Loading...

EN CAíDA LIBRE (LAS AVENTURAS DE MILES VORKOSIGAN 13)

Lois McMaster Bujold  

0


Fragmento

Presentación

para la edición original en NOVA

Tal vez entiendan ustedes las tribulaciones por las que pasa un editor de ciencia ficción en España si les cuento que entre 1981 y 1988 se publicaron en Estados Unidos un total de 1.913 títulos nuevos de ciencia ficción. 1.913 títulos en ocho años, que no incluyen reediciones, ni antologías de relatos, ni libros de fantasía, ni lo que aparece escrito en lenguas distintas del inglés.

Olvidemos de momento la ciencia ficción no anglosajona, que no suele abundar en nuestras colecciones en castellano. Y dejemos de lado las antologías y también la fantasía que Ediciones B publica en otra colección separada (Nova fantasía, que espero conozcan). Incluso con esta reducción, normalmente el responsable de una colección de ciencia ficción en España debe seleccionar poco más de una docena de títulos cada año de entre los casi 250 nuevos títulos que van apareciendo en el principal mercado de la ciencia ficción mundial. No es fácil, o tal vez lo sea demasiado...

No es de extrañar que casi siempre se elija uno de los caminos más fáciles: el de seleccionar los títulos de los autores más famosos y ya conocidos del público español, casi con independencia de la calidad de sus obras. Otra opción también posible es la de acogerse de forma casi automática a los títulos galardonados en alguno de los múltiples premios que se conceden en el género.

Pero, en mi opinión, muchos de los mejores títulos que genera la ciencia ficción de los años ochenta van firmados por completos desconocidos que no siempre obtienen galardones. Se trata de hombres y mujeres jóvenes que demuestran la madurez de un género en el que ya no se escribe como hace treinta años y en el que han cambiado muchas cosas desde la época que hizo famosos a los grandes maestros hoy ya cercanos a la jubilación, cuando no fallecidos.

Comporta cierto riesgo para el seleccionador, pero creo firmemente que también debe hacerse caso a los nuevos autores que están llamados a ser los Asimov, Heinlein, Clarke y Dick del futuro. Por ello en esta colección habrán encontrado ustedes muchos autores cuyos nombres eran completamente desconocidos en España hasta su publicación en NOVA y que no siempre venían avalados por haber obtenido algún premio.

Me siento orgulloso de haber presentado por primera vez autores como Charles Sheffield (LA CAZA DE NIMROD, ENTRE LOS LATIDOS DE LA NOCHE y LA TELARAÑA ENTRE LOS MUNDOS hasta ahora...), Robert L. Forward (HUEVO DEL DRAGÓN y ESTRELLAMOTO) y Vernor Viene (LA GUERRA DE LA PAZ y NAUFRAGIO EN EL TIEMPO REAL). También puedo sentirme satisfecho de haber presentado repetidas veces a autores que tenían tan sólo una única novela publicada en España y que son fundamentales para conocer la ciencia ficción de los años ochenta. Me refiero a profesionales brillantes como Orson Scott Card (EL JUEGO DE ENDER, LA VOZ DE LOS MUERTOS y MAESTRO CANTOR), Gregory Benford (EN EL OCÉANO DE LA NOCHE, A TRAVÉS DEL MAR DE SOLES, GRAN RÍO DEL ESPACIO) o C. J. Cherryh (de la que hemos publicado ya los cuatro volúmenes de la Saga de Chanur, y hay otros títulos en preparación).

Y habrá todavía más autores nuevos en NOVA (Attanasio, Kress y McDevitt son los de más inmediata aparición) porque mi único criterio suele ser que la novela haya resultado entretenida, que sus ideas y especulaciones sean sugerentes y que esté bien escrita, con una trama bien construida y con personajes creíbles desde el punto de vista psicológico. Y, desgraciadamente, no siempre los veteranos autores con nombre famoso logran todo eso.

Viene todo ello a cuento para presentar este libro de una nueva autora también desconocida hasta ahora en el reducido mundo de la ciencia facción traducida al castellano.

Muchos pueden pensar que EN CAÍDA LIBRE de Lois McMaster Bujold ha sido seleccionada tras la obtención del premio Nebula y por ser finalista del Hugo, pero no ha sido así.

En realidad decidí traducir el libro antes de que éste existiera como tal. Y no hay nada de magia ni de irresponsabilidad en ello. Simplemente, la novela de Lois McMaster Bujold es una de las que han aparecido previamente serializadas en la revista Analog. Ahí la leí, me gustó y decidí incorporarla a la colección. Después (casi un año después) obtuvo el Nebula y la nominación al Hugo, lo que tal vez era previsible pero no necesariamente tenía que ocurrir.

En realidad hace varios años que mantengo la opinión de que Analog es, con mucho, la que más me interesa de las revistas de ciencia ficción norteamericana. Su editor, Stanley Schmidt, mantiene una barba y unos gustos decididamente parecidos a los míos y tal vez coincidamos también en la curiosa perturbación de atrevernos a publicar autores nuevos.

En las páginas de Analog he disfrutado de la primera lectura de novelas como LA LLEGADA DE LOS GATOS CUÁNTICOS de Fred Pohl; ENTRE LOS LATIDOS DE LA NOCHE, de Charles Sheffield; LA GUERRA DE LA PAZ, de Vernor Vinge y, ahora, EN CAÍDA LIBRE, de Lois McMaster Bujold. Aunque debo reconocer que, en algunos casos como en esta novela de Bujold, el esperar cuatro meses para tener todo el relato completo fue casi un pequeño tormento...

Se trata siempre de novelas bien construidas, interesantes y que responden a los criterios de la ciencia ficción moderna: con ideas sugerentes como ocurría en los años cincuenta pero también con un tratamiento literario adecuado como corresponde a la madurez del género cuando nos acercamos a finales del siglo. Novelas que entretienen sin dejar de hacer reflexionar al lector interesado.

En el caso de Lois McMaster Bujold puedo garantizar que el lector español será el primero fuera del mundo anglosajón en conocer esta interesante y entretenida novela, lo que puede ser una completa novedad en la edición de ciencia ficción en castellano. Tras leer la serialización publicada en Analog (de diciembre de 1987 a febrero de 1988), escribí a la autora para pedirle datos con que hacer la breve nota bio-bibliográfica del final del libro. En su carta, Lois me confesó que era el primero de sus libros que iba a ser traducido a otra lengua (en aquel momento no había obtenido todavía el Nebula que se le concedió en abril de 1989).

Como no me gusta dejar «huérfana» la primera novela que publico de un nuevo autor, me apresuré a leer otros libros de Bujold. Su obra, hasta la aparición de EN CAÍDA LIBRE, se concentra en la saga de Vorkosigan: una amena narración de aventuras espaciales con gran ritmo narrativo y con un grado de ironía y humor que no es frecuente encontrar hoy en día en la ciencia ficción. Quedé cautivado al momento y, tras leer sus seis novelas aparecidas hasta la fecha, me atrevo a decir que Bujold es una de las más amenas y brillantes narradoras que han aparecido en la ciencia ficción en los últimos años. A mí me divierte y me interesa enormemente. Su novela EL APRENDIZ DE GUERRERO verá pronto la luz en castellano en nuestra colección, ya que no pude resistir el encanto de su personaje central ni la sólida ironía de su planteamiento, en cierta forma un trasunto del tema clásico del aprendiz de brujo. Mi esposa puede atestiguar que no suelo reír cuando leo una novela de ciencia facción, pero con EL APRENDIZ DE GUERRERO parece que no dejé de hacerlo y además la incordié repetidas veces empeñado en leerle algunos párrafos sueltos a cuyo atractivo no me había podido resistir. Pero ésta es otra historia de la que hablaremos otro día.

En la novela que hoy presentamos, EN CAÍDA LIBRE, se da un fenómeno curioso. Como en toda la obra de Bujold que he podido conocer hasta ahora, la brillantez de la narración hace parecer engañosamente sencilla una novela que resulta simplemente perfecta y redonda. La liberación de los cuadrúmanos del Hábitat Cay con la ayuda del ingeniero Leo Graf es un tema que parece muy sencillo y elemental para que pueda recibir el premio Nebula, el otorgado por los escritores profesionales de ciencia ficción, que suelen valorar precisamente la excelencia del trabajo literario o las grandes ideas que expone una novela.

Y realmente Bujold tenía una dura competencia para obtener el Nebula. Entre las finalistas de ese año 1988 destaca a mi parecer LAS TORRES DEL OLVIDO del australiano George Turner ( THE SEA AND SUMMER en la edición original y DROWNING TOWERS en la edición norteameric

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta