Loading...

El misterio de las cabras y las ovejas

GRIJALBO, Octubre 2016

En parte novela de misterio, en parte novela de paso al mundo adulto, este ha sido el debut más elogiado y destacado de 2016 en Gran Bretaña.

«Una historia conmovedora, original y maravillosamente escrita, una delicia de principio a fin.»
Paula Hawkins, autora de La chica del tren

Empezar a leer

Comprar en:

Sinopsis

Verano de 1976. La señora Creasy se ha esfumado sin dejar rastro. Su marido, perplejo y desesperado, revuelve sus cosas tratando de encontrar alguna pista, mientras los vecinos echan la culpa a la ola de calor de haber alterado a esa mujer afable y generosa aunque propensa a sonsacar los pecadillos a los demás.

Cuando la policía la declara oficialmente desaparecida e inicia la investigación en La Avenida, la pequeña Grace, de diez años,

... leer más

Las reseñas de los lectores

  • megustaleer

    La perfecta conjunción entre la inocencia infantil y las intrigas del mundo adulto.

    3

    La señora Creasy ha desaparecido. Eso no sólo ha afectado a su marido, John, sino a toda la calle, aunque muchos de los habitantes de La Avenida achacan su desaparición a la intensa ola de calor que están sufriendo ese verano de 1976. Entre ese revuelo de pensamientos que se ha formado acerca de la desaparición, nos encontramos a Grace, una niña de diez años que piensa que la señora Creasy ha sido asesinada por los señores Forbes, otros de sus vecinos. Convencida de ello, se lo cuenta a Tilly, su amiga íntima.

     


    A pesar de que los adultos a su alrededor siguen diciéndoles (e intentando auto-convencerse) de que la desaparición de la señora Creasy no tiene ningún motivo de especial importancia, el asunto sigue dando vueltas por la cabeza de ambas niñas. Por ello, y tras un sermón del pastor sobre Dios y su favor a las ovejas y su desprecio a las cabras, las niñas deciden ir casa por casa a través de la avenida en busca de Dios.

     


    Porque, si Dios está en todas partes...sabrá dónde está la señora Creasy, ¿no?

     


    "Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha, y las cabras a su izquierda."

    Mateo 25:31-33

     


    El principal encanto de este libro es la perfecta conjunción entre la inocencia infantil y las intrigas y misterios del mundo adulto, cómo poco a poco Gracie y Tilly van tirando de las puntas de los hilos, y vamos descubriendo todo el ovillo que se esconde detrás de la falsa tranquilidad de las puertas de las casas de la avenida.

     


    Cómo la principal narradora es Grace, el punto de vista suele ser el de una niña de 1976, por lo que podemos ver cómo era la infancia en ese momento, además de ver con otros ojos los años setenta.

     


    La intriga va descubriéndose a trozos, a medida que vamos conociendo los testimonios de los vecinos vamos conociendo nuevos detalles, y no es hasta el último capítulo cuándo cerramos el caso que nos concierne a lo largo de todo el libro.

     


    En definitiva, es un libro que, aún siendo sencillo (por estar enfocado desde un punto de vista infantil) y muy fácil de leer, te mantiene pendiente de todos los detalles para descubrir todos los hilos que forman la telaraña de La Avenida.

  • megustaleer

    Buscando a Dios en la Avenida

    3

    La británica Joanna Cannon publicó, a principios del pasado año, su primera novela: "El misterio de las cabras y las ovejas", una historia curiosa que entremezcla de forma acertada distintos elementos de la novela de intriga o de misterio. La obra fue, de forma generalizada, alabada por la crítica y el público.


    La historia transcurre en La Avenida, la calle en la que viven todos los personajes a través de los cuales la autora va entretejiendo la trama. La novela arranca cuando, un día cualquiera y sin motivo aparente, la señora Creasy, una de las vecinas, desaparece. Cuando su marido despierta no entiende nada, y a partir de ahí la preocupación se va extendiendo a lo largo de la Avenida. La protagonista, una niña de diez años llamada Grace, y su mejor amiga Tilly, tomarán la decisión de averiguar por qué se marchó y, en caso de que siga con vida, pues hay dudas al respecto, tratar de encontrarla.


    Para ello deciden, primero, buscar a Dios, ya que el pastor de la iglesia les habla de Él, de cómo distingue entre las cabras y las ovejas (las malas y buenas personas respectivamente), y también de que es el Señor quien se encarga de discernir entre las dos y de cuidar al rebaño, procurando que todas las ovejas descarraidas regresen a su sagrado redil. Es entonces cuando las niñas se preguntan dónde está Dios, a lo que él responde que en todas partes. Ellas no logran comprenderlo; no entienden cómo estando en todas partes, no pueden verlo, así que asumen que, si logran encontrar a Dios, la señora Creasy volverá a casa, pues en este caso ella es la oveja descarriada. 


    Ya desde el principio podemos percatarnos de que la autora nos contará esta historia mediante dos narradores: uno interior, en primera persona, siendo la propia Grace quien nos revela sus planes, inquietudes, sospechas y nos narra sus acciones, y otro narrador omnisciente que nos contará lo que sucede fuera del círculo inmediato protagonizado por Grace, lo concerniente a sus padres y el resto de vecinos de la Avenida. A esto hay que sumar que, en contadas ocasiones, se introducen analepsis para llevarnos unos cuantos años atrás, pues desde el inicio se deja entrever que varios de los vecinos, compinchados, cometieron un crimen y se encubrieron unos a otros; mataron a una persona, aseguran, y temen que la señora Creasy, que nada sabía al respecto, descubriera alguna prueba en su propia casa y por ello huyera. Las analepsis nos llevarán a este pasado en que todos maquinaban su plan.


    Esta es la dosis de intriga que se introduce de inmediato en la novela, y que obliga al lector a seguir leyendo para averiguar qué fue eso tan terrible que sucedio. Invenitablemente, por cómo está hurdida la trama, por los personajes y por cómo hablan de lo que hicieron y tratan de resolver el misterio cuya luz, quizá, les golpee a ellos mismos, me recordó a "Mystic River", sin llegar a estar a la altura de la novela de Dennis Lehane. 


    Toda la obra mantiene un buen ritmo y una tensión que empujan a seguir adelante, y solo tiene unos cuantos elementos que chirrien en este conglomerado de secretos. El primero es la voz de Grace, que aunque de forma brillante nos evoca la infancia, con una personalidad bien elaborada y unas inquietudes y sobretodo actos y pensamientos inocentes típicos de la edad, se antoja irreal el lenguaje que emplea la niña de diez años para contarnos su punto de vista, demasiado elaborado y culto para esas edades. El segundo, y más importante, es el final. Uno espera algo impactante, se resuelva de una manera u otra, pero cuando se percata de que el mayor de los secretos ya fue desvelado muchas páginas atrás, y fue un tanto supérfluo, se prepara para lo que se encontrará: una conclusión en extremo desinchada, sin ningún tipo de sorpresa (durante un momento parece que sí, pero rápidamente la esperanza decae de nuevo), y acaba de sopetón sin aportar absolutamente nada. Un final altamente decepcionante para una primera novela que, en conjunto, mantiene un buen nivel, genera un gran interés y está escrita con destreza.    

  • megustaleer

    Afín a las creencias y evoluciones actuales

    3

    La señora Creasy ha desaparecido, y no dejó rastro. Su marido, anonadado, aún mantiene la esperanza de que su mujer aparezca. La policía declara oficialmente su desaparición y comienza una investigación en La Avenida. Tilly y Grace, dos jóvenes niñas, comienzan un interrogatorio por todo el vecindario, y, a raíz de ambas investigaciones, se descubren muchos más secretos de lo que se esperaba a cerca de esa comunidad de vecinos.

    La novela nos sitúa en los años setenta, una ambientación narrativa donde se palpa la nostalgia y el sentido del humor en base a la naturaleza humana de manera clara y valiosa, lo que nos muestra el lado más negativo y los momentáneos altibajos provocados por la apariencia y la mentira.

    La población de la Avenida sigue una línea monótona respecto a cualidades, ya que, si no formas parte de ese status social impartido, serás un extraño ser, además de ser el primer objetivo a la hora de buscar un culpable en futuros problemas, por lo que nos encontramos ante un grupo de personajes hipócritas y conformistas que creen en algo por el mero hecho de que el resto lo cree. Excepto un par de niñas llenas de dulzura y fuerza, Tilly y Grace, que harán por descubrir el paradero de la mujer desaparecida en el verano de 1.975.

    La trama puede recordar a novelas clásicas de género negro en ciertos momentos, siendo esto bastante notable e interesante para el ritmo de la lectura, pero que, aún teniendo esa chispa, tras el paso de las páginas y, quizá, mera intuición, el interés provocado por la trama será escaso e irá disminuyendo. Si añadimos la cantidad de secretos que esconde la novela y que no hay manera de ser descubiertos, llegará un final lo suficiente precipitado como para estropear los puntos buenos de este libro.

    Si perdonamos esos pequeños fallos de ritmo, El Misterio de las Cabras y las Ovejas es una obra que destaca por ser amena, entretenida y afín a las creencias y evoluciones actuales en comparación con la época propuesta y tratada. Una lectura fácil de leer y buena para oxigenar lecturas más pesadas.

  • megustaleer

    El paso mordaz de dos niñas por la vida del “típico” vecindario

    4

    La experiencia con este libro ha sido completamente buena, me ha gustado mucho la narrativa de Cannon, al principio se me hacía extraño leerlo pero después se me fue haciendo muy difícil de dejar.

    La he leído a través de la iniciativa Edición Anticipada de Penguin Random House, os dejo el link para que echéis un ojo. Me gusta bastante, el único inconveniente ha sido que al ser en digital tienen una plataforma para leer en la misma web con la que no he sabido entenderme o no tiene marca-páginas o... a saber, pero bueno, esto es una nimiedad.

    Empiezo con la portada, que en mi opinión juega en favor de los lectores: a no ser que uno tenga muy en mente la simbología de las cabras y las ovejas, generalmente cuando se empieza la lectura no se espera el bombardeo mordaz hacia la religión y el modo en que se vive hoy. Me explico:

    Se trata de un libro de misterio, o más bien, un libro cuyo argumento sigue el curso de un misterio que se sucede en La Avenida, y dicho misterio es más bien la base sobre la que establecer tooodas las críticas -que no son pocas- que Joanna va depositando como contundentes migas de pan. La religión es uno de los temas criticados, y no como religión per sé, sino a través del modo que tienen los fieles de vivir la espiritualidad que en la mayoría de casos, es una espiritualidad inexistente, se practica más bien una suerte de apariencia, temor y modosidad aparentada, en lugar de prestar atención a los valores que promueve la religión en este caso, cristiana.

    No soy católica, pero me he criado en ambientes así y estaréis de acuerdo conmigo en que la mayoría de practicantes hoy en día no profesan los valores morales que realmente son buenos de esta religión, y terminan inclinándose hacia la oración de forma continua y sin fundamento, o hacia la apariencia, como bien digo. En mi opinión, la mejor parte de cualquier religión para sus fieles es que éstos pueden escoger qué valores fomentar para ser una mejor persona y no para que el vecino esté orgulloso o vea que somos mejores, sino para el bien de cada uno.

    Puede que me haya excedido en este punto, pero es que realmente entre todos los comentarios críticos hacia lo que representan algunos de los personajes, el asunto de la religión -que envuelve a todos los personajes, aunque esto lo dejo para el siguiente punto- es el que más me ha quedado en mente tras haber cerrado el libro. Concluyendo este asunto de las portadas, por todo esto creo que la portada de Grijalbo juega en nuestro favor: no nos anticipa apenas nada y la mordacidad de Cannon es más impactante.

    Y como decía, todo esto me lleva al asunto de los personajes. Podría estar bastante tiempo hablando de cada uno pero rompería un poco la gracia del libro así que lo dejaré a vuestra imaginación o hasta que os decidáis a leerlo :P

    Todos y cada uno de ellos forma un estereotipo o más que eso, un contenedor donde Joanna Cannon ha volcado diferentes rasgos inherentes a diferentes tipos de personalidades. Sin duda su trabajo le ha permitido acercarse a diferentes personas con diferentes circunstancias e incluso dolencias, lo que produce un acercamiento más íntimo a los personajes y sumado a su estilo y las dos adorables protagonistas, tenemos un libro que se lee solo, prácticamente.

    Me ha gustado particularmente que Cannon ha logrado sumerger a todos los personajes en la religión de un modo u otro, dependiendo de la situación de cada uno, así que podríamos ver una especie de círculo grande que es la aparente religiosidad englobando a los estereotipados personajes, y en el centro de todo ello, está Grace, nuestra protagonista principal. Bajo mi punto de vista ella es un modo de vernos a cada uno reflejado en un espíritu tan activo como el suyo de diez años, con sus miedos, sus preocupaciones y su modo de ver la vida.

    Otro elemento que voy a ensalzar es la estructura del libro. Tanto la interna como la externa se corresponden como pocas veces he visto, enlazadas por completo con la trama: se divide en capítulos cuyo título es el lugar y la fecha de lo que contiene. Y dentro de estos encontramos a su vez divisiones que forman la estructura interna; alternan tanto el punto de vista de lo que va ocurriendo a través de Grace y su inseparable Tilly, como el día a día del resto de vecinos de La Avenida. En estos últimos pasajes vamos a ir descubriendo defectos y virtudes de todos ellos, que nos irán desvelando paulatinamente con recuerdos, lo que ha estado ocurriendo en este peculiar barrio años atrás. A todo ello le sumamos como he comentado lo que va ocurriendo desde la vista de Grace, a quien se le van confiando pequeños datos con los que el lector compondrá sus hipótesis acerca de dos cuestiones que se verán solucionadas al final del libro de formas... inesperadas, diría yo: la desaparición de la señora Creasy y la ubicación de Dios, que son el pretexto de Grace y Tilly para no aburrirse en ese caluroso y pegajoso verano.

    Esta reseña parece algo caótica, lo sé, y el motivo es que no puedo hablar de nada en concreto sin reventar la historia así que, ¡dadle una oportunidad! Es adictivo y de hecho, me parece que no podría estar de acuerdo con las palabras de Paula Hawkins:

    «Una historia conmovedora, original y maravillosamente escrita, una delicia de principio a fin.»

    ¿Qué dices? ¿Le darás una oportunidad? ¿Has oído hablar de él? Os dejo el comentario que hay en la web de megustaleer, link a la página (donde podéis leer los primeros capítulos, ¡sí!) y todo mi ánimo para que le deis una oportunidad si os gusta la novela de misterio algo diferentes ^^

    «En parte novela de misterio, en parte novela de paso al mundo adulto, este ha sido el debut más elogiado y destacado de 2016 en Gran Bretaña.»

  • megustaleer

    UN VIAJE NOSTÁLGICO A LOS 70 DE LA MANO DE DOS DETECTIVES DE DIEZ AÑOS

    3

    En el verano de 1976, durante una ola de calor que todavía recuerdan los que la vivieron, una de las vecinas de un barrio residencial de las East Midlands en el Reino Unido desaparece. Dos niñas de diez años deciden entonces encargarse de averiguar qué es lo que ha podido ocurrirle. Para ello, algo confundidas por las palabras del párroco local, se dedicarán a ir buscando a Dios de puerta en puerta con el convencimiento de que Él las ayudará a encontrar a la mujer desaparecida y a distinguir de paso a los buenos de los malos (las ovejas de las cabras) siguiendo el pasaje de San Mateo (Mateo 25:31-46). Durante ese proceso irán averiguando muchos de los secretos que se esconden detrás de la puerta de cada uno de sus vecinos.

     Éste es básicamente el argumento de "El misterio de las cabras y las ovejas", una novela en parte detectivesca, pero sobre todo nostálgica de una época, que hará las delicias de aquellos que tuvieron diez años alrededor de 1976, y muy especialmente de los que los pasaron en el Reino Unido. Porque una de las virtudes de esta novela es su capacidad para recrear la atmósfera de aquellos años, rememorando multitud de detalles de la vida cotidiana de entonces, que serán reconocidos de inmediato por aquellos que los vivieron. Otros de los elementos destacables serían su estilo, no brillantísimo, pero sí correcto, así como un discreto sentido del humor que ayuda a envolver a la perfección la mirada melancólica con la que se acerca Joanna Cannon a aquella época.

     Pero encontramos también algunos aspectos menos acertados. Entre ellos, quizás el principal sea el tratamiento de los personajes. Es verdad que la relación entre las dos niñas es simpática y divertida, pero hay dos elementos, además contradictorios, que atacan de alguna manera a la verosimilitud de la narración. Por una parte, las niñas de diez años no son tan ingenuas como para ir buscando a Dios de casa en casa o para entrar en confusiones o malentendidos como algunos de los que se cuentan en la novela, pero por otra parte, tampoco son tan maduras como para hablar con la sofisticación con la que a veces lo hacen las dos protagonistas. A mí esto me parece un problema.

     Por otra parte, hay tal abundancia de personajes-vecinos que resulta difícil no perderse entre nombres y direcciones. Decía Patricia Highsmith que una novela debería estar escrita de tal manera que el lector no necesitara volver atrás para identificar al personaje del que se está hablando. Pues, bien, yo tuve que hacer esto varias veces.

     Por último, me parece que esta novela es demasiado extensa. No habrían hecho falta tantas páginas para contar esta historia. Se podría haber reducido en un tercio sin menoscabar la historia. Probablemente eso habría ayudado también a evitar la confusión de personajes.

  • megustaleer

    Una desaparición desentierra un misterio del pasado entre los adultos y la busqueda de Dios entre dos niñas.

    4

    La historia empieza en el verano de 1976, cuando la señora Creasy desaparece. No se sabe si se ha ido por voluntad propia o le ha pasado algo. Mientras que los adultos de La avenida creen que su desaparición está relacionada con el secreto que guardan desde hace 9 años. Grace y Tilly, de 10 años, creen que si encuentran a Dios, el misterio de la señora Creasy se resolverá. Así que lo buscan por las casas de la Avenida.

    La narración se alterna en presente y pasado por las diferentes casas de La avenida. Adentrándose en cada una de ellas y conociendo las diferentes personalidades de los hogares.
    A su vez se ve la investigación desde el punto de vista de Grace, que palpa la realidad desde los ojos de una niña de 10 años y la comparte con su amiga Tilly.
    Al ir cambiando continuamente de casa, la lectura no se hace nada pesada.

    Los personajes se diferencian entre adultos y niños.
    Dentro de los niños tenemos a Grace y su amiga Tilly que ven la investigación y a las personas desde una perspectiva diferente por la inocencia de la edad. Son adorables.
    Dentro de los adultos tenemos los números de La avenida. Dentro de cada casa los personajes son diferentes porque sus personalidades son diferentes, al igual que sus vidas, edad, pensamiento, forma de tratar a los demás. Cómo nuestra realidad. Seguro que ves reflejado a alguien conocido entre ellos, tanto para bien como para mal.

    Me ha gustado alternar la visión e investigación de la historia desde los diferentes puntos de vista de los personajes. Teniendo un encanto especial verlo desde los ojos de Grace y Tilly.

    No me ha gustado que a pesar de todo lo bueno no me ha encantado. Como cuando terminas una historia y no le encuentras defectos pero tampoco entra en tu lista de imprescindibles.

  • megustaleer

    Una historia de misterio e intriga con un toque de humor

    3

    Uno de los veranos más calurosos que se recuerdan, el de 1976. La señora Creasy ha desaparecido sin dejar rastro. Todos los días, el señor Creasy espera el autobús a las once menos cinco para ver si baja su mujer. Algunos vecinos de la Avenida culpan al calor de la desaparición, otros al vecino del número 11... pero nada es lo que parece. La pequeña Grace, de diez años, junto a su gran amiga Tilly, deciden resolver el misterio de la desaparición interrogando a todos los vecinos y buscando a Dios.

    Lo primero que me llamó la atención del libro fue el título y su portada. Me parecen muy originales.

    "El misterio de las cabras y las ovejas" está dividido en pequeños capítulos a lo largo de los cuales iremos descubriendo todos los secretos, miedos y temores que esconden los vecinos de la Avenida. Los sucesos ocurridos en el pasado vuelven a ser recordados en el presente con la desaparición de la señora Creasy, por lo que muchos de los vecinos temen su aparición.
    La historia está narrada desde dos perspectivas diferentes, por un lado tenemos un narrador omnisciente que nos va contando hechos y recuerdos del pasado, y por otro, la pequeña Grace nos narra en primera persona como se va desarrollando la investigación, con un lenguaje sencillo y mostrando la inocencia de una niña de diez años.
    Me encantan los diálogos entre Grace y Tilly, sus razonamientos y su forma de ver las cosas desde un punto de vista infantil.

    Otra cosa que me llamó la atención, es la forma en que hace referencia la autora a las cosas que van saliendo en el libro, llamándolas por el nombre de la marca, por ejemplo, los caramelos de menta Polo, los bombones Quality Street, las galletas de chocolate Penguin, la cerveza Guinness, etc.

    En mi opinión, me pareció una lectura fresca y entretenida, muy fácil de leer y con una historia original que te va atrapando poco a poco a medida que vas pasando las páginas. Con un final inesperado e impredecible.
    Recomiendo este libro para pasar un rato ameno y agradable.

  • megustaleer

    Una novela policíaca inesperada

    3

         Una novela fresca y con unos cuantos toques británicos que nos presenta a dos niñas de unos 10 años, interesadas en descubrir por qué ha desaparecido su vecina la señora Creasy.
    Es el primer libro que he leído en formato ebbok a través de la plataforma Edición anticipada, de la editorial Penguin Random House, y siendo sincero, no sabía muy bien qué esperar del libro, y más con un título que llama tanto la atención.
    Ha sido una lectura interesante, se nota la inocencia de las dos protagonistas a lo largo de la novela, así como su crecimiento, y su creciente interés por los temas que atraen y rodean a los adultos (como la religión).
    Pero, por otro lado, la autora nos presenta un segundo narrador, que es omnisciente y nos cuenta hechos de doce años antes a través de los recuerdos de los vecinos, quienes tienen un secreto y tienen miedo de que salga a la luz.
    Los personajes están bien construidos, aunque no llegué a simpatizar con ninguno (la verdad sea dicha), tal vez sea a la agilidad de la lectura, o a que estaba más centrado en saber el secreto que se ocultaba. Un secreto que me ha sabido a poco, y por comentarios y reseñas que he visto, no soy el único al que se lo ha parecido.
    A pesar de esperar más, ha sido un libro agradable, de lectura fluida y ligera para relajarse entre libros más densos.

  • megustaleer

    Una novela policíaca inesperada

    3

         Una novela fresca y con unos cuantos toques británicos que nos presenta a dos niñas de unos 10 años, interesadas en descubrir por qué ha desaparecido su vecina la señora Creasy.
    Es el primer libro que he leído en formato ebbok a través de la plataforma Edición anticipada, de la editorial Penguin Random House, y siendo sincero, no sabía muy bien qué esperar del libro, y más con un título que llama tanto la atención.
    Ha sido una lectura interesante, se nota la inocencia de las dos protagonistas a lo largo de la novela, así como su crecimiento, y su creciente interés por los temas que atraen y rodean a los adultos (como la religión).
    Pero, por otro lado, la autora nos presenta un segundo narrador, que es omnisciente y nos cuenta hechos de doce años antes a través de los recuerdos de los vecinos, quienes tienen un secreto y tienen miedo de que salga a la luz.
    Los personajes están bien construidos, aunque no llegué a simpatizar con ninguno (la verdad sea dicha), tal vez sea a la agilidad de la lectura, o a que estaba más centrado en saber el secreto que se ocultaba. Un secreto que me ha sabido a poco, y por comentarios y reseñas que he visto, no soy el único al que se lo ha parecido.
    A pesar de esperar más, ha sido un libro agradable, de lectura fluida y ligera para relajarse entre libros más densos.

  • megustaleer

    Una novela policíaca inesperada

    3

         Una novela fresca y con unos cuantos toques británicos que nos presenta a dos niñas de unos 10 años, interesadas en descubrir por qué ha desaparecido su vecina la señora Creasy.
    Es el primer libro que he leído en formato ebbok a través de la plataforma Edición anticipada, de la editorial Penguin Random House, y siendo sincero, no sabía muy bien qué esperar del libro, y más con un título que llama tanto la atención.
    Ha sido una lectura interesante, se nota la inocencia de las dos protagonistas a lo largo de la novela, así como su crecimiento, y su creciente interés por los temas que atraen y rodean a los adultos (como la religión).
    Pero, por otro lado, la autora nos presenta un segundo narrador, que es omnisciente y nos cuenta hechos de doce años antes a través de los recuerdos de los vecinos, quienes tienen un secreto y tienen miedo de que salga a la luz.
    Los personajes están bien construidos, aunque no llegué a simpatizar con ninguno (la verdad sea dicha), tal vez sea a la agilidad de la lectura, o a que estaba más centrado en saber el secreto que se ocultaba. Un secreto que me ha sabido a poco, y por comentarios y reseñas que he visto, no soy el único al que se lo ha parecido.
    A pesar de esperar más, ha sido un libro agradable, de lectura fluida y ligera para relajarse entre libros más densos.

  • megustaleer

    Lectura que me ha obligado a leer muy atenta

    3

    Dudaba si darle 2 o 3 estrellas. Por su narrativa, cuidada y escogida, en la que no sobra nada, y en la que cada frase, palabra o imagen significa mucho más de lo que parece, se merece una puntuación de 3 estrellas. Por otro lado, el hecho de que a pesar de sus páginas, tenga la estructura de un relato, hace que casi me decante por las 2 estrellas.

    Me encuentro ante el dilema de si me ha gustado o no me ha gustado. En algunos momentos me ha encantado. La relación de las dos niñas es maravillosa. Sus diálogos inteligentes, su manera de ver las cosas y de relacionarse han hecho que disfrute muchísimo. La presentación, poco a poco, de los hechos ocurridos 10 años antes y de los que pasan en el momento en que se narra la historia, consiguen mantener el suficiente nivel de intriga. La fotografía que hace la autora de la sociedad americana en una calle residencial cualquiera, de una población cualquiera, de finales de los años 70 es muy acertada, con personajes que no son lo que parecen y que guardan secretos, como hacemos todos. Todo esto me ha gustado muchísimo.

    Lo negativo de esta lectura ha sido que se me ha hecho algo pesada a veces, en parte por la dificultad que encontraba para retener a cada uno de los personajes. Al ser capítulos muy cortos, con muchos vecinos interviniendo en pequeñas dosis, creo que hasta los últimos capítulos no he sido capaz de saber quién es quien con seguridad. Tampoco me ha gustado el desenlace, para mí lo que le aporta una estructura de relato.

    En resumen, ha sido una lectura que ha merecido más la pena por la lectura en sí que por la historia y su desenlace.

    Gracias a Edición Anticipada por dejarme leer este libro.

  • megustaleer

    Una historia diferente, cargada de intriga

    4

    Tenía bastante expectativas con el libro y, afortunadamente, no me he equivocado, porque lo he disfrutado de principio a fin.

    Todo comienza con la desaparición de una de las vecinas de La Avenida, la señora Creasy, en uno de los veranos más calurosos, el de 1976. En primer lugar, la ambientación en los años 70 me ha gustado mucho, ya que la autora no sólo consigue transmitirnos que realmente la historia se ubica en esta década, poniendo de manifiesto las preocupaciones y perjuicios que la caracterizaban, sino que también tiene sentido con la historia.

    Uno de los aspectos que me preocupaban un poco inicialmente era que la narración la asumía nuestra pequeña protagonista de 10 años, Grace. Sin embargo, aunque sea nuestro personaje protagonista y asuma la mayor parte de la narración, no nos perdemos absolutamente nada, porque en determinados momentos la narración se va alternando en los diferentes habitantes de La Avenida, de modo que podemos disfrutar de una visión mucho más amplia de los diferentes personajes y sus pensamientos.

    En cuanto a la historia en sí, consigue enganchar desde el principio, ya que como lector conservas la intriga de saber que le ha pasado realmente a la señora Creasy, así como qué oculta cada uno de los habitantes de esta vecindad. Y es que cada vecino de ellos no es lo que parece a simple vista y todo parece indicar que este acontecimiento está relacionado con algo que sucedió hace años. He disfrutado muchísimo cómo la historia se va desentrañando poco a poco, siendo bastante imprecedible. Además, esta intriga se combina perfectamente con diversas reflexiones relacionadas con el título del libro que, sin duda, dan qué pensar y cobran más relevancia al advertirlas desde el punto de vista de Grace.

    Respecto a los personajes, nuestra pareja de niñas protagonistas, Grace y Tilly, me han encantado. La primera de ellas refleja perfectamente las posibles preocupaciones de una niña de esa edad que no es popular y Tilly es directamente adorable. Asimismo, los personajes adultos están bastante bien caracterizados y son muy diferentes.

    Como aspectos negativos, sinceramente me parece que Grace habría encajado más como una niña de 12 años, en lugar de 10, por algunas de sus conversaciones, y me hubiera gustado que el final tuviese más páginas, me habría encantado leer algo más de esta historia.

    Por tanto, un libro que recomendaría a cualquiera, que con una ambientación cuidada narra a la perfección una historia de intriga con un toque de humor, al estar narrado desde el punto de vista de Grace y que, además, contiene unas reflexiones muy importantes.

  • megustaleer

    (El título de la reseña es el mismo del libro y con mención del autor y del ilustrador)

    5

    El verano del año 1976 es uno de los más tórridos que se conocen hasta el momento y un acontecimiento sacude la vida de la Avenida. La señora Creasy dedica gran parte de su tiempo libre a curiosear la vida de los demás y cuando desaparece repentinamente su marido no logra entender qué le ha pasado porque no encuentran ninguna pista.

    Grace y Tilly tienen diez años, viven en la Avenida y se consideran las mejores amigas del mundo. Las dos niñas son las únicas que no aceptan la versión oficial de la policía y tratan de descubrir su paradero.
    Las dos amigas saben lo que toca hacer en estos casos y por eso interrogan a todos los vecinos de la Avenida. Muy pronto descubren que todos esconden secretos inimaginables que las hacen madurar de golpe y descubrir que el mundo no es el lugar apacible que sus padres quieren hacerles creer.
    La Avenida es un microcosmos y los residentes representan la naturaleza humana en estado puro donde un misterio atípico hace tambalear una estructura social construida a golpe de engaños, falsedad y apariencias. Todo ello reflejado de forma nostálgica y matizado con humor.
    Contado desde dos perspectivas diferentes, la voz omnisciente nos relata hechos acaecidos doce años antes y la voz de Grace nos lleva al día de sus investigaciones. Dos voces que se funden y más que aclarar nos confunden porque lo que en principio parece luego no es y el secreto que descubrimos esconde otro bastante más oscuro.

    Un libro maravillosamente ambientado en los años 70 y que se lee rápidamente porque engancha desde el principio. La trama y la evolución de la historia nos recuerda a El curioso incidente del perro a medianoche.

    Por otra parte, el título es bastante original y tiene bastante sentido una vez llegamos al final del libro. Respecto al misterio que rodea a cada uno de los personajes y las falsas expectativas que despiertan en el lector las pistas nos hacen pensar en otra escritora inglesa, Agatha Christie. En este caso tenemos al frente de la investigación a dos niñitas y no a un astuto belga ni a una adorable ancianita que se deja llevar por su intuición y sentido común. Hercules Poirot y Miss Marple tuvieron su momento y ahora es el turno de Grace y de Tylli.

    Joanna Cannon trabajaba como psiquiatra cuando un día se le ocurrió escribir un blog como terapia para llevar mejor los problemas de sus pacientes. Decidió transformar los posts en un libro y luego se presentó a un premio literario que ganó de inmediato. Tras su publicación, El misterio de las cabras y las ovejas se ha situado entre las listas de los libros más vendidos.
    Paula Hawquins, la autora de La chica del tren, ha llegado a decir de ella:

    <Una historia conmovedora, original y maravillosamente escrita, una delicia de principio a fin>

    Ahora mismo, Cannon está empezando una nueva novela que seguro que va a despertar tanta expectación como su primer debut literario.

     

  • megustaleer

    Cuando Meg se encontró a Agatha Christie

    4

    Mi opinión:

    Tras leer unas pocas páginas concluí que estaba leyendo una historia que me recordaba a la famosa y conocida novela de Harper Lee, "Matar a un ruiseñor". No, en este caso no tenemos a un personaje tan maravilloso como Atticus Finch; pero la protagonista de la novela, la joven Grace me recuerda a la hija de Atticus, Scout. Al igual que ella, Grace es la voz preferente en casi toda la historia. Y al igual que en la novela de Lee, la comunidad tiene un peso específico en la historia.

    Por otro lado, al estar protagonizada por niñas, se podría creer que es una historia estilo los Cinco o los Siete Secretos. Nada más lejos, pero si que me recordó a las aventuras protagonizadas por Margaret Ashley Duncan que resuelve misterios con la estimable ayuda de su mejor amiga, Kerry Carmody.

    Solamente leí una titulada "Los brillantes desaparecidos", pero a pesar de mi poca experiencia en esas historias rápidamente me vinieron a la mente y creo que no solamente me ha pasado a mí, pues la autora cita algunos libros juveniles en escena de la novela y el nombre de Meg aparece entre otros. Pero a diferencia de las aventuras de Meg, lectura para un público juvenil la novela que estoy reseñando es para un público más adulto.

    Y el tercer parecido que se le puede sacar a la novela son las obras escritas por Agatha Christie, al igual que en las novelas escritas por la Christie, tenemos un misterio que resolver y unos vecinos que ocultan más de lo que se ve a primera vista. No resulta complicada de seguir la historia y la autora deja suficiente pistas en la trama como para adivinar cual es el secreto a descubrir, pero sin que resulte una historia aburrida ya que está muy bien ambientada en la época y rápidamente se puede sentir simpatía / antipatía por los diferentes personajes.

    Puntos positivos:

    Lectura ágil
    Trama fácil de seguir, pero con algún golpe de efecto efectivo.
    Buena ambientación.
    Personajes trabajados.
    Para aquellos que les guste las novelas de misterio o para aquellos que leyeron a Meg en su adolescencia.


    Puntos negativos:

    La portada: las ovejas y las cabras son un punto fundamental de la trama, tanto unas como otras, pero en la portada solamente aparece una cabra. ¿Por qué?
    En algunos capítulos, la trama abandona la corriente misteriosa, son capítulos prescindibles casi en su totalidad.
    El final: necesita una última explicación, un broche final. Precipitado.

    Tiempo de lectura: 4h y 15 minutos

    Puntuación: 4/5

  • megustaleer

    Un libro para pasar el rato

    3

    Verano de 1976. La señora Creasy se ha esfumado sin dejar rastro. Su marido, perplejo y desesperado, revuelve sus cosas tratando de encontrar alguna pista, mientras los vecinos echan la culpa a la ola de calor de haber alterado a esa mujer afable y generosa aunque propensa a sonsacar los pecadillos a los demás.

    Cuando la policía la declara oficialmente desaparecida e inicia la investigación en La Avenida, la pequeña Grace, de diez años, decide aportar su grano de arena y emprende sus propias pesquisas con la ayuda incondicional de su mejor amiga Tilly.

    Juntas van de casa en casa interrogando subrepticiamente a los residentes. Pero a medida que las puertas y las bocas van abriéndose, esa avenida empieza a revelar sus más oscuros secretos y pronto las detectives aficionadas descubrirán más de lo que habrían sospechado.

    Comentarios de los lectores:
    «Si crees que esto va a ser como una aventura de Los Cinco, no puedes estar más equivocado. Las dos niñas pronto descubrirán que en su calle se ocultan secretos e intrigas, y nada es como en principio podría parecer. Me declaro fan total de este libro.»

    «Yo tenía once años ese verano de 1976, y la novela evoca perfectamente aquella época.»

    «Tiene una trama detectivesca, pero es más que eso. Me cautivó.»

    La opinión de la crítica:
    «Una trama excelente, una escritura magistral. Ideal para los fans de El curioso incidente del perro a medianoche »,
    Cadena de librerías Waterstones

    «Como en una novela de Agatha Christie, cada personaje guarda un secreto, pero no necesariamente el que el lector sospecha.»
    The Guardian

    «Tiene un aire a las series de los años setenta. Maravillosa.»
    Daily Mail

    «Me tuvo enganchada de principio a fin. Grace y Tilly son dos de los mejores personajes que me he encontrado en mucho tiempo. Son mis nuevas heroínas.»
    Kate Hamer

    «Imagine El secreto de Donna Tart en una zona residencial de Inglaterra en los años setenta.»
    The Guardian

    «Un misterio atípico y perspicaz.»
    Publishers Weekly

    «Un debut extraordinario por su estructura, sus personajes, su escritura, sus toques de humor y su humanidad. Cannon es una autora para seguir.»
    Booklist

    «Muestra nuestro complejo mundo con compasión y humor.»
    BookPage

    «Un debut sobresaliente.»
    The Sunday Times

  • megustaleer

    Un libro de misterio atípico

    3

    Ambientado en 1976, la misteriosa desaparición de la señora Creasy alborota la urbanizacióon inglesa de la Avenida. Este grupo de vecinos está conmocionado por la noticia, ya que piensan firmemente que está muerta. Sin embargo, su marido y las pequeñas Grace y Tilly confían en que la señora Creasy está viva y volverá en cualquier momento.

    De esta forma, las pequeñas Grace y Tilly comienzan a visitar las distintas casas del vecindario para interrogar a los vecinos sobre la desaparición de la señora Creasy y encontrar a Dios, puesto que está en todas partes. En sus visistas, las pequeñas descubrirán que los vecinos esconden muchos secretos.

    Estamos ante un libro de misterio atípico, ya que comienza con la desaparición de una señora cuyo caso no se enfoca a través de la policía como suele ser lo habitual, sino desde el punto de vista de dos niñas. En principio, la idea es buena porque ese cambio de perspectiva hace que la investigación tenga un tono más desenfadado y menos serio gracias a las pequeñas. Sin embargo, me ha decepcionado que en realidad este libro no se centra en un misterioso caso como esperaba, sino en los rumores, los malentendidos y las rivalidades entre los vecinos de una urbanización.

    En cuanto a la historia, el inicio me ha parecido muy caótico porque no hay una presentación formal de los personajes sino que comienzan a hablar directamente y, con tantos vecinos, nombres y apellidos, me liaba bastante. En referencia al caso, cada capítulo se centra en una casa diferente de la Avenida y va alternándose en dos épocas bien definidas. De esta forma, vamos recibiendo información a cuentagotas con cierto aire misterioso. Por un lado, es cierto que este título ha conseguido mantenerme expectante ante el misterio que plantea, puesto que todos los vecinos de la Avenida tienen secretos y, aparentemente, ocultan algo muy gordo. Además, la incursión de las pequeñas Grace y Tilly como detectives de verano aporta mucha frescura a la trama y es inevitable soltar alguna que otra carcajada con las ocurrencias o comentarios de las pequeñas. Pero por otro lado, me ha decepcionado la resolución de los misterios que se abordan durante el libro; la desaparición de la señora Creasy, el misterioso Walter Bishop o las continuas referencias a lo que ocurrió en 1967.

    Pensaba que El misterio de las cabras y las ovejas era un libro que iría por otros derroteros más encaminados al thriller pero, en realidad, se centra en la convivencia de un grupo de vecinos de una urbanización ambientado en los 60´s y 70´s. En este libro somos partícipes de las relaciones de vecinos de una urbanización donde vemos comportamientos cotillas, gente que lanza rumores, otros que juzgan el estilo de vida de ciertos vecinos y un gran fervor por guardar las apariencias. En este sentido, me ha parecido un libro entretenido, ya que puedes encontrar muchas situaciones donde sentirte identificado como, por ejemplo, la típica costumbre de mirar la calle detrás de la cortina para que no nos vean.

    Las pequeñas Grace y Tilly tienen un peso importante en la historia, ya no sólo por ser las que promueven la búsqueda de la señora Creasy y sacar a la luz todos los secretos del vecindario, sino por aportar el toque de frescura a la trama. Me hizo mucha gracia cómo las niñas se plantean la existencia de Dios y cómo intentan buscarlo en todos los rincones de la Avenida. Las críticas religiosas están muy presentes en el libro y, por supuesto, me encantó que también las pequeñas vieran el lado más amargo y se dieran cuenta que el mundo no es tan maravilloso.

    Narrado en primera persona en la voz de Grace y tercera persona por un narrador omniscente, El misterio de las cabras y las ovejas no es un libro descriptivo aunque sea de misterio, ya que contiene muchísimos diálogos. Su lectura es muy ágil, pero hay que tener muy presente que al principio puede confundir por ese aluvión de personajes.

    En definitiva, El misterio de las cabras y las ovejas nos muestra el lado más oscuro de una urbanización donde los rumores, las apariencias y la desaprobación está a la orden del día. Un libro narrado con un estilo fresco, con un particular toque de misterio y una moraleja reflexiva.

  • megustaleer

    ¿Qué he leído en noviembre y diciembre?

    3

    Esta novela me llegó gracias a Edición Anticipada, lo que me atrajo de ella para decidir pedirla fue principalmente el título y que decían que era el mejor debut de una autora del 2016.

    La novela arranca en el verano de 1976 cuando la señora Creasy se ha esfumado sin dejar rastro, cuando la policía la declara oficialmente desaparecida y se empieza a investigar su desaparición, las niñas Grace y Tilly, de diez años, deciden ayudar y comienzan a preguntar por el vecindario para ver qué ha sido de la señora Creasy.

    La novela me ha gustado mucho, a pesar de que yo no soy muy niños en las novelas, las dos niñas son fantásticas, me han encantado.

    En cuanto a los personajes que viven en la calle donde se ha producido la desaparición, murmuran, tienen secretos y ocultan algo que hicieron hace diez años y que podría tener algo que ver en la desaparición de la señora Creasy. Además uno de los vecinos despierta la animadversión del resto, por algo que pasó hace tiempo, no os cuento más porque os destaparía la historia, y no puede ser.

    La novela cuenta con dos narradores, uno es Grace que nos cuenta sus pensamientos y pesquisas en primera persona y otro es un narrador en tercera persona que nos da más información sobre los vecinos.

    La historia en general me gustó mucho, quizá no como decir que es el mejor debut del 2016, pero es una novela que se lee bien, es amena, y tiene un punto de misterio que a mi me gusta mucho. De todo lo que nos cuenta la novela, si me tengo que quedar con algo, es, como ya he dicho más arriba, con las dos niñas, Grace y Tilly, me han conquistado, y si tuviera que destacar algo del libro es ese paso a la "madurez" que experimentan con las vivencias que nos cuentan en el libro.

  • megustaleer

    Un soplo de aire fresco en uno de los veranos más calurosos que se recuerdan en Gran Bretaña: el de 1976

    4

    El misterio de las cabras y las ovejas es un soplo de aire fresco en uno de los veranos más calurosos que se recuerdan en Gran Bretaña: el de 1976. Una misteriosa desaparición, un vecindario lleno de secretos y unas niñas empeñadas en encontrar a Dios para que les de su protección son los ingredientes principales de una novela amena, adictiva y sorprendente.

    Grace y Tilly, dos amigas inseparables de diez años, inician una búsqueda de Dios por el vecindario convencidas de que, si logran encontrarlo, la señora Creasy, vecina que ha desaparecido sin dejar rastro, volverá a casa sana y salva. Las aventuras de las niñas son el nexo de unión que conecta a todos los vecinos de La Avenida, de los que, poco a poco, vamos sabiendo más hasta llegar a descubrir sus secretos mejor guardados.

    A caballo entre una novela de paso al mundo adulto y una novela de misterio, El misterio de las cabras y las ovejas nos muestra una falsa idea de comunidad que sólo se sustenta por algo que todos tienen en común: los secretos. Al mismo tiempo, el lector puede mirar atrás y recordar su niñez mientras va conociendo a Grace y Tilly y sigue sus aventuras, marcadas por la inocencia y la fe tan propias de su edad, pasajes que dotan al libro de la frescura necesaria para digerir los temas que, de forma secundaria, se dejan entrever en el relato, como el acoso, las adicciones, la marginación, las enfermedades e, incluso, el asesinato.

    Los personajes están tan bien construidos que se descubren en dos pinceladas sin necesidad de convertirse en protagonistas. Se integran a la perfección en una historia en la que, si bien Grace y Tilly llevan el peso de ser el hilo conductor, necesitan de todos los vecinos de La Avenida para dar coherencia completa al relato y poder llegar a descubrir qué le pasó realmente a la señora Creasy.

    En definitiva, y aunque, en mi opinión, el final deja muchas más preguntas en el aire que respuestas dadas, la primera obra de Joanna Cannon es una lectura obligatoria para todo aquél que disfrute de las buenas historias.

  • megustaleer

    Un libro que habla de la vida

    5

    Hola lectores! Hoy os traigo la reseña de una novela que no esperaba que me fuera a gustar tanto. Hace apenas unas horas que la acabé y, por ello, tengo los sentimientos a flor de piel.

    La novela trata de una avenida, en torno a 1980, con una serie de casas y personajes. Cada capítulo surge en una y en torno a un personaje en concreto. Sin embargo los únicos capítulos que se cuentan desde el punto de vista de un personaje son los de Grace, una niña de 10 años. El resto son en tercera persona omnisciente. La novela comienza con la desaparición repentina, inesperada e inexplicable de Margaret Creasy.

    He de deciros que cuando empecé a leer este libro vi reseñas positivas, pero también negativas. Y a mí me ha encantado. Me ha aportado cosas que hasta ahora ningún libro había conseguido transmitirme. ?
    He visto en él verdad, he visto un caso de marginación y acoso, he visto el reflejo de la presión social, de lo retorcidas que pueden llegar a ser las personas y a lo dispuestas que pueden llegar a estar a hacer cosas tan solo para conseguir la aprobación de un grupo de personas. He visto una conmovedora y lamentable realidad (mucho más intensa en esos años, todo hay que decirlo).

    La autora demuestra a partir de cada personaje manchas, arrepentimientos e incidentes con los que conviven las personas desde hace años y que aún tiempo después son incapaces de borrar (o superar). Muchas de las historias no se comprenden y no encajan al completo hasta prácticamente el final.

    Este libro me ha divertido con ciertas escenas de dos niñas protagonistas: Grace y su amiga Tilly. A su vez ha habido momentos en los que débilmente he podido retener las lágrimas y querer chillarle a las páginas que todo cambiase. ?

    El título os hará pensar que es una novela de misterio. Pero es mucho más que eso: trata las vidas de las personas, del cinismo que presentan, con sus preocupaciones por separado y conjuntamente.
    Ya que todo el mundo tiene problemas o manchas en su vida que le cambian para siempre aunque no se perciba a simple vista y traten de ocultarlo.

    Porque como cita la autora:

    «No juzguéis, para que no seáis juzgados.»
    Mateo , capítulo siete, versículos uno a 3.


    De esta historia voy a remarcar dos personajes: Tilly, la niña ; y Eric Lamb. Ellos me han impresionado y por tanto son mis dos personajes favoritos de esta novela. Tilly por ser leal, buena, honesta y con esa fe ciega en su única amiga (la cual se comporta bastante mal con ella a veces) y por la que daría todo.
    Eric Lamb por ser, bajo mi punto de vista, el más inteligente, independiente y ajeno al cotilleo y comportamientos que caracterizan a prácticamente todos los personajes.

    Os recomiendo esta novela si creéis que algo diferente os puede sorprender y os ha gustado lo que he comentado en la reseña. Sinceramente yo iba un poco a ciegas y ha resultado ser uno de los mejores libros que he leído este año.?

    Mi puntuación para esta novela ha sido de 5/5 estrellas en Goodreads.

  • megustaleer

    Una novela peculiar

    3

     

    La historia sucede en el verano de 1976 en una urbanización de una población inglesa. La señora Creasy ha desaparecido. Cuando su marido se despertó por la mañana, simplemente no estaba. Todos los habitantes de La Avenida, la calle donde vivía, están preocupados: ¿se ha ido por su propio pie o ha sido objeto de un crimen? Grace, una niña de diez años que vive en una de las casas de esa calle, decide emprender su particular investigación junto a su enfermiza amiga Tilly. Mientras buscan pistas de lo que le ha podido pasar a la señora Creasy, buscan también a Dios que, según les dicen todos, está en todas partes pero ellas no consiguen encontrarle.


    Según van hablando con los diferentes residentes de La Avenida veremos cómo hay muchos secretos escondidos entre los cuidados céspedes de sus casas; especialmente, hay algo que pasó en el año 1967 y en lo que parece que están implicados la mayoría de ellos.

    Lo primero que me llamó la atención al recibir el libro es su preciosa portada. Además de ese azul, tiene un tacto muy curioso, como rugoso, que no se suele encontrar en un libro. En cuanto a la edición, muy bueno el trabajo de Grijalbo

    ?El misterio de las cabras y las ovejas? es un libro raro que, por ello, puede encantar o no gustar demasiado. Y no creo que se pueda decir a priori ?a mí me gustará, o a mí no?, hay que leerlo para saberlo. Yo misma he pasado por varias fases durante su lectura: al principio no me convencía demasiado pues me pareció líoso y no conseguía enterarme de quién era quién; luego le cogí el tranquillo y empecé a disfrutarlo bastante pero el final no ha acabado de convencerme

    La novela nos traslada a una urbanización de esas idílicas de una tranquila población inglesa. Calle tranquila, casa individuales con su jardincito, vecinos que saben todo de la vida de los otros (eso no es tan idílico)? A mí me recordaba muchísimo a Wisteria Lane, la famosa calle de ?Mujeres desesperadas?.


    La novela nos irá presentando a los diferentes personajes poco a poco. Tan poco a poco que al principio me costó bastante hacerme con ellos. Son unos cuantos, la verdad, y a veces se refiere a ellos por el nombre mientras que otras lo hace por el apellido: John, Dorothy, señor Roper, señor Whisop? Como al principio no están nada definidos, confundía a unos con otros y en cada momento tenía que pensar quién era quién por lo que me costó meterme en la historia. Luego ya sí, avanzada la novela, le cogí el tranquillo y empecé a disfrutarla. La verdad es que la autora consigue crear un clima de expectación que te hace seguir leyendo para descubrir qué ha pasado con la señora desaparecida, qué hizo o dejó de hacer el famoso Walter Bishop y qué hicieron hace siete años los vecinos que ahora no quieren que salga a la luz.

    Los personajes están poco definidos, ya os lo he dicho. Los que más papel tienen son las dos niñas protagonistas: Tilly y, sobre todo, Grace. Dos niñas de diez años que asumen, en su inocencia, su particular investigación. Por eso, nos encontraremos con escenas muy inocentes, como no puede ser menos tratándose de niñas de tan corta edad; pero otras que no me cuadran mucho en manos de niñas tan pequeñas por muy espabiladas que sean. De todos modos, me ha gustado mucho que todo se vea desde una perspectiva infantil porque le da un aire fresco e inocente

    Los demás personajes son los típicos que viven en una urbanización de este tipo y los conoceremos poco a poco y sin profundizar mucho. Entre ellos hay secretos, cotilleos, intrigas, amistades, enemistades. En general todos se llevan bien entre sí y esconden sus pequeñas miserias, tolerándolas como buenos vecinos. Pero siempre hay ese vecino raro, diferente, al que se mira mal porque no es como los demás?


    La novela está narrada a dos voces. Por un lado, tenemos a Grace, la niña de diez años que va a contar ?en primera persona- las cosas tal y cómo las va viendo. Es la voz que más me ha gustado porque en su inocencia va a dejarnos algunas perlas que da gusto leer. Por otro lado, tenemos un narrador omnisciente que, desde fuera, nos irá contando las cosas a las que Grace no tiene acceso y, sobre todo, lo que pasó en 1967.

    La historia transcurre de forma lineal en el presente con algunos saltos a 1967. Cada capítulo ?y si hay algún subcapítulo en su interior, también- va precedido por el lugar (calle y número de la calle) donde transcurre, así como del día en el que pasan los hechos. La historia comienza el día 21 de junio de 1976 y termina el 21 de agosto del mismo año: ocupa, así, dos meses de la vida de esa comunidad (salvo los citados saltos al pasado)

    La autora tiene un estilo sencillo, adaptado a los dos narradores, tornándose mucho más sencillo e ingenuo cuando es Grace quien habla. La novela tiene mucho diálogo y la narración es por ello bastante ágil aunque en ningún momento llega a ser un libro que enganche demasiado

    El final no me ha acabado de convencer. Se le da tanto bombo a la desaparición de la señora Creasy, a lo que hizo Walter Bishop y a lo que ocurrió aquel año 1967 que, la verdad, me esperaba una gran traca final que subiese un poco mi nota. Y no la he encontrado. Creo que se detiene mucho en detalles que al final resultan superfluos y cuando hubiese requerido extenderse un poco y explicar bien ciertas cosas, lo resuelve con unas cuantas frases que a mí, sinceramente, me han dejado un poco insatisfecha

    Finalmente, hacer referencia al curioso título. Un título que no deja adivinar por dónde va a ir la novela, ni siquiera a qué género pertenece pero que, una vez leída, me ha parecido muy acertado


    Conclusión final

    ?El misterio de las cabras y las ovejas? es un libro original y curioso que tiene altibajos y que no me ha acabado de convencer

  • megustaleer

    Unas detectives cuya dulzura te atrapa.

    5


    Estamos ante una novela maravillosamente ambientada en los años 70, reflejada en clave de humor y una pizca de nostalgia. Debo decir que en algunas ocasiones me ha recordado a la serie Stranger Things.
    Lo primero que me llamó la atención fue el título. Por supuesto, tiene su explicación que se va revelando conforme vamos avanzando en la lectura.
    Grace y Tilly son dos buenas amigas que tienen diez años y viven en La Avenida. Parece ser que ellas son las únicas que quieren pensar que la señora Creasy sigue viva y deciden investigar a todos los vecinos de la avenida. Iremos descubriendo que cada vecino que las niñas interrogan guardan un secreto y no precisamente el que creemos al principio.
    Por si os interesa saber algo de lo que esconde el título os diré que las niñas para encontrar a la señora Creasy llegan a la conclusión de que van a necesitar la ayuda de Dios para dar con su paradero. Dios sabe que el mundo está dividido en cabras y ovejas. Pero hay un problema, resulta que no es fácil saber quién son cabras y quién son ovejas.

    En definitiva, un libro ameno que se lee rápido y con el que te reirás con las ideas de Grace Y Tilly, días después seguirás recordándolas con la misma dulzura que ellas utilizaban para resolver sus pesquisas.

    Gracias a Edición anticipada por el envío del ejemplar. Para ser el primer libro de la autora me ha parecido una delicia. Estaré al tanto de los siguientes libros que pueda publicar Joanna Cannon.

  • megustaleer

    Una lección de lealtad infantil que no conocen los mayores.

    4

    Opinión y Reseña: Esta novela cuenta la historia de toda una comunidad de vecinos que parece que está muy unida, pero en realidad la unión es ficticia, es porque guardan un secreto que si sale a la luz puede cambiar cada una de sus vidas. Este secreto lo iremos descubriendo a lo largo de las páginas de la mano de Grace y Tilly, las dos protagonistas absolutas de la trama, que gracias a la investigación que emprenden de la desaparecida señora Creasy, pondrán patas arriba las vidas de sus diferentes vecinos. Por eso, la novela está dividida en capítulos no numerados, sino que van por fechas y por los números de las viviendas en las que se desarrollan las diversas acciones, encuentros, anécdotas y demás.

    Al comienzo del libro, su manera de escribir me recordó al de Sue Townsend, de la que me he leído varios libros y podéis ver alguna reseña aquí, sin embargo luego se pone algo más seria aunque tengo que destacar varias bromas o momentos estelares protagonizados no sólo por las niñas sino por las vecinas, que rayan el histrionismo, memorable por ejemplo el momentazo de la "cara de Bélmez" en la cañería, no me podía reír más.

    Este libro nos habla de las apariencias, de todo un grupo de personas contra un verdugo inventado, de juzgar a la gente, y de la inocencia de las niñas, que son capaces de ver toda la verdad precisamente porque no juzgan y es por eso que dan una lección a todos los mayores que las rodean.

    Para mí, más heroína que Grace es Tilly, ha resultado ser mi personaje favorito, el más leal, más cuerdo dentro de sus problemas, ya que Grace tiene el lado egoísta que a veces tienen todos los niños, pero Tilly carece de él, su alma es pura y nunca piensa en sí misma, siempre su amiga está por delante de ella. Además, protagoniza distintos momentos de lo más sentimentales en la novela. Está claro que Tilly es la que une y abre los ojos a todo el vecindario, y tiene mucha culpa de que antes de que convierta en unos paranoicos a sus vecinos, saque a la luz la verdad de sus vidas que ni ellos mismos quieren ver.

    Las niñas quieren encontrar a Dios, a Jesús, porque Jesús está en todas partes y cuando lo encuentren aparecerá su vecina; ellas están convencidas de que no está muerta y volverá, no os voy a contar si vuelve o realmente ha desaparecido para siempre, cualquiera de las dos cosas afectará sin remedio la vida de toda la comunidad, pero desde luego ellas son las que aceleran los acontecimientos.

    Con una serie de personajes que la autora desarrolla ofreciéndonos sus miserias más que sus virtudes, nos daremos cuenta que se podría tratar de nuestra propia comunidad, de cualquier comunidad que ante un problema real o no hubieran entre todos decidido actuar y ahora tuvieran que cargar toda la vida con ello. Por eso, quiénes son las ovejas o seres puros en este libro y quiénes son las cabras o seres descarriados que no merecen conocer a Jesús? Sólo leyendo esta novela y siguiendo las pesquisas de Grace y Tilly nos enteraremos de la verdad!

    Os recomiendo esta novela si os gusta el "misterio extraño" con toques de humor, si os llama la atención que nada de lo que parezca acabe siendo la verdad, y que todo se de la vuelta y se ponga del revés cuando parece que todo se estaba solucionando! Quizás hay partes en los que la autora alarga demasiado las situaciones o diálogos de los personajes, pero no os cansareis de este libro, seguro!

    Os espero dentro de poquito con nuevas cosas en mi blog. Mientras, solo os puedo recomendar esta y mil lecturas más! Que tengáis gran fin de semana!

  • megustaleer

    El misterio de las cabras y las ovejas

    4


    Confieso que no las tenía todas conmigo cuando comencé a leer esta novela. Su título que en principio llama la atención también puede llevarnos a equívocos. O al menos esto sucedió en mi caso que imaginé que esas ovejas y cabras iban por otro lado.

    La novela comienza el día 21 de junio de 1976, cuando la señora Creasy acaba de desaparecer sin dejar rastro del barrio donde vive. Mientras su marido desesperado intenta encontrar una explicación, los vecinos de La Avenida, el lugar donde vive, se prestan a todo tipo de conjeturas. Todo el mundo sabe que la desaparecida era una mujer muy amable que se relacionaba con todo el mundo, incluso con el hombre que vive en el número once a quien nadie tolera en el barrio, pero también que conocía demasiado bien la vida de todos los demás.

    En este contexto, Grace y Tilly, dos niñas de once años emprenderán su propia investigación para intentar averiguar que ha sido de la señora Creasy.

    El misterio de las ovejas y las cabras ha sido una muy grata sorpresa y un soplo de aire fresco que he ido leyendo muy gustosa. Os he dicho antes que me había formado una imagen errónea de la novela y me ha gustado mucho lo que he encontrado en ella. Ante todo creo que esta es una novela de intriga o suspense. No al estilo policial sino más bien psicológico. Tenemos un barrio en el que todos sus vecinos guardan algún secreto, una mujer desaparecida y dos niñas que van investigar por su cuenta.

    Este punto de las niñas me ha resultado una idea genial porque le da mucha gracia a la novela. Los malentendidos y la forma en que las pequeñas interpretan las conversaciones de los mayores dan muchísimo juego en la historia y además de ahí sale su título. Sin embargo y aunque me encantaría hacerlo no voy a comentar nada sobre ello porque creo que es mejor que cada lector lo descubra por sí mismo. Solo os diré que no tiene nada que ver con los animales de granja que nos vienen a la cabeza cuando pensamos en ovejas y cabras. Su connotación es bien distinta. Además Grace y Tilly lo miran todo con la inocencia que tiene la infancia prescindiendo de los prejuicios. A lo largo de la novela las veremos evolucionar intentando llegar a comprender el mundo de los adultos, tan lejano y con tantos dobles sentidos que a ellas se les escapa.

    Podríamos decir que El misterio de las ovejas y las cabras es una novela coral donde sus protagonistas son los vecinos que viven en La Avenida, el lugar donde se desarrolla íntegramente la historia. Aunque sí que es cierto que Grace tiene mayor protagonismo en la misma. Y ¿Qué podemos esperar de un vecindario? Secretos, murmullos, alianzas extrañas, rumores sin fundamentos y un secreto que guardan muchos de sus vecinos. Algo que hicieron entre todos diez años antes de que ocurra la desaparición de la señora Creasy y que puede tener algo que ver con la misma. No es que estén desarrollados con mucha profundidad psicológica pero sí que los iremos conociendo los suficiente a media que avanzamos en la historia. Los Forbes, los Roper, los Bennet y los Lamb entre otros vecinos le han declarado la guerra por ello a Walter Bishop, el vecino que vive en el número 11 y al que quieren echar a toda costa. ¿Qué habrá hecho este personaje para levantar tanto odio?

    La novela cuenta con dos narradores. Por un lado tenemos la voz de Grace en primera persona dispuesta a desenmascarar la verdad sobre la desaparición de su vecina. Iremos siguiéndola en sus pesquisas, sus reflexiones (que no tienen desperdicio) y las conversaciones con los demás vecinos. Por otro lado nos encontraremos con una voz en tercera persona omnisciente que nos da la información de lo que sucede entre los propios vecinos y completa la información a la que Grace no podría acceder. También se ocupa de lo que sucedió diez años atrás a través de flashbacks. El estilo narrativo de la autora es realmente ágil (aunque su ritmo no sea trépidamente más bien lo definiría como medio) de forma que la novela vuela entre las manos. NO solo por su estilo muy directo y sin apenas descripciones sino porque también buena parte de la novela transcurre a través de diálogos que me han resultado muy ingeniosos.

    Como ya os he dicho la historia es de suspense pero además tiene un sentido del humor un poco ácido y una parte más emotiva que en mi opinión casan perfectamente con la historia. Al final El misterio de las cabras y las ovejas nos habla de la rumorología, de los prejuicios y la forma en que callando, mintiendo u omitiendo información podemos perjudicar a los demás. En muchas ocasiones nos dejamos llevar por el sentimiento que vemos en una mayoría y no nos paramos a pensar o cuestionar las cosas de forma que es como si tuviésemos los ojos vendados. La novela nos da un toque de atención y nos avisa de que hay que ser prudentes y no creer cualquier cosa que los demás nos cuenten

  • megustaleer

    ¿Que puedo leer?: \&#8221;El Misterio de las ovejas y las cabras\&#8221;

    4

    Últimamente y en esta época del año, me apetece mucho leer novelas de misterio e intriga, y es en mi búsqueda de este tipo de historias, como llegue hasta \"El misterio de las Cabras y las Ovejas\". Pero que no os engañe su premisa, estamos ante una historia muy original y también muy divertida.

    La historia nos cuenta como las dos niñas, con su aire ingenuo, pero perspicaz, se dedican a ir de casa en casa por el vecindario para interrogar a los residentes y obtener información de lo que ha podido sucederle e a su vecina desaparecida. A medida que los vecinos van hablando, también empiezan a revelarse oscuros secretos.

    Me gustó mucho esta novela, me conquistó sobretodo porque tiene el aire de las historias de intriga de los setenta, esa melancolía al más puro estilo de Agatha Cristie o Se ha escrito un crimen, que personalmente marcaron mi infancia y aún sigo disfrutando hoy día.

    Las dos niñas protagonistas me han conquistado, creo que son dos personajes que permanecerán en mi memoria durante mucho tiempo. Además el libro esta muy bien escrito y perfectamente estructurado. La combinación perfecta entre intriga, sorpresa y humor, que hacen que no me sorprenda que esta novela haya sido considerada el debut más elogiado de 2016 en Gran Bretaña.

  • megustaleer

    ¿Buscas pruebas o la aprobación de los que te rodean?

    3

    El verano de 1976 es uno de los más tórridos que se conocen hasta el momento. Un acontecimiento extraordinario saca a los vecinos de la Avenida de su rutina: la señora Creasy ha desaparecido.

    Creasy era conocida de todo el mundo; le gustaba conversar con los demás ?y también curiosear en sus vidas- en su tiempo libre. Cuando, un día, no aparece, todos se imaginan lo peor. Sin embargo, su marido no logra comprender qué le ha pasado y está convencido de que aparecerá. Y no es el único: Grace y Tilly tampoco aceptan la versión oficial de la policía, ni de los que las rodean, y tratan de descubrir el paradero de la señora Creasy.

    Las dos niñas tienen diez años y se consideran las mejores amigas del mundo. Juntas interrogan a los vecinos de la Avenida y muy pronto descubren que todos esconden secretos inimaginables y también que el mundo no es ningún lugar apacible. Al menos no tanto como afirman sus padres.

    Aunque el misterio que rodea a la señora Creasy se instala como eje central del libro, cada personaje guarda un secreto ?no necesariamente el que nos pensamos en un principio- y, como consecuencia, hay varios misterios más en la novela, como el secuestro de un bebé, un caso de incendio provocado y lo que un grupo de vecinos hizo nueve años atrás ?algo que, por cierto, les hace discutir actualmente, y con frecuencia; es difícil que nos hagamos una idea de lo que sucedió exactamente. ¿Tal vez un asesinato? Pero, ¿de quién?-.

    Con el fin de explorar todo esto, la historia de Grace (voz narrativa principal) se entremezcla con otras perspectivas, ofreciendo al lector una visión de la vida anterior de algunos de los vecinos y sus secretos. Estas perspectivas incluyen a Dorothy, que es intimidada por su siniestro esposo; a Eric, un hombre todavía en duelo por la muerte de su ex esposa; a Brian, cuyo desarrollo parece haber sido atrofiado por una madre autoritaria; y John Creasy, el esposo de la desaparecida.

    Es ésta la primera novela de la autora, y se ha convertido ya en el debut más elogiado de 2016 en Gran Bretaña. Su escritura denota el interés por las tragedias cotidianas de la gente común, por las personas sumidas en el dolor y abiertas a cometer errores que cambian sus vidas y las de quienes les rodean.

    La novela está ambientada en los años setenta, tiene un aire a las series de estos años maravilloso. Todo está reflejado con nostalgia y humor. Los residentes en la Avenida representan la naturaleza humana en estado puro, con sus claroscuros. El misterio atípico comentado anteriormente va a hacer tambalear toda esta estructura social construida a golpe de engaños, falsedad y apariencias.

    Y es que la gente de la Avenida sigue un patrón vital en cuanto a personalidad y actitudes; cualquiera que escape a esas características es considerado ?raro? y, probablemente, si algo malo o fuera de lo común sucede, será aquel más acusado por todos. La gente de la Avenida cree algunas cosas sólo porque otros las creen. Por suerte existen Grace y Tilly, y su agudeza, dulzura y perspicacia.

    La trama (que recuerda a El famoso incidente de un perro a medianoche, a algunos casos de Agatha Christie e, incluso, a Stranger Things) es excelente, aunque con cada cambio en el punto de vista y la enumeración de secretos que, intuimos, tienen que ser revelados, creo que el impacto del libro disminuye y el lector puede impacientarse demasiado por saberlo todo. Y con tantas revelaciones y secretos que parecen no querer salir a la luz es inevitable que el final necesite, al menos, una última explicación, un broche final, varias páginas más. Es más bien apresurado.  

    Por otra parte, si os ha llamado la atención el título, tiene su explicación, por supuesto: las niñas piensan que la señora Creasy está viva y llegan a la conclusión de que necesitan a Dios para encontrarla. Un día, escuchan que Dios sabe que el mundo está dividido en cabras y ovejas. El problema es que no siempre es fácil distinguirlas.

    En definitiva, El misterio de las cabras y las ovejas es una lectura amena de rabiosa actualidad: todos tenemos creencias distintas, puntos de vida diferentes sobre la vida. En los setenta, por poner como ejemplo la época en la que está ambientada, la gente era cruel con los que no pensaban igual que ellos. Pero, ¿y ahora? 

    El destino. Las decisiones que tomamos. Siempre se vuelven en contra nuestra.

    Depende mucho del punto de vista. Lo que una persona considera una mala hierba puede parecerle a otra una hermosa flor. Depende en gran medida de dónde crezca y con qué ojos la miremos.

    Me parece que lo importante es que se debe permitir que todos tengamos opiniones diferentes.

    Y me pregunté si en ocasiones sólo hace falta que dos personas creamos en lo mismo para que sintamos que formamos parte de algo.

    Nunca olvidamos lo que hemos visto. Ni siquiera hacen falta fotografías. Basta con que lo guardemos en la mente para airearlo cuando nos convenga.

    Una persona podía airear algo cuando le conviniera. Lo malo era que a veces las cosas se ventilaban por sí solas. Cosas que uno preferiría olvidar; cosas que llevaban a cambiar la perspectiva y sembraban la duda en la mente, por mucho que uno intentaba arrinconarlas.

  • megustaleer

    Una misteriosa desaparición, sazonada con humor, ironia y ternura

    3

    Ponemos en una coctelera un poquito de misterio, un poquito de humor, un poquito de ternura y un poquito de humanidad, agitamos y tenemos: El misterio de las cabras y las ovejas de Joanna Cannon. Una historia muy original, enternecedora y divertida. 

    En El misterio de las cabras y las ovejas tenemos dos visiones de la realidad, la realidad de los adultos y la realidad de las niñas Grace y Tilly, realidades muy diferentes. En la Avenida donde residen nuestros personajes nada es lo que parece, todos los personajes adultos tienen su secretos, miedos y temores, pero la sombra de un pasado que no quieren recordar vuelve sobre ellos.

     La historia de este vecindario está contada por dos narradores, Grace nos cuenta en primera persona los sucesos actuales, el misterio de la desaparición de la señora Creasy y la búsqueda de Dios. Sí, habéis leído bien; las dos niñas pretenden resolver este misterio buscando a Dios, Dios está en todas partes y Dios sabe quienes son cabras y quienes son ovejas.

     "Me pregunte si podría volver a dormirme sin que me regañaran, y entonces me acordé de que tenía que encontrar a Dios y a la señora Creasy, además de desayunar"

     Y los sucesos ocurridos en el pasado serán contados por un narrador omnisciente, un narrador que nos contará los recuerdos de los vecinos que residen en la Avenida, un narrador que nos descubrirá sus secretos, sus miedos, y...

     Es una historia de una desaparición atípica, todos los personajes temen la aparición de la Señora Creasy, todos los personajes han hablado de más con ella... ¿Qué le han contado? Es una historia con toques de humor y con toques de humanidad. Una historia con personajes muy bien definidos, una historia con un perfecto desarrollo de los hechos presentes y de los hechos pasados para conducirnos a un interesante desenlace.

     El misterio de las cabras y las ovejas es una lectura fresca, narrada con un estilo muy directo y muy sencillo, destacando el toque irónico de la autora, presente a lo largo de toda la narración.

     Y no puedo dejar de resaltar a Grace y a Tilly, sus diálogos son muy entretenidos, apasionantes, acertados... encantadores todos sus razonamientos, razonamientos vistos desde la perspectiva infantil, pero para mi son muy acertados, magistrales. Disfruté mucho con sus dudas y sus decisiones para resolverlas, me arrancaron miles de sonrisas.

     "Llegué a la conclusión de que el inspector Hislop era un policía más importante que los agentes Green y Hay, pues siempre viajaba en la parte trasera del coche y le permitían llevar su propia ropa".

     Mil gracias a Edición Anticipada por permitirme leer una historia original, una historia ocurrida en los años setenta, pero que podría volver a hoy mismo, en cualquier parte del mundo.

     

  • megustaleer

    Misterio y humor en este libro de final inesperado

    3

    ¿Qué tiene que tener un libro para que al sumergirte entre sus páginas te transporte a un mundo nuevo? Describir lo que se siente cuando alguien abre un libro y se sumerge en una buena historia es algo muy difícil de explicar que solo conocemos los adictos a la lectura, es como sumergirte en un mundo desconocido del que no quieres salir y te llegas a sentir parte de él, lo único que deseas es volver a meterte una y otra vez entre sus páginas para devorarlas.

    Esta novela de Joanna Cannon, el debut más elogiado del 2016 en Gran Bretaña, hizo que nos volviéramos a sentir así. ?El misterio de las cabras y las ovejas? es un libro que nos trae recuerdos de otra escritora también inglesa. Ya solamente el título nos sonaba a Agatha Christie, pero según lo íbamos leyendo nos la recordaba más y más, con una trama detectivesca en la que cada personaje guarda un secreto, muy al estilo de esta escritora, y dos niñas con su particular investigación, como si de Hércules Poirot se tratara, ese gran detective novelesco al que no se le escapaba ni una.

    Verano de 1976. Una mujer desaparecida sin rastro. Su marido perplejo y desesperado tratando de encontrarla sin ninguna pista. La policía la declara oficialmente desaparecida, y a partir de ahí empieza el misterio. Y muy pronto, en esa avenida, empezarán a desvelarse los más oscuros secretos de todos y cada uno de sus habitantes.

    ?El misterio de las cabras y las ovejas? es una obra maravillosamente escrita, de estas muy fáciles de leer, que te engancha con mucha facilidad, con mucho misterio pero a la vez algún que otro toque de humor, y un final que nadie se lo puede imaginar. Una historia que nos transporta a la Inglaterra de los años 70 y que evoca perfectamente aquella época.

    Joanna Cannon llegó pisando fuerte con la novela de misterio. ¿Serán Grace y Tilly las nuevas detectives novelescas? ¿Este género literario nos trae a la nueva Agatha Christie? El tiempo lo dirá. Por el momento ya podemos disfrutar de su primer trabajo que ojalá no sea el último.

  • megustaleer

    Una lectura agradable

    3

    Lo primero que me llamó la atención de este libro fue su título así que cuando me lo ofrecieron en Edición Anticipada no dudé en leer la sinopsis y pedirlo.

     

    El misterio de las cabras y las ovejas está dividido en capítulos sin numerar titulados; estos títulos nos sitúan en los lugares y las fechas donde se van a desarrollar. A lo largo de ellos vamos a conocer la historia de un vecindario cuanto menos peculiar.

     

    La historia estará contada por dos narradores, dependiendo del hilo temporal del que se trate.

    Por un lado, tenemos la narración en primera persona a cargo de Grace, una niña de 10 años, que junto a su amiga Tilly pretende desentrañar el misterio de la desaparición de la señora Creasy. ¿Cómo se les ocurre a estas niñas hacerlo? Buscando a Dios. Estos capítulos narrados por Grace son los que nos van a hablar del presente y con un lenguaje sencillo, aunque no infantil, iremos viendo cómo funciona la mente de estas niñas y la lógica que siguen en sus pesquisas.

    Por otro lado, vamos a encontrar un narrador omnisciente que será el encargado de contar los hechos acaecidos doce años antes, mediante la evocación de recuerdos de los distintos vecinos del barrio que ocultan un secreto y que, con la desaparición de la señora Creasy, temen que salga a la luz.

     

    Después de leer la sinopsis pensaba que me iba a encontrar con un gran secreto por resolver pero este no ha sido el caso. Sin embargo, ha sido una lectura agradable y, sobre todo, muy fluida. La autora consigue darle un ritmo ágil a la narración, con capítulos no excesivamente largos y abundancia de diálogos que hacen que vayas pasando páginas sin apenas darte cuenta.

     

    A pesar de lo expuesto más arriba, El misterio de las cabras y las ovejas no ha acabado de convencerme. ¿Por qué? Pues porque después de estar durante toda la lectura esperando descubrir el gran secreto del barrio, sobre el que llevaba leyendo casi 400 páginas, me he quedado bastante ?chafada? con el final. Por no desvelar nada a quien vaya a leerla, solo diré que me ha parecido algo caótica la forma de ¿desvelarlo?. Es cierto que en el libro vamos a encontrar una moraleja pero, en mi opinión, ese final ha sido un ?quiero y no puedo?.

     

    Aun así, el libro no me ha disgustado, es una lectura ligera para relajar entre otras lecturas pero poco más. En mi opinión una lectura agradable y amena pero sin más pretensiones.

Ficha técnica

  • Título: El misterio de las cabras y las ovejas
  • Autor (es): Joanna Cannon
  • Traductor: ANTONIA MARTIN MARTIN
  • Sello: GRIJALBO
  • Precio sin IVA: 7.43 €
  • Precio con IVA: 8.99 €
  • Fecha publicación: 10/2016
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: E-BOOK EPUB, 0
  • Medidas:   mm
  • ISBN: 9788425354656
  • EAN:  
  • Temáticas: Misterio y suspense
  • Colección: Novela de intriga
  • Edad recomendada: Adultos