Loading...

Lo que aprendí de mi pingüino

PLAZA & JANÉS, Febrero 2016

Conmovedora y encantadora. La historia real de un joven profesor inglés y un pingüino, una amistad extraordinaria en la Argentina de los años sesenta.

Empezar a leer

Comprar en:

Sinopsis

¿Qué harías si un pingüino al que acabas de rescatar no quisiera separarse de ti? ¿Te atreverías a cruzar una frontera con él en autobús y dejarle formar parte de tu vida?

Inglaterra, años 70. A sus 23 años, Tom Michell está soltero y con ganas de ampliar horizontes. Cuando le ofrecen un puesto de profesor en un internado inglés de Argentina, acepta encantado pese a la fragilidad política y económica que vive el país.

Durante unas

... leer más

Las reseñas de los lectores

  • megustaleer

    Una fábula real con un mensaje y un protagonista inolvidables

    4

    Título: Lo que aprendí de mi pingüino

    Autor: Tom Michell

    Traductor: Jofre Homedes

    Editorial y año: Plaza & Janés, 2016

     Inglaterra, años 70. A sus 23 años, Tom Michell tiene ganas de ampliar horizontes. Cuando le ofrecen un puesto de profesor en un internado argentino, acepta encantado. Durante unas vacaciones en Uruguay, Tom rescata a un pingüino atrapado en un vertido de petróleo. A partir de entonces, se establece entre ambos una relación muy especial. Tras limpiarlo, reanimarlo y darse cuenta de que el pingüino no piensa volver al mar bajo ningún concepto, Tom entiende que no le queda más remedio que llevárselo de vuelta a Argentina.

     

    Es bien cierta la afirmación de que la realidad supera a la ficción. Hay historias tan curiosas que parecen invento de la imaginación de autores o directores, y uno se queda de piedra al saber que están basadas en hechos reales. Tom Michell nos cuenta en Lo que aprendí de mi pingüino cuanto le sucedió en la Argentina de los años 70, cuando un pingüino entró en su vida de la forma más inesperada y sorprendente. Disfrazada de novela, la trama verídica que se nos relata en este libro se convierte en un precioso canto a la amistad y al respeto mutuo, así como en una dura crítica hacia el poco respeto que el ser humano tiene para con los océanos y los animales que viven en ellos.

    La sed de aventuras y conocimientos lleva a Tom Michell a viajar a Argentina para trabajar en un internado inglés. Unas semanas después, durante una corta estancia en Uruguay, en una playa da con un grupo de pingüinos que parecen haber muerto por culpa de un vertido de petróleo. Cuando se da cuenta de que uno de ellos sigue vivo, Tom no duda en llevárselo para intentar curarlo y devolverle la salud y la alegría que siempre rodea a estos simpáticos pájaros. Será entonces cuando dará comienzo una extraña pero sincera relación de amistad entre Tom y el pingüino. El animal logrará hacerse entender y hablar con el joven profesor, y este agradecerá las valiosas enseñanzas que, queriendo o sin querer, le transmitirá el ave.

    Cuando vi Lo que aprendí de mi pingüino en la lista de novedades de hace ahora más o menos un año, el aura de ternura que debía de envolver la historia me pareció irresistible y supe que iba a leerla. Unos meses después, y tras superar varios obstáculos, la novela llegó a mí y me ha invitado a un fantástico viaje en el tiempo y en la naturaleza que me costará olvidar. Tom Michell retrata, con una precisión matemática, el ambiente que se vivía en la Argentina de aquel momento, una época convulsa por culpa de los terremotos políticos que sacudían el país. Por otro lado, el estilo claro y cercano del autor nos permite que empaticemos enseguida con él y que lleguemos a coger un enorme cariño al gracioso pingüino que protagoniza la novela.

    Y es que el pilar de la obra no es otro sino el pingüino. De un modo entrañable y asombroso, el animal consigue comunicarse con el narrador y con el personal y alumnado del internado argentino, y todos ellos enseguida le hacen un hueco en el corazón. El ave desprende una bondad y una alegría tales que el lector no puede más que rendirse a su carisma y desear que el camino que han emprendido juntos no termine jamás. Además, en el desenlace uno se da de bruces con un mensaje que de alguna manera hace las veces de moraleja de esta suerte de fábula real, un mensaje de calado que quedará grabado en nuestra retina. Por último, me gustaría agradecer al autor la valentía de poner por escrito su relación con el pingüino, porque estoy convencido de que no solo despertará la envidia sana por haber vivido esa amistad, sino también alguna que otra conciencia.

    El mundo editorial es apasionante y misterioso. Por motivos que no llego a comprender, Lo que aprendí de mi pingüino, una novela que a priori parece tener todos los números para triunfar, ha pasado muy desapercibida entre lectores y prescriptores en nuestro idioma. Por un lado, me entristece que la historia de Tom Michell no haya cosechado el éxito que, en mi opinión, merece; por el otro, me alegro de haberle dado una oportunidad para intentar, desde este blog, darle voz y protagonismo. No es tan habitual que uno encuentre la dosis de originalidad que nos ofrece este libro. Si, además, está basado en algo que ocurrió de verdad, ya hasta se acerca a un milagro. Ahora solo me queda esperar que vosotros os sintáis tentados por mi reseña y os animéis a conocer a este personaje animado tan inolvidable. No os arrepentiréis. 

  • megustaleer

    Una historia muy especial

    3

    Cuando vi este libro por primera vez, me atrajo su portada sencilla pero atractiva, el título y que fuese una historia basada en hechos reales. No soy muy de leer no-ficción, la verdad sea dicha, así que no sabía muy bien qué me parecería un libro que cuenta la historia de un hombre que un día se encontró un pingüino, lo salvó y desde entonces se volvieron inseparables. Pero lo que sí sabía es que quería descubrirlo.

    Tom nos cuenta su historia, que transcurre en la Argentina de otra época, por lo que muchas veces se esfuerza por explicarnos cómo eran las cosas entonces para que entendamos algunos sucesos. La historia es muy simple, y es que tenéis que tener en cuenta que él solo cuanta lo que le ocurrió, sin añadir cosas que convertirían su historia en una increíble trama de ficción.

    La lectura es ágil y entretenida, se lee en un volado, aunque he de admitir que la mayoría de las páginas me parecieron absoluta paja. Y este es el factor que más ha empeorado mi nota... La historia que nos cuenta Tom, su historia y la de su pingüino Juan Salvado, es increíble, inverosímil y espectacular. Es una historia especial y diferente que te hará sonreír y sentir. Pero la mayor parte de las cosas que cuenta Tom, si bien van a cuento con lo demás, no son necesarias, no aportan mucho a la trama de Juan Salvado y, después de todo, él es el verdadero protagonista del libro.

    Me alegro de que haya escrito un libro contando su historia ya que así llegará a más gente, pero no puedo evitar pensar que, a fin de cuentas, esta es una de esas historias impensables que te encuentras por intenernet y de las que te lees todo lo importante en 30 minutos. Sin duda, creo que este es de esos libros que te paras a leer en diagonal con un poco de atención, y no te pierdes nada fundamental.

    Pero pese a todo, es un libro que me alegra haber leído. Es un libro diferente, peculiar, especial. Es un libro que cuenta una historia de esas que te hacen sentir calor en tu intenrior y preguntarte cosas sobre los animeles y su conducta; además, Tom con los años ha ido descubriendo más y más cosas sobre los pingüinos que entonces no sabía, y tiene el detalle de explicarnos las cosas que descubrió que podrían justificar la actitud de Juan Salvado y su decisión de quedarse con él en lugar de regresar al mar.

    No puedo terminar la reseña sin mencionar la edición. No es de estas ediciones que destacan por estar cargadas de detalles; es más bien una edición sencilla pero bonita, de esas que te cuentan también cosas por los ojos. No solo en la portada vemos ilustraciones de Juan Salvado, sino que en el interior también nos encontramos, por aquí y por allás, algunas acompañadas de frases que Tom le atrubuye a su compañero. Simplemente preciosa.

    Resumiendo, merece la pena leerlo para conocer la historia que cuenta, para sentir los recuerdos de ese pingüino tan especial que tiene Tom en su cabeza y que, seguro, os harán sonreír. No puedo decir que sea la mejor lectura, y creo que lo habría disfrutado más de haber sido algo más escaso en paja, pero sin duda es una lectura interesante.

  • megustaleer

    Una historia bella, mágica y real.

    5

    Este libro me enamoró desde que conocía su sinopsis, aunque en este caso creo que lo más apropiado es decir su historia, pero además al tenerlo en mis manos me quedé fascinada por la maravillosa edición, es totalmente perfecta para este libro, cuidada y deja ver que entre sus páginas se encuentra una gran historia.

    Tom nos narra su historia, repleta de hechos fascinantes y casi increíbles donde nos cuenta como un día salvó a un pingüino y desde ahí cambio la vida del animalito pero también las de su alrededor y es que viviran juntos miles de situaciones, con las que se ganaran nuestro corazón, haciéndonos reír pero también llorar.

    Me ha encantado como está escrito el libro, pues es de una forma sencilla, sin intentar aparentar o adornar, es cercano y real, algo que hace que se disfrute mucho más y se lee casi sin darnos cuenta.
    También toca otros temas donde critica ciertos actos de una forma que me ha gustado, pues no llega a intentar hacerte cambiar de opinión, solo muestra los hechos, algo que veo mas eficaz.

    ¿Qué más puedo decir? pues realmente no mucho, es un libro corto con historias que debes de descubrir de la mano de Tom y Juan Salvador, una bella historia de amistad que te encantará.
    El final me gustó, no pude más que sentirme agradecida con el autor por haber compartido esta bonita historia.

  • megustaleer

    Un amigo muy especial

    5

    Lo primero que llamó mi atención fue la portada del libro. Es sencilla pero muy trabajada en detalles, al igual que el interior del mismo con ilustraciones y frases concretas.
    Desde el comienzo de la historia nos adentramos completamente en la historia de Argentina. Tom nos cuenta en primera persona el motivo de su marcha a este país y cómo era la situación allí por esa época antes de su encuentro con el pingüino. Pero además no solo no cuenta sobre Argentina sino también de Uruguay, el lugar donde se encuentra a su querido amigo.
    La escena donde encuentra a este animal es muy triste. Tom visita una playa y mientras pasea, fija su vista en lo que creía que eran rocas pero por desgracia no lo son. Son pingüinos muertos a causa del petróleo. Y entre tantos cuerpos, de repente se encuentra con el que sería su pingüino.
    <<Y en medio de tanta obscenidad se erguía un único pingüino, con el pico abierto, la lengua roja y los ojos despejados, unos ojos azabache que brillaban de ira>>.


    Ante él surge la esperanza de poder salvar a esa criatura y hace todo lo que está en su mano por ayudarle aunque sepa lo más mínimo de pingüinos. Lavarlo para quitarle el petróleo de su cuerpo, pasarlo por la difícil aduana, darle de comer, llevarlo al internado donde trabaja de profesor... son algunas de las situaciones por las que pasa con su nuevo amigo al que llama Juan Salvador o Juan Salvado.

    Poco a poco Tom nos cuenta todo lo que iba aprendiendo sobre los pingüinos, su constitución, su alimentación, cómo se relacionaba con los seres humanos, sus movimientos... Su día a día con él, lo que resulta muy interesante y enriquecedor para aquella persona que lee el libro. Nos demuestra que una criatura que puede resultar a simple vista sencilla y quizás apática, puede ser maravillosa, divertida y muy buen amigo.
    Un aspecto que me ha gustado mucho es que Tom habla con Juan Salvador como si fuese una persona, incluso aparecen frases como si el pingüino le contestase lo que hace que sea más entretenido, si cabe.
    Toda esta historia transcurre mientras Tom busca un lugar seguro donde dejar a Juan Salvador pues sabe que con él no puede quedarse eternamente. Es entonces cuando la aventura se amplía y nos cuenta determinados lugares que va visitando, cada uno único y especial.
    <<Más lejos de la costa, entre pastos y matojos, vivían el ñandú, un ave que no vuela, similar al avestruz, cuya altura ronda el metro cuarenta, y el guanaco, pariente del camello pero similar al ciervo>>.

    En cuanto al final, debo decir que es inesperado pero emotivo. Cuenta con un epílogo bello y melancólico narrado muchos años más tarde donde Juan Salvador es un recuerdo muy preciado en la vida de todos aquellos que compartieron momentos con él.

    <<Hasta la vista, amigo mío>>.

    En definitiva, una historia preciosa llena de momentos emotivos y divertidos, donde la amistad le da sentido a la vida sin importar con quién o qué especie sea, y que nos permite adentrarnos en la historia de Argentina y sus lugares mágicos. Sin duda un libro muy recomendable.

  • megustaleer

    Una tierna historia que te conmueve

    5
    Para situaros, Tom Michell, joven inglés que ha trasladado su residencia a Argentina para dar clases de inglés, es el personaje principal (y autor del libro). En viaje de vacaciones rescatará un pingüino atrapado por los vertidos de petróleo. Así comienza esta historia que versará sobre la relación que se va a establecer entre Tom y el pingüino, Juan Salvador. Lo que más me ha cautivado de "Lo que aprendí de mi pingüino" es precisamente el personaje de Juan Salvador, un animal que te acompañará a lo largo del viaje y que con el toque narrativo de Tom Michell se convierte en inolvidable. Además, el viaje que nos llevará por la argentina de los setenta se convierte en una mezcla de humor y emotividad perfectamente dosificada que terminan por convencerte. En definitiva, un libro que te desvela la relación que se puede establecer entre un animal y una persona. Algo que quizás no nos ha pasado con un pingüino pero sí sabemos a qué se refiere. Y así, cuando acabemos la novela, nos daremos cuenta que Juan es mucho más que un personaje de un libro porque ha pasado a formar parte de nuestras vidas, para siempre.
  • megustaleer

    Lo que aprendí de mi pingüino

    3
    La novela de la que os voy a hablar hoy es una historia real y su narrador será, ni más ni menos, que el propio protagonista. Me estoy refiriendo a Lo que aprendí de mi pingüino, de Tom Michell. Tom tiene veintitrés años cuando comienza la narración. Es un joven inglés de espíritu libre que viaja por Sudamérica para llegar a su destino final, Argentina, donde trabajará como profesor de inglés en un colegio mayor y, mientras tanto, conocerse a sí mismo. Antes de llegar al país que le acogerá hace una parada en Uruguay. Allí conocerá a un pingüino al que pondrá por nombre Juan Salvador cuando lo rescata de una muerte segura al encontrarlo junto a otros muchos pingüinos que habían muerto o estaban agonizantes como consecuencia de un vertido de petróleo. Tom se lleva al pingüino al piso que le habían prestado durante su estancia en Uruguay y allí, en el baño, pretende limpiarle y dejarle sin resto alguno de vertido. Cuando termina descubre que el ave no quiere separarse de él y que él está empezando a sopesar la idea de llevárselo a Argentina. Así comienza la historia de un viaje y de la estancia en un colegio de un pingüino que se acaba convirtiendo en la mascota del equipo de rugby y termina transformando la vida de todos los que le rodean. Y es que Juan Salvador, el pingüino, es, sin duda, el personaje principal, un ser inteligente que en ocasiones es descrito como si de una persona se tratase de tan humanas como son sus reacciones. En menos de 300 páginas, el autor y protagonista narra la tierna historia de amistad entre un hombre y un animal que tocará la sensibilidad del lector con un vocabulario sencillo y sin pretensiones. Tom Michell sabe combinar la carga emotiva con la informativa, consigue hacer reír al lector y que en algún momento se le derrame una lagrimita. Aborda, aunque superficialmente, otros temas como son la escasa importancia que en los años 70 se le daba a los vertidos industriales o el incipiente golpe de estado argentino y la situación económica que atravesaba el país. En un primer momento, no acabó de llamarme la atención el argumento de Lo que aprendí de mi pingüino porque no sabía que esperarme de ella y la mascota no era muy normal para lo que solemos estar acostumbrados, pero me dije que sí, que por qué no y, al final, me he llevado una sorpresa porque es una novela sencilla que, con una historia casi imposible, ha llegado a emocionarme. Lo que aprendí de mi pingüino es una novela que se puede leer como descanso, se lee rápido y no tiene complicaciones y si, por casualidad, os apetece saber más de los pingüinos de Magallanes, esta es vuestra novela.
  • megustaleer

    Una historia que no te dejará indiferente

    4
  • megustaleer

    Una mascota atípica para una historia asombrosa

    3
    Hoy os traigo la reseña de "Lo que aprendí de mi pingüino", Una apasionante historia casi de amor entre un pingüino y el hombre que le salvó la vida. ¿Te quedas a leerla? Uno de los detalles más adictivos de esta novela es conocer que es autobiográfica. Su autor, Tom Michell, cuenta que la historia de Juan Salvador (O Juan Salvado, como bautizaron al animal) solo había sido una anécdota familiar que contaba y repetía cada cuanto en cuanto, sin nunca llegar a plantearse darla a conocer al resto del mundo. De esto han pasado ya varias décadas, pero su inconfundible amistad con el pingüino que cambió su vida sigue brillando con la misma fuerza que en aquellos años. Es una historia muy fácil de seguir y de leer, que además viene decorada con algunas tiernas ilustraciones del pingüino y datos generales sobre su especie y características. Estos últimos pueden contribuir a la parte más densa de la obra, aunque en mi caso me resultó muy interesante indagar un poco en las costumbres de estos bellos animales ya que es muy poco (por no decir nada) lo que yo entiendo de pingüinos. El resto, una delicia. Apenas encontramos diálogos, aunque el autor lo suple con conversaciones que él imaginaba mantener con su simpático compañero. Podríamos considerarlo como un diario de aventuras con transfondo político y conciencia social: Nos recrea las dificultades de la época, y a su vez intenta hacernos conscientes de la importancia de cuidar de nuestro ecosistema y las especies que viven en él. Y todo esto, por supuesto, narrado con una sencillez y dulzura aptas para todo tipo de públicos y edades. Al margen de Juan Salvado también nos encontramos con otros personajes memorables y que se saben ganar un hueco en nuestros corazones, como algunos de los alumnos de Tom o la simpática ama de llaves. Tampoco puedo terminar sin mencionar la edición del libro, porque somos muchos los que también "juzgamos un libro por su cubierta" o valoramos el trabajo invertido en su maquetación. En este caso, como ya he dicho, las ilustraciones interiores me parecen un añadido bastante acertado y la propia portada en sí es una preciosidad. Ésta primera edición viene con cubierta en papel, y al desprenderla podemos ver una nueva ilustración. Emociona. Sensibiliza. Pero sobretodo otorga un glorioso disfrute para esos ávidos lectores que no nos conformamos con cualquier cosa. ¿Dejarás que éste pingüino se cuele también en tu vida?  
  • megustaleer

    Una historia entrañable

    3
    Pedí este libro porque me llamó la atención el hecho de que fuera una historia real y también por su edición que me parece preciosa. En cuanto a la historia, me ha parecido buena, pero tampoco ha provocado un impacto grande en mí, así que digamos que está en el medio, ni mala ni buenísima. Si bien es cierto que en algunos momentos de la historia y sobretodo cuando te va contando las hazañas del pinüino me ha parecido enternecedora, hasta tal punto que conseguía sacarme una sonrisilla por las formas ingeniosas que tenía el animal de actuar y de hacer frente a los obstáculos que se le iban presentando. Además, como amante de los animales que soy, siento que este libro refleja muy bien la relación que existe entre un animal y su dueño, puesto que soy de las que cree que los animales nos enseñan más que algunas personas y en este caso mi creencia se cumple y este animal se convierte en la ayuda de un chico solitario para conseguir integrarse o en el confidente de una mujer con una vida un poco compleja, entre otros. Así que si tengo que responder si os lo recomiendo o no digo que sí, pero que lo toméis con la idea de que va a ser una historia corriente con un toque entrañable y enternecedor.
  • megustaleer

    Reseña | Lo que aprendí de mi pingüino &#8211; Tom Michell

    5
    Desde siempre me he interesado especialmente por aquellas historias en la que uno de los protagonista, o al menos una pieza fundamental de la historia, es un animal. En el caso de Lo que aprendí de mi pingüino nos encontramos, además, con una historia real, otro de esos resortes que accionan mi curiosidad. Así que, como ya imaginaréis, estaba deseando leer este libro. En primer lugar, quiero decir que Lo que aprendí de mi pingüino ha sido una lectura muy especial para mí, he disfrutado con cada página, y se ha hecho un hueco entre mis libros favoritos. Todo aquello que forma el libro (la historia, los personajes, la ambientación, la narración...) me ha fascinado. Si queréis saber de qué trata, os recomiendo leer la sinopsis de la ficha técnica porque lo resume a la perfección. De nuevo os recuerdo que está basado en una historia real, vivida por el propio autor del libro. Lo que aprendí de mi pingüino es una historia con mucha profundidad. Principalmente es un relato conmovedor sobre la amistad, capaz de producirse entre especies aparentemente muy dispares. Pero también es un reflejo de la situación política, económica y social de Argentina en los años 70, una crítica a una sociedad destructiva que explota el planeta a la vez que extermina especies animales, un canto fresco que llama a la necesidad del hombre de convivir con la naturaleza más pura, una meditación sobre esas personas que viven felices con muy poco... Lo que aprendí de mi pingüino es una reflexión de los temas más actuales y que más nos preocupan (o deberían preocuparnos) hoy en día. Es un libro inspirador y un alimento para el alma, que te dejará pensando tras su lectura para poder saborear bien todas las páginas. Pero no creáis que por todo ello es un libro con un enfoque serio o pausado. Nada más lejos de la realidad. Lo que aprendí de mi pingüino también me ha hecho reír a carcajadas, me lo he pasado en grande con las anécdotas que nos cuenta Tom sobre su vida y sobre sus aventuras con Juan Salvador. En este aspecto, resulta clave el estilo del autor (el propio protagonista de la historia), porque tiene un humor brillante a la hora de escribir la acción. Como os mencionaba antes, Lo que aprendí de mi pingüino nos hace reflexionar sobre el impacto medioambiental que nuestra sociedad provoca en la naturaleza y, concretamente, en los animales. El autor, a través de su experiencia, nos muestra cómo ellos son capaces de entender y sentir como nosotros. En contraste, nos presenta también "al hombre como un lobo para el hombre". Habla sobre las altas clases argentinas y su despreocupado estilo de vida frente a aquellos ciudadanos humildes que sufren cada día con los bandazos de la economía. Así como a aquellas gentes que viven en armonía con la naturaleza, incorruptibles y en paz. Lo que aprendí de mi pingüino es una historia muy completa que te hace experimentar muchos sentimientos pero que, sobre todo, te da una buena dosis de realidad. Pero no es un libro negativo, al contrario, nos pretende transmitir optimismo y esa sensación de que nosotros también podemos hacer algo, que podemos aportar nuestro granito de arena, porque cada uno cuenta. Creo que es uno de esos libros que todo el mundo debería leer, independientemente de su edad. Sobre Tom Michell no tengo palabras. He adorado su narración, sus descripciones y su ambientación en cada una de las maravillosas páginas de este libro. Me ha encantado su tono humorístico, cómo nos cuenta las anécdotas de su vida y de Juan Salvador, sus sentimientos, sus impresiones. Todo. Sólo puedo decir que me tiene fascinada. Para finalizar, también quería hablar sobre la edición del libro, porque me ha encantado. La sobrecubierta es preciosa y, bajo ella, podemos encontrar una edición muy cuidada del libro. A lo largo de las páginas se nos presentan ilustraciones muy sencillas y simpáticas sobre nuestro querido pingüino Juan Salvador. Además, en las primeras páginas incluye un mapa de América del Sur muy práctico para situarnos en cada momento de la acción. En resumen: ¡tenéis que leer este libro!
  • megustaleer

    LO QUE APRENDÍ DE MI PINGÜINO

    4
  • megustaleer

    Reseña #198. Lo que aprendí de mi pingüino, de Tom Michell

    5
    Nos trasladamos a la Argentina de los años setenta, donde Tom, un joven inglés con muchas ansias de vivir y descubrir el mundo, consigue un empleo en un internado inglés. Cierto día, Tom decide dar un paseo por la orilla del mar en Punta del Este (Uruguay), sin saber que ese simple paseo cambiaría su vida por completo. Tom descubre, apilados en la orilla de la playa, montones de cadáveres de pingüinos, pues estaban cubiertos de petróleo que algún barco habría dejado escapar. Horrorizado, Tom continúa su paseo hasta que, anonadado, descubre que una de las aves todavía permanece con vida. Aunque en un principio duda, Tom decide rescatar al pingüino, y aunque este en principio se mostraba hostil, Tom consigue llevarlo a su apartamento y lavarlo, salvándole la vida al pequeño ave. El pingüino será bautizado como Juan Salvador Pingüino, y será a partir de aquí cuando Tom y Juan Salvador se convertirán en dos amigos inseparables. Tom comenzará a investigar acerca de estas singulares y divertidas aves, para lograr mantener con vida a su nuevo amigo, a la vez que tendrá una pequeña lucha interna sobre qué hacer con él: bien podría quedárselo como mascota, devolverlo al mar o incluso llevarlo al zoo de Argentina. Mientras tanto, Tom decide llevar al encantador Juan Salvador al internado donde trabaja, donde el pequeño ave creará un precioso vínculo con todas aquellas personas que llegan a conocerlo. Juan Salvador se convertirá en la mascota del equipo de rugby, será considerado amigo y consejero de muchos humanos, y ante todo, se meterá muy hondo en el corazón de Tom, ganándose un hueco que nunca nadie más podrá ocupar.
    «El tiempo pasa, claro, y nuevos parientes, amigos y mascotas se disputan la entrada en nuestros corazones, pero el vacío que dejan los que lo ocuparon no se llena jamás. Mantenemos con vida a nuestros seres queridos en nuestros recuerdos, conversaciones y relatos, pero no siempre revelamos su auténtica importancia en nuestra vida. Ni falta que hace. Todo el que haya perdido una mascota lo sabrá.»
    La historia gira en torno a la relación del hombre y su amigo pingüino, así como vivencias personales de Tom, su día a día, anécdotas curiosas o divertidas, etc. Aunque resulta también muy interesante el hecho de que Tom cuente como era la situación política y social de la Argentina de los 70, así como su experiencia acerca del golpe de Estado en Argentina el 24 de marzo de 1976, o un angustioso ataque terrorista. En resumidas cuentas, mezcla vivencias triviales de la vida cotidiana con temas más serios como por ejemplo, la política. Los personajes, salvo Tom y su querido Juan Salvador, se mantienen al margen, sin llegar a destacar. El dúo protagoniza por completo la obra, y sinceramente, no era necesario el protagonismo de nadie más. Juan Salvador y sus tiernas aventuras derrochan simpatía y carisma, al igual que Tom es un buen chico que destaca por su naturalidad. Su preciosa relación, la cual va creciendo más y más cada día, hace que los sientas a los dos sumamente reales, sumamente cercanos a ti. Al final del libro, les llegas a coger mucho cariño a los dos. El libro tiene un ritmo ameno, es muy fácil de leer y entretiene en todo momento. Mantiene un «tono» alegre y divertido durante toda la narración, y es por eso mismo que el final resulta tan chocante. De repente el libro se torna muy serio e inesperadamente profundo, y, estáis advertidos cuando digo, que este es el típico libro que va a desgarrarte el corazón. Un final tajante y descorazonado, pero a la vez increíblemente sentimental y capaz de derretir hasta los corazones más duros. El último capítulo es simplemente sublime. Me gustaría comentar mucho más al respecto pero no quiero destripar el libro, ya que desearía que si le dais una oportunidad al mismo, el final os sorprenda y os llegue tan hondo como a mí. Por último, cabe mencionar lo sumamente bonita que es la edición del libro: desde la preciosa portada con detalles metalizados hasta las ilustraciones que encontramos al comienzo de cada capítulo. Una edición sumamente cuidada y de gran calidad. Creo que ha quedado claro ya que el libro me ha encantado. Es uno de esos libros que van mejorando con cada página, y sobre todo, que sorprenden y se te meten en las entrañas para hacerte sentir de forma casi desgarradora. El amor y respeto por la naturaleza y los animales que derrochan en este libro merecen ser leídos por cualquier tipo de lector, es por eso que lo recomiendo a todo el mundo. Aunque estoy segura de que este libro se va a convertir en una obra especial para todos los que tenemos mascotas y las amamos como a un más de nuestra familia. Dadle una oportunidad, merece la pena.
  • megustaleer

    Crítica: &#8220;Lo que aprendí de mi pingüino&#8221;, de Tom Michell, por Pelayo López

    3
    Intentando pretender una objetividad relativa a partir de mi afinidad y sintonía con tan singulares criaturas, esta historia real acaba resultando un canto enérgico y vital a través de las mil y una situaciones que, en la Argentina de los setenta, le depara a un joven profesor inglés su inesperado y fortuito encuentro con un pingüino de Magallanes de lo más (a)típico, una relación de amistad, aprendizaje y enseñanza de ida y vuelta que explora la sinceridad de las raíces de la condición humana a la hora de retratarse en otra especie y el conjunto de la sociedad y la naturaleza. "Juan Salvador Pingüino, un nombre acompañado por el renacer de la esperanza, y por la aparición de un vínculo que duraría toda la vida". En un contexto discursivo inicial, este alegato conservacionista de nuestro entorno animal y medioambiental se encamina con prontitud a otras latitudes circunstanciales de carácter analítico mucho más introspectivas. Las motivaciones originales y el afán explorador se traducen en un adalid geopolítico y narrativo del continente sudamericano y el cono sur, un itinerario en solitario en una época convulsa y de precariedad al que un nuevo individuo, aunque de una especie diferente, dotará de significado real. Mediante una sencillez ilustrativa de cuidado y pormenorizado formato descriptivo, cada lector puede recorrer con su peculiar pareja protagonista, y un nutrido grupo de personajes convergentes, esta senda que atraviesa casas de postas como el desconocimiento del otro, el recelo mutuo o el despertar conjunto transita entre recovecos humorísticos y episodios de realidad a pie de calle hasta alcanzar el destino de un acercamiento tan inesperado como arraigado, un vínculo relacional forjado por la inexistencia de expectativas, el respeto de doble sentido y la genética natural de la propia condición.
  • megustaleer

    Lo que aprendí de mi pingüino &#8211; Tom MIchell

    4
    Lo que aprendí de mi pingüino me llamó la atención por lo original de su historia, la amistad de un hombre y un pingüino que supone una mascota bastante atípica. Aunque en realidad no sabía muy bien que esperar de ella, como la enfocaría su autor y si habría algo de ficción en ella. Me parece difícil moldear personajes animales sin caer en humanizarlos y forzar su papel en la historia. Todo lo que se relata en este libro le ocurrió en realidad a Tom Michell hace ya más de cuarenta años habiéndola contado miles de veces a su familia y ahora gracias a Plaza & Janés nos llega contada en un libro. La historia comienza en Inglaterra en los años setenta. Tom Michell es un joven de veintitrés años a quien su familia le ha infundido el amor y el respeto por la naturaleza y lo animales. Inquieto, aventurero y con ganas de viajar y conocer mundo decide aceptar un puesto de profesor en un elitista internado inglés situado en Argentina a pesar de que el país vive inmerso en cierta inestabilidad política y económica que augura problemas. Una vez asentado allí decide viajar a Uruguay en sus vacaciones. Sin embargo cuando pasea por una playa de Punta del Este se encuentra con un horrible escenario. Un vertido de petróleo ha arrojado a la playa cientos de cadáveres de pingüinos de Magallanes que emigraban y murieron en su viaje. Pero entre tal masacre se da cuenta que hay un pingüino que está vivo e intenta levantarse. Su primer pensamiento es acabar con su vida y su sufrimiento pero en el último momento decide rescatarle e intentar quitarle toda la suciedad que tiene encima. Así comienza una relación muy especial con Juan Salvador (o Salvado) Pingüino, el nombre que le pondrá a esta pequeña criatura. Por diversas circunstancias se verá obligado a llevárselo a Argentina en donde transformará la vida de Tom y de todos aquellos que viven en el internado, sobre todo la de un niño muy especial. Lo que aprendí de mi pingüino es la historia de una amistad especial entre un hombre y un pingüino pero también es una historia de superación y adaptación a las circunstancias que nos muestra que los animales pueden hacer por nosotros mucho más de lo que esperamos. Y así el autor establece un paralelismo entre el pingüino y uno de los personajes que aparecen en la novela aunque de este tema prefiero no desvelar mucho más. Me ha gustado leer esta pequeña historia en la que además se remarca el amor a la naturaleza aunque quizás yo esperaba mayor intensidad emocional de la que he encontrado aun habiendo en ella momentos mágicos. Como personaje Juan Salvador tiene un gran identidad, es original y que se gana la simpatía del lector de forma inmediata. Es un superviviente. El autor consigue reflejarlo en el punto exacto para que sea creíble como personaje en que por un lado empatiza con el ser humano y es capaz de crear un vínculo especial y por otro su comportamiento es el propio de un animal reflejado con naturalidad. Por ello me ha resultado una historia muy real tanto por la presentación de los personajes tanto como por las relaciones que se van estableciendo entre ellos. Todos los que rodean a Juan Salvado no pueden evitar la curiosidad y sentirse atraídos por un pingüino de forma que cada uno aportará algo para su cuidado sacando de cada uno de ellos lo mejor que tiene. Aunque en el relato lo esencial es la relación que el pingüino establece con las personas que le rodean su autor deja constancia de la situación tan complicada que se vivía en Argentina en los años setenta. La inflación que devaluó la moneda hasta hacerla casi inservible, la pobreza, la amenaza de un golpe de estado, la inestabilidad del gobierno de Perón entre otras cosas que incluso hicieron que perdiera valor el simple hecho de tener un trabajo aun siendo una de las cosas imprescindibles para vivir a parte de generar una sensación de incertidumbre y miedo. Estos apuntes son muy breves y no entra en profundidad aunque si nos dan una idea muy breve del contexto. El estilo narrativo de Tom Michell es muy detallista narrando de forma muy completa sus vivencias pero a la vez con tanta fluidez que la novela prácticamente se lee en una sentada. Así nos hacemos una idea muy cercana de los escenarios que va transitando y de los personajes que nos vamos encontrando. En la novela se mezclan momentos divertidos con otros más emotivos en los que nos hace reflexionar sobre el hombre y la naturaleza. A lo largo del relato nos encontramos con ciertos fragmentos que nos hablan sobre la vida, curiosidades, las costumbres y la morfología de los pingüinos. Pero el autor los inserta convenientemente y con brevedad de forma que no suponen un lastre dentro de la historia ni te llegan a desconectar de ella. Por ultimo señalar que me ha parecido un bonito detalle que en la edición de este libro, que ya es bonita de por sí misma, se inserten ilustraciones sencillas. Conclusión Lo que aprendí de mi pingüino es una historia sencilla que te conquistará con una criatura adorable y una historia muy humana.

Ficha técnica

  • Título: Lo que aprendí de mi pingüino
  • Autor (es): Tom Michell
  • Traductor: JOFRE HOMEDES BEUTNAGEL
  • Sello: PLAZA & JANÉS
  • Precio sin IVA: 7.43 €
  • Precio con IVA: 8.99 €
  • Fecha publicación: 02/2016
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: E-BOOK EPUB, 256
  • Medidas:   mm
  • ISBN: 9788401017353
  • EAN:  
  • Temáticas: Contemporánea
  • Colección: Obras diversas
  • Edad recomendada: Adultos