Loading...

LA DIETA DE LOS COLORES

Montse Folch

0


Fragmento

imagen

Tenemos que ser conscientes de que contraemos un compromiso con la persona más importante de todas: nosotros mismos. La dieta de los colores conlleva un nuevo estilo de vida, guiado por el deseo de mejorar la salud, en primer lugar, y el aspecto físico. Iniciamos un camino para perder los kilos que nos sobran, pero sobre todo para aprender cómo debe ser a partir de ahora nuestro vínculo con la comida.

Distinguir los alimentos, seleccionarlos según nuestras necesidades calóricas, aprender a cocinarlos, emplear estrategias para controlar el apetito, la vinculación emocional con la comida, etc., son algunos de los conceptos descritos en esta obra. El punto de partida, sin embargo, pasa por concienciarse sobre cómo la comida condiciona nuestro estado físico y mental. Empecemos por un cambio de chip:

«Para presumir hay que sufrir.»

Mejor:

Recibe antes que nadie historias como ésta

«Se puede presumir y, al mismo tiempo, disfrutar.»

«El problema del peso me supera.»

Mejor:

«El sobrepeso es una situación que podemos mejorar.»

«No puedo controlar el apetito.»

Mejor:

«Yo tengo el control. Llevo las riendas de mi vida.»

«Estoy gordo/a.»

Mejor:

«Tengo un poco de sobrepeso (o mucho) y puedo adelgazar. ¡Por supuesto que puedo!»

«Soy como un yoyó.»