Loading...

FRAGMENTOS DE HONOR (LAS AVENTURAS DE MILES VORKOSIGAN 1)

Lois McMaster Bujold  

0


Fragmento

Presentación

para la edición original en NOVA

Si la serie de las aventuras de Miles Vorkosigan es hoy una de las más famosas y populares de la ciencia ficción de los últimos años, conviene recordar que FRAGMENTOS DE HONOR fue precisamente la primera novela de esa serie. Una serie que, hasta hoy, ha conseguido ya cuatro premios Hugo, dos Nebula y dos Locus. Los tres premios Hugo de novela larga obtenidos por Lois McMaster Bujold con esta saga, se acercan al récord de Heinlein (4 Hugo de novela), y superan ya los dos Hugo de novela conseguidos en toda una vida por autores indiscutidos como Asimov, Clarke, Le Guin, Zelazny o Leiber. La serie de las aventuras protagonizada por Miles Vorkosigan o sus familiares es ya un hito indiscutible en la historia del género.

Las narraciones de la mayor parte de estos libros de Lois McMaster Bujold están ambientadas en un mismo universo coherente, en el que se dan cita tanto los cuadrúmanos de EN CAÍDA LIBRE (premiada con el Nebula en 1988 y finalista del Hugo en 1989), como los planetas y los sistemas estelares que presencian las aventuras de Miles Vorkosigan, su héroe más característico. En la más reciente de las novelas de la serie, INMUNIDAD DIPLOMÁTICA (prevista en NOVA número 165), Miles Vorkosigan vuelve precisamente al espacio de los cuadrúmanos de EN CAÍDA LIBRE. En el APÉNDICE de este volumen se incluye un esquema argumental del conjunto de los libros de ciencia ficción de Bujold aparecidos hasta hoy, ordenados según la cronología interna de la serie.

Conviene saber que, desde el primer momento, toda esa obra, que hoy incluye ya catorce libros, fue concebida como una serie. Primero aparecieron tres novelas, escritas entre diciembre de 1982 y 1985, que se publicaron en edición de bolsillo en 1986. Es evidente que Lois tanteó al principio diversos personajes posibles: los padres de Miles en FRAGMENTOS DE HONOR, el mismo Miles en EL APRENDIZ DE GUERRERO y la comandante Elli Quinn (o, tal vez, el mismo Ethan) en ETHAN DE ATHOS. El diseño del conjunto como una serie ya existió desde el primer momento pero, como cuenta la misma autora:

Aunque pensaba desarrollarlo como una serie, no estaba segura de ello: los libros de una serie pueden flotar juntos, pero también pueden hundirse juntos, y quería estar segura de que cada una de las novelas tuviera su propio salvavidas. Así que el formato de libro independiente, que más adelante llegué a considerar como una Idea Artística Realmente Buena, surgió como un simple plan de supervivencia.

Gracias al éxito de los primeros títulos, Bujold ha continuado narrando, por ejemplo, las aventuras de los padres de Miles en BARRAYAR (1991), obteniendo de nuevo el reconocimiento y el favor del público. La aparición de Mark, el hermano-clon de Miles, en HERMANOS DE ARMAS, DANZA DE ESPEJOS y UNA CAMPAÑA CIVIL también ha introducido nuevos elementos en la serie, que parece tender a una mayor introspección psicológica, sin olvidar el trasfondo de aventuras de space opera que le dan su carácter e interés tan propios. Y, en los títulos más recientes (KOMARR, UNA CAMPAÑA CIVIL e INMUNIDAD DIPLOMÁTICA), se incorpora Ekaterin, la esposa de Miles. Como dice la autora:

Crecer, lo he descubierto con el tiempo, es casi como el trabajo doméstico: nunca se acaba. No es algo que se haga de una vez por todas. Miles, su familia y amigos se han convertido en mi vehículo para explorar la identidad, en lo que promete ser una continuada fascinación. Todavía no he llegado al final de esta historia, ni lograré hacerlo nunca mientras no deje de aprender nuevas cosas sobre lo que significa ser humano.

Y ésa podría ser, en definitiva, la razón final de la existencia de esta serie y, para gozo de sus lectores, la convicción de que todavía quedan muchas cosas que contar sobre Miles Vorkosigan y los suyos, sobre esos personajes en los que Lois McMaster Bujold ha depositado su visión sobre la condición humana.

Como ya se ha dicho, FRAGMENTOS DE HONOR (con el nombre provisional de «ESPEJOS») fue la primera de esas novelas. Parece ser que la versión inicial tuvo que ser recortada para acomodar su extensión al deseo de los editores. De ahí surgió, años después, BARRAYAR (1991), que obtendría los premios Hugo y Locus. De pasada les diré que ello ha dejado también en FRAGMENTOS DE HONOR una maravillosa joya. Me refiero a esa historia (que afortunadamente Lois no llegó a eliminar) titulada «Después de la batalla», una especie de cuento corto que aparece después del The End de rigor. Déjenme decirles, y no tengo miedo alguno a exagerar, que este libro se justificaría por la simple presencia de esa narración.

Pero, afortunadamente, además de esa maravillosa historia, aquí tenemos el verdadero origen de Miles Vorkosigan, la aventura inicial que llevó a sus padres al amor y, en definitiva, a su concepción. No es poca cosa.

En 1996, Lois McMaster Bujold consiguió acordar con sus editores la publicación en un solo volumen (CORDELIA’S HONOR) de las dos novelas cuyo personaje central es, en realidad, la madre de Miles Vorkosigan, Cordelia Naismith. Se trata de FRAGMENTOS DE HONOR (1986), que hoy me enorgullezco de presentar, y de BARRAYAR (1991), ya aparecida en NOVA.

Ya me he disculpado muchas veces con los atentos lectores de las aventuras de Miles Vorkosigan por haber retrasado tanto la traducción al castellano de los primeros libros de la serie. Publicado ETHAN DE ATHOS hace ya unos años, con este FRAGMENTOS DE HONOR se completa por fin la publicación de la serie en NOVA, y es posible que pronto se puedan encontrar los títulos agotados (¡la mayoría!) en una próxima edición de bolsillo.

Se dice que nunca es tarde si la dicha es buena. Y es buena en el caso de la lectura de FRAGMENTOS DE HONOR, donde ya apuntan todos los elementos que han hecho famosa y apreciada la serie de las aventuras de Miles Vorkosigan.

Como era de esperar, el enfrentamiento de culturas y tradiciones domina el encuentro de los padres de Miles, contemplado, como no podía ser de otra manera, desde la óptica de Cordelia, la madre, procedente de un planeta como Beta, abierto y libre, rotundamente distinto del anquilosado y militarista Barrayar que, pese a todo, proporciona a la serie la mayor parte de las intrigas políticas y los condicionamientos sociales que hacen tan interesantes estas aventuras.

En el lugar equivocado, en el momento equivocado y por las razones equivocadas, Cordelia Naismith, de la Fuerza Expedicionaria Betana, llevaba incluso el uniforme equivocado: sin saberlo había entrado en batalla vistiendo el viejo uniforme pardo del equipo científico de Exploración Astronómica. Su encuentro con Aral Vorkosigan, el poderoso y temido Vor, apodado «el carnicero de Komarr», sólo podía ser resultado de una de esas complejas intrigas, tan sórdidas y abundantes en la militarizada sociedad de Barrayar.

Tras el primer contacto con Aral, Cordelia volverá a la guerra como capitana de una nave suicida en una misión de engaño: transportar a través de las líneas Vor un arma terrible capaz de atrapar y destruir a toda la flota enemiga.

Un complejo conjunto de intrigas dentro de intrigas, de traiciones envueltas en otras traiciones, de nuevos engaños que se unen a otros conocidos, obligará a Cordelia a establecer una paz personal con su principal oponente: Aral Vorkosigan. Una paz que puede acarrear la ignominia, aunque presagia nuevas posibilidades no sólo entre Cordelia y su enamorado, sino también entre los pueblos de ambos.

Y aunque ya lo haya dicho en otras presentaciones de la serie, déjenme contarles mi explicación sobre el porqué de su indiscutible éxito.

Ya en la presentación de EL APRENDIZ DE GUERRERO (NOVA número 33), una novela que me divirtió y sorprendió gratamente, expuse las razones que, a mi juicio, convierten la saga de Vorkosigan en un

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta