Loading...

1984. LA NOVELA GRáFICA

George Orwell  

0


Fragmento

background imagebackground imageTítulo original: 1984 Edición en formato digital: octubre de 2020 Copyright © 2020, by the estate of the late Sonia Brownell Orwell and Fido Nesti© 2020, Penguin Random House Grupo Editorial, S. A. U. Travessera de Gràcia, 47-49. 08021 Barcelona© 2013, Miguel Temprano García, por la traducciónPenguin Random House Grupo Editorial apoya la protección del copyright.Elcopyrightestimula la creatividad, defiende la diversidad en el ámbito de las ideas y el conocimiento, promueve la libre expresión y favorece una cultura viva. Gracias por comprar una edición autorizada de este libro y por respetar las leyes del copyrightal no reproducir ni distribuir ninguna parte de esta obra por ningún medio sin permiso. Al hacerlo está respaldando a los autores y permitiendo que PRHGE continúe publicando libros para todos los lectores. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, http://www.cedro.org) si necesita reproducir algún fragmento de esta obra.ISBN: 978-84-663-5529-2Compuesto en M. I. Maquetación, S. L.Composición digital: Newcomlab S.L.L.www.megustaleer.com background imagebackground image background imagebackground image7ERA UN DÍA FRÍO Y LUMINOSO DE ABRIL Y LOS RELOJES ESTABAN DANDO LAS TRECE. WINSTON SMITH, CON LA BARBILLA CLAVADA EN EL PECHO ENUN ESFUERZO POR ESCAPAR AL VIENTO TAN DESAGRADABLE, PASÓ A TODA PRISA ENTRE LAS PUERTAS DE CRISTAL DE LAS CASAS DE LA VICTORIA, AUNQUE NO LO BASTANTE RÁPIDO PARA IMPEDIR QUE SE COLARA TRAS ÉL UN REMOLINO DE POLVO Y SUCIEDAD. background imagebackground image8ERA INÚTIL TRATAR DE COGER EL ASCENSOR. RARAS VECES FUNCIONABA Y EN ESOS DÍAS CORTABAN LA CORRIENTE ELÉCTRICA DURANTELAS HORAS DIURNAS. ERA PARTE DEL IMPULSO DEL AHORRO EN PREPARACIÓN PARA LA SEMANA DEL ODIO.PARÁNDOSE ADESCANSAR VARIASVECES.DENTRO DEL APARTAMENTOUNA VOZ ESTABALEYENDO UNA LISTA DE CIFRAS QUE ESTABANRELACIONADAS CON EL NOVENOPLANTRIENAL.LA PRODUCCIÓN DE HIERRO EN LINGOTES.ELAPARTAMENTOESTABAEN ELSÉPTIMOPISO.WINSTON, QUE TENÍA TREINTA Y NUEVE AÑOSY UNA ÚLCERA VARICOSA EN EL TOBILLO DERECHO, SUBIÓ DESPACIO LA ESCALERA, background imagebackground image9ERA CAPAZ DE CAPTAR CUALQUIER RUIDO QUEHICIERA WINSTON POR ENCIMA DE UN SUSURRO MUY BAJO.TENÍAS QUE VIVIR —Y LA COSTUMBRE ACABABAPOR CONVERTIRLO EN UN INSTINTO— DANDOPOR SENTADO QUE ESCUCHABAN HASTA EL ÚLTIMO RUIDO QUE EMITÍAS.Y MIENTRAS ESTUVIERA EN EL CAMPO DE VISIÓN DOMINADO POR LA PLACA METÁLICA,PODÍAN VERLE Y OÍRLE.Y QUE, EXCEPTO EN LA OSCURIDAD, OBSERVABAN TODOS TUS MOVIMIENTOS.POR SUPUESTO, ERA IMPOSIBLE SABER SITE ESTABAN OBSERVANDO O NO EN UN MOMENTO DADO.WINSTON CONTINUÓDE ESPALDAS A LA TELEPANTALLA.ERA MÁS SEGURO.CON QUÉ FRECUENCIA O CON QUÉ SISTEMA LA POLICÍADELPENSAMIENTOENCENDÍA LA PLACA DE CADA CUAL ERAN PURAS CONJETURAS.INCLUSO ERA CONCEBIBLE QUE VIGILARAN A LA VEZ A TODO EL MUNDO. background imagebackground image10ESTO ERA LONDRES, LA PRINCIPAL CIUDAD DELA FRANJA AÉREA UNO, A SU VEZ LATERCERA PROVINCIA MÁS POBLADA DEOCEANÍA.HURGÓ EN SU MEMORIA ENBUSCADE ALGÚN RECUERDO DEINFANCIA QUE LE DIJERA SI LONDRES HABÍA SIDO SIEMPRE ASÍ. background imagebackground image¿Y ESOS SITIOS BOMBARDEADOS DONDE ELPOLVO DE LA ESCAYOLA SE ARREMOLINABA CON EL VIENTO Y LAS ADELFAS CUBRÍAN LOS MONTONES DE CASCOTES? 11¿HABÍA HABIDO SIEMPRE ESAS VISTAS DE CASAS DESTARTALADAS DEL SIGLO XIX, CON LOSCOSTADOS REFORZADOS CON TABLONES DEMADERA, LAS VENTANAS TAPADAS CON CARTONES,ELTEJADOCUBIERTOCONPLANCHASDEHIERRO ONDULADO Y LAS ABSURDAS TAPIASDE LOS JARDINES INCLINADAS EN TODAS LASDIRECCIONES?¿Y LOS LUGARES DONDE LAS BOMBAS HABÍANABIERTO UN HUECO MAYOR Y HABÍAN SURGIDOSÓRDIDASCOLONIASDE CASASDE MADERAQUE PARECÍAN GALLINEROS?PERO FUE INÚTIL, NO PUDO RECORDARLO.NO CONSERVABA DE SU INFANCIAMÁS QUE UNA SERIE DE IMÁGENES MUY LUMINOSAS.ESTAMPAS SIN EL MENOR TRASF

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta