Loading...

Noticia

En colaboración con la revista digital Zenda, la editorial Debolsillo publica una cuidada edición especial del gran clásico de la novela de aventuras El prisionero de Zenda, de Anthony Hope.

A la venta el 10 de noviembre de 2016, esta nueva edición, en tapa dura y con una traducción actual e inédita, cuenta con una introducción del escritor y académico Arturo Pérez-Reverte, impulsor de la revista digital y web literaria Zenda, cuyo nombre remite a la novela de Hope.

El prisionero de Zenda es uno de los relatos de aventuras más célebres de todos los tiempos y una obra imprescindible de la literatura universal, adaptada por otros autores al teatro, a la radio, a la televisión y al cine. En este libro, Sir Anthony Hope narra la historia de Rudolf Rassendyll, un joven y adinerado noble que vive apaciblemente en Inglaterra sin otra preocupación que su propio entretenimiento, cuya vida cambia por completo cuando decide viajar al reino de Ruritania para asistir a la coronación del rey Rudolf V. Allí se enfrentará a un reto mayor del que jamás hubiese podido soñar.

«Hay novelas que contienen un doble misterio. Uno de esos misterios es el de la historia que su autor cuenta en ellas: un peculiar atractivo que, gracias al talento y al oficio de quien las escribe, puede mantener a un lector ?incluso a millones de lectores? atrapado entre sus páginas, viviendo las peripecias que allí se narran, olvidado por completo del mundo real. Aunque hay un segundo misterio más sutil cuyo secreto nadie ha podido desentrañar aún, pero que es causa del torrente de luz que deslumbra la historia misma, la independiza de su tiempo, de sus lectores e incluso del propio escritor, y pasa a convertirla en algo especial. A integrarla en el muy selecto club de los libros que nunca envejecen. El prisionero de Zenda es una de esas novelas privilegiadas.» Arturo Pérez-Reverte

Sir Anthony Hope Hawkins nació en Londres en 1863. Cursó estudios de Derecho en la Universidad de Cambridge y ejerció como abogado entre 1887 y 1994, año de la publicación de El prisionero de Zenda. Si bien por aquel entonces Hope ya había editado varios relatos, sin duda esta novela le valió el mayor reconocimiento literario, lo que propició la redacción de su segunda parte, Rupert de Hentzau, cuatro años más tarde. Los personajes y el escenario, el ficticio reino centroeuropeo de Ruritania, han sido recuperados a lo largo de los años en diversos formatos, siendo especialmente célebres las adaptaciones a la gran pantalla de 1937 y 1952. Prolífico autor, Hope fue nombrado «Sir» por su labor propagandística durante la Primera Guerra Mundial. Murió en Surrey en 1933.

Hope es un destacado exponente de una tradición de autores clásicos de relatos de aventura encabezada por Alexandre Dumas, Emilio Salgari, Walter Scott, Rafael Sabatini o Edmond Rostand.

Compártelo: