transcurren de forma paralela, entrecruzándose en alguna ocasión cuando los destinos de los hermanos vuelven a coincidir.

    "El invierno en tu rostro" no es una novela que tenga un ritmo intenso pero este sí se mantiene constante lo que hace que se lea con agrado y, a pesar de su extensión, no llega a hacerse pesada en ningún momento al ser la sucesión de episodios en las vidas de los protagonistas continúa, lo que hace que no decaiga nuestro interés. El estilo de Carla Montero también ayuda a ello, empleando una prosa cuidada, clara y fluida que resulta de fácil lectura y comprensión.

    Como os decía anteriormente, la novela narra lo que van viviendo estos dos hermanos y por lo tanto el protagonismo está compartido entre ambos, sin que ninguno de los dos sobresalga más que el otro. Vamos a ser testigos de cómo van creciendo, madurando y transformándose de acuerdo a las experiencias que les tocará vivir, la mayoría de ellas duras y traumáticas, de tal manera que llegamos a conocerles muy bien. Carla Montero construye sus figuras de forma progresiva, haciéndolos evolucionar de una forma coherente y realista aunque manteniendo siempre la esencia del personaje, que será a la que tengamos acceso en un primer momento.

    El Guillén que se nos presentará al comienzo del libro es un joven tímido, huidizo y de buen corazón que a sus quince años se dedica a cuidar de las ovejas, suponiendo su traslado a Francia una transformación tanto en su forma de ser como de pensar, que dejará paso a alguien más maduro, culto, elegante, sociable y carismático, además de atractivo. Por el contrario Lena, unos años menor que él, es una niña inquieta, habladora, inocente, dulce y bondadosa, rasgos que la seguirán caracterizando con el paso de los años, demostrando asimismo su valentía y capacidad de sacrificio, virtud esta última que es uno de los aspectos que más me ha gustado en ella. No obstante y a pesar de este buen trazado, no son unos personajes con los que haya llegado a conectar completamente ni he conseguido implicarme en su historia, me han resultado un tanto lejanos sin llegar a compartir sus sentimientos y emociones salvo en algún momento puntual, lo que no ha supuesto un obstáculo a la hora de disfrutar de la lectura.

    Son tantos los años y las vivencias que abarca "El invierno en tu rostro" que la galería de personajes es, inevitablemente, amplia. No todos van a tener el mismo grado de importancia ya que este vendrá determinado por el vínculo e influencia que tengan con relación a Lena y Guillén. De esta forma su trazado está definido con mayor o menor detalle en función del papel que juegan en la trama, destacando figuras como Jaime Aranzadi o Kurt Ardstein, uno de los personajes que a mí más me ha gustado, además de encontrarnos con personajes que son históricos como el cabo Antonio Ponte Anido, el capitán Aramburu o el almirante Wilhelm Canaris.

    Las vidas de todos ellos van a estar marcadas y determinadas por los acontecimientos históricos que tienen lugar durante esos años, los cuales configuran el telón de fondo en el que se desarrolla la novela. Queda patente lo laborioso que ha tenido que resultarle a Carla Montero realizar el trabajo de documentación para armar esta historia, encontrándonos a lo largo de sus páginas con múltiples historias, anécdotas y sucesos que son reales y que nos acercan a lo acontecido durante los años en los que tuvieron lugar dos guerras que marcarían el destino de un gran número de personas, haciendo que la lectura resulte aún más interesante. Así en la primera parte la autora se va a centrar en los años en los que tuvo lugar la Guerra Civil, para dejar paso en la segunda, que es la más amplia como ya señalé, al periodo de la Segunda Guerra Mundial, y la tercera se centraría en los años de la posguerra, cuando aún se sufren las consecuencias de todo lo ocurrido.

    Teniendo esto en cuenta podríamos pensar que estamos ante una novela más enmarcada en la Segunda Guerra Mundial y en cierta forma es así, pero también he de señalar que el enfoque es diferente y las anécdotas y acontecimientos que Carla Montero ha trasladado a El invierno en tu rostro no se encuentran entre las que habitualmente suelen centrar el argumento de estos libros y, al menos a mí, me ha gustado encontrarme con una historia que se sale un tanto de lo habitual. Y es que lo primordial en esta crónica es el elemento humano, no es la intención de la autora hablarnos de lo que ocurrió durante estos años sino de la forma en la que esto afectó a las personas, de las decisiones que tuvieron que tomar, de los sacrificios que realizaron, de su valentía, del dolor o de las pérdidas, pues como ella misma indica en la nota final con la que cierra el libro "El invierno en tu rostro es un homenaje a todos que aquellos que (...) permanecieron fieles a sus valores y convicciones".

    En esta misma nota señala Carla Montero que "El invierno en tu rostro" es una novela muy especial al estar constituida por una variedad de ingredientes que provienen de la vida real, los cuales nos va detallando a continuación. Descubrimos así que el mismo germen de esta novela surge en el seno de su propia familia, familia que vió como tres de sus hijos luchaban en los tres frentes de la Segunda Guerra Mundial. Sobre esta base, la autora va a desarrollar una trama en la que el elemento central es el amor, pues aunque no lo he señalado hasta ahora, en El invierno en tu rostro vamos a ser testigos de una bonita y complicada historia de amor que se extenderá a lo largo del tiempo a pesar de las ideologías, la distancia y las dificultades. Radica aquí uno de los atractivos del libro al observar las decisiones que van tomando los implicados en esta relación, aquello que anteponen a su propia felicidad, como defienden sus ideas y convicciones o los sacrificios que llevan a cabo para proteger a la persona amada. Pero también es una obra en la que veremos dos caras de una misma moneda, por una parte cómo la guerra separó incluso a miembros de una misma familia que combatían en diferentes bandos, y por otra, la forma en la que se mantuvieron inalterables los vínculos afectivos que unían a las personas con independencia de su militancia en uno u otro bando.

    Todo esto convierte a El invierno en tu rostro en una magnífica novela que recoge un intenso y emotivo relato en el que se aúnan realidad y ficción para mostrarnos la historia de unos personajes cuyos destinos quedarán marcados por los principales acontecimientos históricos del siglo XX.

  • megustaleer

    Las sombras de Julio Medem y Ernest Heminghway son alargadas

    3

    Con las últimas palabras de la nueva novela de Carla Montero, autora consolidada con publicaciones anteriores como "La tabla esmeralda" o "La piel dorada", la historia de sus protagonistas se prolonga nítidamente en la memoria de nuestra retina de manera cinematográfica, retrato fílmico en el espejo literario de los "amantes del Círculo Polar" enfrascados "en el amor y en la guerra", una suerte de intento romántico sumido en las encontradas eventualidades de la esfera azarística. 

    Prospectando el pasado familiar propio, confiada en las exploraciones previas de un territorio documentado y sometida por los vaivenes de una Historia en conflicto, la "dama en juego" se confía, pese al frío y a la oscuridad de carácter intrínseco, a temáticas universales para atravesar y circunnavegar continentes y océanos en busca de un amor desnudo enraizado con los pies en la tierra. Lena y Guillén son hermanastros y viven tranquilos ajenos a un inesperado accidente que cambiará para siempre sus vidas: una oportunidad, una separación, reencuentros y desencuentros, tiempo y distancia, bandos opuestos, amor en conflicto siempre latente... 

    Aún con la complejidad de un espesor expuesto desde la contextualidad, la percepción se apodera de la descripción y los remaches de los posicionamientos bi-polares difuminan cualquier atisbo de moralina arbitraria, enfrentamientos cargados de razones entre personajes ambos de situaciones y evoluciones creíbles y comprensibles que escriben un relato de la geografía humana de una relación en la que el cuándo difumina por completo el dónde.

    Las sombras de Julio Medem y Ernest Heminghway, así como el "enderechamiento" de la propia "empresa" por parte de la autora, definen el trazo de la narración, anhelo romántico de un deseo poético zarandeado en manos de la tiranía cruenta del pragmatismo circunstancial. Aún así, los lectores fieles a nuestros amantes caerán en la cuenta de una primavera a las puertas que siempre llega y trae la luz del optimismo al final del túnel.

  • megustaleer

    Una novela de guerra y amor

    5

    Hace mucho tiempo que no me sumergía en una novela tan extensa pero tanto la portada como la sinopsis me atraían muchísimo y por ese motivo quise leerla desde que la vi por primera vez entre las novedades de la editorial.

    Para mí El invierno en tu rostro ha resultado ser una gran novela, de esas que te dejan huella y con una resaca literaria tremenda.

    Esta historia comienza en 1990 con un recuerdo del pasado que nos sitúa en junio de 1927 y una familia formada por Balbina y Ramón. Ella se mudó desde Madrid a una aldea de Asturias junto a su hijo pequeño Guillén. Allí conoció al que luego sería su marido, Ramón, un viudo con cinco hijos, cuatro niños y una niña llamada Lena. Él trabajaba como guardafrenos en el ferrocarril minero mientras Balbina se hacía cargo de las tareas domésticas, el campo y los niños.

    Guillén se integró muy pronto en su nueva familia. Se dedicaba a llevar el ganado a los pastos y, aunque se llevaba bien con todos sus hermanos, con quien tiene una relación especial es con Lena, una niña alegre que le admiraba muchísimo y a la que se siente muy unido.

    Un día unos aviadores franceses sufren un accidente en la montaña y Guillén encuentra los restos del siniestro. Para su fortuna, la mujer de uno de esos aviadores es la condesa Úrsula Zaleska y en recompensa a su descubrimiento le hace una proposición que cambiará su vida. Este hecho marcará el comienzo de una serie de separaciones y encuentros donde tanto Lena como Guillén tendrán que luchar por mantener sus principios, sus vidas y un amor en medio de dos guerras que parece muy difícil de mantener.

    Esta historia me ha parecido muy real, en ocasiones bastante dura pero preciosa. Los personajes están perfectamente creados, tanto los principales como los secundarios (que aparecen de manera copiosa entre sus 768 páginas). Pero ante todo quiero destacar el personaje de Lena. Es fantástico: una chica valiente, con un corazón enorme y que ama a su familia. Algo que valoro es que, a pesar de tener una ideología política tan distinta a la de Guillén, nunca intenta cambiarlo. Ella lo quiere tal como es y entiende que en determinados momentos cada uno debe seguir su vida respetando que el bando elegido no sea el mismo ya que ella se convertirá en enfermera de la División Azul y él luchará en el lado republicano. Su papel en la novela es el que más me ha emocionado, y sólo hay una decisión que tomará en un momento determinado lo que me enfade mucho con ella (aunque en el fondo entienda los motivos por los que lo hace). Ahí lo dejo ;).

    Por otra parte Guillén se nos presenta como un chico un tanto introvertido al principio, y que debe superar sus propios miedos ante la nueva perspectiva de futuro que el destino le brinda. Cambiará bastante en los años que siguen y es un personaje del que quiero destacar especialmente su fortaleza. Literalmente he adorado su forma de luchar por los demás y de intentar mantener a salvo a su familia y a los que le rodean.

    Carla Montero consigue crear también muchos secundarios complejos, de los que se te meten en la piel. Hay muchos a los que he querido y algún que otro al que he odiado inmensamente, pero eso es lo mejor, ¿no?, que ninguno te deja indiferente porque sientes y sufres con ellos. Sin embargo no temáis, aunque hay mucho drama en esta historia también hay momentos preciosos de felicidad y donde el amor parece poder con todo.

    Es fabuloso ver cómo cada uno actúa de una manera distinta ante el miedo y la adversidad. Héroes y villanos tienen su particular forma de proceder, de crecer o esconderse como en la vida misma. Y en una guerra todo esto se intensifica al máximo.

    El libro está dividido en tres partes y a pesar de ser bastante extenso su lectura no se me ha hecho nada pesada. La autora nos va introduciendo hábilmente en la vida de estos dos personajes, alternando cada poco tiempo en la narración de protagonista, donde podemos sentir en cada momento lo que está viviendo cada uno de ellos de una forma cuidadosamente hilvanada.

    Y lo mejor de la novela es lo bien ambientada y documentada que está y cómo en todo momento se nos mantiene plenamente informados y conscientes de la importancia del momento histórico que envuelve sus páginas. Nos adentraremos primero en la Guerra Civil Española y luego en la Segunda Guerra Mundial con la llegada de los nazis a Francia, con unas escenas que me han dejado el corazón encogido en más de una ocasión. Se nos habla de espionaje, viviremos batallas en primera línea, sufriremos junto a varios personajes el terror, el hambre y las injusticias de la guerra. Algo que me ha impactado es saber que hay ciertas escenas que aparecen en la historia que están basadas en vivencias de la familia de la autora. Es muy de valorar que haya compartido esos hechos con los lectores y me ha resultado especialmente emocionante.

    En definitiva El invierno en tu rostro es una novela desgarradora y muy real, donde un hombre y una mujer tienen que afrontar multitud de obstáculos tanto por mantenerse con vida como por preservar su amor a pesar de las adversidades. Os aconsejo que le deis una oportunidad pues seguro que al leer su última página tendréis la sensación de haber leído una gran historia.

  • megustaleer

    Un libro histórico con la desesperanza de dos personas separadas por los bandos de la guerra.

    4

    ¡MIRAD SU PRECIOSA PORTADA!
    Con este libro he tenido unas sensaciones grandes y diferentes. Lo primero es darle las gracias a la editorial ?.

    Este libro es el segundo libro firmado, gracias a mi profesor que cedió a llevarlo a firmar a la Feria del libro de Madrid. Es la primera vez que leo a esta autora y no será la última. Me parece que detrás de los libros históricos hay mucho mucho trabajo y a mi cada día, gracias a ellos, me gusta un poquitín más la historia.

    ``ES LA GUERRA. ES LA VIDA... LAS COSAS TAN SÓLO SUCEDEN Y A VECES NADIE TIENE LA CULPA DE ELLO.´´

    He tenido la suerte de que justamente en la semana de estar leyendo el libro estaba también dando la dictadura de Stalin, la dictadura de Alemania y el nazismo...etc por lo que tenía esos términos muy bien grabados, tanto la Gestapo, Los rojos,...etc y me ha ayudado a reforzar los conocimientos y saber un poquito más de todo.

    El libro comienza de una manera muy peculiar que me ha parecido muy dulce. Creo que la manera de narrar de Carla Montero hace que podamos imaginar con exactitud los paísajes, la nieve, la chica asustada acostandose en la cama de su hermano después de ver un avión caer.

    ``HAY QUE SEGUIR ADELANTE. CAMINAR CON LA CABEZA BIEN ALTA POR LA SENDA QUE ÉL CONSTRUYÓ...ÉL NO ESTA AHÍ. NUNCA LO HA ESTADO. ESTA AQUÍ. -LE ROZÓ CON LA PUNTA DE LOS DEDOS A LA ALTURA DEL CORAZÓN.´´

    La segunda guerra mundial y todo esto me coge de lejos y me parece irreal incluso, de película. Me parece precioso el amor que ha introducido como algo secundario la autora y su manera de ir contandonos los hechos que fueron pasando a lo largo de los duros tiempos basados en guerras.

    Me ha hecho creer en el dicho de mi profesora: "En la guerra no hay buenos ni malos" es totalmente cierto. He visto la indecisión, el miedo, y sobre todo la dura batalla moral y el hecho de pertenecer tanto por un lado a tú guerra pero estar indeciso porque ESA persona esta al otro lado.

    ``ÉL NO ES UN MONSTRUO, GUILLÉN. ES SOLO UN HOMBRE DESTROZADO POR LA GUERRA, QUE OJALA SIRVA DE LECCIÓN Y NO VUELVA A REPETIRSE JAMÁS.´´

    Lo que no me ha gustado ha sido el hecho de las muertes. Era como si aparecía un personaje siempre fascinado por la misma chica y lo mata como para quitarselo del medio. Me ha parecído muy cruel. Era como si estuviese enfadada con Guillén y sobre todo, con la pobre Lena que a lo largo del libro soporta de todo.

    La protagonista me ha encantado aunque a veces parecía tan perfecta que era irreal. Me parece que tiene las ideas claras, que aunque este confusa tiene sus prioridades muy claras, y que le da una oportunidad al amor después de tanto.

    Con Guillén simplemente he tenído diferentes sensaciones. A veces lo amaba, a veces no. Es un personaje muy cabezota, y muy leal y eso me ha encantado. Pero a veces resultaba muy pesado. Creo que es mejor que lo descubráis vosotros solos al leer el libro.

    Este libro tiene muchos personajes secundarios, empezando por la condesa y Armand del cual hubiese amado saber mucho mucho más de él porque creo que es un personaje que tiene mucho fondo y del cual podría salir otra novela. Pepe, Jaime, José Luis, Agata, Kurt,...y etc etc etc.

    La narrativa es genial y muy descriptiva. Todo muy descriptivo. Había momentos que se hacían pesados. Salen personajes nuevos como si fuesen ramas de los árboles.

    Lo peor ha sido los momentos de desesperación que se hacían muy pesados y el hecho de tener una protagonista tan perfecta y tan admirada que acaba siendo demasiado...¿irreal?


    Simplemente no os entretengo más y aconsejo que si os gusta la História, si queréis saber más, este libro encima esta basado en Personajes y Hechos REALES y la verdad es que, merece la pena a pesar de sus tantas páginas, pero amenas y hay mucho verano por delante...

  • megustaleer

    “”Acción, intrigas, guerras, pequeñas dosis de romance y una historia que no dejará indiferente”

    4

    Empecé este libro con cierto temor, ya que era la primera obra que leía de la autora y no sabía si su estilo me iba a gustar y más aún teniendo en cuenta que se iban a tratar temas históricos y bélicos, algo que podía hacer que el ritmo de la trama fuera lento. Finalmente, salvo por ciertos detalles, "El invierno en tu rostro" ha sido una novela que me ha atrapado y que me ha hecho reflexionar de un modo que no esperaba.

    El libro comienza en 1990, con un prólogo en el que Lena (una de los dos los protagonistas principales), recuerda como siendo una niña sucedió algo que sería el detonante de que su vida y la de Guillén (su hermanastro) empezaran a tomar un rumbo inesperado. Siendo ahora anciana, se dispone a contarnos lo que ella misma define como "unas vidas paralelas como las vías del tren".

    Después de ese prólogo, la trama da un salto a 1927, que es cuando la vida de Lena y su familia empezó a cambiar. A lo largo de las 756 páginas del libro, iremos viendo como evoluciona su vida y la del resto de personajes desde ese momento hasta el año 1950 y ya os digo que no os asustéis por el número de páginas, ya que en general, es un relato ameno.

    El inicio debo decir que me atrapó, Lena y Guillén son muy jóvenes en ese momento y, aunque no son hermanos de sangre, tienen una buena conexión y se nota como se protegen el uno al otro. Se nos cuenta de su familia y de la vida en su pueblo y es a raíz de algo inesperado cuando Guillén debe marcharse a Francia donde tendrá una vida privilegiada en sus inicios.

    Esta será la primera de muchas despedidas entre los distintos personajes, cosa que me mantenía en alerta, ya que solían ser inesperadas y no dejaban indiferente.

    La narración alterna lo que va viviendo Lena con lo que vive Guillén. Dedicamos unas hojas a ella y luego toca ver que está viviendo Guillén en ese mismo instante y eso creo que es un punto a favor, ya que aunque estén separados, nunca olvidas que ambos tienen la misma importancia en la trama. Eso si, a nivel personal, creo que llega un momento en el que Lena se convierte en el centro de todo lo que sucede.

    La evolución de los personajes es increíble, pasando de una cierta ingenuidad infantil a una gran madurez a medida que crecen y que comienzan a vivir cosas más duras. Además, al principio yo di por hecho como se iban a desarrollar las cosas entre Lena y Guillén, pero al final, nada sucedió como esperaba y ese factor sorpresa me gustó.

    Respecto a la parte histórica del libro: aunque la acción comienza en España, luego se traslada a diversos sitios como Francia, Alemania, Polonia, etc. y en una periodo en el que la situación mundial no estaba precisamente bien, ya que se estaba produciendo la 2º Guerra Mundial, en España estaba la Guerra Civil y el franquismo, Alemania estaba en pleno auge del nazismo... Todo esto hace que vivas de primera mano junto con los protagonistas el sufrimiento de una gran parte de la población, los bandos que se iban formando, sus ideales y las decisiones que mucha gente debía tomar.

    Como puntos positivos, veo que la autora consigue que aprendas mucho sobre estos sucesos sin sentir que estás en la típica clase de historia donde mayoritariamente te aprendes fechas y datos pero de un modo frío. "El invierno en tu rostro" lo relata de un modo tan humano, que en mi caso realmente me afectó saber hasta que punto llegó el sufrimiento en ese época. Además, como lo que sucede afecta a los protagonistas, te involucras mucho en la historia. Como punto negativo, diré que a veces se mencionan diversos grupos militares, partidos políticos y bandos de la época y eso te puede hacer sentir desorientado (mis conocimientos de historia no son malos, pero tampoco son perfectos y me perdía con algunas cosas).

    Otra aspecto negativo que me gustaría señalar es que, el libro se divide en 3 partes y la 3º, aunque es la más corta, me pareció algo forzada e incluida solo con la finalidad de dar cierre a una de las bases de la trama.

    Ahí desconecté un poco, ya que no le veía el sentido a lo que estaba pasando, aunque reconozco que me emocioné con uno de los momentos finales.

    Y para terminar diré que lo mejor del libro es que deja una enseñanza muy importante que como lectora fui asimilando a medida que avanzaba: estar en un bando en una guerra, no te define como persona, lo que de verdad lo hace son tus actos.

    Valoración del libro: 8/10 "Acción, intrigas, guerras, pequeñas dosis de romance y una historia que no dejará indiferente son los principales ingredientes de esta novela. Junto con los protagonistas, Lena y Guillén, el lector irá viviendo sucesos muy importantes y, aunque en la parte final la trama se ralentiza un poco, cuando acabas el libro te da pena despedirte de los personajes".

  • megustaleer

    Un libro con una historia magistral

    5

     

    Decir que tenia ganas de leer esta autora es poco, me apetecía muchisismo pues tenia entendido que sus anteriores libros tenían muy buenas reseñas y pues claro, una tenia ganas de probar que tal.

    También había oído que esta autora se parecía a Julia Navarro, escritora de la cual tengo varios libros, y me han encantado, y había que probar como se parecían ambas escritoras.

    Comienza en el año 1990 , empieza con el recuerdo en el accidente de unos aviadores que ocurrió por el 1927 , cuando ocurre la separación de nuestros protagonistas.

    Lena y Guillen que cuando encuentran estos aviadores, eso les cambiara la vida, pues la mujer del aviador muerte cogerá a Guillen y se le lleva a Francia a estudiar y aquí es cuando comienza una historia tremendamente buena

    Tiene unos personajes fabulosos muy evolucionados, una historia magistralmente contada y narrada tenemos una historia con mucho sentimiento , este libro también esta muy bien porque nos hace un recorrido por toda la historia desde la Guerra Civil española, hasta la llegada de los Nazis a Francia.


    Esta dividido en tres partes que hace que en ningún momento perdamos ritmo, en cuanto a la historia, es una historia en una época muy mala donde el hambre convivia con el miedo, la incertidumbre,

    Por otro lado no me digáis que la portada no es preciosa, llama mucho la atención y a pesar de ser un libro grueso es un libro que se hace ameno, ágil, y con un ritmo que hace que no pares de pasar páginas.
    El final me ha encantado y os recomiendo muy mucho su lectura, lenta despacio con un buen café o te, que vayáis poco a poco saboreando lo que es un buen libro narrado, documentado y contado.

    Solo me gustaría que ya que tengo el libro tenerlo firmado por la autora, ya seria el colmo, os aseguro que este libro es una apuesta segura de tener un buen libro entre la manos.

    Si no teneis ahora mismo nada de lectura entre mano, sin duda coge este libro.

     

  • megustaleer

    “Para ti, que has sentido en tu rostro el invierno”

    5

    Sé que las comparaciones son odiosas, pero este libro se me parece tanto tanto a Julia Navarro? y ya sabéis que adoro a Julia, es una de mis escritoras favoritas, y obviamente este libro si se me ha parecido, es por algo bueno. Me ha gustado mucho? pero mucho. Es una intensidad continua, sin tregua? es cierto que cuando asimilas todo? dices les pasa demasiadas cosas, pero cuando ves cómo ha sido creado, hasta te da igual. Ha sido un viaje fascinante por varias décadas descubriendo hechos reales.

    La historia comienza con Lena en el año 1990, rememorando su pasado: todo se remonta al accidente de unos aviadores franceses en las montañas ocurrido en el año 1927. Ese fue justo el momento del comienzo de la historia, el comienzo de la separación de Lena y Guillén, nuestros dos protagonistas. Lena es una joven risueña, habladora y feliz. Guillén es un chico más reservado, más pueblerino que adora a su hermana pequeña. Cuando Guillén encuentra el avión y a sus aviadores muertos le cambiará la vida drásticamente? y a Lena también.

    La mujer de uno de los aviadores muertos por agradecimiento por encontrar el cadáver de su marido se lleva a Guillén a Francia para que estudie y se haga cargo de la fábrica de aviones que tienen en Lyon. Allí descubrirá el mundo fuera de su pueblo: la libertad, la educación, su sexualidad, los deseos de no sucumbir? mientras que Lena empezará a vivir en una ciudad como es Oviedo, y descubrirá también su independencia a pesar de la escasez y la precaria situación de España en esos momentos. Pasados los años comenzará la Guerra Civil Española y él aun sabiendo lo difícil y peligroso que es, decide volver para encontrar a Lena y llevarla a un lugar seguro. Lo que no sabe es que en el trascurso hasta encontrar a su Lena vivirá cosas que le harán apartarse de su amada Lena.

    No penséis mal, ¡no hay incesto! En realidad no son hermanos de sangre? pero eso lo tendréis que descubrir vosotros mismos... Yo solo os voy a decir que la historia es desgarradora, llena de dramas, sufrimientos y horrores. Es un continuo pasaje de calamidades, humillaciones y muertes. La historia de los dos hermanos es tremenda. Les pasan demasiadas cosas, muchas muertes a su alrededor, mucho sufrimiento (eso sí, cada uno de una forma distinta: uno más física, por así decirlo, y a la otra la forma más sibilina, más psicológica).

    Los dos protagonistas están genialmente perfilados. Hay evolución, sentimientos y mucho orgullo (creo yo, que refleja fehacientemente bien fue lo que pasó en aquella época, nadie se ponía en el lugar del otro, por cabezonería, por odio... y nadie comprendía a nadie...). Son personajes muy creíbles que como muchos en aquella época, se ven abocados a ser de un bando o de otro. Aquí está el quid de este libro: los bandos, izquierda, derecha, nazi, comunista, franquista? hay tantas cosas que no podría numerarlas? pero como pasó en la realidad a veces no eres de nada, y por circunstancias eres de una cosa? y eso desata todo lo demás: perder ese tren que nunca volvería a la estación? o por lo menos nunca volvería a parar. Me ha maravillado como la escritora ha hecho un trabajo magnífico en el sentido político del mismo: Lena en el bando más español, mientras que Guillén es un rojo comunista: la lucha por los ideales es más fuerte que el amor que se procesan? aquí quiero remarcar que a veces no entendía a Lena, sobre todo cuando estaba en Varsovia. Entiendo su mal, y su dolor, pero parecía que no se daba cuenta del daño que llegaba a hacer por lo cerrada y testaruda que era? mientras que Guillén hacía las cosas porque estaban bien, por salvar vidas, y luchar por la libertad.... a mi me ha encandilado Guillén, su amor por ella, por la libertad, por salvar vidas... un personaje inolvidable y único... fiel reflejo de un muchacho que vive y lucha por un ideal y por el amor de su vida.

    Históricamente el libro es perfecto. Hace un recorrido por todos los hechos importantes: La Guerra Civil en España: destaco la batalla en Asturias (donde hay varios hechos reales muy emotivos que por cierto son los hechos que vivieron la familia de Carla, la autora); la llegada de los nazis a Francia, la Resistencia Francesa, las cárceles y los convoyes llenos de personas abatidas por el miedo, el trabajo de la División Azul en Alemania y Rusia: la batalla en Krasny Bor (con un hecho histórico que me ha dejado totalmente perpleja y aterrorizada), los espías de ambos bandos: esos miembros que hacían y deshacían muchas cosas por detrás, el traslado de judíos para salvarles de una muerte segura? la documentación es sublime, como veis. Muchos de los hechos que les pasan a ambos protagonistas son hechos reales, y muchos de los protagonistas también son reales. Me ha maravillado como ha aunado todo, y no quede muy impostado, sino todo muy ordenado y claramente factible.

    El libro está dividido en 3 partes. No hay capítulos, pero está estructurado por los ?protagonistas?. Vamos a ir intercambiando escenarios y esto hace que en momentos importantes acelere muchísimo el ritmo. Es un libro tremendamente adictivo, que engancha por la historia tan desgarradora e intensa que tiene. La narración es muy ágil con una pluma espléndida hará que pases hojas y que las casi 800 páginas vuelen. Es un libro para leerlo plácidamente, lento y degustando todo: aunque es un libro complicado, es una muestra maravillosa de unos años terribles, donde prima el amor y la búsqueda de la persona amada, la superación, la libertad y el sueño de poder vivir en paz. Cómo habréis visto el libro me ha encantado. Lo he devorado... ha sido muy emocionante, teniendo el corazón en un puño en muchos momentos.... es de esas novelas que destacaría y recomendaría por su buena documentación, lo fácil que es adentrarse en sus hojas y porque es una historia de verdad, trágica, amarga... pero con esos toques de felicidad y amor que siempre hay en esos momentos más difíciles.

    En resumen, El invierno en tu rostro es una novela de ficción histórica donde dos hermanastros lucharán por el amor que vive entre ambos en una época llena de hambre, miedo y guerra. Una historia real muy bien trazada e hilvada con un final impactante y abrumador. Con una narración impoluta, limpia y muy fluida nos encontraremos a unos personajes maravillosos y admirables. Una novela que me ha encantado todo... hasta su precioso y poético título.

  • megustaleer

    Reseña El invierno en tu rostro de Carla Montero.

    5

    Hoy os voy a hablar de la nueva obra de Carla Montero, autora también de novelas como La tabla esmeralda o La piel dorada. Estos dos últimos títulos tuvieron miles de ventas en España, y en otros países como Alemania y Francia por eso me animé a leer El invierno en tu rostro. Esta novela histórica de romance transcurre entre la segunda guerra mundial y la guerra civil española, ingredientes que durante mucho tiempo atrás han estado en mis estanterías. Esta combinación siempre me ha gustado y seguro voy a repetir más adelante.

    Nos cuenta la historia de dos hermanastros que viven en un pueblo de forma muy humilde. Una noche de tormenta Lena ve caer un avión en una montaña cerca de su casa en el norte. A la mañana siguiente en el pueblo se comenta que este avión es Francés y Guillén decide buscar los restos del accidente entre las montañas. Este suceso dará un giro rotundo a la vida tranquila de estos chicos y marcará esta novela, con la separación entre ambos. Lena acaba viviendo en Oviedo y Guillén en Francia. El amor que existe entre los dos y los bandos opuestos por los que se tienen que decantar cada uno, les obligarán a tomar caminos distintos. ¿Volverán a encontrarse?

    Carla Montero nos enseña el recorrido de una familia humilde bañada de esperanza e ilusión, con fracasos y reencuentros que enamoran. La historia nos sumerge en momentos fríos con desolación y angustia, pero la belleza y la personalidad tan bien construida de los protagonistas, hacen de este viaje en el tiempo una historia con fines culturales por Europa y España. El primer capítulo me pareció un relato o un cuento que por sí solo, ya dice mucho sobre lo que nos espera dentro de este tomo.

    También vamos viendo como el carácter de los protagonistas va cambiando a lo largo de la lectura. Lena es una niña alegre y asustadiza al comienzo de la novela, que se va haciendo cada vez más fuerte y valiente. Guillén me inspira ternura y es un claro ejemplo de superación. Es un chico que estaba acostumbrado a la labranza del campo y que de repente, ve como su vida ya no se aproxima a lo que él pensó que iba a ser en el futuro. Lucha por su libertad e intenta conservar sus valores para hacer justicia en un momento de máxima desolación para ambos.

    Quiero destacar de este libro la buena documentación histórica que ha hecho la autora sobre la División azul y el conflicto bélico de la época. Si algo destaco de ?El invierno en tu rostro? es el magnifico trabajo que hicieron las enfermeras y la dedicación hacia los heridos en un ambiente irrespirable. El libro les hace un homenaje necesario a todas las personas que lucharon para salir con la mayor dignidad posible de esta época trágica en el país. Clara Montero ha desgranado esta parte de la historia con absoluta dedicación, justicia y poesía.

    Los primeros 50 años del siglo XX han sido a lo largo de la historia infinitamente escritos por narradores de este país y del extranjero. Fue una época incomprendida y poco lógica, porque no se alcanza a conocer la magnitud de atrocidades que atravesaban fronteras para acabar con los derechos humanos de inocentes.

    Me ha emocionado en partes que no tenían porque haberme provocado este ?subidón? de sentimientos, porque está escrita de forma intensa y creíble. Me encanta el perfil de los protagonistas principales. Son hombres y mujeres que voy a tratar de conservar en mi memoria por mucho tiempo y sobre todo porque Carla Montero ha querido que con este libro entendamos un poco más de este trágico suceso, nos adentremos en la parte más olvidada de la historia y que siempre se puede sacar fuerza para luchar por seguir adelante, y por conservar nuestra dignidad.

    Intentando analizar el transcurso de la novela, creo llegar a comprender el mensaje que ha querido transmitir la autora haciendo visibles y protagonistas del libro, a las personas que en su momento fueron invisibles en la sociedad. Para Guillén y Lena corren tiempos difíciles en más de ochocientas páginas que están escritas con una pluma bien trabajada, con una ambientación en ocasiones glamourosa y en otras ocasiones hostil y, que nos adentra con una pluma mágica en una época donde las esperanzas y las ilusiones luchan por salir a flote cada día. Pero el amor mueve montañas.

    Dicho esto, si buscas una novela con romance de género histórico bien documentada y bien ambientada, El invierno en tu rostro es una apuesta segura.

    Este es el típico libro que te gustaría tener firmado y enmarcado. Si me hubiesen regalado con él un obsequio seguro que ya estaría en mi estantería para la eternidad. Yo antes leía este tipo de género con asiduidad, he estado una temporada que llegó a saturarme porque tanta guerra te acabas llenado de frustraciones y dramas no es muy fácil de llevar. Compré este libro porque me apetecía volver a experimentar algo así y Carla Montero, ha sido una idea maravillosa. También tengo que reconocer que la envergadura del libro casi me tira de espaldas cuando lo tuve en la mano, pero la forma en la que está escrito deja ganas de más. Si hubiese tenido otras 800 páginas las estaría devorando en estos momentos.

  • megustaleer

    Carla Montero llevará al lector a un turbulento e intenso viaje

    4

    Carla Montero alcanza su cuarto título publicado con El invierno en tu rostro. Hasta el momento yo era una de esas lectoras que había ojeado sus novelas, famosas y muy presentes en todas las librerías, pero que nunca se había animado a dar el paso definitivo. Con El invierno en tu rostro me ha iniciado en la prosa de la autora y ha sido así gracias a la atracción que generaron en mí dos elementos: los momentos en los que transcurre la historia (Guerra Civil española y Segunda Guerra Mundial) y el romance entre dos hermanastros. En ocasiones puedo llegar a ser una lectora muy previsible, los conflictos bélicos que se narran en la historia siempre han despertado mi interés y mi debilidad por el romance es algo de sobra conocido

    El germen de esta novela, narrada con mimo y mucho esmero, se encuentra en la historia familiar de la autora, y durante casi ochocientas páginas, en las que se incluyen anécdotas y hechos reales, seremos testigos de la incongruencia de la guerra, de lo fácil que es situarse en bandos opuestos y creer que estamos cargados de buenas razones y de que, en muchas ocasiones, es imposible luchar contra el destino.


    La historia comienza con una joven Lena que, incapaz de conciliar el sueño ante la turbulenta tormenta que se desarrolla en el exterior, es testigo de una inesperada explosión en lo alto de la montaña. Horas después se enterará que lo que ella vio fue el accidente de un aviador francés que dejó su vida en las montañas del norte. Será Guillén, su hermanastro, quien encuentre el cadáver del francés y obtenga una inesperada recompensa por parte de la familia del fallecido: la posibilidad de trasladarse a Lyon y recibir la más excelsa educación. Llegará aquí la primera separación de Lena y Guillén, una con la que dará fin a esa época despreocupada y tranquila caracterizada por la sencillez e inocencia propias de la infancia. A partir de ese momento, Lena y Guillén, que se enamorarán, nunca volverán a encontrarse en armonía y paz, el destino está empeñado en provocar que estos hermanastros se encuentren siempre en bandos opuestos, tanto en la la Guerra Civil española como en la Segunda Guerra Mundial y posteriores tiempos. Su amor está abocado al fracaso y el conflicto marcará sus vidas.

    El invierno en tu rostro es una novela compleja, una lectura intensa y densa, rica tanto en contexto como en personajes e ideas. Carla Montero tiene una pluma depurada y sobria, es certera en los momentos adecuados y sentimental cuando toca. La ardua tarea de documentación que ha realizado la autora está presente en cada página, no tanto porque se ofrezcan elaboradas descripciones, sino porque se percibe un gran conocimiento sobre la época en la que transcurren los acontecimientos. Los protagonistas, Lena y Guillén, están completamente embebidos en el ambiente que se respira en la historia, representan posturas reales y creíbles, con sus aciertos y errores. La autora logra que la novela sea accesible para el lector, que se siente interesado tanto por el momento histórico como por la trama en sí.

    Se percibe también un gran trabajo en los personajes, que se ven azotados por una época turbulenta e injusta. Comenzamos la historia con una Lena muy joven, agradable, dicharachera y divertida, que en el transcurso de las páginas irá convirtiéndose en una mujer pasional y valiente. En cuanto a Guillén (confieso haber sentido debilidad por él) el cambio es aún mayor. De ser un pastor retraído, solitario y poco comunicativo, pasa a convertirse en un hombre cuya identidad y libertad son sus más preciadas posesiones. La educación es libertad, es poder y futuro, y Guillén aprovecha las oportunidades que se le brindan y, aunque es arrastrado por los acontecimientos, luchará por aquello que considera justo. Es necesario comprender que para él sus ideas y valores son demasiado importantes, que renunciar a todo ello, aún cuando se pueda arrepentir de algunas decisiones, carece de sentido y convertiría en un absurdo su vida. Por todo ello, podéis imaginar que el amor entre Lena y Guillén tiene poco de convencional y fácil, pero es capaz de estrujarte el corazón. Es difícil dar por perdidas algunas batallas, pero la vida y nuestras decisiones se imponen en muchos momentos. Alabo la sinceridad de los personajes consigo mismos, su capacidad para ver la verdad a pesar de que esta resulte dolorosa y, sobre todo, el realismo que se palpa en cada acción y palabra.

    A lo largo de casi ochocientas páginas de lectura pausada, Carla Montero llevará al lector a un turbulento e intenso viaje. España, Alemania, Varsovia, Tánger... siempre habrá lugar para el encuentro entre Guillén y Lena, pero nunca tiempo suficiente, nunca armonía ni paz. Grandes personajes, cuidado contexto, épocas apasionantes y crueles, conflictos que escapan de nuestro entendimiento, una trama muy bien trabajada junto con una pluma depurada son algunos de los elementos que encontraréis en El invierno en tu rostro.

Ficha técnica

  • Título: El invierno en tu rostro
  • Autor (es): Carla Montero
  • Traductor:  
  • Sello: PLAZA & JANÉS
  • Precio sin IVA: 8.26 €
  • Precio con IVA: 9.99 €
  • Fecha publicación: 05/2016
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: E-BOOK EPUB, 800
  • Medidas:   mm
  • ISBN: 9788401017889
  • EAN:  
  • Temáticas: Narrativa romántica, Novela bélica
  • Colección: Exitos
  • Edad recomendada: Adultos