Loading...

Una antorcha en las tinieblas

MONTENA, Noviembre 2016

La trepidante aventura de #LaiayElias no ha terminado. Una antorcha en las tinieblas es la esperada segunda parte de Una llama entre cenizas.

Empezar a leer

Comprar en:

Sinopsis

La mayoría de las personas no son más que destellos en la inmensa oscuridad del tiempo. Pero tú no eres una chispa que se consume en un instante.

Tú eres una antorcha en las tinieblas...
Si te atreves a arder.

Tras el desenlace de la cuarta prueba, Laia y Elías se ven obligados a huir de la ciudad de Serra perseguidos por un ejército de máscaras. Ahora, su única esperanza es Darin, el hermano de Laia,

... leer más

Las reseñas de los lectores

  • megustaleer

    Adictiva, en constante movimiento y con el tiempo en contra.

    5

    Al igual que Una llama entre cenizas, Una antorcha en las tinieblas se caracteriza por mantener un ritmo ágil y trepidante en todo momento. No da un segundo de respiro al lector y siempre habrá un peligro tras alguna esquina que nos mantenga alerta.

    Incontables giros en la trama nos sorprenden y nos mantienen enganchados desde el principio. Nada está asegurado, nada es predecible y nadie está a salvo.

    El dilema de Helene Aquilla, su concepto de la lealtad al Imperio y la orden de encontrar y dar muerte a Elías, es transmitido con tanta pericia, que conseguimos empatizar con el personaje muy rápido. Una vida entera forjándose como marcial para conseguir ascender a lo más alto... y cuando cree que lo ha conseguido, llega más alto aún, pero bajo las órdenes de un líder despreciable y aniquilador que desprende crueldad en cada una de sus órdenes.

    "Nunca he visto a los académicos como a un enemigo del todo. Un enemigo es alguien a quien temer, alguien que podría destruirte. Sin embargo, los académicos nunca destruirán a los marciales. No saben leer. No saben luchar. No conocen el arte de forjar el acero. Son una clase esclava. Una clase menor."

     Aquilla es una mujer fuerte y leal, que con gran esfuerzo consigue alzarse en un mundo de hombres que no le llegan a mostrar respeto ni aún habiendo llegado a lo más alto. Pero su amistad con Elías supone su punto débil y el nuevo líder del Imperio lo sabe. De modo que le arrebatará a todos los que quiere y la amenazará con lo poco que le quede para asegurarse su obediencia.

    "Marcus se acerca a mí y, aunque todavía me sangra la boca tras su último ataque, no me muevo. No permitiré que me acobarde. Me obligo a mirarlo a los ojos, y entonces reprimo un escalofrío ante lo que veo en su interior: una locura controlada, una ira que solo precisa una chispa diminuta para prender un devastador incendio."

    El personaje de la Comandante resulta aún más inquietante y nos llegará a provocar auténtico desprecio. Pero no será el único. Conoceremos en esta entrega al alcaide de Kauf. Un personaje grotesco, de aficiones grotescas, que nos pondrá los nervios de punta en más de una ocasión.

    "Los incesantes susurros y gemidos de las celdas que me rodean me horadan el cerebro como gusanos carnívoros. Solo llevo unos minutos en el bloque de interrogatorios, pero no logro apartar las manos de los oídos y empiezo a pensar en arrancármelos de cuajo."

    El método de narración que utiliza Sabaa, pasa por intercalar las diferentes visiones de los personajes. De este modo, los capítulos aparecen encabezados por el nombre del personaje de boca del cual vamos a escuchar la historia.

    Es una forma de mantenernos en vilo. Pues cuando la situación se pone interesante en uno de los lugares de la acción, pasa a otro personaje y tenemos que seguir avanzando para conocer cómo sigue la trama en el otro punto. Pero la autora lo lleva de una forma muy controlada y amena y no nos perdemos absolutamente nada.

     Si algo hay que destacar de esta historia es la sensación de carrera frenética y la duda sobre en quién confiar. Permanecemos siempre en movimiento. No hay tiempo que perder porque desconocemos si han podido ejecutar a Darin, que además se torna fundamental para la supervivencia de la clase académica. Pero además, la vida de otro de los protagonistas corre hacia su fin sin que nada se pueda hacer por salvarle y el tiempo se convierte en el mayor de los enemigos de los personajes.

    Por todo esto... y muchas otras cosas que deberéis descubrir vosotros, Una llama entre cenizas y Una antorcha en las tinieblas son algo más que recomendables.

  • megustaleer

    Ha superado al anterior

    3

     

    Estos libros no se leen fácilmente. Tienen su complejidad, pero en el momento en el que te acostumbras, todo se vuelve mucho mejor. El libro anterior no me entusiasmó. Es más, me dejó muchas dudas sobre si continuar la saga. Sin embargo, me he armado de valor y he saltado a la aventura.

    La historia se retoma en un punto bastante importante para el desarrollo de la trama. Si pensamos que ya estábamos en un punto bastante complicado, todo se complica aún más. Y esto me gusta, porque no deja que el lector respire. Nos engancha de una manera innatural. Hasta que no lo terminamos, no podemos dejarlo. Quizás este es uno de los mejores aspectos que posee esta saga.

    Tengo que decir muchísimas cosas sobre esta segunda parte:
    En primer lugar, siento que ha superado a su anterior parte. En este tomo, las acciones y pensamientos de los personajes se desarrollan mucho más. Se aportan datos realmente interesante y, sobre todo, llegamos a conocer a los personajes principales en profundidad. He sentido que la autora ya no nos escondía cosas, que lo daba todo.

    Otro de los puntos fuertes son los personajes. Son muy variados y entre todos ellos destaca nuestra protagonista: Laia. Ella va cogiendo fuerza. Poco a poco presenciamos una gran evolución y, sin darnos cuenta, estamos conociendo a una gran heroína. Una mujer con fuerza y decisión (ya veréis en los siguientes tomos).

    Además de Laia, Elias también cobra muchísima importancia. Su evolución es destacable y sus ideas son de admirar. Es una delicia conocer a ambos personajes (en este libro, en el anterior no). En cierta parte siento más empatía por Elias. Este ha sufrido mucho y se ha sentido en una dualidad de ideas bastante imporante. Creo que es un personaje con un trasfondo muy interesante y que aún no terminamos de conocer.

    Entre todos los otros personajes hay muchos que destacan y, aunque diferentes entre ellos, todos están muy pensados y cuidados. El amor, la amistad, la familia, la traición y muchas otras características están muy presentes. No sería justo decir que la autora no cuida y piensa a sus personajes.

    También es verdad que la importancia en el libro no la tienen los personajes sino la trama, la historia y todo lo que trae consigo. Sin embargo, todos los personajes cobran mucha importancia y los giros argumentales más importantes son generados por ellos. Un sinfín de misterios sin resolver y personajes desconocidos cobrarán sentido en esta novela.

    Otro de los aspectos que me chirrían es el amor. Nunca me ha cuadrado y en este tomo, ya que cobra más importancia, me sobra más que nunca. De verdad, no se cuál es la intención de la autora al introducir en este libro el amor. Creo que no hacía falta y que sin el, todo habría fluido mucho mejor.

    Como he dicho antes, he sentido que este libro está mucho más cuidado. No se si me entenderéis cuando digo que está escrito sin miedo. Narrando los hechos que la autora quiere y no aquellos necesarios para enganchar al lector. Me gusta la forma de narrar de la autora, aunque en muchos aspectos la noto demasiado densa. Me gusta el original camino que está cogiendo esta historia.

    En conclusión, Una antorcha en las tinieblas es un libro que ha superado a su anterior. Sin embargo, no creo que sea una saga para mi. Tiene demasiados aspectos negativos y que entorpecen la lectura. Aunque tampoco me quiero quedar con la duda de saber qué va a ocurrir al final...


    Aunque también quiero animar a que la leáis. No es una mala saga: trama original, personajes cuidados y diferentes, trasfondo interesante. 

     

  • megustaleer

    Es una continuación con más acción y giros en la trama que su primera parte, que hace que te mantengas leyendo sus páginas para saber si los personajes van a vivir o tener la muerte más cruel que puedas haber leído.

    4

    Continuación de una saga que me esta gustando más de lo que esperaba en un principio, que consiguió mantenerme enganchada a su lectura tanto que me acostaba super tarde para avanzar con la trama.

    Este segundo libro comienza justo después de los sucesos del final de la primera parte. Laia y Elias intentan escapar de la ciudad de Serra, con el objetivo de llegar a la Prisión de Kauff y rescatar al hermano de Laia, el cual puede tener la clave para salvar a todo el Imperio de la opresión en la que viven desde hace años.

    La acción no se hace esperar y desde las primeras líneas los personajes ya se encuentran escapando e intentando sobrevivir como sea a los peores peligros que se podrían haber imaginado. Es impresionante como esta acción no para durante todo el libro, tenemos muy pocos momentos de respiro para los personajes y para nosotros mismos. Pero todo esto hace que el libro se lea prácticamente solo y que no podamos soltarlo hasta saber como va a acabar todo. Además de que hay unos cuantos giros argumentales que me han dejado con la boca abierta.

    Los personajes han dado un cambio interesante, a mi modo de verlo, en este libro. Laia y Elias tienen que luchar por su vida, ya que muchos máscaras los persiguen, pero sobre todo Helene, nueva Verdugo de Sangre, que tendrá la misión de capturarlos y aniquilarlos. He notado un aura diferente en estos dos personajes, son más libres y pueden realizar las acciones que deseen, por lo que se les nota más relajados y con ganas de abrirse más a la otra persona. Como digo, su trayecto no será sencillo, pero me encanta ver la fuerza que tienen los dos, sobretodo Laia que no deja que todo el peso de la huida recaiga en Elias.

    Helene es un personaje que se convertirá en pieza importante en esta historia. En el primer libro pasa un poco desapercibida, pero ahora tendremos capítulos contados desde su perspectiva y veremos cuales son los pasos del Imperio mientras Elias y Laia escapan de él. Me ha parecido un personaje interesante, un tanto aburrido al principio, pero que va cambiando según transcurre la trama. Creo que será un personaje a tener muy en cuenta en un futuro.

    Creo que lo único que me falla en esta historia es el amor. La autora lo intenta meter en varias ocasiones, y a veces se equivoca en ellas. Pero por lo menos se agradece que no tenga que girar toda la trama en torno a este tema, sino que sea superfluo.

    El final no es del todo como me esperaba, pero igualmente ha sido impactante. Ocurren una serie de cosas que te hacen plantearte como la autora va a sacar a los personajes del embrollo en el que los ha metido, y claramente hacen que desee muchísimo la tercera parte de este libro (la cual hay que esperar hasta 2018 para que salga en inglés *llorando*).

  • megustaleer

    Una segunda parte que mejora en ciertos aspectos a la primera

    3

    Una llama entre cenizas no fue lo que esperaba (X), pero no perdí la esperanza de que la cosa mejorara dada las buenísimas reseñas que han proliferado estos últimos meses por aquí.
    Pero debo de ser de las pocas que sigue sin encontrar eso que la hace tan increíble y maravillosa.
    No me malinterpretéis, no están mal, pero no va a llegar a convertirse en una de mi favoritas.

    Esta segunda parte comienza justo donde terminó el primero, con la huida de Laia y Elias de la ciudad de Serra, con la misión de ir a rescatar al hermano de ella, Darin, de la cárcel de Kauf. Considerados ahora traidores al Imperio, no serán pocos los obstáculos y los peligros que se encontrarán, ya que la misión del ejército marcial es llevarlos ante el nuevo emperador, Marcus, para recibir su castigo.
    A todo esto, le tenemos que sumar la situación de Helene, ahora la verdugo de sangre de Marcus, y obligada a cumplir lo que se le ordena, le guste o no, si quiere mantener a su familia a salvo. Y su primera misión, es encontrar a Elias y llevarlo ante él.

    Esta vez, por lo tanto, tenemos tres puntos de vista diferentes, algo que le suma puntos ya que me ha gustado conocer mejor a este personaje, sobre todo en una situación como en la que se encuentra.
    Helene se debatirá entre la lealtad hacia su mejor amigo o al Imperio y sabe que, elija lo que elija, le tocará hacer cosas de las que no se sentirá orgullosa.
    Somos testigos de, no sólo esa lucha interna, si no también de la vida en Serra bajo el mando del despiadado y cruel Marcus.

    Si hay algo que realmente se le da bien a Sabaa Tahir es hacer libros repletos de acción. Esta segunda parte es, ciertamente, muchísimo más ágil y rápida, repleta de persecuciones, muertes, traiciones y giros en la trama desde la primera página. No hay ni un minuto para descansar, ya que en cuanto algo termina, ya ha introducido otro elemento igual de impactante y tenso.
    He disfrutado de lo lindo con los últimos capítulos, en los que pasan ciertas cosas que no esperaba para nada y que me han dejado con la boca abierta y deseando saber cómo va a continuar la cosa en el siguiente.
    Además, se profundiza más en la situación de los académicos y de los tribales, hay nuevos personajes secundarios y un importante aspecto sobrenatural del que se sabrán muchos más detalles y que le da más interés a la trama.

    Pero, por otro lado, sigue sin convencerme el romance, que sigo considerando el punto más flojo de la trilogía. Si ya me gustó poco en Una llama entre cenizas, aquí he acabado bastante desesperada con el tema aunque, afortunadamente, no es algo que tenga mucho protagonismo.
    Ese triángulo amoroso sigue presente, pero lo peor es que Laia cambia de opinión de una página a otra. Tan pronto tiene sentimientos por uno, como que se decanta por el otro en cuanto lo ve. Es totalmente una veleta y ha habido veces en las que me ha dado la sensación de ser una inmadura y caprichosa.
    Eso y que sigo viendo a Elias y Laia bastante planos, sosos y carentes de atractivo, son mis mayores trabas. No encuentro la profundidad ni la evolución que me gustaría, algo que ocasiona que me dé bastante igual lo que les acabe pasando.

    Una antocha en las tinieblas es una segunda parte que supera a su antecesora en cuanto a acción, sorpresas y revelaciones que quitan el hipo, pero que, en mi opinión, flojea en unos protagonistas algo simples y una trama amorosa algo mal llevada.

  • megustaleer

    Reseña de Una anotorcha en las tinieblas

    3

    Tenía muchísimas ganas de leer este libro después de haber leído el primero pues había terminado de una forma donde la intriga estaba a flor de piel. Lamentablemente, y como muchas segundas partes, no ha cumplido las espectativas.
    Se supone que si el primero se utiliza a modo de introducción como todo buen primer libro de saga, en los siguientes tienes que explorar el mundo que has creado, darle vidilla al asunto, no meter tanta pero tantísima paja al más puro estilo de Heredera de Fuego de Sarah J. Maas.
    Se agradecen los capítulos añadidos por Helena, pero al mismo tiempo, sobran, a no ser que en el tercero (fecha de salida retrasada, por cierto) sirvan para algo.

     

     

    Por si fuera poco, la subtrama de romance le quita toda la posible epicidad que se pueda crear con el Imperio Romano que creó. 
    Creo, y solo creo, que la autora creó un mundo y al darse cuenta de que no daría para mucho lo alarga y o alarga para ver hasta donde llega ¿Sabéis quien hizo eso? Eoin Colfer, y no le salió el juego muy bien. 

    Pero bueno, el punto bueno de esta autora, es que como Victoria Aveyard, sabe escribir un final que disipa todas las dudas y te hace clamar por el siguiente ¿Cuándo llegará? A saber. 

     

  • megustaleer

    Reseñando | Una antorcha en las tinieblas

    4

    ¡Buenos días booklovers! ¿Qué tal estáis en este día tan nublado y frío? Hoy os traigo la segunda parte de Una llama entre cenizas, un libro que me encantó (lo leí el año pasado y la reseña también la podéis encontrar en el blog) y que estaba deseando que saliera esta segunda parte.

    La historia continua con el desenlace de la cuarta prueba, donde Laia y Elias se ven obligados a huir de la ciudad de Serra perseguidos por un ejercito de máscaras. Ahora, su única esperanza es Darin, el hermano de Laia, cuyos conocimientos sobre el acero sérrico son la clave para el futuro de los académicos. Pero Darin se encuentra encerrado en la prisión de Kauf, la más inexpugnable y peligrosa de todo el imperio. A pesar del riesgo que supone, Laia está decidida a liberar a su hermano y Elias está decidido a seguir a su lado, aunque esto suponga renunciar a su propia libertad. Los dos fugitivos tendrán que luchar a cada paso para llegar a su destino y burlar a sus muchos enemigos: el cruel Comandante, los soldados del Imperio, el sádico guardian de Kauf y, sobre todo, a Helene Aquilla, sometida a la voluntad de Marcus, el retorcido nuevo lider del Imperio. La que una vez fue amiga y compañera, tendrá que hacer frente a una misión tan clara como inesperada: encontrar al traidor Elias Veturuis y a su compañera... y matarlos a los dos. ¿Una premisa interesante, verdad?

    (...)

    Sin duda, Una antorcha en las tinieblas ha sido una buena continuación de una trilogía que puede acabar siendo una de mis trilogías favoritas. Una novela llena de acción, crueldad y con unos toques muy sutiles de un amor \"prohibido\". Se la recomiendo sobre todo a los amantes de las distopias. ¿La habéis leído? ¿Queréis leerla? Contadme en los comentarios y ¡hasta otra!

  • megustaleer

    Resea: Una antorcha entre tinieblas

    5

    sinopsis

    Tras el desenlace de la cuarta prueba. Laia y Elías se ven obligados a huir de la ciudad de Serra perseguidos por un ejército de máscaras. Ahora, su única esperanza es Darin, el hermano de Laia, cuyos conocimientos sobre el acero sérrico son la clave para el futuro de los académicos. Pero Darin se encuentra encerrado en la Prisión de Kauf, la más inexpugnable y peligrosa de todo el Imperio. A pesar del riesgo que supone, Laia está decidida a liberar a su hermano y Elías resuelto a seguir a su lado, aunque ello suponga renunciar a su propia libertad.

     Juntos tendrán que luchar a cada paso para llegar a su destino y burlar todos sus enemigos: la cruel comandante, los soldados del Imperio, el sádico guardián de Kauf, y, sobre todo, a Helene Aquilla, sometida a la voluntad de Marcus, el retorcido nuevo líder del Imperio. La que una vez fue amiga y compañera tendrá que hacer frente a una misión tan clara como indeseada: encontrar al traidor Elías Veturius y a su compañera? Y matarlos a los dos.
     

    opinión

    Su primera parte me fascino creo que la autora supo cómo crear un mundo distopico, ambientado de una manera que al menos yo no había visto en otros libros o sagas, eso me hizo engancharme, pero también toda la historia de Laia y Elías a quienes adoro profundamente y que creo que tiene que conseguir la libertad de alguna manera.


    En esta segunda parte como se lee en la sinopsis la cosa para Laia y Elías se pone difícil ya que tiene en contra a la gran mayoría de la ciudad de Serra, al ejército, a Helene, a la Comandante?. Pero ellos lucharan ante todo con la firme esperanza de encontrar la libertad para el hermano de Laia y una solución para los académicos. Las catacumbas son sus amigas y en ellas es donde mejor pueden ocultarse y moverse para llegar a esa libertad.


    Para mi gusto con esta segunda parte Sabaa lo ha vuelto a hacer y ha logrado que este libro se convierta en una lectura digna de estar entre las mejores, la montaña rusa que crea con esta historia que tiene giros muy sorprendentes y únicos a cada capítulo y trama que pasa, una historia que juega con las emociones y nos pone en el límite con el suspense que tiene. La sangre fría que contienen sus páginas, pero a la vez ese amor tan bonito que nos transmiten algunos de sus personajes, la lucha por el poder o la lucha por la libertad y la guerra de sangre, muerte, dolor y tortura que hay en la crudeza del imperio marcial. Son cosas que hacen que este libro sea trepidante y enganche al máximo.


    Cosas que también me han gustado de esta historia es por ejemplo que el primer libro estaba contado a dos voces, se turnaban por capitulo Laia y Elías, pero también me gusta que en esta segunda parte se les una Helene, porque, aunque ahora es compinche de Marcus y verdugo de sangre, antes era la gran amiga de Elías, me gusta la idea de saber lo que piensa y de poder ver su lucha interna entre el deber y la amistad. También me gusta el poder ver y leer a personajes nuevos como Afya, Gibran, Tas, Marnie, Harper?. y poder seguir leyendo a muchos otros que ya estaban como Izzi y Keenan dos personajes que me caen muy bien.


    En general esta segunda parte de la que todavía no sé si es saga o trilogía, me ha encantado y la recomiendo a todo el mundo, creo que es algo merecedor de ser leído y que engancha hasta mas no poder jejeje, que te mantiene con el alma en un puño, al borde del infarto, con la piel de gallina, y mucho más? Estoy deseando leer ya su tercera parte que espero no se haga de esperar muchísimo.

    5/5

    Y bueno con esta reseña os dejo hasta mañana, un besazo blue lovers

  • megustaleer

    Una apasionante continuación de la trilogía

    4

    Después de quedarme embelesada con la historia de Una llama entre cenizas, una novela que me pareció muy buena a pesar de ser tan solo introductoria, tenía muchas ganas de continuar con su secuela.

    Laia y Elias por fin huyen de Serra y de Risco Negro e inician la búsqueda de Darin, el hermano de la chica, el cual fue encarcelado en la prisión de Kauf por sus contactos y relaciones con la Resistencia, además de conocer el secreto del metal sérrico con el que forjan sus armas. Laia necesita la habilidad y experiencia de Elias para sobrevivir, y su conocimiento de la prisión puesto que fue destinado allí tiempo atrás. Elias, por su parte, no tiene nada que perder y desea ver aniquilada a la Comandante y a su séquito tanto como Laia.

    El inicio del libro está cargado de acción, pues arranca inmediatamente después de la cuarta prueba, en la cual Marcus fue elegido como Emperador y Helen se erigió como su verdugo de sangre. La huida de Laia y Elias pone en jaque a la Comandante, que no duda en enviar a sus máscaras tras ellos para darles muerte. Sin embargo, consiguen escapar, pagando un precio muy alto por su libertad. Dicha libertad será corta, pues la misión que se le encomienda a Helen, mejor amiga de Elias, para estrenar su recién adquirido puesto, es darle caza a él y a su acompañante. Por ello, la joven máscara tendrá que lidiar entre sus sentimientos de amistad y amor hacia el que fue su compañero y amigo durante años y sus deberes como mano derecha del Emperador y para con el Imperio.

    La autora nos presenta un cóctel explosivo, sangriento y angustioso. Prácticamente todos los personajes se encuentran entre la espada y la pared, atrapados en el torbellinos de sus sentimientos y de sus opciones de supervivencia, teniendo que elegir caminos peligrosos que pueden que los lleven a una muerte segura pero, que si lo logran, significará estar un paso más adelante de derrotar o, por lo menos, burlar la impasible mano de hielo de la Comandante Keris Veturius. En su escapada hacia la prisión de Kauf, Elias y Laia contarán con aliados inesperados y muy interesantes. En este sentido, por ejemplo, nos encontramos con descripciones de cómo funcionan las tribus (pueblo que acogió a Elias cuando era un bebé y su madre lo abandonó a su suerte), sus costumbres, sus rituales, sus creencias, que dotan la novela de mayor riqueza, me parece muy interesante y, además, relevante para la trama. Asimismo, descubriremos que no todos son quien dicen ser y puede que nos llevemos alguna sorpresa inesperada. Una antorcha entre las tinieblas profundiza mucho más en los personajes, especialmente en los principales pero también en los secundarios, por lo que nos resulta más fácil conectar con ellos y comprender sus motivaciones. Responderá muchos de los interrogantes que se nos planteaban en la primera parte, así como nos abrirá nuevos que nos dejaran con el ansia de saber más, de saber qué está sucediendo.

    Laia evoluciona bastante, se vuelve más valiente e intrépida, obcecada y en una líder que no duda en darle órdenes a Elias y a sus compañeros con tal de lograr rescatar a su hermano. Aunque me cae bien como heroína, no he podido evitar que me cayera pesada en algunas escenas pues su insistencia es tan constante, que llega a cansar. A veces me ponía nerviosa porque la gente de su alrededor le daba consejos sobre qué hacer o le explicaba por qué x era imposible (escudándose en su experiencia, obviamente superior a la de Laia) y ella no quería escuchar o le daba igual puesto que eso estaba en contra de su objetivo. Comprendo que la libertad de Darin es su prioridad, pero eso le hacía ser imprudente y tomar decisiones desacertadas que, aunque la hacen más humana, podrían haberse evitado. A pesar de esto, se nota la madurez de Laia y me parece admirable lo que está dispuesta a sacrificar por alguien a quién quiere. Es obligatorio mencionar la magia que crece en su interior, un poder desconocido que deberá aprender a manejar si quiere aumentar sus posibilidades de supervivencia.

    Con Elias he sufrido bastante puesto que es el peor parado de la novela. Su fe en Laia y su sentido imperturbable de la justicia le harán fuerte y decidido, y será la motivación que le ayude a continuar hacia delante, hacia Kauf, aun cuando el camino parece imposible y tiene que dejar mucho atrás por ello. La subtrama respecto a Elias me ha sorprendido mucho y para bien, pues se le da un giro a este personaje que no esperaba en absoluto y que me resulta muy interesante y estoy deseando saber la manera en que la autora lo desarrolla en la tercera parte.

    Y Helen... ay Helen. Sigue siendo mi favorita sin duda, ya que, en mi opinión, es la que más sufre las consecuencias y decisiones de lo que sucede en su entorno. Se verá acorralada entre el deber y el corazón, entre su familia y el amor. La Comandante y Marcus conocen sus debilidades y las usarán contra ella para asegurarse de su fidelidad y de que cumple la misión encomendada sin dudar. A pesar de verse sola de repente, despojada de todo aquello en lo que ha creído durante tantos años y sin la sombra cálida de Elias, consigue sobreponerse a la soledad y al dolor y encontrará aliados inesperados. La capa exterior de dureza que conservaba, se ha desquebrajado definitivamente en esta novela, dejándonos apreciar con claridad a la Helen de verdad, a la mujer tras la máscara. Su fortaleza es inquebrantable, su valentía y arrojo, admirables. Tendrá que arriesgar lo que es, en lo que se ha convertido, sus creencias y su fe, todo, en una batalla intensa entre lo correcto y la obligación. Las partes narradas por su voz me han resultado estremecedoras, impactantes y mis favoritas. Asimismo, tendrá que enfrentarse a las consecuencias de ser mujer en un mundo de hombres (recordemos que solo respetan a la Comandante Veturius por temor), el desprecio y el rechazo que sufre por aquellos a los que debe gobernar. Sin embargo, no se dejará amedrantar y ejercerá como Verdugo de Sangre sin atisbo de debilidad, demostrando que su género no es impedimento para ser letal.

    Personajes apenas perfilados en el inicio de la saga (Mami Rila, Izzi, Keenan), serán más desarrollados en esta segunda parte y conoceremos más sobre ellos. Respecto a esto, el giro de trama que mete Sabaa me pareció bastante predecible puesto que las pistas que iba dejando en los capítulos eran un tanto obvias, por lo que no me sorprendió en absoluto. También aparecerán nuevas incorporaciones, sin duda Afya y Harper las más significativas (este último en concreto me gustó muchísimo, cómo la autora lo ha perfilado y el juego que ha dado).

    La pluma de Sabaa Tahir sigue siendo espectacular, llena de fuerza, crudeza y un ritmo frenético. No obstante, las escenas del viaje de Laia y Elias en ocasiones se me hacían un tanto lentas puesto que era todo el rato lo mismo y es una situación que hemos visto descrita un millón de veces en otras novelas juveniles.

  • megustaleer

    Inmejorable continuación para Una llama entre cenizas

    4

    Este es el último libro que hemos leído en el 2016, aunque técnicamente lo hemos acabado el día 1 de enero de 2017. Y ha sido una muy buena lectura para terminar el año. Llevábamos mucho tiempo queriendo continuar con la historia de Laia y Elias, y la verdad es que no ha defraudado nada.

    Nos ha gustado mucho habernos reencontrado con Laia y Elias, aunque si son un poco diferentes a como los hemos dejado al final del primer libro, ya que todas sus experiencias han hecho que los personajes evolucionen y encontremos determinados aspectos dentro de su personalidad que, posiblemente, no esperáramos encontrar.

    Aunque debemos decir que es un libro transitorio, creo que es más que importante para que luego podamos entender lo que vendrá en los siguientes. Pero a pesar de esta característica de transitorio, el libro se lee muy pronto ya que tiene mucha acción y los diferentes personajes no dejan de sorprendernos.

    Uno de los personajes que más ha evolucionado, desde nuestro punto de vista, ha sido Helena Aquilla, ya que ha pasado de ser una fiel amiga de Elias, a tener que matarlo por orden del líder del Imperio, Marcus. Y esto no hará más que empezar una lucha interna en nuestra Verdugo de Sangre, no sabremos que puede más, si la lealtad al Imperio, o la amistad que siente hacia Elias.

    En definitiva, es un libro que nos ha gustado mucho y nos ha dejado ganas de más, seguimos queriendo conocer más a todos nuestros personajes, ya que incluso los secundarios (o que podrían parecer menos relevantes) son muy importantes para la trama y estamos seguros de que aún tienen mucho que decir.

  • megustaleer

    ¡Una continuación de vértigo!

    5

    Esta historia empieza justo por donde la autora nos deja en Una llama entre cenizas. Elias y Laia están huyendo en las catacumbas, prácticamente no hay máscara de Risco Negro que no les persiga y la cosa no les resultará fácil. Nada más empezar ya tenemos por ahí alguna aparición de seres paranormales que tanto me gusta leer de la mano de Sabaa Tahir.
    Durante todo el libro la acción no para, pasamos de huir de Serra a perdernos por el desierto y luego morirnos de frío en la nieve. Conocemos la forma de vida de los trivales y su relación con los marciales.

    Debo destacar a La Comandante en este libro, incluso más que en el primero. Es implacable y lo maneja TODO, es que no da puntada sin hilo. Es insoportable la manera que tiene de llevar todo a su terreno. En cuanto hace algo sabes que hay más detrás.


    Elías me ha gustado muchísimo más en este libro y eso ya es decir porque en Una llama entre cenizas ya me conquistó por completo. Soy muuuuy fan de él con Laia, pero me dolía tanto leer ese dolor que sentía por Helene. En este libro Elías crece más aún si cabe. Nos encontramos con todo un guerrero, un personaje perfecto, super bien hilado y muy fácil de querer y admirar. En este segundo libro tiene que tomar decisiones mucho más complicadas que en el anterior si cabe y lo hace siempre con la mayor serenidad que puede.

    Mamie Rila me ha conquistado por completo, lo mismo que el pueblo trival. Afya y los suyos son una gente que me ha encantado, inteligentes porque saben que después de la persecución de los marciales con los académicos, cuando terminen con todos, los siguientes serán ellos. No están a salvo y saben que es hora de alzarse.

    Helene juega un papel que le queda grande, más que nada porque por muy buena que sea, muy dura y todo lo que queramos, juega contra La Comandante, ella lo maneja todo en todo momento como ya he dicho antes. Pero Helene va saliendo y tratando de esquivar trampas y demás obstáculos que le ponen al frente. Algunos de ellos los consigue salvar gracias a su padre.

    El pater de la gens Aquilla me ha encantado, me ha resultado un hombre increíblemente amoroso con sus hijas, incluso con la más celosa y odiosa de ellas. Los Aquilla han sido en definitiva un soplo de aire fresco en esta historia llena de trampas, muerte y traiciones.
    Además de que Helene recordamos que tiene ese poder, ella es una sanadora y sabemos que en este mundo... nada se da porque sí.

    Laia es un personaje que ha evolucionado muchísimo. A mi ya me gustaba en el primer libro, pero en este la hemos podido conocer más. Además la he sentido hacerse mucho más fuerte cuanto más difícil era la situación y eso es algo que se agradece en historias de este tipo. Su historia central es recuperar a su hermano, eso no cambia, pero entre medias la vida sigue, eso es inevitable. Su relación con Elias me ha enamorado, van despacio, poco a poco, tan despacio que a veces no pasa realmente nada, no es que haya un roce de manos o una mirada apasionada que te derrita o frases melosas. Solamente es el acercamiento, las vivencias.

    En definitiva Una antorcha en las tinieblas es un libro lleno de acción, de dolor, valentía, magia, sangre e intrigas. Si quieres leer algo diferente y que te atrape, este es sin duda el libro que debes de leer.

     

     

  • megustaleer

    Una antorcha en las tinieblas

    3

    Esta obra cuenta con una extensión similar y la acción trepidante de la primera novela, que te obliga a leer hasta caer con el libro entre los brazos. Un punto a favor es que desde el inicio de la novela se hace llevadera la historia y se entiende lo que ha sucedido antes, por lo que si no te has leído la primera entrega puedes leerte Una Antorcha en las Tinieblas sin problemas.

    La relación entre los personajes está cuidada al detalle, donde cada movimiento cuenta. Conserva la narración compartida por los personajes principales en los capítulos, lo cual es magnífico, puesto que te hace meterte en la piel no de un solo personaje, sino de todos a la vez. En este caso, destacaría Helene Aquilla, cómo su deber y sus sentimientos luchan en su interior, cómo se debate entre lo correcto y lo incorrecto hasta que toma una decisión. Personaje que, personalmente, es el más rico de toda la historia, al menos en este segundo libro de la saga.

    Es una continuación que merece totalmente la pena. Llega a estar incluso al nivel de la primera novela. ¡Y eso que dicen que las segundas partes nunca fueron buenas!

  • megustaleer

    Se puede mantener la esperanza a pesar de la oscuridad, nos lo demuestra este libro.

    4

    A veces creemos que no podemos hacer más, vemos hincadas nuestras rodillas en el suelo y sentimos el sabor de la derrota?pero la esperanza?ella puede sacarte hasta de los lugares má oscuros.

    Estamos ante el libro Una  antorcha en las tinieblas de la autora Sabaa Tahir cuya nota es de 8/10

    Argumento: Estamos ante la continuación de Una llama entre cenizas; Laia y Elias escapan juntos de Risco Negro tras las pruebas, Elias le hace el juramento a Laia de ayudarla a salvar a su hermano ya que ella le ha salvado en Risco Negro.

    Nos centramos en una intensa huída; Atrás queda Helene que pese a sus sentimientos tendrá que ser la Verdugo del Imperio que debe confesar sobre su mejor amigo: Elias Veturius.

    La comandante, Keris Veturius, es una máscara impasible con venganzas y propósitos propios y que a pesar de ser la madre de Elias lo hará todo por seguir siendo gélida y autoritaria.

    Marcus se adueña del imperio y sus planes traman toda una historia de la que te será difícil salir una vez comenzada.

    Sobre los personajes principales:

    Al estar narrada la historia desde tres personajes distintitos, se ve la novela con una dimensión absoluta de los acontecimientos;

    Laia: nace de su ser la fuerza más primitiva: sobrevivir ; Junto a la necesidad de hallar a su única familia, sus celos por Helene, los sentimientos por Elias y el destino desconocido que le espera nos forma un sentimiento protector y  amada por el lector.

    Elias: Al principio notaremos dos cosas características: su autoridad y su sexualidad; Una va irremediablemente unida a la otra. Siendo como es el mejor no sabe demasiado de fijarse en los demás pues confía en sí mismo para salir de todas. Pero conocerá sentimientos?amistad, amor e incluso miedo (quitándose la máscara). Aprenderá a valorar lo verdaderamente importante, será intrépido, desconfiado, con esperanza y entregado haciendo que el lector se enamore de él y sufra por todo lo que le rodea en esta exitosa y brillante novela.

    Helene: El lector le agradece su lealtad desde el principio de la novela. Uno de los personajes más difíciles que he leído, genial la forma que te envuelve para que sientas con ella todo lo que pasa: La lucha entre el deber y el querer; la lucha entre dos cosas que quieres; La ponderación de lo correcto, Durante toda la novela amarás y odiarás a Helene pero siempre reconocerás su lealtad  ?leal hasta la muerte?

    Mención especial de personajes secundarios pero importantes:

    Aquí como mención especial he de decir que Harper a pesar de no ser santo de mi devoción enccierra algo en la novela que te invita a confiar en él o mínimo pensar que, si no es oro todo lo que reluce tampoco tiene porque ser malo todo lo que lo parece.

    Relaciones distópicas y recomendaciones:

    Si es verdad que está muy de moda escribir sobre distopías he de decir que esta me ha fascinado enormemente por su complejidad y por su inspiración en el Imperio Romano al menos de manera superflua. Una distopía bien acabada con el toque de seres no humanos bien precisado y una intensa lucha de clases.

    Tanto si te lees esta novela y te gusta como si es al contrario creo que la relación Una antorcha en las tinieblas- Arena Roja debe ser de doble sentido.

    Otras recomendaciones si te gustó: Reed Queen

    Espero que os haya gustado esta entrada y recordad dos cosas:

    1.       Mejor morir de pie que vivir de rodillas

    2.       La esperanza es lo último que se pierde

     

     

     

     

  • megustaleer

    “Una continuación distópica que te deja completamente vacía y sin aliento”

    5

    Una antorcha en las tinieblas continúa la historia de Laia y Elias, que tras la huida de ella y la traición de él, son perseguidos por el Imperio, por lo que tienen que correr con todas sus fuerzas para escapar de las garras de la ejecución del nuevo emperador. Pero Laia es la única que sabe con seguridad hacia dónde deben dirigirse, a la única persona capacitada y con los conocimientos que pueden llegar a dar esperanza al pueblo y así poder reclamar todos sus derechos: su hermano Darin. Y junto con Elias, deberán llegar a la prisión de Kauf, el lugar más inquebrantable en el que lo tienen retenido y con la esperanza de que sigue con vida.


    Pero ese no es el único problema de Elias Veturius, ya que las pruebas que llevó a cabo y la cantidad de muertes que hubo, le carcomen la conciencia y no se siente bien al lidiar con toda esa carga. Pero por si eso fuera poco, volverá a toparse con la persona que más detesta del mundo, la responsable de tantas pesadillas y miedos a lo largo de su vida, la única persona que puede llegar a vencerlo y terminar con su vida. Aunque no son los únicos con problemas, ya que Helene Aquilla, tras ser nombrada verdugo de sangre del nuevo emperador, tiene la peor misión que podrían haberle otorgado, capturar a su mejor amigo y asesinarlo.

    Esto la pone en un gran aprieto, dividiendo su corazón en dos entre su lealtad al Imperio junto con su familia y a su amigo Elias. Pero por más que intente escapar de su destino, los augures no dejarán de perseguirla para recordarle que por más que lo intente, el destino ya está escrito y es irrompible. Por lo tanto, lo que tendrá que pasar la nueva verdugo de sangre a partir de ahora será toda una catástrofe en su corazón, rompiéndola en mil pedazos por dentro. Deberá decidir lo que es correcto y no lo que desea, suponiendo así que no vuelva a ser la misma persona de antes.


    Mayores problemas tendrán Laia y Elias, ya que cuentan con una gran desventaja, por lo que deben darse prisa antes de que sea demasiado tarde. Pero con la ayuda de Izzy y Keenan, intentarán hacer todo lo posible por seguir con vida antes de entrar en Kauf. Pero un pequeño inconveniente hará recapacitar a Elias y tomará la decisión de seguir la misión en solitario, ya que no le queda mucho tiempo y le hizo una promesa a Laia que está dispuesto a cumplir sea como sea. Aunque no todo llega con el tiempo justo, nuestros protagonistas deberán tomar decisiones muy duras por el bien del pueblo y de sus vidas.

    Las ganas que tenía de leer esta segunda parte no era normal. Una llama entre cenizas me dejó completamente en shock por la gran cantidad de acción, buenos personajes, giros inesperados y ese final de infarto. Y esta segunda parte no iba a ser menos, con nuevos personajes, nuevos peligros y luchas por combatir y un desenlace que te deja patidifusa por completo.


    La historia se retoma donde la dejó la primera parte, con Laia y Elias huyendo como pueden de Risco Negro para emprender la misión a la prisión de Kauf, el lugar en el que tienen retenido a Darin, su hermano. Y por otro lado, tenemos a Helene Aquilla, la nueva verdugo de sangre del nuevo emperador que deberá llevar a cabo la misión más difícil de su vida, pero sobretodo de su corazón, capturar a su amigo Elias y matarlo. Esta nueva trama me ha gustado mucho más, me ha mantenido mucho más en vilo por sus personajes, por los sucesos que van ocurriendo y por su desenlace. El único pero que le pongo es la relación entre Laia y Keenan, ya que no logro comprender como puede cambiar sus sentimientos tan rápido. Pero por lo demás, es un libro increíble.

    Los personajes de los que quiero hablaros en este segundo libro son en primer lugar Darin, el hermano de Laia. Este personaje ha tenido muchos más momentos de protagonismo, ya que en el primer libro no apareció casi nada, y me encanta saber más cosas de él, de su lucha constante por seguir con vida y tener la capacidad de poder cambiar el rumbo de las cosas para otorgarles una vida mejor a su pueblo. Luego tenemos a Keenan, que desde el primer libro no me dio muy buena espina, ni me la sigue dando en esta segunda parte. Es un personaje que esconde algo oscuro, que por más que consuele y proteja a Laia, hay algo que no cuadra. Su actitud de novio celoso sin serlo me saca de mis casillas por completo. 


    También está Izzy, la amiga que hizo Laia en Risco Negro. Me encanta este personaje, es muy sencillo pero tiene dos dedos de frente a la hora de tomar sus propias decisiones. No se achica ante nada ni ante nadie y eso consigue que sea un gran personaje. Y por último, quiero hablaros de el Emperador Marcus. Este personaje es como se le dice en la historia, una serpiente venenosa, ya que todo lo que hace y lleva a cabo lo hace para envenenar y hacer sufrir a los demás, con el fin de su propio disfrute al ser Emperador. Por lo tanto, si por mi fuera, a este personaje lo mandaba a la orca.

    La pluma de la autora no para de sorprenderme. Esta nueva trama con sus personajes más complejos no dejaba de fascinarme. Y la introducción de otros nuevos fue todo un acierto. Sabaa Tahir tiene la capacidad de confundirte y poner tus emociones al límite, de que te quedes vacía y sin aliento tras leer el desenlace de cada libro que escribe.

  • megustaleer

    ¡La segunda entrega de esta saga supera al primer libro!

    5

    El primer libro de esta saga fue una de mis mejores lecturas el año pasado, y su segunda entrega me atrevo a decir que ha superado con creces las expectativas. Esta distopía que nos transporta a unas bases de historia romana es impresionante, incluso sus toques sobrenaturales aportan más atractivo a su trama. Los tres personajes principales que nos narran sus puntos de vista son tan reales que duele. Hay mucha fuerza en las palabras, y Sabaa Tahir las emplea de maravilla.

    Una historia que se te mete en la piel, te transporta a un mundo lleno de traiciones, guerra, dolor, muerte, pero también de amor, de lealtad y honor. 

    La acción está presente capítulo tras capítulo con finales que quitan el hipo. Los enemigos son tan odiosos que precisamente eso le hacen ser tan creíbles y a la vez tan inesperados. No hay nada dejado al azar, nada es previsible. 

    No puedo creer que tardemos tanto en tener el tercer libro, pero tras leer Una Antorcha en las tinieblas, está claro que la espera valdrá la pena.

  • megustaleer

    Una segunda parte que no te dejará indiferente.

    4

    Bueno, en el primer libro dejamos a nuestros protagonistas, Laia y Elias huyendo de Serra, después de acabar las cuatro pruebas y ser proclamado vencedor y emperador Marcus y verdugo de sangre, Helene. Elias se ha comprometido con Laia a acompañarla hasta la prisión de Kauf y ayudarla a rescatar a su hermano Darin. Pero no sera tan fácil. Primero tienen que huir de Serra, donde hay soldados por todas partes en su búsqueda y luego cruzar medio mundo para llegar a la prisión. Sera una aventura llena de peligros.

    Después de como acabó la primera parte estaba deseando ponerme con esta segunda, y la verdad que ha cumplido mis expectativas. Es verdad que quizás al principio, no se porque, se me hizo un poco más lenta esta historia, pero conforme iba avanzando e iban pasando cosas y descubriéndose misterios, me iba enganchado cada vez más, hasta que con el final, y todo lo que ha pasado en él, ya me he quedado sin saber que hacer hasta que salga el tercero.

    En esta segunda parte los personajes principales han cambiado bastante y para mejor. Tenemos a un Elias que ya no esconde su verdadera personalidad, que por fin es libro para mostrarse tal y como es; una buena persona que va en contra del Imperio y que quiere ayudar a los demás, que solo mata cuando no le queda más remedio, pero que aun así la conciencia le reconcome cada vez que lo hace. Un Elias que a pesar de todo, no quiere a nadie a su lado porque piensa que todo el que se acerca a el acaba sufriendo. Pero será fiel a Laia y a la misión que tienen.
    Y por otro lado tenemos a una Laia mas fuerte y decidida. Ya no se esconde detrás de nadie. El tiempo que ha servido de criada a la comandante Keris le ha servido para ganar confianza y carácter. Esta decidida a salvar a su hermano cueste lo que cueste. En este segundo libro veremos a una Laia mas poderosa.

    Aparecerán personajes nuevos de los que yo he quedado enamorada, por ejemplo Tas. Ya lo conoceréis...Otro personaje que me ha gustado mucho en esta segunda parte es Harper, que aunque en un principio da "mala impresión", luego es un personaje que me ha caído bastante bien. Con Helene me sigue pasando lo mismo...Es verdad que las cosas que hace son porque se la obligan hacer y que sufre mucho, pero no se, no llego a cogerle el punto y en este segundo libro me ha pasado igual. Aunque es verdad que quizás la he sentido más cercana y mas humana por cosas que le pasan.

    Por lo demás, como ya he dicho, es un libro que he disfrutado mucho. Es una buena segunda parte, a pesar de que era muy difícil superar a la primera. Creo que es una historia que está muy bien escrita y con un ritmo bastante aceptable. Sorprende, que quizás en este tipo de distopias ya es difícil, porque hay mucho parecido escrito, pero si, sorprende y gusta.

    El final es un final digno de segundas partes. Te deja con las ganas de seguir leyendo. Más que ganas, ansias...y eso es un problema, porque la tercera parte aun no esta publicada y no se ni siquiera si tiene ya fecha de salida (si alguien lo sabe que lo deje en los comentarios por favor :)).

     En definitiva, si habéis leído la primera parte, no creo que os tenga que aconsejar leer la segunda, porque tendréis inmensas ganas de leerla. Pero para quien aun no se haya puesto con esta trilogía, os animo ha hacerlo. Es una distopia llena de acción, aventura, amores prohibidos, cambios en las personas, magia, traición, acción...tiene un poco de todo. Una historia bastante completa que gustará a jóvenes y no tan jóvenes.

  • megustaleer

    Una Antorcha en las Tinieblas es incluso mejor que su anterior, con mayor importancia de la magia y grandes cantidades de aventura. Esta saga promete mucho.

    5

    Una Antorcha en las Tinieblas es la continuación de Una Llama Entre Cenizas y la segunda parte de una saga de la que aún no sabemos de cuántos libros contará.

    El libro empieza justo donde lo dejó el final de Una Antorcha en las Tinieblas. Elias y Laia intentan huir de las tropas de Marcus y de la comandante por los túneles. Consiguen salir de la ciudad pero se encuentran con Keris Veturius por el camino, lo que precipita una serie de hechos.

    Elias y Laia van de camino a la Prisión de Kauf, en la que está encerrado el hermano de Laia, Darin. Elias prometió ayudar a Laia a salvarle y hará lo imposible por cumplir esa promesa, ya que Darin podría ser la esperanza para la revolución académica.


    Marcus es ahora el emperador y Helene debe obedecerlo, su misión es encontrar a Elias y traerlo de vuelta para una ejecución pública. Deberá cumplir su misión para proteger a su familia aunque la acabe destruyendo.


    Una Antorcha en las Tinieblas cuenta con tres puntos de vista: el de Elias, Laia y Helene. Esta nueva incorporación de Helene como narradora es muy importante porque nos permite apreciar lo que sucede en el Imperio y no solo la aventura de Elias y Laia.

    El libro está dividido en cuatro partes y como el anterior tiene un ritmo trepidante. Es incluso más rápido de leer porque suceden cosas constantemente y aunque sigue habiendo intrigas y secretos, predomina más la acción y el viaje que emprenden los personajes.

    Hay una mayor importancia de la magia y la mitología relacionada con el Portador de la Noche y un arma llamada la Estrella. Además exploramos los poderes provocados por el contacto de los efrits como es el de Helene con la curación y otros que descubrimos. También hay que destacar la Antesala, lugar de transición entre la vida y el más allá para los muertos dominado por la Atrapalmas.

    Nos alejamos de Risco Negro para explorar otros territorios del Imperio como Nido de Ladrones y los terrenos de los tribales. Aunque Helene nos mantiene en ese mundo de acero y sangre.

    Los personajes van evolucionando y nos dan más de una sorpresa a lo largo del libro. El vínculo entre Laia y Elias se fortalece, a la vez que Helene endurece su corazón y se rompe en pedazos.


    Volvemos a encontrarnos con personajes como la comandante, Afya, Izzi y Keenan y conocemos a otros nuevos como la madre adoptiva de Elias.

    En la trama hay varios plot twist, sobre todo al final cuando se produce el más grande de todos.

    El último capítulo te deja con ganas de más y me da la impresión de que va a ser una saga épica.

    En conclusión, Una Antorcha en las Tinieblas es incluso mejor que su anterior, con mayor importancia de la magia y grandes cantidades de aventura. Esta saga promete mucho.

  • megustaleer

    UNA ANTORCHA EN LAS TINIEBLAS

    3

    <<Mientras hay vida hay esperanza>>

    ¡Hola a todos! Hoy os traigo con una de las segundas partes más esperadas de este año: Una antorcha en las tinieblas. Su primer libro, Una llama entre cenizas es un libro que no me llamaba demasiado la atención en un principio pero después, tras leer alguna que otra reseña que lo dejaba bastante bien, decidí darle una oportunidad.


    La mayoría de las personas no son más que destellos en la inmensa oscuridad del tiempo. Pero tú no eres una chispa que se consume en un instante.
    Tú eres una antorcha en las tinieblas...
    Si te atreves a arder.

    Después de escapar de una muerte segura Laia y Elías deciden irse de serra, pero no estarán solos. Los máscaras irán tras ellos y no descansarán hasta verlos muertos, sobretodo a Elías. Ambos se dirigen a Kauf, la prisión donde se encuentra Darin, el hermano de Laia, y su misión será sacarlo de allí con vida en menos de tres meses, antes de que Helene Aquilla de con ellos, entonces será su fin.


    " -Elías -dice Laia al ver la mirada; se aclara la garganta -. Y conoces a Izzi. Y este es Keenan, un... un amigo. -Dice la palabra <<amigo>> como si no estuviera segura de que sea una descripción precisa-. Keenan, este es...
    -Sé quien es -la irrumpe Rojo y yo reprimo el impulso de pegarle un puñetazo por hacerlo.
    <<Dejar inconsciente a su amigo a los cinco segundos de conocerlo no es una forma de llevarlos bien, Elías>>"

    Este era un libro que estaba deseando leer desde que terminé Una llama entre cenizas. Esta historia no es que me llamara en especial la atención, y no fue hasta que empecé a ver reseñas positivas que decidí darle una oportunidad y leerlo. Fue una historia que me sorprendió ya que no me la imaginaba para nada de aquella forma. Tenía en la cabeza que sería de una manera, pero al final fue todo lo contrario. Cuando terminé la lectura, me alegré de haberle dado una oportunidad. 

    De esta segunda parte no puedo decir lo mismo. Una antorcha en las tinieblas era un libro que quería leer, pero en cuanto leí las primeras lineas comprendí que algo no iba bien. Había leído tantos libros parecidos al largo del año, y hacía tanto tiempo que había leído aquella primera parte que muchas de las cosas que me explicaban no las terminaba de entender del todo bien. Uno de los problemas es que lo lié con otro libro que mi mente creía parecido, y en algún momento de la lectura decidí que ya era suficiente. Leería lo que me quedaba sin necesidad de pensar en otros libros o en lo que yo creía que era el libro anterior. Si que había muchos personajes que recordaba, pero lo que es la trama principal se había esfumado por completo.
    Esta es una de las razones por las que no me gusta empezar sagas, trilogías, etc que no estén terminadas. Siempre acabo olvidando algunos detalles como personajes, tramas y demás y entonces es cuando no disfruto realmente de lo que estoy leyendo.

    Una antorcha en las tinieblas es una historia que está narra a tres voces. Como en la parte anterior, Laia y Elías nos contarán desde su punto de vista que es lo que está pasando, pero en esta ocasión, se nos añadirá una tercera narración, la de Helene Aquilla. Personalmente, para mí la narración de Helene era la más aburrida, y si no fuera porqué en algunas ocasiones nos contaba cosas que necesitábamos saber para seguir el hilo de la historia, la habría pasado. No me aportaba nada nuevo, solo en algunos párrafos conseguía explicar algo que me pudiera interesar, así que era una parte que me costaba leer. En realidad, reconozco que esa parte de la historia es interesante, ya que nos da un punto de vista diferente, pero a mí no ha terminado de convencerme.

    Los capítulos no son muy largos, cosa que siempre agradezco en este tipo de libros. Cuando una historia es bastante larga y los capítulos parece que se hagan eternos me cuesta mucho avanzar, ya que considero que necesito hacer una pausa tras x capítulos. Pero si sucede que son capítulos muy extensos de muchas páginas, parece que la historia sea más larga y más pesada de lo que es en realidad. No me gusta terminar mis lecturas si no son al final de capítulo, puede que sea rara, pero no me gusta dejar libros a mitad de capítulo, es algo que evito hacer.

    Por otro lado, ya que como he dicho los capítulos son cortos, hace que la lectura avance rápido, y que la trama se haga un poco más interesante en cada capítulo. Me ha encantado el giro final y eso es lo que me ha dejado con ganas de más.

    "Elías sigue mi mirada.
    -Creo que no le gusto.
    -Al principio no le gusta nadie -respondo-. Cuando me conoció, me amenazó con matarme y meterme en una cripta.
    -Encantador.
    -Cambió. bastante, en realidad. Me habría parecido imposible, de no ser... "

    En conclusión: Una antorcha en las tinieblas ha sido un libro que esperaba desde hacía mucho tiempo pero que, al empezar a leerlo vi que había olvidado gran parte de la historia anterior y eso hizo que no lograra disfrutar tanto la lectura como me hubiera gustado. Igualmente, dejando de lado mi tendencia a olvidar cosas, ha sido una historia interesante, con una buena trama y que espero poder leer una tercera parte pronto, antes de que empiece de nuevo a olvidar pequeños fragmentos de la trama, si es posible.

  • megustaleer

    Una continuación maravillosa, pero sin llegar al nivel del anterior.

    4

    Una antorcha en las tinieblas, segunda parte de Una llama entre cenizas, nos sitúa justo en el la huida de Laia y Elias de Risco Negro, una huida que no será nada fácil teniendo en cuenta que los persigue todo el imperio y son las dos personas más buscadas con una gran recompensa de por medio.

    Amor, odio, crueldad, dolor, superación y compasión, son algunas de las cosas que nos vamos a encontrar en esta novela, y que nosotros mismos vamos a sentir. Sabaa Tair nos ha introducido en una sociedad aún más divida que en la anterior parte, y con unos académicos llenos de esperanza, lo que los hace ser más fuertes.

    La novedad de Una antorcha en las tinieblas es que incorpora capítulos contados por Helene, y aunque cuando vi el primero no me hizo especial ilusión, debo reconocer que ha estado muy a la altura del libro, incluso en ocasiones ha superado los capítulos Elias. Sólo nombro a Elias porque los trozos de Laia se me han hecho, la mayor parte del tiempo, muy monótonos. Lo que me ha llevado ha querer leer más sobre Helene y menos sobre Laia, en especial en el final. No sé si va a haber una tercera parte, tampoco tengo claro si eso sería buena idea, pero si es cierto que me he quedado a medias con la historia de Helene. Su historia es una de las mejores cosas de la historia, sus sentimientos contradictorios, saber cual es de verdad su lealtad, tener que elegir entre el Imperio y Elias, volver a ver a antiguos personajes y conocer a nuevos como a Harper -con este personaje si que estoy intrigada de verdad-. Me encantaría saber como continúa su historia, aunque creo que la historia de Laia y Elias ya está acabada,-final que no me ha agradado-.

    Quiero destacar un momento del libro que me ha llegado mucho, ha sido ese momento en el que Elias se reencuentra con su tribu, me ha parecido muy emotivo y necesario.

    El único pero que le encuentro a la historia es el haber tardado tanto tiempo en encontrar a Darin, a habido momentos que me subia por las paredes. Tanto desierto, tantos obstaculos, y en algunos momentos los mismos obstaculos repetidas veces... Este ha sido el gran pero de la historia.


    A pesar de no llegar al nivel de la anterior y no haberse colado en mis mejores lecturas del año, es una lectura muy recomendable, llena de giros completamente inesperados.

  • megustaleer

    Una lectura imprescindible, con el magnífico estilo narrativo de su autora, muy cuidado y excepcional.

    5

    Y tras el maravilloso hallazgo que ha supuesto Una llama entre cenizas para mí, por nada en el mundo podía tardar en ponerme con su continuación, Una antorcha en las tinieblas. Y la cosa solo ha ido a mejor, increíblemente. Tan a mejor que me encuentro ahora mismo sin palabras. Y mi conclusión es que he hecho el descubrimiento del siglo decidiéndome por leer a Sabaa Tahir. Qué talento y brillantez tiene que poseer para escribir y regalarnos esta historia. Sin exagerar, Una antorcha en las tinieblas me ha atrapado desde la primerísima página. Sí, el libro anterior también me enganchó sobremanera, pero aquí el hecho de no poder ni querer soltar el libro se ha intensificado. No podía parar de leer y, al tener tiempo libre, he pecado y me lo he comido con patatas en un par de tardes. Qué aventura y qué evasión del mundo real tan perfecta, por dios. Os cuento.

    La novela empieza justo donde nos quedamos en Una llama entre ceniza, con Laia y Elias huyendo juntos, en busca de la ansiada libertad. Pero claro, la cosa no solo no sale bien, sino que empeora por momentos. Elias, al desertar, es ahora un traidor al que hay que capturar sea como sea. Y no solo eso. Por el simple hecho de ser quien es, a qué familia pertenece, la situación que les incumbe es aún más complicada y fea porque los Máscara y la Comandante están muy cabreados, llenos de ira, odio y resquemor. Sin embargo, no te esperas por donde te puede salir la autora. Tantos giros inesperados te hacen aferrarte a la lectura y no poder para de leer. Peligros, riesgos, secretos, decisiones, sentimientos que se hacen más intensos, problemas y más problemas asechan a Laia y Elias a cada paso que dan. Además, Helene, ese personaje secundario que apuntaba maneras en el primer libro, se ha convertido en la Verdugo de la Sangre y, cómo no, también va en busca de Elias. Pero la realidad es que lo hace en contra de su voluntad, de su corazón y de su todo, porque sí, a ella y a Elias los unen un gran lazo.

    Y en conclusión, tan desgarradora, conmovedora, cruel, oscura, arriesgada, romántica, intensa, Una antorcha en las tinieblas sorprende incluso más que su antecesora, Una llama entre cenizas. Una lectura imprescindible, con el magnífico estilo narrativo de su autora, muy cuidado y excepcional. ¿Qué nos tendrá preparado en el próximo libro? Para mi desgracia y la de muchos, hasta 2018 no lo sabremos, que es el año en el que está previsto publicarse en inglés. Hasta entonces, podemos releer ambos libros y volver a recrearnos en la magnificencia que la autora ha creado.

  • megustaleer

    Evolución natural del título anterior

    3

    Definitivamente, un poco menos entretenido que el anterior.

    Los personajes han cambiado, han madurado, han evolucionado, ya no son los mismos. Se han liberado de muchos conflictos internos y se centran en la supervivencia y, si se quiere, incluso en el plano físico más que en el emocional. Además, se incluyen más narradores, lo cual aporta un tercer punto de vista que, narrativamente, rompe con la monotonía del libro anterior y que, a la vez, facilita que el lector conozca qué pasa más allá de los protagonistas.

    Por otra parte, aquí se pueden ver de una manera más clara los trazos de fantasía a los que aluden en su sinopsis y sus reseñas y que en la primera parte sólo aparecían fugazmente. Hay menos batallas, menos peleas y más magia. Esto no quita que haya muertes y pérdidas, incluso dolorosas.

    El giro final de El Portador de la Noche es brutal, totalmente inesperado y muy bien trazado. La resolución del conflicto principal del libro es muy buena, las últimas cien páginas consiguen atrapar al lector y olvidar del ligero sopor que tiene lugar durante el segundo tercio del libro.

    El final queda totalmente abierto a una tercera parte que, desconozco si ya está confirmada, pero promete.

  • megustaleer

    Literatura juvenil al uso con un toque de frescura

    3

    ?Una antorcha en las tinieblas? retoma la acción en el punto en el que se dejó en su predecesor, con sus jóvenes protagonistas, Laia y Elias, intentando escapar de Serra huyendo del ejército de los máscaras al servicio del Imperio (un sistema de gobierno tirano y despiadado) con el objetivo principal de rescatar al hermano de Laia, encerrado en una prisión de alta seguridad por sus conocimientos sobre el acero sérrico, al parecer un arma que ayudaría a los académicos (una clase social reprimida por el Imperio) a recuperar su libertad. Por supuesto, el camino hasta la prisión no será nada fácil, y los chicos deberán enfrentarse a un montón de peligros, enemigos e incluso despistar a la mismísima muerte que reclama al valiente Elias a cada momento mientras un veneno circula por su sangre.

    La historia, contada desde el punto de vista de los distintos protagonistas, también incluye la perspectiva de Helene Aquilla, una joven amiga de Elias que recibe la orden del retorcido líder del Imperio de asesinar a los fugitivos a cambio de no asesinar a toda su familia. Helene se debate continuamente entre la agonía de traicionar a su antiguo compañero o perder a sus familiares, pero en la búsqueda descubre por casualidad una conspiración tan sorprendente como peligrosa?

    ?Una antorcha en las tinieblas? es ante todo un libro juvenil bien cargado con todos los ingredientes que aderezan hoy en día las historias para jóvenes: amores imposibles, chicas que se debaten entre dos pasiones, personajes fuertes y rebeldes que se enfrentan al poder dominante y grandes dosis de acción. Pero también debo admitir que este libro es bastante original en algunos aspectos que lo alejan un poco de otros libros para jóvenes. Por ejemplo, presenta una sociedad como la del Imperio romano, pero con un toque futurista y lleno de seres y elementos mágicos, logrando una atmósfera bastante interesante que, para mí, constituye el punto fuerte de esta historia bastante entretenida y que conjuga escenas sosas con otras muy curiosas.

  • megustaleer

    458

    5

    Cuando acabe este libro me di cuenta de que su primera parte es bastante introductoria a la historia. Esta segunda parte, aunque la historia es lenta en más de la mitad del libro, tiene más acción y más momentos en los que dije: no puede ser. Si el primer libro me gusto, este me ha fascinado. Es de lo mejor que he leído de este género.

    Una esclava y un prisionero consiguen escapar e ir a rescatar a la persona que puede salvarlos a ellos y su gente.

    Una de las cosas que más han cambiado es que en el primer libro parece que los protagonistas tengan las hormonas más revolucionadas, en este les importa más sobrevivir. Eso no significa que no haya historia de amor, si que la hay y me ha gustado pero me ha hecho sufrir un poco (mucho en realidad).

    La protagonista me ha gustado mucho más en este libro porque  es muy diferente a como era en el primero. Y del protagonista masculino solo puedo decir que me ha terminado de enamorar, es el personaje que más me gusta de la historia.

    Hay otro personaje que en el primer libro no termino de gustarme pero en este también se ha ganado un hueco en mi corazoncito.

    Pero lo mejor de este libro fue un momento en el que me quede en shock, porque aunque me olía que cierto personaje no era de fiar, no me esperaba para nada lo que pasa. Es súper fuerte, increíble, inimaginable? casi me da algo. A partir de esas páginas el libro no para de mejorar.

    No puedo esperar para leer como continua ?Una antorcha en las tinieblas? de Sabaa Tahir ¡Necesito el tercero ya!

    Un saludo, y ¡a leer!

  • megustaleer

    Muy buena continuacion

    5

    Érase una vez un sultán que una noche de tormenta empezó a leer unos espléndidos poemas del gran Nefi. De repente, un rayo alcanzó los jardines del palacio, y el hombre pensó que aquella era una maldición. Rompió en mil pedazos las páginas del libro, las lanzó al Bósforo y ordenó la muerte del poeta. Desde entonces, las aguas de ese mar son tan negras como la tinta de aquellos poemas perdidos...
    Ignorancia y poder: una mezcla explosiva que puede provocar mucho dolor inútil, y de eso nos habla Peri, una joven que vive a caballo entre Estambul y Oxford, lidiando con las ideas políticas del padre y la devoción religiosa de su madre. La chica duda, investiga, y finalmente cree haber encontrado un camino hacia la verdad cuando encuentra a un profesor excéntrico, que estimula a sus estudiantes con preguntas siempre nuevas. Su guía son las tres pasiones que según Bertrand Russell mueven los destinos de los humanos: el deseo de amor, la búsqueda del conocimiento y la compasión por el dolor ajeno. La teoría tiene sentido, el reto es apasionante, pero habrá que ver cómo actuar cuando estas tres pasiones choquen con una realidad donde el deseo pide paso.
    Decir que me ha mantenido enganchado desde que lo empecé a leer y que leyéndolo sin ningún tapujo y sin ninguna crítica buena o marketing lo he podido disfrutar, es un libro de misterio e intriga que te hace empatizar con los personajes.

    En definitiva, un libro que prometía y cumple. Me enganchó desde el primer capítulo, los personajes son muy humanos y no te esperas quién es el culpable hasta el final. Además, cuenta con un final que te dejará con la boca abierta.

    Nota final: Me ha parecido buen libro, la verdad que engancha, aunque vas viendo que hay partes que no pasa nada y te vas dando cuenta, te sigue enganchando y poco a poco pues te vas uniendo a la historia. Le doy 4 estrellas sobrE 5

  • megustaleer

    coincide con el libro

    5

    En la Roma Antigua, Elias es hijo de la comandante Keris Veturia pero cuando los Máscaras le acusan de traidor su propia madre es la primera que quiere verlo muerto. Su única salida es abandonar la ciudad de Serra para salvar la vida y en su frenética huida le acompaña Laia. La joven ha perdido a casi toda su familia en manos del Imperio Marcial y su hermano Darin, el único que no está muerto, permanece encerrado en la prisión de Kauf. Los dos amigos, y algo más, se marcan como objetivo rescatar a Darin. Todo se complica todavía más cuando Helene se convierte en Verdugo de Sangre y debe asesinar a Elias, su mejor amigo.

    Lejos de Serra, los dos amigos descubrirán nuevos lugares y grupos como los Académicos y los Tribales. Los demonios tratas de adueñarse del exterior y en la Antesala los espíritus se pasean a sus anchas.

    Mientras aparecen nuevos personajes, la voz del abuelo de Laia todavía resuena en su interior dándole fortaleza y guiando sus pasos. <Mientras hay vida hay esperanza>, opinaba el anciano, y es cierto porque el instinto de supervivencia es la mejor arma que tienen los protagonistas para resistir.

    Como novedad, si el primer libro tenía dos narradores ahora se incorpora una tercera voz. Laia, Elias y Helene nos cuentan desde su particular punto de vista la misma historia desde perspectivas bien diferentes. De nuevo nos encontramos con muchas sorpresas y constantes giros argumentales que nos impiden bajar la guardia y dejar de leer resulta imposible.

    Una llama entre cenizas es el alentador libro de la primera saga y su contenido es furiosamente adictivo y esperanzador. La segunda parte, Una antorcha entre las tinieblas, es sencillamente espectacular y nos presenta una historia plagada de oscuridad, sangre, enemigos, traiciones, revoluciones y poderes sobrenaturales con unos jóvenes protagonistas que luchan sin miedo para conseguir la libertad. Su objetivo es hacer lo correcto y por ello están dispuestos a poner en riesgo su vida.
    Un libro muy recomendable de leer y donde la fuerza de los personajes es lo mejor de la historia, además de las descripciones, a veces demasiado crudas. Las luchas, las torturas, los diálogos bien armados y los distintos escenarios en que se mueven los personajes están dotados de verosimilitud y nos ayudan a visualizarlos perfectamente.

  • megustaleer

    Una segunda parte a la altura de su antecesora

    4

    A principios de año leí la primera parte de esta saga y quedé completamente fascinada por el mundo y la forma de escribir de Sabaa. Una antorcha en las tinieblas era uno de mis libros más esperados de este año y no sabéis las ganas que tenía de seguir con la historia de Laia y Elias, sobre todo con el final de infarto que tuvo en la primera parte.


    Laia y Elias se encuentran en plena huida bajo las calles de Serra, usando las catacumbas para despistar a los soldados y máscaras que los persiguen. Se han convertido en fugitivos y en la mayor amenaza para el Imperio. Helene, la nueva Verdugo de Sangre, sometida a las órdenes del nuevo emperador Marcus, recibirá la orden de encontrar, capturar y ejecutar a Elias y Laia. Una vez que escapen de Risco Negro y las tortuosas calles de Serra, ambos fugitivos se dirigen al norte para infiltrarse en la cárcel con más seguridad del Imperio: Kauf. Allí está prisionero su hermano, Darin, quien tiene en su poder el mayor secreto de los marciales que será clave para que los académicos puedan revelarse y dejar de estar sometidos y esclavizados. Pero el viaje no será fácil. Todo el Imperio está buscándolos y el precio por su captura es demasiado suculento.

    El primer libro fue toda una sorpresa y un descubrimiento. Toda la sangre, acción y tensión que impregnaban todas sus páginas lo hizo perfecto. Tenía un poco de miedo a la hora de empezar con esta segunda parte porque, siendo que me gustó tanto el primero, las expectativas las llevaba por las nubes. Y, aunque siento que ha decaído en comparación con su antecesor, es un libro que no te puedes perder. Comienza justo donde termina el primer libro, con Laia y Elias huyendo de la ejecución y de la horda de máscaras y soldados que se les viene encima. Su destino es Kauf, la cárcel con mayor seguridad de todo el Imperio, donde Darin está prisionero. 


    La historia me ha gustado bastante. Tengo que reconocer que me gustó muchísimo más la que nos narró en la primera parte. Todas las pruebas, el espionaje de Laia, la Comandante haciendo de las suyas y el peligro que envolvía a todos y cada uno de los personajes junto a la cantidad de sangre derramada, me fascinaron. Aquí la historia cambia. Nos encontramos con dos fugitivos que tienen que atravesar el Imperio para llegar a Kauf con todos los marciales en su busca y carteles con sus fotos colgadas por todas partes ofreciendo una recompensa a quien los atrape. Me gustó conocer más ampliamente el territorio del Imperio, con todas las zonas tan diferenciadas que hay, pero siento que el nivel que dejó en el primer libro (demasiado alto) aquí se pierde un poco. Aún así he disfrutado mucho conociendo la historia y me encantó ampliar el conocimiento sobre la ambientación del mundo de Sabaa.


    La ambientación me parece exquisita. Todo el detalle que ha puesto la autora en las pequeñas cosas para crear un mundo lleno de matices y muy bien elaborado. Me encantó, como ya he dicho antes, conocer distintas zonas del mundo mientra huía junto a los protagonistas. Hay zonas realmente espeluznantes, como el bosque del Crepúsculo, aldeas y pueblos que me encantaría poder ver con mis propios ojos y todo el detalle que ha puesto a los tribales. En serio, hay escenas de los tribales que, si fuera una adaptación cinematográfica, los ojos nos harían chiribitas por la explosión de color.

     

    La narración es en primera persona, pero aquí está narrada a tres voces:


    Laia salvó a Elias de su ejecución y se dispone a liberar a su hermano de Kauf. Por el camino

    deberá tomar decisiones muy duras que la marcarán de por vida y conocerá mucho más de su pasado y el poder latente que despertó en Risco Negro. Me encantó la evolución que tuvo Laia en el primer libro, pasando de ser una chica destrozada a encontrar la fuerza necesaria para enfrentarse a cualquier cosa. Aquí sin embargo conocemos más profundamente al personaje y todos sus miedos e inseguridades. En más de una ocasión estará entre las cuerdas y sus decisiones irán mermando su confianza. En más de una ocasión su comportamiento me pareció inaceptable y sobre todo un acontecimiento hacia el final me dejó con ganas de golpearla para que espabilara y se pusiera en

    marcha. Tengo la sensación que en el siguiente libro va a pegar un cambio brutal y tengo ya mis teorías sobre este personaje.


    Elias juró ayudar a Laia a salvar a su hermano y cumplirá su palabra por muy difíciles que se pongan las cosas. Ser un fugitivo teniendo detrás a la Comandante, su madre, y a la Verdugo de Sangre será todo un desafío para poder llevar a cabo sus planes. Me encanta este personaje. En el primer libro se convirtió en mi personaje favorito y vuelve a ocupar el puesto. Me encanta la fuerza que tiene y sobre todo la determinación con la que hace las cosas aunque ponga en riesgo su propia vida. Es un personaje muy fuerte, inteligente, leal, protector y decidido que pase lo que pase, no se rendirá. Me encantó, en serio. Toma unas decisiones tan difíciles aunque le hagan daño sin pestañear y pese a que en algunas ocasiones pierde fuerza, seguirá con sus planes. Aquí lo conoceremos más profundamente y veremos que no es el máscara de hielo que a veces aparenta, si no que tiene muchas inseguridades y es vulnerable a lo que ocurre a su alrededor aunque intente hacer  ver que no es así.


    Helene Aquilla, Verdugo de Sangre del Imperio, juró lealtad al Imperio a cambio de salvar a Elias. Su lealtad será puesta a prueba por Marcus, el emperador, en más de una ocasión y le hará elegir entre la lealtad al Imperio o a las personas que quiere. Este personaje en el primer libro no me gustó pero tengo que reconocer que en esta segunda parte me encantó. Tener capítulos narrados por ella fue un acierto total, acercándonos a ella y conociendo todo lo que ocurre dentro de las fuerzas marciales desde su punto de vista. Si no tuviera suficiente con dar caza a su mejor amigo de la infancia, tendrá que demostrar que es válida para el puesto e imponer respeto a máscaras y comandantes del ejército. Recibirá burlas y muestras de desprecio de todos los comandantes y deberá tener mano de hierro para establecerse en su puesto. Estoy deseando conocer más sobre Helene y lo que ocurrirá en el siguiente libro, que como en el caso de Laia, tengo mis teorías sobre lo que puede ocurrir con este personaje.


    Hay aparición de nuevos personajes que me encantaron, como Harper o Tas. Conoceremos a algunos de los personajes que salieron nombrados en el primer libro como Mamie Rila y Afya, y tendremos antiguos personajes que toman más protagonismo en este libro, como Izzy, Keenan o la cocinera, la Comandante y Marcus. No quiero entrar en detalles con los personajes secundarios porque espero que os sorprendan y que los conozcáis por vosotros mismos.


    La trama sigue siendo brutal y muy cruda. Me encanta la forma que tiene Sabaa de llenar sus páginas de sangre y oscuridad, muerte y dolor, trasmitiendo todos estos sentimientos al lector. Y aunque se me hizo un poco repetitivo en algunas partes, llevó a la perfección las muchas subtramas que ha ido enredando poco a poco desde el primer libro. Podría decir que este libro es como una montaña rusa, te hace sentir un montón de emociones diferentes: tensión, ansiedad, tristeza, dolor, alegría y ternura. Y te hace odiar a algunos personajes hasta la médula.
    Otra de las cosas que no he nombrado y en la que quiero hacer hincapié es en el mundo sobrenatural. Aquí toma mas protagonismo, conocemos más criaturas (la mayoría son espeluznantes y muy aterradoras) y la magia que impregna el mundo. Me quedé con muchas incógnitas sobre varios temas y espero que en el siguiente libro podamos conocer algunas respuestas que nos ayuden a comprender mejor alguno de los acontecimientos que sucedieron aquí.


    El ritmo es frenético. Desde las primeras páginas te enganchas al libro haciendo imposible soltarlo por toda la tensión, acción y sangre que contiene. Además, los capítulos al ser tan cortos y al acabarse en momentos de máxima tensión de un personaje saltando a otro, te dan ganas de seguir leyendo para llegar donde estabas y vuelve a pasar lo mismo con el que estás leyendo, es la pescadilla que se muerde la cola. 


    Los giros argumentales me gustaron bastante. Hubo cosas que no las vi venir y otras que aunque pueden parecer obvias acaban teniendo mucho peso en la trama y acaba saliendo de la manera menos esperada. Tengo muchas ganas de leer el siguiente para ver cómo nos va a sorprender de nuevo Sabaa.


    El final me encantó, pero me hubiera gustado que contase un poco más en profundidad alguno de los hechos ocurridos en las últimas páginas. Deja mucha intriga, muchas cosas en al aire, preguntas sin respuesta y la última página me dejó sonriendo pero haciéndome muchas más preguntas. Tengo ganas de leer el siguiente  y saber cómo va a seguir todo, qué pasará con algunos de los personajes y sobre todo con el mal que está cogiendo fuerza y amenaza a todo el Imperio.

     

    En conclusión, Una antorcha en las tinieblas es una secuela muy buena de Una llama entre cenizas. Contada a tres voces, añadiendo una nueva perspectiva que nos ayudará a conocer al enemigo desde sus filas, nos adentramos en una trama brutal, sangrienta y muy intensa. Llena de acción, tensión, sufrimiento y unos personajes muy bien construidos que nos sorprenderán en más de una ocasión. Una lectura adictiva, oscura y llena de giros argumentales sorprendentes y una gran carga sobrenatural. Totalmente recomendado si queréis conocer cómo continúa la historia de Laia y Elias.

Ficha técnica

  • Título: Una antorcha en las tinieblas
  • Autor (es): Sabaa Tahir
  • Traductor:  
  • Sello: MONTENA
  • Precio sin IVA: 7.43 €
  • Precio con IVA: 8.99 €
  • Fecha publicación: 11/2016
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: E-BOOK EPUB, 0
  • Medidas:   mm
  • ISBN: 9788490437452
  • EAN:  
  • Temáticas: Juvenil
  • Colección: Infinita plus
  • Edad recomendada: A partir de 12 años

Otros usuarios también vieron ...

El camí invisible (Grimpow 1)

Rafael Ábalos

 
 
 

Otros libros del autor