Loading...

JUNTAS, OF COURSE (SERIE EL CLUB DE LAS ZAPATILLAS ROJAS 8)

Ana Punset

5


Fragmento

imagen

El año no podía ir mejor. Y es que habiendo celebrado el primer día todas las amigas juntas, nada menos que en Berlín, el año empezaba por todo lo alto. ¡Les había traído suerte, seguro! Porque claro, desde que Marta se había trasladado allí hacía un año justo, eran pocas las ocasiones en las que podían estar todas juntas.

El día de antes habían sido los premios por el blog, y ahora Lucía acababa de enterarse por un cartel colgado en el pasillo del colegio que ese año se organizaría una gran fiesta de San Valentín, en poco más de una semana. La noticia le había quitado el sueño de golpe. Eran las nueve de la mañana y estaba como si se hubiera tomado tres Coca-Colas seguidas. ¡Sería genial asistir a la fiesta con Mario! Estaba tan encantada con su novio... Sonrió maliciosa al imaginar a Marisa y sus Pitiminís celosas de la muerte viéndola bailar con un chico tan impresionante y, también, mayor que ella (aunque no mucho, porque él iba a cuarto de ESO). Tendría que encontrar un vestido y unos zapatos perfectos para la ocasión, y eso que no tenía mucho tiempo... Se planteó la posibilidad de convencer a su madre de que le era imprescindible comprar ropa nueva ese fin de semana. Aunque pensándolo bien... era un plan abocado al desastre, sobre todo teniendo en cuenta que estaban viviendo una racha madre-hija bastante mala. El hecho de que María rechazase a Mario sin conocerlo sacaba a Lucía de sus casillas. Así que nada de tardes de compras madre-hija... quizá lo mejor sería recuperar el vestido de fin de año, después de todo Mario no había estado en Berlín para verlo...

En eso estaba rumiando Lucía ese martes por la mañana sentada ya en su pupitre cuando percibió la figura minúscula de Saratita, la profe de lengua y literatura, que se abría paso por el aula entre los alumnos como una hormiguita entre gigantes. Nadie se percató de su presencia hasta que tomó asiento en su mesa y, aun así, todos permanecieron de pie, hablando con los demás compañeros, como si no hubiera ningún profesor cerca. Toni el Musculitos se reía a carcajadas de alguna anécdota que su amigo Richie le contaba, mientras Marisa y Sam parloteaban sin parar sentadas sobre sus mesas. Lucía escuchó que Saratita tosía para tratar de llamar la atención sin efecto. El jaleo, en lugar de reducirse, se triplicó.

De pronto, la puerta se abrió y sonó una voz más imponente, y también más insoportable, que resonó entre las cuatro paredes:

—¡¿Qué está pasando aquí?! —preguntó Morticia, la tutora del curso, desde el umbral.

Lucía se fijó en que no iba sola. La acompañaba una chica alta, de pelo azul despeinado y ojos oscuros. Observaba a la clase como con media sonrisa que Lucía no supo interpretar.

imagen

Los alumnos que estaban de pie se sentaron en sus sitios en el acto y se callaron, como si no hubieran roto un plato en su vida.

Morticia avanzó con la chica hasta el frente de la clase y se dirigió a Saratita, que miraba al suelo como una alumna amonestada más. Desde su fila Lucía no conseguía escuchar lo que Morticia le estaba diciendo en voz baja, pero la chica del pelo azul parecía divertirse muchísimo con aquella situación. Saratita asintió y Morticia se dirigió a la clase después con su hablar sosegado, pero soberbio:

—¿Tengo que venir yo... a castigaros para que hagáis caso... a vuestra profesora de lengua?

Mientras Saratita contemplaba la situación con la cabeza gacha, totalmente avergonzada, nadie dijo nada. Morticia debió de interpretar el silencio como un sí, porque anunció:

—Hoy

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable PENGUIN RANDOM HOUSE GRUPO EDITORIAL, S.A.U. (PRHGE)
CIF: A08116147
Contacto DPD: lopd@penguinrandomhouse.com
Finalidad Informarle sobre nuestros productos, servicios, novedades, sorteos, concursos y eventos de PRHGE así como la gestión de su inscripción y participación a sorteos, concursos o eventos que solicite participar.
Legitimación Consentimiento del interesado.
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Información Adicional Más información sobre nuestra política de protección de datos en el siguiente enlace