Loading...

EL RELOJ DEL MUNDO (FLASH RELATOS)

Cristina López Barrio  

0


Fragmento

Qué poco sabían usted y los de su calaña sobre nuestro pueblo antes de que se empeñara en construir una carretera con el propósito salvaje de civilizarlo. Sabía que era el último de la provincia más remota, un punto como cabeza de alfiler en sus mapas de oficina, un nombre que nunca aprendió a pronunciar. Sabía que una pequeña montaña lo custodiaba por uno de sus flancos, y que tras ella se abría el horizonte del mar. Sin embargo, nada sabía de las anchoas que se pescaban entre una espuma de ángeles. De la fábrica que se erguía en la plaza mayor desde tiempos remotos, donde yo, como la mayoría de las mujeres, las preparábamos en conserva. De la iglesita con una torre verde de siete campanas. Del río cuyas aguas y riberas se cobijaban bajo la bóveda plateada de una alameda.

Ni usted ni ninguno de los suyos mostró el menor interés hacia nuestras costumbres. Nos tomaron por seres agrestes, habitantes de una tierra que no conocía más frontera que el pasado. Llegó una mañana con una oruga de hombres que

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta