Loading...

BARRAYAR (LAS AVENTURAS DE MILES VORKOSIGAN 2)

Lois McMaster Bujold  

0


Fragmento

Presentación

para la edición original en NOVA

Con BARRAYAR, Lois McMaster Bujold ha conseguido su tercer premio Hugo consecutivo, un palmarés que sólo iguala Orson Scott Card en toda la historia de la ciencia ficción. Como es sabido, el premio Hugo es el más prestigioso del género y se elige por votación popular, en ésta pueden intervenir los participantes en la convención mundial de la ciencia ficción (worldcon) que se celebra cada año, así como varios millares de aficionados. Por ello, la obtención del premio supone el reconocimiento indiscutible del éxito y la popularidad de una novela de ciencia ficción.

Pero Lois McMaster Bujold ha obtenido también, y en dos ocasiones, el premio Nebula, votado anualmente por los miembros de la SFWA (Science Fiction Writers of America – asociación de los escritores norteamericanos de ciencia ficción). En este caso, la especialización del casi millar de votantes potenciales (escritores, críticos y editores especializados en los géneros de la ciencia ficción y la fantasía) supone un reconocimiento adicional que suele premiar no tanto la popularidad como los valores literarios y narrativos que los profesionales del género han encontrado en las novelas o relatos candidatos. Resulta curioso constatar que, en el caso de la autora que hoy nos ocupa, el reconocimiento de los premios Nebula por parte de los profesionales ha precedido al reconocimiento popular que supone el premio Hugo.

Otra muestra de respaldo a la obra de Lois McMaster Bujold procede de los lectores de algunas de las más famosas revistas especializadas norteamericanas, como Locus y Analog, que han decidido premiar con sus votos y su aprobación la obra de esta autora que está dejando una huella decisiva en la ciencia ficción de principios de los noventa.

Por todo ello, no es una exageración decir que Lois McMaster Bujold es ya una autora destacada en la moderna ciencia ficción norteamericana. Con ocho libros, publicados entre 1986 y 1991, ha obtenido nada menos que tres premios Hugo y dos premios Nebula y, además, el aplauso de los lectores de Locus y Analog.

Las narraciones de esos ocho libros de Lois McMaster Bujold están ambientadas en un mismo universo coherente, en el que se dan cita tanto los quadrúmanos de EN CAÍDA LIBRE (premiada con el Nebula en 1988 y finalista del Hugo de 1989) como los planetas y los sistemas estelares que presencian las aventuras de Miles Vorkosigan, su héroe más característico. En el APÉNDICE de este volumen se incluye un esquema argumental del conjunto de los libros de ciencia ficción de Bujold aparecidos hasta hoy, ordenados según la cronología interna de la serie. De hecho, el orden real de su publicación en inglés ha sido el siguiente:

Shards of Honor (junio de 1986)

The Warrior’s Apprentice (agosto de 1986)

EL APRENDIZ DE GUERRERO, NOVA ciencia ficción número 33

Ethan of Athos (diciembre de 1986)

Falling Free (abril de 1988), premio Nebula 1988

EN CAÍDA LIBRE, NOVA ciencia ficción número 24

Brothers in Arms (enero de 1989)

Borders of Infinity (octubre de 1989), premios Nebula 1989 y Hugo 1990 por «Las montañas de la aflicción» y premio Analog 1989 por «Laberinto», ambas novelas cortas incluidas en el libro.

FRONTERAS DEL INFINITO, NOVA ciencia ficción número 44

The Vor Game (septiembre de 1990), premio Hugo 1991

EL JUEGO DE LOS VOR, NOVA ciencia ficción número 57

Barrayar (octubre de 1991), premios Hugo y Locus 1992

BARRAYAR, NOVA ciencia ficción número 60

Como ya indicaba en la presentación de EL JUEGO DE LOS VOR, Bujold, con sus tres novelas de 1986, tanteó al principio diversos personajes posibles: los padres de Miles en SHARDS OF HONOR, el mismo Miles en EL APRENDIZ DE GUERRERO y la comandante Elli Quinn en ETHAN OF ATHOS. El impresionante éxito popular de EL APRENDIZ DE GUERRERO, junto al atractivo de un personaje como Miles Vorkosigan, ha llevado a que sea éste quien se haya convertido en el protagonista central y en el personaje emblemático de una de las mejores y más amenas series de la moderna space opera, un subgénero esencial en la ciencia ficción. Pero Bujold ha continuado narrando las aventuras de los padres de Miles en la más reciente de sus novelas de ciencia ficción: BARRAYAR (1991). Ello le ha valido de nuevo la alabanza y el favor del público lector.

Debo confesar que EL APRENDIZ DE GUERRERO me divirtió y sorprendió enormemente. Pero la continuidad del éxito de la serie de Miles Vorkosigan me ha llevado a preguntarme por las claves de ese éxito sin par. En las novelas protagonizadas por Miles, la estructura es siempre sencilla y la narración simplemente amena. El lector sólo conoce la acción desde el punto de vista de Miles, puede seguir el hilo de sus razonamientos, su percepción de los hechos y, sobre todo, la ironía con que se juzga a sí mismo y los líos en que se mete. Tal vez ésa sea la clave. El lector acaba identificándose con un protagonista inteligentísimo y astuto, y ése es un mecanismo siempre agradecido y seguro. Debe serlo aún más (si se me permite un poco de psicologismo barato) cuando el problema de la minusvalía física de Miles impulsa a nuestro inconsciente a sentirnos incluso superiores a él. Un personaje que es todo un hallazgo y para el que Bujold prepara continuamente acciones y aventuras que permiten una doble lectura y, siempre, satisfacen al lector. ¿Qué más se puede pedir?

Pero eso no es todo. Las novelas en que no interviene directamente Miles (EN CAÍDA LIBRE, Shards of Honor, Ethan of Athos o BARRAYAR) siguen manteniendo su encanto y recogiendo premios. Miles Vorkosigan es una baza segura, pero hay algo más en la escritura de Bujold: una maravillosa habilidad para entretener e interesar al lector.

En el caso concreto de BARRAYAR, el libro que hoy presentamos, la protagonista central es Cordelia Naismith, la madre de Miles. Recién llegada a Barrayar, desposada con Aral Vorkosigan —nombrado regente del imperio— Cordelia ofrece un punto de vista ajeno y desconcertado ante la estructurada y compleja política cortesana de Barrayar. Con ello, Lois McMaster Bujold introduce nuevos elementos, entre los que destaca el punto de vista femenino de su nueva protagonista, mucho más acentuado aquí que el de la comandante Elli Quinne en Ethan of Athos (pese a ser esta última obra una de las más apreciadas por la propia autora).

Otro factor adicional que enriquece BARRAYAR es el contrapunto que ofrece la visión de Cordelia al haber sido educada en Beta, sociedad ésta que, a nuestros ojos, resulta más moderna y menos rígida que la de Barrayar. Cordelia practica lo que los sociólogos llaman «observación participante» y nos cuenta, con cierto distanciamiento, cómo es la sociedad de Barrayar. Asistimos a su perplejidad (que es la nuestra) y a su paulatina comprensión del nuevo entorno al que ha llegado por amor. De nuevo, el punto de vista de un único personaje inteligente es el anzuelo en el que queda prendido el lector que, prácticamente, conoce tan sólo lo que Cordelia sabe y entiende.

Debo reconocer que he leído con satisfacción todas las novelas de Lois McMaster Bujold y sigo sorprendido por el poco aprecio que por ella sienten algunos críticos a los que, por otra parte, respeto. En la presentación de EL JUEGO DE LOS VOR ya indicaba la posición de Ian Watson y la respuesta que obtuvo de la propia Lois McMaster Bujold. Pese a todo, sigo preocupado en buscar las claves del éxito popular de esta autora.

Una arriesgada explicación que se me ocurre relaciona el éxito de la narrativa de Lois McMaster Bujold con el interés popular por las películas de un actor como Harrison Ford. De Ford se ha dicho que viene a mostrar la reacción de la persona ordinaria ante hechos a los que, en cierta forma, llega siempre

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta