Loading...

EL JARAMA

Rafael Sánchez Ferlosio  

0


Fragmento

* El autor se refiere a la sexta edición publicada por Ediciones Destino en la colección Áncora y Delfín en febrero de 1965.

* Ángel González, «Ayer» (del libro Sin esperanza, con convencimiento, 1961), en Poemas, Madrid, Cátedra, 1980, p. 63.

* Entre los estudios que mejor iluminan el simbolismo de la novela son los que siguen: Edward C. Riley, «Sobre el arte de Sánchez Ferlosio: Aspectos de El Jarama», Filología, 9 (1963), pp. 201-221 (versión corregida en Rodolfo Cardona, ed., Novelistas españoles de postguerra, I, Madrid, Taurus, 1976, pp. 123-141; por esta versión se cita). Pedro Carrero Eras, «Lo concreto y lo mágico en El Jarama, de Rafael Sánchez Ferlosio», en Homenaje universitario a Dámaso Alonso, Madrid, Gredos, 1970, pp. 265-272. José Schraibman-William T. Little, «La estructura simbólica de El Jarama», en Philological Quarterly, 51 (1972), pp. 329-342. Darío Villanueva, «El Jarama» de Sánchez Ferlosio: Su estructura y significado, Universidad de Santiago de Compostela, 1973, 167 pp. Antonio Risco, «Una relectura de El Jarama, de Sánchez Ferlosio», en Cuadernos Hispanoamericanos, 288 (junio 1974), pp. 700-711. Ricardo Gullón, «Recapitulación de El Jarama», en Hispanic Review, 43 (1975), pp. 1-23. F. García Sarriá, «El Jarama. Muerte y merienda de Lucita», en Bulletin of Hispanic Studies, 53 (1976), pp. 323-337. [Recuérdese que este texto está escrito en 1984. Nota del editor.]

* Antonio Risco (art. cit., p. 701) precisó cuidadosamente el «objetivismo hispano» de Ferlosio.

* Rafael Sánchez Ferlosio, El Jarama, Barcelona, Destino, junio 1970, p. 358.

* Antonio Risco, art. cit., p. 705.

* Véase E. C. Riley, art. cit., pp. 129-130, y Darío Villanueva, op. cit., pp. 83-86, donde se recogen, junto a las explícitas, las referencias implícitas. (El libro de Villanueva contiene, entre otros análisis excelentes, una exposición minuciosa de los núcleos de simultaneidad en la novela.)

* José Berraquero, «Los objetos», en Cuadernos Hispanoamericanos, 263-264 (mayo-junio 1972), pp. 560-571. Las observaciones y clasificaciones propuestas aquí son muy certeras; la valoración tiende a mostrar los aspectos negativos y deshumanizados del mundo de El Jarama, erróneamente a nuestro modo de ver.

* El estudio más completo en tal aspecto es el de Gregorio Martín, «Juventud y vejez en El Jarama», en Papeles de Son Armadans, 77 (1975), pp. 9-33. Ricardo Gullón (art. cit., pp. 20-22) traza una detenida semblanza de Mely.

* De gran interés es el estudio de Fernando Poyatos, «Paralenguaje y kinésica del personaje novelesco: nueva perspectiva en el análisis de la narración», en Revista de Occidente, 113-114 (septiembre 1972), pp. 148-170.

* Cesare De Michelis, Alle origini del neorealismo, Cosenza, Lerici, 1980, p. 65.

* Antonio Risco, art. cit., p. 710.

* Alúdese a Rafael Sánchez Ferlosio, Las semanas del jardín. Semana segunda: Splen

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta