Loading...

BúSCAME EN TU CORAZóN (UNIDOS POR EL AMOR 7)

Fernanda Suarez  

0


Fragmento

Capítulo 1

—¿Alguna vez has pensado en establecerte en algún lugar? No sabes lo gratificante que puede ser tener a alguien esperándote en tu casa, calentando tu cama, alguien a quien aferrarte cuando te sientes mal o tienes problemas, con quien soñar un futuro, una familia, una vida —comentó el amigo del conde con ojos soñadores, hacía ya poco más de un año que se había casado y todo parecía indicar que su esposa estaba en cinta; el doctor aún no les había confirmado la gran noticia, pero esa misma tarde tendría la respuesta.

—Vamos, Adrián, no puedes esperar que ahora que tu decidiste entrar a la lista de hombres casados yo haga lo mismo, cualquier mujer puede calentarme en las noches, llegado el momento encontraré quien me provea de hijos. —Pensar en el amor del que su amigo hablaba era impensable, estaba seguro de que aquello no existía y no era más que un invento de alguien que decidió darle a las personas algo por lo que soñar.

—Jaime, ¿de verdad lo único que quieres es una esposa para presumir? —El aludido se encogió de hombros.

—No es el momento para preocuparme por ello, apenas tengo 32, Adrián, seguro que puedo disfrutar un poco más de mi soltería antes de tener que darle mi apellido a una señorita deseosa de fortuna y un buen título, aunque cabe la pena resaltar que aun estando casado no pienso deshacerme de mis compañeras. —El futuro marqués suspiró, en el fondo sentía lástima por su gran amigo, no entendía cómo es que él estaba tan decidido a no contraer matrimonio por amor cuando sus padres eran la fiel prueba de la existencia de tal sentimiento; los duques de Westnster eran conocidos por las varias muestras de cariño que se habían dado en público y, según los rumores, en una de esas, concibieron a una de sus hijas.

—¿Y qué dicen tus padres sobre el asunto? —preguntó seguro de que ellos eran los más interesados en ver a su hijo casado.

—Aseguran que es indispensable que contraiga matrimonio lo antes posible, desean nietos y padre quiere asegurarse de que el título continúe en la familia con el próximo heredero, ya sabes cómo son ellos —comentó restándole importancia al asunto seguro que lo de sus padres no era más que un capricho generado por la edad.

—Bien, por lo menos por ahora no quieres casarte y una vez que lo hagas no tienes la intención de dejar a tus amantes, ¿de verdad crees que a tu esposa le gustará eso? —Jaime sabía que lo que estaba a punto de decir sonaba muy cruel, pero esa era su respuesta.

—Ella no tendrá la oportunidad de opinar sobre mis asuntos. —Levantó el vaso y bebió de un trago el whisky que aún quedaba en su interior.

A diferencia de sus padres, su opinión sobre el matrimonio era dura, como así les sucedía a muchos aristócratas que aseguraban que el amor no existía; los duques se

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta