Loading...

LAS ILUSIONES PERDIDAS (LOS MEJORES CLáSICOS)

Honoré de Balzac

0


Fragmento

NOTAS

INTRODUCCIÓN

1. Lettres sur París, carta xi, fechada el 9 de enero de 1831 y publicada al día siguiente en Le Voleur (Balzac, Oeuvres diverses, Gallimard, Bibliothèque de la Pléiade, 1990, t. ii, p. 937).

2. Sin contar a una multitud de escritores de segundo orden cuyas obras han sido halladas por críticos atentos. Véase en este punto Pierre Citron, «Situations balzaciennes avant Balzac», L'année balzacienne, 1960, pp. 149-160, y Roland Chollet, «Introduction» a Illusions perdues, Balzac, La Comédie humaine, Gallimard, Bibliothèque de la Pléiade, 1977, t. v, pp. 42-49).

3. Carta a la condesa Hanska, 2 de marzo de 1843.

4. «Tal como afirma la princesa Belgiojoso, ¡es el volumen monstruo!» Carta a la condesa Hanska, 2 de marzo de 1843.

5. Prefacio de Una hija de Eva, contemporánea de Un gran hombre de provincias en París (1839). Puesto que cada una de las partes de Las ilusiones perdidas fue publicada en un volumen separado, las marcaremos en cursiva, como si de títulos de libros se tratara (véase «Nota sobre la edición», p. 59).

Recibe antes que nadie historias como ésta

6. Ibid.

7. Carta de Balzac, 26 de junio de 1836. Respuesta de Zulma Carraud el 28 de junio.

8. Véase el apéndice 1, «Prefacio de la tercera parte (1843)», p. 750.

9. Véase el artículo de Philippe Berthier, «Tableaux parisiens», en Illusions perdues, Actas del coloquio de la Sorbona, editadas por José Luis Díaz y André Guyaux, Presses de l'Université de Paris-Sorbonne, 2003.

10. La expresión es del propio Balzac, en el prefacio de Una hija de Eva.

11. Véase el apéndice 2, «Nota sobre la génesis y la acogida», p. 757.

12. Como La heredera de Birague y Clotilde de Lusignan en 1822, El excomulgado en 1824-1825 y un proyecto de una serie de novelas, la Historia de Francia pintoresca, de las que El último chuan será la única que acabe, en 1829.

13. Sobre el tema de la «capitalización de la inteligencia» en Las ilusiones perdidas, las páginas escritas por Georg Lukacs en Balzac et le réalisme français resultan esenciales.

14. Véase a este respecto el artículo de Patrick Berthier, «La critique littéraire dans Illusions perdues», L'année balzacienne, 2008.

15. Véase el estudio de Roland Chollet, Balzac journaliste, le tournant de 1830, Klincksieck, 1983.

16. Jules Janin publicó en la Revue de Paris en julio de 1839 una reseña muy crítica de Un gran hombre de provincias en París (véase el apéndice 2, «Nota sobre la génesis y la acogida», p. 757.

17. Esta fórmula, que gusta al novelista, se repetirá en un texto de Balzac publicado a principios de 1843, Monografía de la prensa parisina: los periodistas.

18. Nota de la primera edición de Escenas de la vida privada (1830).

APÉNDICES

APÉNDICE 1: PREFACIOS DE BALZAC

PREFACIO DE LA PRIMERA PARTE

1. Prefacio de la edición Werdet. Este volumen, que solo incluía la primera parte de la novela definitiva, llevaba ya el título general de Las ilusiones perdidas (véase el apéndice 2, «Nota sobre la génesis y la acogida», p. 757). Este prefacio fue suprimido en las siguientes ediciones.

2. Idea fundamental de La comedia humana, recuperada en el prefacio de 1842.

3. Balzac cita sin orden cronológico las obras en las que aparecía Rastignac en 1837. Perfil de marquesa es el título con el que volvió a publicarse el nuevo Estudio de mujer (1830) en 1835; La haute banque es el primer título de La casa de Nucingen, de 1838. La piel de zapa data de 1831.

4. Según el catálogo realizado por Balzac en 1845, La comedia humana debía componerse de veintiséis volúmenes. El número de personajes, primero fijado en mil, cifra simbólica, superará finalmente los dos mil quinientos.

5. «Conciencias» en el sentido de «creencias», de «principios morales a los que se tiene apego». La palabra reaparece con el mismo sentido en la segunda parte de la novela, p. 334.

6. Esta expresión poco clara significa seguramente «imputados a», «consignados en la cuenta de».

PREFACIO DE LA SEGUNDA PARTE

1. Prefacio de la edición Souverain de Un gran hombre de provincias en París. Este prefacio fue suprimido en las siguientes ediciones.

2. El yambo es el metro típico de la poesía satírica.

3. Castigat ridendo mores («Castiga las costumbres riendo»), lema de la comedia.

4. Le charlatanisme, vodevil en un acto de Scribe y Mazères (1825).

5. Se trata del artículo de Henri de Latouche, «De la camaraderie littéraire», publicado en octubre de 1829 en la Revue de Paris. Era un ataque contra el Cenáculo romántico. La comedia en cinco actos a la que alude Balzac es La camaraderie ou la courte échelle de Scribe (1837).

6. El célebre prefacio de Mademoiselle de Maupin (1835) se burla de las críticas literarias de la prensa conservadora y biempensante cuyo modelo es Le Constitutionnel.

7. El lecho de justicia, sesión solemne del Parlamento en presencia del rey, era una manifestación del poder real, a menudo destinada a imponer decisiones autoritarias. Balzac alude al lecho de justicia del 13 de abril de 1655, en el que el joven rey, que había acudido con traje de caza, llamó vivamente al orden al Parlamento de París y pronunció la célebre frase «El Estado soy yo».

8. Bélgica se había especializado en el siglo XIX en las falsificaciones de novelas francesas. Estos volúmenes de mala calidad, imprimidos a toda prisa siguiendo el texto de las entregas, se difundían a bajo precio antes de la salida de las ediciones francesas. Balzac se alzó a menudo contra estas prácticas que perjudicaban a los editores y a los escritores.

9. Alusión a un artículo de Le Corsaire, publicado el 11 de marzo de 1839, que acusaba al editor Charpentier de liquidar como si fuese una nueva edición cierto número de ejemplares sin vender de El médico de aldea. En realidad se trataba de una colección compacta a bajo precio destinada a combatir la falsificación. Charpentier entabló y ganó una demanda contra Le Corsaire.

10. Se trata de la demanda entablada por Balzac contra Buloz, el director de la Revue des Deux Mondes, en 1836. El primero acusaba al segundo de entregar a una revista rusa, sin su autorización, las galeradas de El lirio en el valle. Buloz había obtenido el apoyo de cierto número de escritores, entre ellos Alexandre Dumas, Eugène Sue y Jules Janin.

11. El Hípanis (actual Boug), río de Escitia (Ucrania) que desemboca en el mar Negro. Ese «griego» es Aristóteles, Historia de los animales, V, 17, 553a. Balzac debió hallar la referencia en Cicerón, Tusculanas, I, 39: «Aristóteles dice que a las orillas del río Hípanis, que cae hacia el lado de Europa en el Ponto Euxino, hay unos pequeños animales que solo viven un día».

PREFACIO DE LA TERCERA PARTE

1. Este prefacio solo se publicó en la edición Dumont. En esta edición en dos volúmenes únicamente aparecía la última parte de la novela, titulada para la ocasión David Séchard.

2. El diputado en París: título provisional de El diputado de Arcis, publicado en 1847.

3. Balzac no llevó a cabo estos proyectos.

4. Ese era ya, al menos en parte, el tema de El médico de aldea (1833) y El cura de pueblo (1841).

5. En realidad, en 1837.

6. El personaje del joven conde de Esgrignon se encuentra en El museo de antigüedades.

7. Alusión a un discurso pronunciado ante la Cámara el 13 de junio de 1843 por un diputado de Saône-et-Loire, Chapuys de Montlaville. Este dirigió un ataque a la novela por entregas, género inmoral, y sobre todo a Le Messager, que acababa de publicar La musa del departamento.

8. Es el tema de la cuarta sátira de Juvenal.

9. El Aretino (1492-1556), poeta satírico y licencioso, era temido por su inteligencia mordaz y sus talentos de maestro cantor. Le habían apodado «el azote de los príncipes».

APÉNDICE 2: NOTA SOBRE LA GÉNESIS Y LA ACOGIDA

1. Pensées, sujets, fragments, Jacques Crépet, Blaizot, ed., 1910, p. 112.

2. Lettres à Mme Hanska, Roger Pierrot, ed., Robert Laffont, col. Bouquins, 1990, t. I, p. 331.

3. Ibid., p. 363.

4. Ibid., p. 365.

5. Sobre la génesis de la primera parte de Las ilusiones perdidas, véase el estudio exhaustivo de Suzanne Jean Bérard, La genèse d’un roman de Balzac. Illusions perdues (1837), Armand Colin, 1961, 2 vols.

6. En efecto, se lee en El torpedo esta frase de Lucien dirigida a Herrera: «Él era como yo cuando me encontraste muy cerca del río».

7. Lettres à Mme Hanska, , p. 342.

8. Ibid., p. 485.

9. Véase el apéndice 1, «Prefacio de la primera parte (1837)», p. 742.

10. Lettres à Mme Hanska, cartas del 10 de febrero, 11 de mayo, 28 de mayo y 8 de julio de 1837.

11. Ibid., cartas del 20 de enero, 10 de febrero y 15 de octubre de 1838.

12. Ibid., p. 480.

13. Ibid., p. 482.

14. Ibid., p. 489.

15. Ibid., p. 506.

16. Ibid., carta del 14-17 de octubre de 1842, pp. 602-603.

17. Carta a la condesa Hanska, 7 de diciembre de 1842.

18. «Un grand homme de province à Paris, par M. Balzac», t. VII, pp. 147-178.

19. Manuales didácticos (por el nombre del director de la colección), célebres en el siglo XIX y que versaban sobre temas técnicos y sobre los oficios.

20. «Balzac», estudio publicado en el Journal des Débats en febrero-marzo de 1858, reproducido en 1865 en Nouveaux essais de critique et d’histoire.

* «Títulos de los capítulos en las ediciones separadas de las tres partes, suprimidos en la edición definitiva.

NOTAS A LA OBRA

DEDICATORIA

1. Dos ejemplos paradigmáticos de precocidad. Rafael no era más que un aprendiz cuando recibió su primer encargo importante, el altar de la iglesia de San Agustín en Città di Castello. William Pitt fue elegido diputado a la Cámara de los Comunes a los veintidós años.

2. «Corrige las costumbres riendo.» Es el célebre lema de la comedia inventado por el poeta francés Jean de Santeul (1630-1697).

PRIMERA PARTE: LOS DOS POETAS

1. La prensa de hierro, la primera innovación tecnológica sustancial respecto a la prensa de madera de Gutenberg, fue concebida hacia 1800 por lord Charles Mahon, tercer conde de Stanhope (1753-1816), político prerrevolucionario apasionado de los estudios científicos. Las prensas Stanhope pronto se extendieron por Francia.

2. El año 1793 fue el año más crítico para la Revolución, puesta en peligro por enemigos exteriores e interiores, con una serie de derrotas militares por parte de la coalición europea antirrevolucionaria y el desencadenamiento de la contrarrevolución en la Vendée. En junio del mismo año se iniciaba la fase del «Gran Terror» con la instauración de la dictadura jacobina.

3. Hasta 1870 las profesiones de impresor y librero-editor no fueron libres. Bajo el Antiguo Régimen se había establecido un rígido sistema de controles que, unido a la censura, debía servir para impedir la publicación de libelos políticos o libros antirreligiosos. El número de imprentas tanto en París como en provincias estaba fijado por ley. La Revolución abolió el sistema de gremios, pero la dictadura jacobina sometió la imprenta a un rígido control. Napoleón volvió a la situación del Antiguo Régimen instituyendo la obligación de una licencia para libreros e impresores que era concedida por el Ministerio del Interior y la Restauración mantuvo este régimen.

4. Las presiones ejercidas por los nobles emigrados ante las cortes extranjeras para lograr una intervención militar que pusiera fin a la Revolución indujeron a la Asamblea Legislativa a votar en abril de 1792, la víspera de la guerra, una ley que establecía la confiscación de los bienes de los emigrados que no hubieran vuelto en el plazo de un mes. Las propiedades de los exiliados fueron confiscadas y vendidas, y para la emigración fue decretada la pena capital. Solo bajo el Directorio comenzaron a regresar los emigrados y en 1808, con Napoleón, se votó una amnistía general.

5. Durante la Revolución los eclesiásticos estaban obligados a prestar juramento a la Constitución. Los que se negaron a hacerlo fueron llamados «curas refractarios». Napoleón, convertido en Primer Cónsul con el golpe de Estado del 18 de Brumario, firmó en 1801 con el papa Pío VII el concordato que restableció en Francia el culto católico.

6. Como afirma explícitamente Balzac en Eugenia Grandet, el término bonhomme significa, en francés regional, «viejo» y «se aplica tanto a las personas crueles como a las más bondadosas, cuando han alcanzado cierta edad; no tiene nada que ver con la mansedumbre».

7. La tipografía Didot hacía remontar los orígenes de su gloria al reinado de Luis XV; se atribuyeron a su fundador, François Didot, importantes perfeccionamientos en la realización de los caracteres y en su fundición.

8. Balzac, como Sterne, creía en la correspondencia entre nombre y persona; Séchard suena como sécher, «secar».

9. Chateaubriand, que había viajado en 1791 a Estados Unidos, describe, en el prólogo de Atala, a los osos ebrios que caminan tambaleándose por haber comido uva.

10. Plancher en el original. Es un evidente lapsus del autor por plafond («techo»).

11. Reloj de pared cuya caja remata por abajo en una forma apuntada. Las cajas de estos relojes suelen estar muy decoradas, sobre todo en los ejemplares pertenecientes al rococó francés.

12. Con pasos vacilantes.

13. Cerco de hierro cuadrangular con que se ciñe el molde que se ha de imprimir.

14. El Almanach de Liége era un almanaque popular con la cubierta azul que se remontaba al siglo XVI. En 1825, un impresor de Tournai lo reimprimió en una edición doble, llamada Double Almanach de Liége, alcanzando un enorme éxito. Se reimprimían aún a mediados de siglo unos doscientos mil ejemplares.

15. Purée septembrale es la expresión usada por Rabelais para el vino nuevo en Gargantúa y Pantagruel, I, 7.

16. Los revolucionarios responsables o defensores de las masacres efectuadas, desde el 2 hasta el 6 de septiembre de 1792, entre monárquicos, eclesiásticos y otros detenidos en espera de juicio en las cárceles de París. El epíteto siniestro se convirtió en un insulto político dirigido a los revolucionarios ya durante el Consulado.

17. Esta eminencia de la medicina es en realidad un personaje imaginario, de quien se encuentran importantes episodios en La misa del ateo (1836).

18. Ahora y siempre y por los siglos de los siglos.

19. Se trata de un error de Balzac, porque en realidad la efigie del llamado Baco indio, un dios barbudo que lleva unas vestiduras holgadas, no tiene relación alguna con la pose de Lucien.

20. Ligero anacronismo: David ha vuelto de París a finales de 1819, y la escena que está describiendo Balzac se desarrolla en 1821, a comienzos de mayo, no en 1823 como indica esta precisión cronológica. Este tipo de incongruencias abundan a lo largo de toda la novela.

21. Se trata de la firma de Henri de Latouche (1785-1851), primer editor de la obra de Chénier, que había sido también editor de una novela de Balzac, Los chuanes (1829).

22. Camille es el nombre con el que Chénier cantó a una joven criolla, Michelle Santuary, convertida posteriormente en madame de Bonneuil, quien le inspiró una pasión no correspondida.

23. Nicolas Roze (1745-1819), compositor y apreciado profesor de música.

24. Los hermanos gemelos César y Constantin Faucher, generales napoleónicos que habían reanudado el servicio durante los Cien Días, fueron fusilados inmediatamente después de la segunda vuelta de los Borbones. Su condena produjo una profunda sensación. El conde Lavalette, también él condenado a muerte por el apoyo que había prestado a Napoleón, consiguió evadirse disfrazado de mujer gracias a la ayuda de su esposa. Las dos novelas citadas, Ipsiboé (1823) del vizconde D’Arlincourt y la Anaconda (1822) del novelista inglés Matthew Gregory Lewis, fueron efímeros éxitos editoriales del período.

25. El suplicio reservado por los turcos a las mujeres infieles, encerradas en un saco y arrojadas al agua.

26. Lady Esther Stanhope (1776-1834) era la hija de lord Charles Stanhope (el inventor de la prensa de hierro). Despótica, impertinente, despreciativa de las convenciones sociales, partió en 1810 hacia Oriente y se estableció en Siria, donde vivió como una reina.

27. Alí Pachá se rebeló contra el dominio turco y tomó Janina, en Albania; tras un año de cerco, en 1822, fue capturado y ajusticiado. Las atrocidades de que se decía era capaz llenaban de curiosidad y apasionaban a los lectores de todo Occidente.

28. Los «grandes tratados» de Bonald fueron la Teoría del poder político y religioso (1796) y La legislación primitiva (1802). En cuanto a Xavier de Maistre, sus grandes obras son Las consideraciones sobre Francia (1796), Las veladas de San Petersburgo (1821) y Del Papa (1819). Ambos fueron los más importantes teóricos del absolutismo.

29. El barón de Barante trabajó en la administración napoleónica, en la de Luis XVIII y en la de Carlos X; en tiempos de la Restauración era director general de contribuciones indirectas.

30. Relator del Consejo de Estado.

31. Kassel era la capital del reino de Westfalia (1807-1813), creado por Napoleón para su hermano Jerónimo.

32. El general Armand de Montriveau, uno de los dandies más elegantes de la alta sociedad parisiense, es un personaje recurrente de La Comedia Humana, protagonista de la novela La duquesa de Langeais (1834).

33. Probablemente el organista Éloi-Nicolas-Marie, llamado Miroir ainé (1746-1851).

34. La marquesa de Rambouillet (1588-1665) reunía a sus amigos artistas en el palacio parisiense que había hecho construir en la rue Saint-Thomas du Louvre, dando vida al salón más célebre de su época.

35. La Quotidienne, fundado en 1792, cerrado bajo el Imperio, reanudó su actividad en 1815 como órgano de los ultras.

36. Molusco de las costas de Oriente cuya concha blanca y brillante servía de moneda en la India y costas africanas.

37. Thomas Chatterton (1752-1770), poeta inglés, fue autor de poesías líricas atribuidas al monje medieval Rowley y escritas en estilo de siglos pasados. Rechazado por el ambiente literario, reducido a la miseria, Chatterton se suicidó a los dieciocho años.

38. Del acto II del Matrimonio secreto de Cimarosa.

39. Alusión a San Mateo, 5, 22 (Raca significa en arameo «tonto»).

40. «Jilguero» se dice en francés chardonneret, que contiene una alusión a Chardon, el apellido de Lucien.

41. Alusión al Sardanápalo de Lord Byron, tragedia en cinco actos, que inspiró a Delacroix el tema de La muerte de Sardanápalo, expuesta en 1827.

42. La célebre novela de Madame de Staël publicada en 1807.

43. Por cualquier medio.

44. Se trata de una imagen plutarquiana. Véase Vida de Mario, 40.

45. El fundador de la anatomía comparada era de extracción social humilde.

46. El general y orador ateniense Foción (siglo IV a.C.) era un rival de Demóstenes, quien decía que aquel era el «hacha» de sus discursos.

47. Welche, del antiguo alemán, era el nombre con que los germanos llamaban a sus vecinos romanizados.

48. Los hermanos Keller, banqueros creados por Balzac, reaparecen en muchas novelas posteriores a Las ilusiones perdidas.

49. Alusión al proverbio: «Reparto a la Montgommery, todo para una parte y nada para la otra».

50. Whist, o también en la forma whisht, significa en inglés «silencio».

51. Verso de la «Elegía a Fondat».

52. Juego de palabras intraducible: en francés «lombrices» y «versos» se escriben y pronuncian igual (vers).

53. Legendario fundador del Imperio babilónico y gran cazador, mencionado en Génesis, 10, 8.

54. Virgilio, Geórgicas, II, 173.

55. El romance del Cid (1808), incluido posteriormente en la novela El último abencerraje (1810).

56. El obispo se adhiere a la exégesis alegórica de El Cantar de los Cantares, según la cual el texto bíblico atribuido a Salomón no sería un epitalamio que exalta la unión carnal de los amantes, como quiere la interpretación literal, sino un himno a la unión mística del alma y Dios, Esposa y Esposo celestes.

57. Pot es el nombre francés de un particular formato de papel utilizado para imprimir los naipes. La frase resulta incomprensible porque en realidad David no ha pronunciado este término. La incongruencia es debida al hecho de que Balzac, en las sucesivas remodelaciones de la trilogía, decidió insertar, para relacionar mejor la primera y la tercera parte, dos fragmentos situados originariamente en la tercera parte. Los editores sucesivos han respetado esta indicación, aunque es evidente que el autor no reparó en la incongruencia señalada.

58. ¡Ay de los vencidos!

59. La Broussonetia papyrifera es el llamado «árbol del papel», una variedad de la morera cuya corteza se emplea en Japón y en la Polinesia para fabricar el papel.

60. Célebre institución fundada por la Convención en 1795, reagrupa cinco academias, entre ellas La Academia Francesa.

61. Alusión a Números, 22, 28. Perseguida por su dueño por desviarse del camino, la burra del profeta Balaam habla por voluntad de Dios comunicándole que se ha desviado para evitar al ángel que quería castigar a su dueño.

62. En la escuela pitagórica, los discípulos se distinguían entre «oyentes», a los que se había impuesto el silencio, y «matemáticos», que estaban autorizados a hablar y a quienes se revelaban las doctrinas más secretas de la escuela.

63. Tulloye suena como tue l’oie, «mata a la oca».

SEGUNDA PARTE: UN GRAN HOMBRE DE PROVINCIAS EN PARÍS

1. Los motivos de esta separación se cuentan en la novela La interdicción (1836).

2. En la primera edición, Balzac había escrito «septiembre», más de acuerdo con lo que dice a continuación sobre el tiempo de la vendimia, olvidando, en la edición definitiva, corregir también las otras referencias cronológicas.

3. Uno de los más famosos y caros restaurantes de París.

4. Ópera de Salieri representada por primera vez en 1784.

5. El tigre o groom era el nombre con el que los jóvenes elegantes designaban a los palafreneros, probablemente por el uniforme variopinto que llevaban.

6. Se trata de la condesa María Aurora de Königsmarck (1662-1728), amante del futuro rey Augusto II de Polonia. Sin embargo, esta oscura alusión se refiere al fin que tuvo su hermano, a quien su padre habría hecho asesinar mientras salía de la habitación de su amante.

7. La escritora que, en Béatrix (1839-1845), sacrifica vida mundana y fortuna por el éxito de su amado Calyste du Guénic.

8. Protagonista del relato homónimo publicado en 1832, y que aparece en otras muchas novelas y cuentos de La Comedia Humana, donde es descrita como una de las reinas de la vida mundana parisiense.

9. Lion era el hombre a la moda entre 1830 y 1860.

10. Tal como se cuenta en la novela La duquesa de Langeais (1834), Antoine de Langeais, herida por la indiferencia que le demuestra el marqués de Montriveau, de quien está perdidamente enamorada después de haberle seducido por pura coquetería, huye de París para encerrarse en un convento de las islas Baleares.

11. Se trata del riquísimo barón de Nucingen, al que está dedicada la novela La casa Nucingen (1838).

12. Se trata de Félix de Vaudenesse. Su pasión por lady Dudley se cuenta en la novela El lirio del valle (1836).

13. De los lazos entre Canalis —inspirado en la figura de Lamartine— y madame de Chaulieu se habla en Modeste Mignon (1844).

14. Novela de la duquesa de Duras, publicada con gran éxito en 1824. Durante la Restauración regentaba un importante salón literario.

15. Protagonista femenina de El misántropo de Molière. Célimène es una joven viuda de gracia maliciosa y coqueta.

16. El lugar de la vieja abadía de Longchamp, situada al oeste del Bois de Boulogne, demolida en tiempos de la Restauración, se había convertido en aquella época en la meta preferida de los ricos parisienses que desfilaban en elegantes carrozas.

17. Antoine-Quentin Fouquier-Tinville (1746-1795), fiscal bajo el Terror, acabó guillotinado.

18. Es decir, una promesa no mantenida, como la Carta concedida por Luis XVIII durante la primera Restauración, en 1814, que los liberales consideraron un engaño.

19. Juego de palabras más bien oscuro de descifrar. Hay una asonancia entre la parte final del nombre Fli-coteaux y el adjetivo coûteux («costoso», «caro»); el más económico de los restaurantes se llamaría «Flicostoso».

20. En efecto, en aquella época se cenaba hacia las cinco de la tarde.

21. Se llamaban petits journaux, por el formato inferior al de los grandes diarios, a los periódicos literarios y teatrales de la oposición, surgidos en el período en que los diarios políticos estaban sometidos a una rígida censura. Estas publicaciones, a menudo efímeras, usaban a menudo el arma de la sátira política.

22. François-Joseph Talma (1763-1826), celebérrimo actor trágico admirado también por Napoleón.

23. Casimir Delavigne (1793-1843), hoy olvidado, gozaba entonces de inmenso éxito.

24. En la época de Balzac el término designaba tanto al librero-comisionista como al librero-editor, aunque no todos ellos poseían una casa editorial. Esto explica la confusión de Lucien en el capítulo siguiente. En el curso de la novela veremos que el término designa en general al editor que dispone de uno o más puntos de venta.

25. Pierre-François Ladvocat (1791-1854) fue quizás el más famoso editor de la Restauración. Sin embargo, no fue el inventor de los carteles publicitarios, ya mencionados por Louis-Sébastian Mercier en Le Nouveau Paris (1797).

26. En la época, dada la escasez de liquidez y la crisis crónica de la edición, todos los pagos se realizaban con letras de cambio. El sistema era particularmente oneroso para los escritores, obligados a recurrir a usureros que descontaban las letras convirtiéndolas en dinero líquido previa deducción de un porcentaje establecido en base a determinada tasa de descuento fijada por ley, pero en realidad variable.

27. «Los libros tienen su propio destino», frase atribuida a Terencio Mauro.

28. Se trata de Robert Lefèvre (1755-1830), retratista muy en boga bajo el Imperio y la Restauración. En la fisonomía de D’Arthez, sobre todo en la viveza de la mirada, no es difícil reconocer los rasgos del propio Balzac, quien no en vano se definía como el Napoleón de las Letras.

29. Thérèse Lavasseur, la mujer de Rousseau. Véase Confesiones (libro VII).

30. El nombre hace pensar en Louis Lambert, el genio místico protagonista de la novela homónima escrita por Balzac en 1832. Después de haber intentado hacer fortuna en París, donde conoce una vida de miserias, Louis, ya minado físicamente, regresa sin fe a su tierra natal.

31. El ex estudiante de medicina de Papá Goriot y futuro catedrático. Es el médico por antonomasia para Balzac.

32. La Fontaine, Fábulas, VIII, II.

33. Torquato Tasso, drama en cinco actos en verso (1790). En Modeste Mignon (1844) Balzac comparará al Tasso de Goethe con el fatuo Canalis.

34. Según una ley de 1797, cada cartel o publicación periódica debía estar impresa en las correspondientes hojas de papel timbrado. Esta obligación, pensada sobre todo como medida restrictiva y disuasoria respecto a la prensa, era también una fuente de importantes ingresos para las arcas públicas.

35. La coloquíntida es una cucurbitácea de fruto parecido, por su forma y color, a la naranja, que se emplea en farmacia como purgante.

36. El conde Sebastian-Maximilien Foy (1775-1825), general bajo el Imperio y diputado bajo Luis XVIII, fue uno de los jefes del partido liberal junto con Benjamin Constant. Los dos retratos, junto con los de los otros oradores liberales, figuran no por casualidad en la redacción de este periódico de la oposición.

37. En 1817, en la Comédie-Française, con ocasión de la primera representación de esta tragedia de Antoine-Vincent Arnault (1766-1834), un autor perseguido por el Régimen, estalló un violento tumulto entre la policía y algunos fieles bonapartistas partidarios del autor que se defendieron con bastones y que luego fueron rebautizados con el nombre de «germánicos».

38. En sentido más amplio, el perruque («pelucón») era el anciano de poco talento y apegado a gustos pasados de moda.

39. Raoul Nathan, novelista imaginario de éxito, aparte de periodista y autor teatral, creado en 1838 en el relato Una hija de Eva.

40. En Los mil y un días, colección de fábulas persas traducidas al francés entre 1710 y 1712, figuraba una fábula de la princesa Turandot, recuperada por Carlo Gozzi para su comedia homónima.

41. Obermann, de Senancour, había aparecido en 1804, pero no obtuvo éxito hasta 1830, gracias a la presentación de Sainte-Beuve.

42. En el original Le temps est un grand maigre, deformación del proverbio Le temps est un grand maître («El tiempo es un gran maestro»). Minette, seudónimo de Jeanne-Marie-Françoise Ménestrier (1789-1853), era una actriz brillante del Vaudeville y luego del Gymnase.

43. Lámpara de aceite inventada por el relojero Bertrand Guillaume Carcel (1750-1812): un dispositivo de resorte accionaba un pistón que llevaba el aceite a la mecha.

44. Un tipo de lámpara inventada por los hermanos Fumade en la que una gota de ácido sulfúrico prende una mezcla de clorato de potasio y de azufre.

45. Se daba este sobrenombre a los iletrados que, después de la supresión de los gremios en 1792, se habían dedicado al comercio de libros.

46. Juego de palabras entre livres («libros», pero también «libras») y francs («francos»).

47. Grabado realizado a partir del célebre cuadro de Girodet-Trioson (1781), uno de los pintores preferidos de Balzac.

48. Famoso gastrónomo que abastecía al duque de Orleans.

49. Paul-Louis Courier (1772-1825), oficial de artillería y gran helenista, autor de famosos panfletos que le valieron alguna condena. Las aventuras de la hija de un rey es una obra de Jean Varout (1797-1848), bibliotecario del duque de Orleans. El protagonista del libelo alegórico, publicado en 1820, era la Carta de Luis XVIII.

50. Pierre-François-Léonard Fontaine (1762-1853), famoso arquitecto de la época de la Restauración.

51. Las dos primeras novelas son de Charles Nodier, Jocko del erudito Charles Pougens (1755-1833), y Peter Schlemihl de Von Chamisso.

52. La Minerve era un órgano de la oposición liberal (entre sus colaboradores estaba también Benjamin Constant). Le Conservateur, fundado por Chateaubriand, interrumpió su publicación al día siguiente del restablecimiento de la censura después del atentado al duque de Berry.

53. Los críticos más prestigiosos de la generación imperial.

54. Otra interpolación de personajes verdaderos e imaginarios: Claude Vignon, periodista y crítico literario que aparecerá más adelante, había hecho su primera aparición en Béatrix (1839), donde era el amante de madamoiselle des Touches.

55. Jacques Delille (1738-1813), traductor de las Geórgicas, era exponente de la corriente neoclásica, más bien fría y descriptiva. Un poema suyo, «La imaginación» (1806), tuvo sin embargo un gran éxito entre la naciente generación de los románticos, a la que alude Dauriat.

56. Potemkin era uno de los favoritos de la emperatriz Catalina de Rusia; Benjamin Constant lo fue de madame de Charrière y, sobre todo, de Madame de Staël.

57. Vignol y Florine son dos actores imaginarios, mientras que Potter (1774-1838) fue uno de los más célebres actores cómicos de la época.

58. Bertram (1816) era una tragedia de Charles Robert Maturin (1782-1824), el autor de Melmoth el Errabundo.

59. El Tancredi (1613) de Rossini era uno de los caballos de batalla de Giudita Pasta (1796-1865), la legendaria contralto muy admirada por Stendhal. La Pasta había debutado en París precisamente en 1821.

60. Mignon es la chiquilla italiana, graciosa, delicada y melancólica, siempre vestida con ropas masculinas, que aparece en la novela Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister (1796).

61. Alusión a las leyes del 31 de marzo de 1820 y del 21 de julio de 1821 que, después del atentado al duque de Berry, restablecieron la censura y el régimen de autorización previa para toda la prensa.

62. Finot hace pensar en el adjetivo fin, que significa «astuto», «marrullero».

63. Antigua prisión política en época revolucionaria, antes de volver a serlo bajo la Monarquía de Julio, Sainte-Pélagie encerró, entre 1797 y 1831, junto a los detenidos políticos, a deudores insolventes.

64. Dos actrices de la época muertas prematuramente tras unos brillantes comienzos en los escenarios del bulevar.

65. Nombre del canciller Charles-Henry Dambray (1760-1829). Según una anécdota, aireada por la prensa satírica, un día el canciller llamó a la puerta del despacho de Luis XVIII, que en aquel momento esperaba a su amante, la condesa Zoé de Cayla, y oyó que le respondían: «Entre, Zoé». De ahí el sobrenombre de Cru-Zoé.

66. Juego de palabras intraducible: en francés reconnaisance («gratitud») quiere decir también «recibo».

67. A menudo los melodramas y los vodeviles eran escritos a varias manos. De Cursy es evidentemente el seudónimo de Du Bruel, mientras que Nathan, simple colaborador, se contenta con ver mencionado su nombre.

68. Es decir, los dependientes de las tiendas de tejidos. La vara era una antigua medida usada sobre todo para las telas.

69. Pierre-Philippe Thomire era un célebre artesano que abastecía a la Casa Real.

70. Las fuentes clásicas nos informan de que hubo varias hetairas con este nombre. Una de ellas, según Plutarco, habría sido la amante de Alcibíades en el exilio.

71. El conde Almaviva, personaje de El barbero de Sevilla y del Matrimonio de Fígaro de Beaumarchais.

72. Potelet, que se refiere a Châtelet, suena como potelé, que significa «rollizo», «regordete».

73. El vizconde de *** es el vizconde D’Alincourt, el autor de El solitario; Démosthène es el duque Sosthène de La Rochefoucauld, otro de los blancos de la prensa satírica por su moralismo santurrón cuando dirigía el Ministerio de Bellas Artes (hizo alargar las faldas a las bailarinas y cubrir las estatuas del Louvre con hojas de parra).

74. Étienne-Denis Pasquier (1767-1862), ministro de Justicia y de Asuntos Exteriores en los gobiernos que se sucedieron de 1815 a 1821, desempeñó un papel de moderador que desagradó a todos los partidos. Decazes era el favorito de Luis XVIII.

75. Blücher, general prusiano, y Saacken, general ruso, mandaban los ejércitos de la Coalición que el 31 de marzo de 1814 entraron en París y depusieron a Napoleón. En su colección de máximas del Emperador, Balzac atribuye la frase al mismo Napoleón.

76. Actor de tiempos del Imperio, muy famoso también durante la Restauración, que se exhibía por la calle con su compañero Gallimatré, un payaso de aire atónito que no reía nunca.

77. Político ateniense, llamado «el Justo», que vivió en el siglo V a.C. Adversario de Temístocles, cuando este llegó al poder se exilió en 482.

78. Nicolas-Toussaint Charlet (1792-1845), famoso dibujante satírico.

79. Le Cabinet des fées ou Collection des Contes de Fées et autres contes merveilleux es una amplia colección de fábulas publicada en 41 tomos entre 1785 y 1789, que constituyó uno de los grandes éxitos editoriales de finales del siglo XVIII.

80. Por el nombre del barrio en torno a la iglesia de Notre-Dame-de-Lorette, en el que residían las mujeres más desprejuiciadas de la época de la Restauración.

81. En 1832 el término no designaba aún el roman-feuilleton («novela por entregas»), género que nacerá mucho más tarde, en 1836, y será inaugurado precisamente por Balzac con la novela La solterona, publicada en la Presse. Aquí Balzac alude al feuilleton critique, o sea, el suplemento dedicado a las recensiones literarias y teatrales.

82. Comedia en un acto estrenada en el Odéon en 1817. Su protagonista Rigaudin es un empleado torpe a quien gusta sembrar cizaña en la pequeña ciudad en la que vive.

83. Véase El burgués gentilhombre, V, 5, donde monsieur Jourdain, embutido en un traje turco, recibe la dignidad de Mamamouch (literalmente, un inútil total) por parte del ingenioso Covielle, criado de Clóonte, disfrazado de dignatario del Imperio otomano.

84. Neologismo de Balzac por «misógino».

85. Jano, el dios bifronte, es una clara alusión al chaquetero Finot: de propietario, redactor jefe de un «pequeño periódico» de la oposición a director de una revista de derechas. Balzac hace un juego de palabras entre Jano y Janot, personaje del tonto en la tradición cómica francesa.

86. Philippe Bridau, amigo de Giroudeau y amante de Mariette, es el hermano calavera de Joseph, el pintor del Cenáculo. Su historia se narra en La Rabouilleuse (1841-1842).

87. Cita literal de Las mujeres sabias de Molière (III, 3). Claude Barbin publicó a los grandes autores franceses del siglo XVII, como Molière, Boileau, La Rochefoucauld y La Fontaine.

88. Filósofo católico y hombre de Estado de credo monárquico.

89. Políticos y funcionarios de Estado, gran chaquetero el primero, que colaboró con todos los gobiernos desde la Convención hasta la Restauración, hombre de derechas el segundo.

90. En la Monografía de la prensa parisiense (1843) se encuentra un pasaje que aclara esta oscura alusión. Balzac explica que bajo la Restauración Le Constitutionnel, famoso por su espíritu anticlerical, había transformado el bulo en arma política, inventando falsas noticias de curas que rechazaban la sepultura por motivos políticos o denunciando las persecuciones a las que estaban sometidos los curas liberales.

91. La frase, fruto de una corrección apresurada, parece absurda. En el original Dauriat decía lo contrario.

92. Gottlieb Wilhelm Rabener (1717-1771), escritor satírico alemán cuyas Sátiras fueron varias veces traducidas al francés.

93. Las teorías literarias de Balzac en los años que escribía Las ilusiones perdidas están expuestas en los artículos de la Revue parisienne, en particular en el célebre artículo dedicado a La cartuja de Parma de Stendhal.

94. Axioma de la jurisprudencia en virtud del cual nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito.

95. Es decir, la última, pues en aquella época los diarios tenían solo cuatro páginas.

96. Como explica el propio Balzac en la Monografía de la prensa parisiense (1843), la réclame es una breve recensión no pocas veces escrita por el autor mismo del libro reseñado, y que constituye por tanto una especie de publicidad encubierta.

97. Colección de poesías publicada por Casimir Delavigne entre 1818 y 1827 y dedicadas a varios temas de actualidad política, entre ellos la causa de la independencia griega. El título alude a los mesenios oprimidos por los espartanos y su ferviente patriotismo.

98. El barón de Nucingen es el personaje más recurrente de La Comedia Humana; el dandy Beaudenord, cliente de la banca Nucingen, reaparece a menudo en el ciclo balzaquiano; Philippe Brideau es el hermano corrompido de Joseph; Conti, cantante y mús ...