Loading...

Normal

¿Cómo se detiene a un asesino que podría ser cualquiera?

SUMA, Junio 2016

«Subí observando la foto. Era un tipo vulgar, común. Pero muy común. Pelo ni corto ni largo con un peinado corriente, ligeras entradas, puede que castaño... Estatura media, sobre el metro setenta y cinco... Pantalones oscuros y gabardina clara. No se distinguía bien la cara, una pena, porque las orejas son como las huellas dactilares y me habría servido, pero hay que jugar con las cartas que tocan.»

Empezar a leer

Comprar en:

Sinopsis

«El asesino era normal» es la única descripción que Félix Fortea, policía de homicidios, recibe cuando interroga a los testigos de un crimen a plena luz del día. ¿Cómo detienes a un homicida que puede ser cualquiera? ¿Qué es ser normal? Un elenco de personajes con sus fallos, rareza y taras se unen para detener a un criminal que parece camuflarse exhibiendo su aparente normalidad.

R. López-Herrero pone en duda el concepto de normalidad imperante en

... leer más

Las reseñas de los lectores

  • megustaleer

    Una thriller que de “Normal” tiene poco

    3

    Y cuando parece que ya está todo escrito va y aparece un libro con algo interesante. No soy muy de novelas policíacas, pero el tema de este picó mi curiosidad y al final caí.

    Un asesino al que los testigos no pueden describir por ser alguien completamente normal. Yo cuando veo los retratos robots en CSI, Castle, etc, me pregunto, ¿cómo lo hacen? No los dibujantes, no, los testigos. Yo sería incapaz de describir a alguien a quien he visto durante menos de un minuto con la precisión suficiente como para que alguien lo dibujara. Soy una negada para recordar rostros.

    Además, que el asesino fuera alguien tan normal, hace que todo se más creíble porque, tiene que existir alguien como él, ¿no? Es decir, alguien completamente normal, ni alto ni bajo, de pelo castaño (estamos en España), ni gordo ni flaco. Normal. Además, ¿quién te dice que tu vecino, alguien perfectamente normal, no es en el fondo un psicópata que una mañana tocará a tu puerta empuñando una pistola? Escalofriante.

    Pero tampoco nos pasemos. Ha sido una buena novela policíaca. No suelo leer este tipo de novelas porque su estructura me parece bastante previsible, y esta, en el fondo, lo ha sido, con el añadido de que el asesino es alguien muy normal.

    No es un thriller, es una investigación. No hay descripciones de situaciones violentas y sangrientas (o no suficientes como para revolverte las tripas), pero el asesino es una persona que mata a sangre fría, un psicópata que disfruta con lo que hace. Así que, aunque sea una novela policíaca, no hay solo un par de muertos, sino que nuestro asesino mata a diestro y siniestro.

    Aquí es donde tengo una queja. El asesino actúa bastante improvisadamente. Tampoco es excesivamente concienzudo, ni listo, así que no entiendo cómo la policía no lo pilla antes, hace que parezca que asesinar a alguien es muy fácil. Vale, sí, que sabemos que los investigadores españoles son unos incompetentes, ¡pero tampoco tanto!

    Así, a pesar de que haya acción y tengan lugar numerosos asesinatos, la trama no avanza. En todas las historias de este tipo, el investigador protagonista es estanca en un momento determinado, pero luego, descubre una pista y encuentra al asesino. Aquí no. La investigación se estanca nada más empezar y después, al final, encuentran un montón de pistas de forma abrupta, milagrosa y poco creíble.

    Una cosa que sí me ha gustado acerca de esta novela es que no es una copia barata de las novelas policíacas americanas, no. La trama se desarrolla en España, y se nota. El comportamiento de los personajes es muy propio de gente de aquí, los medios con los que cuenta la policía no es nada del otro mundo y la realidad es que los casos no se pueden resolver en dos días. Es algo muy creíble y no he sentido la historia lejana, como en una película americana, sino muy cerca y real. El autor ha hecho una buena labor de investigación acerca de los investigadores españoles.

    En cuanto a los personajes, en general me han gustado. La historia deja de lado la investigación policial (porque los pobres no saben cómo avanzar) y se dedica a profundizar en los personajes, por lo que todos tienen bastante profundidad y van evolucionando. Cada uno tiene su forma de ser y han sido bastante interesantes.

    Al único al que le ha faltado profundidad ha sido al asesino. La historia está contada a través de varios puntos de vista, de manera que vamos siguiendo la trama mediante varios investigadores, pero también se le sigue la pista al asesino. Asistimos a su vida cotidiana y también a sus crímenes. Eso me ha parecido interesante, porque nos permite conocerlo mejor, pero por otro lado me ha fallado que este rastro de crímenes que comete tuviera un inicio. ¿Por qué tan de repente se ha decidido a empezar a matar? ¿Cuál ha sido el detonante que le ha hecho tomar esta decisión? No se sabe.

    Otra cosa que no he terminado de ver clara en esta novela es el romance. Uno de los protagonistas, el inspector Félix Fortea empieza una relación con la psicóloga del caso, Lara. Me ha parecido una relación muy forzada y sin fundamento. Ambos se dedican a tontear como adolescentes cuando deberían (al menos él) ocuparse de lo que parece un asesino en serie. Además, aunque la relación me parece creíble (un ligue que va a más), no entiendo cómo ambos terminan juntos porque no pegan absolutamente nada el uno con el otro. No soy capaz de entender qué ven el uno en los ojos del otro que haga que se enamoren, no me convence.

    En cuanto a la narración, está bastante bien a excepción de un detalle que me ha molestado mucho y que debería corregirse: los diálogos. No me han gustado los diálogos. Aquí os dejo una muestra:

    ¿Habéis conseguido llegar al final del fragmento sin perder el hilo, recordando en todo momento quién es quién? Aunque se llaman por el nombre propio, no hay guiones aclaratorios al estilo "- preguntó el doctor" o "-gritó Fortea" y eso ha hecho que en los diálogos me perdiera. Es algo muy molesto. Al principio pensaba que el problema era que los personajes no estaban bien definidos, pero luego he visto que era eso. No me ha gustado nada.

    Y el final es lo que menos me ha convencido. A partir de un giro inesperado que ha estado muy bien (ejem, Manu, ejem), la investigación al final despega y los policías al fin se ponen manos a la obra. El problema es que todo se precipita, las pistas aparecen sin cesar y lo resuelven todo muy fácilmente. A todo esto, añadir ciertas incoherencias con algunos personajes (Lara), que actúan de una forma que no cuadra con su personaje. A mí no me ha convencido.

    En conclusión, una buena novela policíaca, con un toque de originalidad, y buenos personajes, pero que tiene un ritmo muy irregular, precipitándose incoherentemente al final, y incluyendo un romance muy agridulce. Es una novela entretenida, que recomiendo leer si te pica la curiosidad, pero que tampoco es lo más de lo más.

  • megustaleer

    “Una historia que no es “normal” y que te sumergirá en una investigación criminal que podría dar incluso para más”

    4

    Tras ver la sinopsis de este libro, se despertó en mí el interés de leerlo rápidamente, ya que me parecía que la trama no iba a ser muy "normal" y me iba a sorprender. Al terminarlo, no he acabado tan satisfecha como esperaba pero, a pesar de eso, ha sido una lectura entretenida con la que es muy fácil avanzar.

    "Normal" comienza con la policía de Madrid investigando un crimen que en teoría no debería ser difícil de resolver, pues a sido a plena luz del día y en presencia de varios testigos. ¿El problema? Todos los testigos definen al asesino como alguien "normal": no saben describir vestimenta, altura, detalles específicos de la cara, etc. ¿Cómo es posible que varias personan vean algo tan impactante como un asesinato y no sepan dar el más mínimo detalle de la persona que lo cometió?.

    Las primeras páginas me atraparon de manera inmediata, ya que me moría de ganas de ver como la investigación iba a avanzar y descubrir el motivo de la poca capacidad para recordar de los testigos, pero luego la historia decayó un poco.

    El protagonista principal es Félix Fortea, un policía que se aleja del estereotipo de agente de la ley seductor y único en su trabajo. Él trabaja con un equipo de lo más variopinto, entre los que se encuentran su mejor amigo (Manu), un policía con problemas de autocontrol (Pablo), un equipo de informáticos y una psicóloga recién llegada (Lara). Me gustaba lo diferente que eran estos personajes entre sí, pero al mismo tiempo, creo que hubo una parte del libro que se centró demasiado en describirles a ellos y a sus circunstancias e hizo que la investigación pasara a un segundo plano y no se le diera la importancia que yo creo que merecía. Además de que se añade un pequeño insta-love que a medida que se desarrolló no me molestaba, pero lo vi un poco raro al principio.

    Una vez que todo esto pasa, la trama vuelve a cobrar ritmo, ya que se van produciendo más asesinatos y las pistas siguen siendo muy escasas. El hecho de volver a centrar la atención en la investigación, resucitó mi interés y como también se va sabiendo más del asesino, no podía evitar querer saber si iban a llegar hasta él y al mismo tiempo interesarme por los motivos por los que cometía los crímenes.

    Los últimos capítulos son trepidantes y no puedes parar de leer, aunque al mismo tiempo no puedes evitar pensar que algunas cosas suceden de un modo algo precipitado. El final resuelve los temas principales pero deja la puerta abierta a una continuación y por el modo en que se cerró el libro, me quedé pensando si me había perdido algo, ya que alguien que no esperaba, toma protagonismo. Eso si, hay un personaje que hace algo que me pareció totalmente fuera de lugar, ya que no encajaba y creo que se añadió más por crear impacto que por lógica.

    Si me preguntáis, ¿debería darle una oportunidad a "Normal"? Yo diría que . La puntuación que le bajo es, además de por ciertos detalles que he nombrado, porque creo que hay cosas del asesino que no quedan del todo claras y su actitud me pareció que podría haber dado más juego, especialmente si nos hubiéramos adentrado más en conocer la manera en que llegó a convertirse en alguien así.

    Valoración del libro: 7,5/10 "No se puede decir que "normal" sea la palabra para describir esta historia, ya que tiene una base que es buena y sabe captar la atención del lector. Sin grandes pretensiones, es una novela que consigue entretener pero que necesitaría mejorar algunos detalles para ser perfecta".

Ficha técnica

  • Título: Normal
  • Autor (es): Roberto López Herrero
  • Traductor:  
  • Sello: SUMA
  • Precio sin IVA: 6.60 €
  • Precio con IVA: 7.99 €
  • Fecha publicación: 06/2016
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: E-BOOK EPUB, 240
  • Medidas:   mm
  • ISBN: 9788491290414
  • EAN:  
  • Temáticas: Misterio y suspense, Novela negra y thriller
  • Colección: Conspicua
  • Edad recomendada: Adultos

Otros usuarios también vieron ...

Ni lo ves ni lo verás (Inspectora Helen Grace 2)

M. J. Arlidge