Loading...

EL MURO INVISIBLE (LIBROS PARA ENTENDER LA CRISIS)

Politikon

0


Fragmento

INTRODUCCIÓN

Un muro invisible

Cada generación tiene sus retos. Para la que creció en los años de posguerra, por ejemplo, la represión de la dictadura y las privaciones diarias fueron la norma, una España pobre y sin oportunidades de la que muchos tuvieron que marcharse. Para la generación del baby boom, nacida en los años cincuenta y sesenta, aún bajo el régimen franquista, el desafío fue la democratización y la construcción de un país moderno.

Los jóvenes actuales, la generación nacida entre los años ochenta y el 2000, han tenido la suerte de crecer en un país más próspero, más abierto y más libre que el de las generaciones anteriores. Pero eso no quita que aún queden retos pendientes. Esta generación se ha dado de bruces con una triple crisis —económica, social e institucional— que ha generado un sentimiento de desesperanza e indignación, de falta de horizonte vital. Esto ha tenido sus consecuencias en política, como la aparición de nuevos partidos. Y no solo en España. Los cambios en los diversos sistemas de partidos son cada vez más visibles en el resto de países europeos.

En los últimos años han surgido dos relatos que intentan explicar el sentimiento de frustración de los jóvenes. El más habitual afirma que esta generación se enfrenta a unas circunstancias más favorables que las de las generaciones previas. Las quejas y la indignación, por lo tanto, no están justificadas. La mejora en las oportunidades laborales, en las condiciones de vida y en el sistema educativo, así como la apertura política tras la Transición, han situado a esta generación en un lugar privilegiado con respecto a las anteriores. Cualquier éxito no conseguido, cualquier frustración ante expectativas no cumplidas, se debe a una falta de esfuerzo o a un exceso de optimismo. Y, dado que la juventud es algo que se cura con la edad, no existe razón para preocuparse. No sorprende que la mayoría de defensores de este argumento pertenezca a generaciones más mayores.

Sin embargo, otro relato se está abriendo camino: los jóvenes se enfrentan a un muro que les impide construir su futuro. Los ladrillos que forman este muro son la precariedad, la falta de oportunidades, la ausencia de posibilidades para emanciparse y construir un hogar, y las deficiencias del sistema educativo. También la ignorancia, la falta de interés (en el mejor de los casos) o la corrupción (en el peor) de nuestros servidores públicos a la hora de buscar soluciones. Frente a la idea de que estos problemas desaparecerán cuando los jóvenes alcancen la madurez, este relato sugiere que este muro genera unos daños que se arrastran de por vida. El resultado es una generación que podría acabar viviendo peor que la de sus padres.

Ambos relatos tienen algo de cierto. Son coherentes, y eso les ayuda a que sean aceptados como explicaciones sencillas a problemas complejos. A nuestro juicio se tiende a poner más énfasis en el primer relato que en el segundo, pero tal vez es inevitable; los jóvenes rara vez hablan de sí mismos. En este libro intentaremos desgranar qué hay de cierto en cada uno de esos dos relatos. Para ello, tomamos tres ideas como punto de partida.

La primera es que las condiciones políticas, sociales y económicas de cada joven tienen un efecto que se arrastra durante toda la vida. Sin embargo, no es un efecto determinista. Una fecha de nacimiento no condiciona por completo nuestra suerte. Pero creemos que merece la pena estudiar en qué medida el entorno económico, social o laboral es diferente respecto al de generaciones pasadas. De ahí que pongamos mucho más énfasis en intentar comparar en qué medida nuestros jóvenes de hoy son diferentes a los jóvenes de ayer y no tanto lo diferentes que son los jóvenes frente a los mayores en general.

La segunda idea es que, aunque los efectos generacionales —cuándo nacemos— importan, no afectan a todos por igual. También influyen el bagaje educativo y socioeconómico o el entorno familiar. Por lo tanto, no todos los jóvenes se enfrentan a las mismas vulnerabilidades. Rastrear quiénes son los mejor y peor equipados para sobreponerse a los fallos de nuestro sistema es crucial para detectar esas vulnerabilidades.

Por último, consideramos que esto no es ni una lista de agravios ni ningún tipo de revancha generacional. Sería contraproducente negar lo positivo que se hereda de generaciones anteriores, e injusto minimizar la magnitud de los retos que superaron. Lo que este libro plantea es que hay un pacto intergeneracional que está roto y que debemos recomponer. Este proceso tiene que empezar desde la política, sin duda, pero muy especialmente desde las políticas (públicas).

DELIMITANDO EL MURO

Este libro tiene el propósito de tocar todos los ladrillos de un muro que no siempre es fácil de delimitar. Para ello hemos tenido que incorporar una gran diversidad de temas, todos ellos, creemos, relevantes. Con todo, muchos otros se han quedado en el tintero. También nos centraremos en las dinámicas propias de España, pero eso no quita que muchos retos que se nos plantean sean parecidos a los de otros países. De ahí que se haga con frecuencia mención a datos comparados, aunque siempre mantendremos nuestro país como referencia.

La crisis económica ha supuesto un punto de inflexión para los problemas que ya acechaban a los jóvenes antes de 2008. Con ella, la falta de expectativas ha aumentado y las brechas socioeconómicas se han ensanchado. Esto ha dibujado para nuestra generación y para las que vienen una trayectoria vital cada vez más incierta.

Si en algún lugar la analogía del muro cobra especial sentido es en el mercado labor

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta

Información básica sobre Protección de Datos

En Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.U , trataremos tus datos personales sólo bajo tu expreso consentimiento para la prestación del servicio solicitado al registrase en nuestra plataforma web y/o para otras finalidades específicas que nos haya autorizado.
La finalidad de este tratamiento es para la gestión del servicio solicitado e informarte sobre nuestros productos, servicios, novedades, sorteos, concursos y eventos. Por nuestra parte nunca se cederán tus datos a terceros, salvo obligación legal.
En cualquier momento puedes contactar con nuestro Delegado de Protección de Datos a través del correo lopd@penguinrandomhouse.com y hacer valer tus derechos de acceso, rectificación, y supresión, así como otros derechos explicados en nuestra política que puede consultar en el siguiente enlace