Loading...

LA INCREíBLE HISTORIA DE... EL PAPá BANDIDO

David Walliams  

0


Fragmento

Esta de aquí es Rita, la madre de Frank.

imagen

La tía Flip es la tía de papá. A veces cuida de Frank.

imagen

El señor Grande es el jefe de una banda criminal, y es sorprendentemente pequeño. Ya sea de día o de noche, siempre va con su pijama de seda, su batín y unas zapatillas de terciopelo con el monograma «Señor G» bordado.

imagen

El señor Grande tiene dos matones a sueldo, Manilargo y Pulgarzón.

Manilargo se llama así por sus dedos afilados, perfectos para robar carteras.

Pulgarzón tiene unos dedos enormes que usa para torturar a los enemigos del señor Grande.

imagen

Tom y Jerry son los temibles sobrinos de Pulgarzón.

imagen

Chang es el siniestro mayordomo del señor Grande.

imagen

La madre Judith es la párroca del pueblo.

imagen

El sargento Chasco es el policía del pueblo.

imagen

El señor Peonza es tuerto y trabaja como celador en la cárcel.

imagen

El juez Pilar es conocido por tener el corazón duro como una piedra.

imagen

Raj es un quiosquero.

imagen

imagen

imagen

imagen

¡BRRRUM!

¡BRRRUM!, rugió el coche de papá mientras corría a toda velocidad por la pista de tierra batida. El padre de Frank era piloto de carreras de coches de desguace. Un deporte peligroso. Los coches se estrellaban unos contra otros...

imagen

...y pasaban zumbando, dando vueltas sin parar.

El padre de Frank iba al volante de un viejo Mini cuyo motor él mismo había trucado. Le había pintado la bandera del Reino Unido y lo había bautizado como «Reina» en honor a una señora a la que admiraba, Su Majestad la Reina de Inglaterra. El coche se había hecho tan famoso en los circuitos de carreras como su piloto. El motor de Reina sonaba de una manera inconfundible, como el rugido de un león: ¡BRRUM!

El padre de Frank era el rey del circuito, el mejor piloto de coches de desguace que habían visto nunca en el pueblo. La gente venía de todo el país para verlo correr. Tenía el récord de victorias consecutivas. Semana tras semana, mes tras mes, año tras año, Gilbert levantaba el trofeo mientras la multitud lo aclamaba y coreaba su nombre:

imagen

imagenLa vida era una fiesta. Como el padre de Frank era el héroe local, todo el mundo quería ser su amigo. Siempre que lo llevaba a comer una empanada de carne, el dueño de la tienda les dejaba repetir y no

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta

Información básica sobre Protección de Datos

En Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.U , trataremos tus datos personales sólo bajo tu expreso consentimiento para la prestación del servicio solicitado al registrase en nuestra plataforma web y/o para otras finalidades específicas que nos haya autorizado.
La finalidad de este tratamiento es para la gestión del servicio solicitado e informarte sobre nuestros productos, servicios, novedades, sorteos, concursos y eventos. Por nuestra parte nunca se cederán tus datos a terceros, salvo obligación legal.
En cualquier momento puedes contactar con nuestro Delegado de Protección de Datos a través del correo lopd@penguinrandomhouse.com y hacer valer tus derechos de acceso, rectificación, y supresión, así como otros derechos explicados en nuestra política que puede consultar en el siguiente enlace