Loading...

DIARIO DE SUEñOS

Martina D'Antiochia  

0


Fragmento

imagen

El sol brilla y noto una suave brisa en mi piel. Es una sensación perfecta. Estoy en la cubierta de un barco rumbo a ninguna parte. Estoy sola, pero de repente aparece un chico muy guapo. Es rubio y alto, delgado y con la voz más dulce que he oído jamás. Quiero que se acerque. Sin embargo, solo me mira y me habla desde lejos. Creo que me he enamorado.

En el suelo, muy cerca de él, hay una guitarra, y con la mano derecha sostiene un papel escrito que no puedo leer.

—Acércate, que no puedo leerlo.

¿Qué es ese sonido tan agudo?

Hay tormenta. Tengo miedo. Acabo de entrar en una espiral; es como un túnel de viento que viaja muy rápido. No puedo respirar, ¡me ahogo!

El despertador acaba de sonar. Con las pocas energías que se pueden llegar a tener recién despierta por la mañana, logro apagarlo.

Estoy en mi cama, bocabajo y con la almohada encima de la cabeza.

Solo era un sueño... Por eso sentía que me ahogaba y me faltaba el aire.

Me levanto y me dirijo al baño. Frente al espejo me hago estas preguntas: ¿Por qué viajaba en un barco? ¿Quién era ese chico tan guapo?

No me lo podré quitar de la cabeza en todo el día.

Dicen que los sueños son códigos secretos que el subconsciente intenta enviarnos para que los descifremos. Pero ¿qué tipo de mensaje intenta comunicarme mi subconsciente esta vez?

¿Por qué soñamos? La vida sería muy aburrida sin sueños. Por

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta