Loading...

POR TRECE RAZONES

Jay Asher

4


Fragmento

 

—¿Señor? —me repite ella—. ¿Con qué urgencia desea enviarlo?

Con dos dedos me froto, con fuerza, la ceja izquierda. El latido se ha vuelto intenso.

—No importa —digo.

La empleada coge el paquete. La misma caja de zapatos que estaba en mi porche hace menos de veinticuatro horas, envuelta de nuevo en una bolsa de papel marrón, sellada con cinta de embalar transparente, exactamente tal como la había recibido yo. Pero ahora está dirigida a un nombre nuevo. El siguiente en la lista de Hannah Baker.

—La docena del panadero[1] —murmuro. Después me siento asqueado por haber pensado eso.

—¿Perdón?

Niego con la cabeza.

—¿Cuánto es?

Deja la caja sobre una alfombrilla de goma y marca una serie de números en el teclado.

Apoyo mi café de gasolinera sobre el mostrador y miro la pantalla. Saco unos cuantos bille

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta