Loading...

LAS DOS ANCIANAS

Velma Wallis  

0


Fragmento

INTRODUCCIÓN

Todos los días, después de cortar leña, nos sentábamos y hablábamos en nuestra pequeña tienda a la orilla de la desembocadura del Porcupine River, cerca del lugar donde este río se une al Yukon. Al final mamá siempre me contaba un cuento, y allí estaba yo, que ya no era ninguna cría, escuchando con atención las historias que mi madre me contaba para dormir. Una noche me contó un cuento que yo no conocía y que hablaba de dos ancianas y de su duro viaje plagado de dificultades.

Lo que le había traído el relato

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta