Loading...

APRENDE JUGANDO

Pepe Pedraz  

0


Fragmento

PRÓLOGO

POR ÓSCAR RECIO COLL

– Adoro el olor a dados por la mañana–

Cuando Pepe me sugirió que escribiera unas líneas para su libro sobre qué supone para alguien como yo jugar, no lo veía muy claro, era tanto que no sabía cómo afrontarlo. Él, con su habitual sabiduría, me dijo: «Óscar, no te compliques. Explica lo que es para ti el juego, qué sientes, qué haces... sin más».

Sin más... ya... claro... pero sin menos. Vamos allá.

Dentro música.

Jugar me abrió las puertas a todas esas aventuras que muchas veces imaginé, pero que nunca he podido vivir. Ahora solo tenéis que abrir la mente, hacedlo como cuando vais al cine o cuando un buen libro os atrapa... así, efectivamente... ahora viajad conmigo... imaginad que...

... he sido un piloto en un rally a lo París-Dakar buscando quién está detrás de un robo millonario, he descubierto documentos secretos con los cuales poder derrocar a gobiernos totalitarios, he viajado en el Orient Express de 1923 en una carrera contra el tiempo, he explorado el templo de las Mil Puertas, me he convertido en un superhéroe con poderes que jamás habría imaginado, he sido una guardabosques y cruzado el bosque de Fangorn, he escuchado el lamento de la campana de Calebais, me he transformado en un hombre-lobo y escuchado el lamento de Gaia, he viajado más allá de nuestro sistema solar, he tenido implantes cibernéticos, he conocido a Sherlock Holmes, he investigado la misteriosa muerte del Woodruff Lawton, he sido un vampiro en la Europa de 1342 y he visto a reinos e imperios caer y alzarse mientras yo no envejecía, he pilotado aviones en la Segunda Guerra Mundial, he conocido a la gran Amelia Earhart, he dirigido en batalla a los Catafractos de Palmira, conquistado la Italia del Renacimiento, he podido luchar contra Artorias y Sif, me he adentrado en Las Mansiones de la Locura con un aguerrido e intrépido grupo de investigadores. He entrado en el castillo del terror, he sido una arqueóloga que no tiene nada que envidiar a Indiana Jones, una doctora camino de Dover sobreponiéndose a duras penas a un terrible accidente ferroviario, he sido parte del grupo de K

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta