Loading...

LA ESCUELA DE NEGOCIOS

Robert T. Kiyosaki  

0


Fragmento



Índice

Portadilla

Índice

Dedicatoria

Agradecimientos

Introducción. ¿Por qué recomiendo el mercadeo en red como negocio?

Capítulo 1: ¿Qué hace al rico, rico?

Capítulo 2: Hay más de una forma para hacerse rico

Capítulo 3: Valor # 1: Verdadera oportunidad equitativa

Capítulo 4: Valor # 2: Educación de negocios que cambia la vida

Capítulo 5: Valor # 3: Amigos que lo apoyen en vez de criticarlo

Capítulo 6: Valor # 4: ¿Cuál es el valor de una red?

Capítulo 7: Valor # 5: Desarrollar la habilidad más importante para los negocios

Capítulo 8: Valor # 6: Liderazgo

Capítulo 9: Valor # 7: No trabajar por dinero

Capítulo 10: Valor # 8: Hacer realidad sus sueños

Apéndices

Valor # 9: El matrimonio y los negocios

Valor # 10: El negocio familiar

Valor # 11: ¿Cómo utilizar las mismas exenciones fiscales que los ricos?

Citas seleccionadas de La escuela de negocios

Acerca de los autores

Fuentes de Padre Rico

Créditos

Grupo Santillana

Dedicatoria

Dedicamos este libro, La escuela de negocios, a las millones de personas, parejas y familias que han iniciado su viaje emprendiendo y creando negocios propios por medio del mercadeo en red. Debido a que hemos dedicado nuestras vidas a enseñar cómo obtener libertad financiera, ha sido realmente gratificante asociarse con una industria dedicada a ayudar a emprender y crear negocios propios. Día con día, usted se educa y comparte su oportunidad de negocios con familiares, amigos, vecinos y compañeros de trabajo, así como con extraños. Por eso, va para usted nuestro reconocimiento y gratitud, pues conoce todo de primera mano y experimenta los beneficios y las libertades de lo que representa tener su propio negocio. Como explican nuestros éxitos de ventas Padre Rico, Padre Pobre y El cuadrante del flujo de dinero, una vez que uno aprende cómo funciona el dinero y las claves importantes para crear riqueza, es fácil darse cuenta de que tener un negocio de mercadeo en red puede ser “el negocio perfecto” para mucha gente.

Agradecimientos

Nos sentimos honrados por el formidable recibimiento que tuvo este libro desde su publicación en 2001. Sin embargo, esto parece poco comparado con la aceptación que la industria del mercadeo en red le ha dado a nuestro trabajo desde mediados de los noventa. Por haber sido partidario y promotor del mensaje de Padre Rico desde hace mucho tiempo, queremos agradecerle a usted, a quienes están arriba o debajo de usted, a los que están en tu mismo nivel y a las compañías con las que está asociado. Estamos en una búsqueda mutua para ayudar a que la gente tome el control de su vida financiera. Continúe aprendiendo y enseñando. ¡Le damos las gracias!

Introducción

 ¿Por qué recomiendo el mercadeo en red como negocio?

El siguiente es un ejemplo de un tipo de carta que recibo a menudo.

Querido señor Kiyosaki,

Hola, espero que esté muy bien.

Me llamo Susan y escribo en relación con mi marido, Alan. Él ha leído todos sus libros y tiene mucho potencial para ser un gran empresario y hombre de negocios. Le comenté que iba a escribirle y pedirle su consejo en algo. En lo personal, nunca he leído ninguno de sus libros, así que no sé cuál es su postura en tales temas; pero mi marido está dedicando mucho tiempo a una compañía llamada [omitimos el nombre]. Se trata de una compañía con un esquema de pirámide que vende vitaminas y otros productos relacionados con la salud. La persona a cargo hace que tú vendas por ella y así sigue la cadena. No me molestaría si no sintiera que es una gran pérdida de tiempo para mi marido. De todo su esfuerzo por construir el nombre y la compañía de otra persona, alguien más obtendrá los beneficios del arduo trabajo de mi marido. A él le venden la idea de que está comenzando su propio negocio, pero yo no veo su nombre en la compañía. ¿Cómo puede ser su negocio si su nombre no está en las vitaminas? Aparte, mi esposo ha trabajado medio tiempo durante más de un año y todavía no ha ganado mucho dinero.

Supongo que la conclusión es que desperdicia su valioso tiempo y me gustarí

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta