Loading...

LA SEñORA DE LAS ESPECIAS

Chitra Banerjee Divakaruni  

0


Fragmento

Créditos

Todos los personajes de este libro son ficticios y cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, es casual.

Título original: The Mistress of Spices

Traducción: Ángela Pérez

Edición en formato digital: abril de 2013

© 1997 by Chitra Banerjee Divakaruni

© Ediciones B, S. A., 2005 para el sello Zeta Bolsillo

Consell de Cent, 425-427

08009 Barcelona (España)

www.edicionesb.com

Publicado originalmente por Anchor Books.

Esta edición publicada por acuerdo con Sandra Dijkstra Literary Agency.

Depósito legal: B. 19348. 2012

ISBN: 978-84-9019-391-4

Conversión a formato digital: El poeta (edición digital) S. L.

Todos los derechos reservados. Bajo las sanciones establecidas en el ordenamiento jurídico, queda rigurosamente prohibida, sin autorización escrita de los titulares del copyright, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, así como la distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo públicos.

Índice

Portadilla

Créditos

Dedicatoria

Agradecimientos

LA SEÑORA DE LAS ESPECIAS

Advertencia

Tilo

Cúrcuma

Canela

Alholva

Asa fétida

Hinojo

Jengibre

Pimienta

Kalojire

Neem

Guindilla

Makaradwaj

Raíz de loto

Sésamo

Maya

A mis tres hombres

Murthy

Anand

Abhay

Maestros en especias todos

Agradezco la ayuda que me brindaron para hacer realidad

el sueño de este libro a las siguientes personas y organismos:

Sandra Djikstra, mi agente literaria, que tuvo fe en mí desde

el primer relato mío que leyó.

Martha Levin, mi editora, por su gran perspicacia, lucidez

y estímulo.

Vikram Chandra, Shobha Menon Hiatt, Tom Jenks, Elaine Kim,

Morton Marcus, Jim Quinn, Gerald Rosen, Roshni Rustomji-Kerns

y C. J. Wallia, por sus valiosísimos comentarios y sugerencias.

El Arts Council del condado de Santa Clara

y el C.Y. Lee Creative Writing Contest, por la ayuda económica.

El Foothill College, que me proporcionó el don del tiempo,

al concederme un año sabático.

Mi familia, sobre todo mi madre, Tat

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta