Loading...

LA MANO DEL EMIGRANTE

Manuel Rivas  

0


Fragmento

Índice Portadilla Índice El apego y la pérdida La mano del emigrante A Picco Carillo Uno Dos Tres Cuatro Cinco Seis El álbum furtivo Cita Fotografías Los naúfragos Notas Sobre el autor Créditos

El apego y la pérdida

Conocí al Caimán desde niño sin haberlo visto nunca. Otros niños tenían miedo del Hombre del Saco, un ser terrible y barbudo que vagaba por los caminos y se llevaba para siempre a los críos descuidados. Yo temía al Caimán y sabía que existía. Mi padre me había hablado de ese guardia que para él, y los jóvenes de su tiempo, encarnaba el mal. Como también encarnaba el orden, me fui formando la inquietante idea de que orden y mal podían ser dos caras de

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta