Loading...

INFIDELIDAD (MENTIRAS CON AMOR 1)

Chris Razo  

0


Fragmento

Capítulo 1

—¡Date prisa! No quiero que lleguemos tarde. A las nueve te espero abajo. Ponte guapa, pichoncita.

El día llegó. Hoy tenemos que ir a la maldita fiesta. A una de esas en las que yo me siento verdaderamente incómoda. Todo fue gracias a mi amiga Ana… pero en algún momento me lo cobraría. ¡Vamos que si me lo cobraba!

Hacía casi dos meses que no salía y Ana puede llegar a ser muy pesada cuando quiere. Su revista era la invitada estrella del evento, y aquello estaría lleno de famosos y de barbies locas intentando conquistar a un futbolista buenorro o un multimillonario que les consintiera cualquiera de sus caprichos. Estaba claro que ese ambiente no era el mío.

Me llamo Sofía y soy la tía más normal que pasará por esa fiesta esta noche.

Supongo que mi ex me dejó porque era una chica del montón. Nunca me he valorado demasiado, pero he de reconocer que el hecho de que tu ex te deje por una «con las tetas más grandes» tampoco ayuda para quererse más.

Nunca me he considerado una chica fea, pero soy realista, hay mujeres mucho más guapas y con mucho mejor cuerpo que yo. «Al César lo que es del César».

No me siento cómoda en este tipo de lugares, pero quiero a mi amiga, y tengo que recocer que el chantaje emocional se le da de lujo. Me resisto, pero siempre me acaba convenciendo.

Reconozco que me encanta la moda, pero los vaqueros y las camisas me acompañan casi todos los días. Adoro los vestidos y los trajes de chaqueta. Y es que creo que una mujer con un traje puede resultar realmente sexy.

Aunque esta noche luciré un vestido con escote y espalda al aire ¡Qué me quiten lo bailao!

A las nueve Ana ya me está esperando abajo. Por supuesto, llevamos chófer. Es lo que tiene ser amiga de la directora de la revista con más tirada del territorio nacional ¡Me siento orgullosa de ella!

Nuestra gran fiesta es en un hotel de Madrid.

Cuando llegamos, el ambiente es increíble. Puede que me lo pase bien y todo.

Nada más llegar, mi amiga me presenta a un montón de gente. Casi todo hombres. Está obsesionada con que tengo que follar, y lleva dos meses metiéndome tíos por los ojos. No entiende que, en este momento de mi vida, lo que menos necesito es un hombre.

Aburrida de ver tantas mujeres detrás de tíos, me voy a la barra a pedirme otra copa y aunque ya voy con mi chispilla, no me importa. Hace mucho tiempo que no salgo, y he venido para divertirme.

Cuando me siento, alguien me toca la espalda y me asusto.

—Perdona, no quería asustarte. ¿Me dejas que te invite a una copa? —Pero ¿quién es este hombre? ¿Se puede ser más guapo, y más atractivo? Es moreno, alto, los ojos como la miel y la sonrisa más bonita que he visto en años. Lleva un traje de chaqueta con una camisa blanca que, por cierto, le sienta como un guante.

—Lo cierto es que ya tengo una, pero gracias por la invitación…

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta