Loading...

ETERNAMENTE

Pablo Pérez Rueda (Blon)  

0


Fragmento

 

Como Sal Paradise y Dean Moriarty por América. Como Robe en acústico. Como Biggie improvisando. Como Neruda al escribir un libro. Así me sentí después de leer cada poema. Tan vacío y lleno a la vez, en un constante viaje a través de las palabras, desde París hasta sus brazos, en una travesía que no quería que acabase nunca. Pasé de las noches para uno a la vida compartida, de la soledad del cenicero al paquete de tabaco, de un beso sin futuro a uno sin medida, del guerrero a la batalla.

Cuando el caos reina en las cosas, Blon te lo describe con la sutileza de un templo griego. Cuando ya no queda esperanza, Blon te abre los ojos, te pone tu sueño delante y te dice: «Lucha». Para todos los que alguna vez lo hemos perdido todo, estos versos deberían representar un motivo por el cual levantarnos cada día, con la frente alta por haberlo intentado. Entre luces, destellos y sombras, vas a encontrar al poeta que, de tanto estar callado, aprendió a gritar; que de tanto temer, aprendió a amar; al ser humano que, por estar encerrado, comenzó a soñar en formato libertad y ahora no hay bala que lo pare.

El amor que tengo para dar a los demás es la parte de mí que más quiero. Blon sabe muy bien de lo que hablo, porque él escribe en un poema todo

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta