Loading...

KITTY SALVA LA NOCHE (=^KITTY^=)

Paula Harrison  

0


Fragmento

cap1.jpg

Kitty llegó del sofá a la puerta de un salto.

—¡Alto ahí! —dijo mientras apuntaba con un dedo a Mandarino—. ¡Esta vez no vas a salirte con la tuya!

Mandarino, un gatito anaranjado y regordete de bigotes negros, consiguió escaparse.

—¡No me pillarás! —maulló, corriendo como un rayo al cuarto de Kitty.

Ella lo persiguió, riendo. Mandarino subió a la cama de un brinco y se puso panza arriba para que Kitty pudiera hacerle cosquillas en su tripita peluda.

pag8.jpg

La madre de Kitty entró en la habitación.

—¿Qué estáis tramando? Se oyen muchas risitas.

—¡Estamos jugando a pillar al malo! —le dijo Kitty—. Es un j

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta