Loading...

DE LA PAZ AL OLVIDO

Rafael Tovar y de Teresa  

0


Fragmento

AGRADECIMIENTOS

Escribo unas cuantas líneas con un profundo agradecimiento a Jaime Vázquez —amigo de muchos años— y a Paola Velasco, de cuyos momentos libres he abusado para leer el manuscrito y de quienes he recibido sus siempre inteligentes observaciones. Les he correspondido mínimamente con el contagio de una creciente pasión por este complejo momento de nuestra historia, sobre el que hemos sostenido enriquecedoras charlas e intercambiado puntos de vista. Nuevamente a Karla Herrera Buhler por su apoyo, comentarios en la investigación, lectura y relectura de las diferentes versiones.

Las fuentes que he citado no sólo se han concentrado en los referentes canónicos, sino que he buscado otras que me ayuden a entender la figura de Porfirio Díaz en su vida personal, militar, sus alianzas, filias y fobias, en el infinito claroscuro de las relaciones humanas. Un repositorio de gran riqueza ha sido el archivo histórico de la Secretaría de la Defensa Nacional. Agradezco calurosamente a su titular, el General de División Salvador Cienfuegos, y al personal del archivo, el apoyo para ahondar en los tesoros documentales que ejemplarmente custodian. Otro acervo importantísimo para esta investigación fue el archivo histórico diplomático de la Secretaría de Relaciones Exteriores; agradezco al titular de entonces José Antonio Meade y al personal bajo cuyo cargo se encuentran los documentos.

La Fototeca Nacional me ha provisto de materiales extraordinarios que están a disposición del público en general, y hago un reconocimiento especial al compromiso y dedicación del director del Sistema Nacional de Fototecas Juan Carlos Valdez Marín, de la subdirectora de la Fototeca Mayra Mendoza y de todos quienes trabajan en ella. A Luis Arturo Salmerón por su asesoría iconográfica y muy especialmente a Alejandro Rosas y a Sandra Molina, amigos siempre, por sus observaciones en la lectura del texto. Manuel Guerra de Luna, gracias por prestarme materiales y compartir tus teorías sobre la familia Madero. Rodrigo Fernández Chedraui, Enrique Fernández Castelló, y amigos que prefieren no ser nombrados, mi eterna gratitud hacia ustedes por compartir las cartas, documentos y fotografías que conservan como herencia del pasado.

Enlisto a continuación las instituciones y otras personas que hicieron posible la investigación gracias a la consulta de libros y documentos, y con todos ellos mantengo un profundo y sincero agradecimiento:

Biblioteca México. Archivo Histórico de la SEDENA. En especial al General de Brigada Diplomado del Estado Mayor Luis Fernando Orozco, al Teniente Coronel Archivista Jesús Arturo Medina Cerna, al Capitán 1° Historiador Antonio Campuzano y al personal del archivo; fueron muy amables y serviciales. Hemeroteca Nacional y Fondo Reservado de la Biblioteca Nacional. Biblioteca Francisco Xavier Clavigero y Archivo Porfirio Díaz de la Universidad Iberoamericana, tanto a su amable personal como a la directora Teresa Matabuena. Archivo Histórico Diplomático de la SRE, al personal, a Jorge Fuentes y al maestro Francisco de Paula Castro, encargado de la Dirección General del acervo. Archivo General de la Nación, a Mercedes de Vega y al dedicado personal que labora en tan importante repositorio. Centro de Estudios de Historia de México CARSO. Las cartas del subsecretario de Hacienda Roberto Núñez son una maravilla. Centro de Investigaciones sobre la Universidad, en la Universidad Nacional Autónoma de México.

INTRODUCCIÓN

El propósito de mi libro anterior, El último brindis de don Porfirio (2010), fue el de abordar la Celebración del Centenario de la Independencia en 1910. Fue una mirada a cien años de aquellos festejos que conmemoraron otro centenario más, el de la Patria, y que tuvieron en el centro a Porfirio Díaz, figura que marcó de muchas maneras el siglo XIX.

En este nuevo libro, De la paz al olvido. Porfirio Díaz y el final de un mundo, recorro otros años más para resolver una deuda personal que adqui

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta