Loading...

EL COCINERO TENAZ

Jordi Cruz  

0


Fragmento

 

Un viaje repleto de sueños,
pasión y esfuerzo

Quién me iba a decir que algún día escribiría un libro donde no aparecieran recetas… Quizás la trayectoria de un cocinero no sea algo demasiado sugerente, pero sí es posible que mi oficio, un trabajo de largo recorrido que pide un esfuerzo notable y una gran dosis de empeño y energía, sea un buen ejemplo para distinguir qué hace falta para llegar a cumplir nuestras metas o sueños.

Siempre se ha dicho que lo importante no es llegar al final del camino, que lo realmente interesante es disfrutar, aprender y saborear el camino en sí. Estas páginas no esconden ninguna fórmula magistral para conseguir el éxito o la felicidad, pero en ellas intento recapacitar sobre una parte de mi trayectoria vital y extraer alguna reflexión que pueda ayudar o animar a otros en este duro pero increíble camino que es la vida.

No hay historias personales que se puedan centrar solo en el fracaso o en el éxito, como tampoco las hay de triunfadores o vencidos. Toda persona que ha vivido con intensidad podrá explicar grandes gestas y tremendas derrotas. No hay vida bien vivida que no esté llena de todas aquellas cosas que te enriquecen, endurecen y te hacen evolucionar. Si lo pensamos fríamente, de todo podemos sacar una lección importante o una parte positiva. Lo cierto es que lo único finito es nuestra propia vida, el tiempo que se nos da… Lo triste no es la muerte en sí, lo que realmente nos tiene que preocupar es utilizar bien ese tiempo, sacarle el máximo partido y vivir con dignidad todos los minutos de nuestra vida.

Quién puede hablar sobre las motivaciones de las demás, opinar sobre qué hacer, cómo reaccionar… Seguramente nadie puede decirte cómo vivir tu vida. Las decisiones que tomes marcarán tu recorrido, tus miedos, tus pasiones… Todo será importante, y controlarlo será sumamente difícil. En mi caso, lo único que verdaderamente me ha importado y me importa es sentirme realizado, y que las personas que realmente me quieren se sientan orgullosas de mí. Esa ha sido mi meta y a ellos dedico este relato de cocina, trabajo, dedicación y esfuerzo.

Hay pocas historias que realmente merezcan ser contadas. Con toda seguridad la mía es una historia más, una pequeña ventana abierta, reflexiones de una vida llena de todo lo que puedes encontrar en la tuya propia.

En tus manos tienes un libro escrito con el corazón, con la única intención de

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta