Loading...

Noticia

Poesía Portatil constará de dieciséis títulos al año y combinará la reedición de algunos títulos de Mitos Poesía (Grijalbo Mondadori) con la publicación de nuevos poemarios.

Walt Whitman, Safo, Pablo Neruda y Alejandra Pizarnik son los cuatro primeros poetas de Poesía Portátil, la nueva colección que Literatura Random House lanzará el próximo mes de junio, con el objetivo de retomar la labor que inició la pionera colección Mitos Poesía (Grijalbo Mondadori) en 1998.

"En 1998 lanzamos al mercado una colección de pequeños libros de poesía al precio unitario de 350 pesetas. Esa colección se llamó Mitos Poesía, y las tiradas con las que inundamos el mercado eran de 100.000 ejemplares por título. Tenía un punto de locura, de acuerdo, pero en aquellos años todo lo bueno tenía un punto de locura. Lo cierto es que cuando la cerramos al cabo de varios meses (publicábamos semanalmente) llevábamos vendidos más de un millón de libritos. Hoy parece claro que la poesía está de actualidad. Nuevas series y colecciones, nuevos sellos incluso, se dedican a dar buena cuenta de esta tendencia que parece conectar muy bien con el público. Arropados pues por la actualidad y convencidos de la bondad de la propuesta, hace unos meses decidimos rescatar nuestra colección y, manteniendo su identidad, adaptarla a los tiempos. De este modo nace Poesía Portátil" explica Claudio López de Lamadrid, director editorial de Literatura Random House.

Los poemarios de Poesía Portátil se publicarán en tandas de cuatro trimestralmente, con el mismo formato que Mitos Poesía y con cubiertas nuevas, aunque igual de llamativas y originales. La colección abarcará poetas consagrados, clásicos y contemporáneos, españoles o extranjeros, vivos o muertos, algunos rescatados del catálogo de Mitos Poesía, y otros nuevos. Los libros tendrán todos 72 páginas, y se venderán a un precio de 4,90 euros.

Los títulos con los que arranca la colección el próximo 22 de junio serán Poesía de amor, de Pablo Neruda, En esta noche, en este mundo de Alejandra Pizarnik, ¡Oh, capitán! ¡mi capitán! de Walt Whitman y No creo poder tocar el cielo con las manos, de Safo.

Compártelo: