Loading...

HEMISFERIOS

Pablo Pérez Rueda (Blon)  

0


Fragmento

Cuando era un niño me gustaba tumbarme en la hierba e imaginar que las nubes eran lobos, balones y barcos. Desde el punto de vista infantil, aquel fenómeno formado por pequeñas gotas de agua no era más que un pedazo de algodón gigante.

También recuerdo que mi padre tenía un pájaro y que yo podía pasarme horas observando sus movimientos. Estaba completamente convencido de que dentro de esa diminuta jaula el gorrión era feliz.

Me acuerdo de cuando murió mi perro Pancho y de cómo mi madre intentaba persuadirme diciéndome que estaba en un lugar mejor.

Cada vez que me iba a dormir, encendía una bombilla que proyectaba una cara sonriente, convencido de que esa era la única forma de ahuyentar a los monstruos que vivían en mi despensa.

Pero pasaron los años y un día me empapó la lluvia, vi a un pájaro planear en cielo abierto, escapé de las garras de la muerte y descubrí que los peores monstruos se manifiestan a plena luz del día.

Y de esto trata este libro, de las múltiples visiones que cada ser humano puede tener sobre un mismo concepto y que viaja

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta