Loading...

ESTáS BIEN CUANDO ERES Tú

Blanchoak  

0


Fragmento

60 Segundos

Supongo que ahora te encontrarás en la cama antes de dormir, o en el sofá después de comer, o, quién sabe, en el metro o el autobús, leyéndome.

Quizá llevas un día agotador o igual es tu día de descanso.

Puede que estés muy contento o extremadamente decaído.

Es probable que tengas cosas más importantes que hacer que estar leyendo esto ahora.

¿Sabes lo que te puede cambiar la vida en un solo segundo?

Únicamente se necesita un simple minuto para que tu vida dé un giro de 180 grados. Un solo minuto.

¿No te parece alucinante?

Pero nunca sabes si te puede cambiar para bien o para mal.

Quizá te toca la lotería o encuentras el trabajo de tus sueños o, algo mejor, el amor de tu vida.

O, al contrario, te despiden, tu maravillosa relación termina o algo peor, te detectan una enfermedad.

BIENVENIDOS A LA VIDA

Deseamos vivir siempre felices, sin problemas, sin dolores de cabeza.

Evitamos con ansia estar tristes, llorar, sentirnos mal…

Supongo que es algo normal, una forma de supervivencia y de protección propia.

Pero si estuviésemos felices siempre, las veinticuatro horas del día, todos los días del año.

¿Valoraríamos esa felicidad?

Sin tristeza, no existiría la felicidad, lo mismo que sin felicidad no existiría la tristeza.

Van atados de la mano. Curioso, ¿a que sí?

La felicidad absoluta es inexistente, nadie es feliz al cien por cien.

Quizá la clave está en aprender a disfrutar de la tristeza.

Es lo mejor si tenemos que vivir a ratos con ella, ¿no?

Estamos acostumbrados a mostrar lo bien que nos va todo siempre, lo feliz que nos hace nuestra pareja, lo guapos y guapas que somos, los sitios top que visitamos, la ropa tan cool que nos compramos…

Podría tirarme así una página entera.

¿Qué está pasando? ¿Nunca estamos tristes?

Dejemos de sonreír tanto para la foto y sonriámosle más a la vida.

Te van a venir hostias por todas partes, vas a cabrearte, vas a frustrarte y vas a querer mandarlo todo a tomar por culo.

De repente, cuando menos te convenga, un contratiempo va a joderte tus planes y pensarás que todo te pasa a ti siempre.

Ha

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta