Loading...

EL HOMBRE QUE MIRABA AL CIELO

Hernán Rivera Letelier  

0


Fragmento

5

Era diciembre del 2015. El mundo aún se conmovía por el ataque terrorista en París. En Chile se había descubierto otro foco de corrupción a nivel gubernamental (la metástasis de este cáncer alcanzaba a la política, al comercio, al empresariado, al gobierno, al ejército, a la iglesia y ahora al fútbol). No hay para dónde arrancar, decía la gente, y aquí en Antofagasta seguían muriendo personas a causa del arsénico en el agua y del concentrado de cobre en el aire.

Al tercer día de ver al hombre mirando al cielo, un miércoles de bronce —los miércoles son de bronce—, una idea chispeó en mi mente, una idea que quiso ser metafísica y apenas quedó en perogrullada: si el hombre y yo estábamos locos, nuestras locuras eran directamente opuestas; él, con su actitud, hacía a la gente mirar para arriba; yo, con mis tizas, los hacía mirar hacia abajo. Lo mío era terrenal, lo suyo celestial.

Lo mío costaba algunas m

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta