Loading...

LA INCREIBLE HISTORIA DE... LOS AMIGOS DE MEDIANOCHE

David Walliams  

0


Fragmento

He aquí a los pacientes de la sala de pediatría, situada en la última planta del hospital, en el piso 44.

Este de aquí es Tom. Tiene doce años y va a un internado para niños ricos. Se ha hecho daño en la cabeza.

imagen

Amber también tiene doce años. Se ha roto los dos brazos y las dos piernas, por lo que tendrá que ir en silla de ruedas durante una buena temporada.

imagen

Robin tiene la misma edad y se está recuperando de una operación para salvarle la vista, por lo que de momento no ve ni torta.

George tiene once años y es un cockney, como se conocen los habitantes del popular barrio londinense del East End. Lo acaban de operar de las amígdalas y se está recuperando.

imagen

Sally solo tiene diez años y es la más joven del grupo. Está muy enferma, así que pasa mucho tiempo durmiendo.

imagen

Más abajo, en una de las plantas de adultos, está la paciente más vieja del hospital: Nelly, que tiene noventa y nueve años.

imagen

En el HOSPITAL LORD MILLONETI trabajan cientos de personas, entre las que se incluyen:

El camillero. Un personaje solitario cuyo verdadero nombre es un misterio. Su trabajo consiste en trasladar a pacientes y toda clase de objetos de aquí para allá en el hospital, del que nunca parece ausentarse.

imagen

La enfermera jefe. Pese a dirigir la planta infantil, no soporta a los niños.

imagen

El doctor Pardillo acaba de salir de la facultad, por lo que no resulta demasiado difícil engañarlo.

imagen

Lupita es la encargada del comedor. Con su carrito, reparte la comida a todos los pacientes.

imagen

La señora Recia es una enfermera de aspecto fatigado que no recuerda la última vez que tuvo una noche libre.

imagen

Perla trabaja limpiando en el hospital. Siempre se sabe dónde ha limpiado porque deja a su paso un rastro de ceniza de tabaco.

imagen

El señor Merluzo es el anciano farmacéutico del hospital. Lleva un audífono y gafas de culo de botella. El señor Merluzo dirige la botica del hospital.

imagen

El señor Peripuesto, un caballero de buena familia, es el director del hospital. Nada ni nadie escapa a su control.

imagen

Más allá del hospital tenemos al señor Rancio, director del internado masculino San Guijuela, la escuela de Tom.

imagen

imagen

imagen

imagen

imagen

—¡Aaarrrggghhh! —chilló el chico.

Tenía ante sí la cara más monstruosa que había visto jamás. Era un rostro humano, pero estaba todo desfigurado. Un lado era más grande de lo normal, y el otro era más pequeño. La cara sonrió como si pretendiera tranquilizar al chico, pero al hacerlo descubrió una hilera de dientes rotos y picados, con lo que solo consiguió asustarlo aún más.

—¡¡¡Aaarrrrrrggghhh!!! —volvió a chillar el chico.

—Se va a poner usted bien, joven. Trate de relajarse —dijo el hombre, arrastrando las palabras.

Su forma de hablar era tan rara como su cara.

¿Quién era aquel hombre,

y adónde lo llevaba?

Solo entonces comprendió el chico que estaba tumbado boca arriba, mira

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta