Loading...

LAS ESCAPADAS DE PERICO

Pedro Delgado

0


Fragmento

INTRODUCCIÓN

«La bicicleta está de moda» es una expresión que oigo mucho últimamente. Posiblemente la presencia creciente de la bici en las calles lleve a pensar que esa afirmación es cierta, pero en realidad su uso ha venido más de la mano de las medidas tomadas contra la congestión del tráfico y contra la polución que del factor moda.

Mucha gente considera la presencia de las bicicletas desde puntos de vista muy contrapuestos. Así, algunas personas lo encuentran maravilloso, y apuntan que ya era hora que España estuviese a la altura de muchas ciudades europeas y se propusiera hacer de estas lugares más acogedores, sin ruidos ni humos. Otros, pensando en la «seguridad» de los ciclistas no entienden qué hacen metidos en esa jungla y caos circulatorio; «¿están ahí para que los atropellen o qué?», piensan.

La bicicleta es un medio de transporte incomprendido en nuestro país, pero en el mundo globalizado en el que estamos inmersos se le han encontrado muchas ventajas y beneficios. En el terreno de la salud, la bici permite realizar un ejercicio moderado a personas de todas las edades, pues desde los más pequeños hasta los adultos, todo el mundo puede montar en bici y desplazarse de un sitio a otro sin tener una condición física especial. Y si nos trasladamos al terreno del medioambiente, la bici no provoca contaminación del aire, ni tampoco acústica. Todo ello convierte a la bicicleta en un instrumento muy popular. Aunque este libro de rutas no va enfocado directamente al usuario urbano de la bici, sí hay mucha gente que ve con curiosidad y cierta envidia a esos ciclistas y les gustaría probar algún día, pero muchas veces no encuentran un lugar idóneo donde quitarse los miedos o sentirse capaces de dominar la máquina y no que la máquina los domine a ellos.

Lo que sí está de moda es la vida sana, hacer algo de deporte. No se trata de morir en el intento, sino de realizar alguna actividad al aire libre, para desconectar del entorno urbano y pasar un rato agradable. Estas rutas que propongo, sobre todo las más fáciles, están pensadas básicamente para eso. Se trata de pasar un día en familia, con tu pareja o con amigos, en el que lo más importante no será el ejercicio físico o tu habilidad sobre una bicicleta, sino el disfrutar de un día diferente, del entorno y de la compañía de otras personas.

En mi memoria, como en la de los padres de los compañeros de mis hijos, guardo especialmente una salida en bici por la Vía Verde del Tajuña, en Madrid. Fue una grata experiencia, y entre que había padres que no montaban en bicicleta desde hacía mucho tiempo, y que los más pequeños tenían seis o siete años, formamos un pelotón con unos treinta «esforzados de la ruta» de lo más pintoresco. Unos llevaban bici de montaña, otros de carretera y otros de paseo. Ese recuerdo me animó a incluir en este libro no solo rutas ciclistas para los que les encantan los retos, sino también otras que pudieran ser recorridas por personas de todas las edades y con diferentes niveles de experiencia sobre la bici, y que esas rutas fueran también una invitación a recuperar la bici arrinconada y superar esa frontera del miedo.

Todo padre ciclista sueña con ese ideal de salir a hacer excursiones e incluso viajes en bici con su familia. Digo «ideal» porque luego los niños se aburren, se cansan, se enfadan y pueden hacer cuarenta cosas para destrozar esa imagen idílica del cicloturismo en familia. Esto de «bici + familia» cada uno debe vivirlo a su manera y en diferentes dosis. Dar recetas es complicado, y en ocasiones supone invertir en un material que muchas veces se queda en un rincón cogiendo polvo.

Hay muchos sitios realmente espectaculares para conocer en bici sin necesidad de salvar grandes dificultades. Sin embargo, algunas rutas que se presentan como fáciles, cuando las he realizado exigían un esfuerzo o una técnica que no están al alcance de todos, por lo que finalmente las he desechado en favor de otras que realmente no entrañaban ninguna dificultad. En este sentido, a partir de mi experiencia y con la ayuda de algunos amigos he ido confeccionando algunas rutas que espero sean de tu gusto. Seguro que después de utilizar este libro, mucha gente me dé a conocer rutas increíbles e igualmente asequibles para todos, un signo inequívoco de la afición que hay a la bici desde el punto de vista más lúdico.

En verdad, este libro es una excusa para salir a montar en bici y conocer lugares de una forma relajada, y tampoco he pretendido hacer una guía de rutas exhaustiva. He tratado de abarcar toda la geografía española para que siempre haya alguna ruta que esté más o menos cerca de tu casa, aunque normalmente tendrás que moverte en coche para llegar al punto de salida y, a partir de ahí, empieces a vivir la aventura. En al-gunas rutas descubrirás zonas que ni te las imaginabas, en otras el entorno te conquistará o simplemente ayudarán a que disfrutes de la compañía de otros ciclistas.

Pero en este libro no podía olvidarme de mi terreno, el ciclismo de carretera y de las montañas, ni de tantos y tantos ciclistas semiprofesionales o deportistas a los que les encantan los retos, y por eso he incluido rutas dedicadas especialmente a ellos. Se trata de rutas que tienen en torno a los 150 km, discurren por zonas montañosas y sirven para empacharse de bici en un día. Deberás ascender tanto los puertos de siempre en el mundo del ciclismo, como otros de «nuevo cuño». Aquí mis problemas por desconocimiento eran pocos, aunque es verdad que algunos amigos y amigas me han ido descubriendo rincones en los que no había estado nunca o que ya no recordaba.

Os dejo de tanto rollo, que la bicicleta está esperando para que la saquéis a pasear.

Ciao!

¿CÓMO USAR LOS CÓDIGOS QR?

Los códigos QR que adjuntamos al final de cada ficha, te permitirán llevar toda la información sobre la ruta en tu dispositivo móvil.

Lo único que debes hacer es instalar un lector gratuito de códigos QR, si todavía no lo tienes —por ejemplo, Barcode, ScanLife, 1QR o cualquier otro de los que se pueden encontrar en la app store de tu teléfono—, en tu dispositivo móvil.

Además, necesitarás apps especializadas para poder ver las rutas. A continuación, te damos ejemplos de algunas apps gratuitas que puedes utilizar:

 

Para IOS

 

139739.jpg

 

EasyTrails GPS Lite

Al escanear el código QR con tu lector, te ofrecerá la opción de abrir la ruta directamente con esta aplicación y poder ver aquí toda la información.

 

IMG_7504_2048x2048.tif

 

Para Android

Para poder ver las rutas en tu dispositivo Android, necesitarás dos apps:

 

139756.jpg

 

139765.jpg

 

Con la primera aplicación podrás descomprimir los códigos QR, para poder leer las rutas con la segunda app.

CONSEJOS PARA SOBREVIVIR EN LA BICI

La ilusión de preparar una salida en bici puede verse truncada muchas veces por pequeñeces cuando el que va a realizarla es neófito en estos menesteres. Por ello, una serie de consejos básicos para no vivir una pesadilla en

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta