Loading...

LO POSITIVO DE FRACASAR EN EL AMOR

Pablo Piñeiro  

0


Fragmento

CÓMO NOS PRESENTAN EL AMOR

Desde pequeño me enseñaron, directa o indirectamente, que uno de los objetivos en la vida era tener pareja. La gente se encarga de dejarte bien claro que uno de los ámbitos en los que puedes triunfar es en el amor, y ese éxito consiste en tener pareja. Si hilamos un poco más fino y nos centramos en la población masculina, el lema es: cuantas más parejas, mejor. Las trates como las trates, el caso es ser un conquistador a ojos del gran público. Lo que ocurre es que no siempre lo conseguimos. Esto se debe a múltiples factores, pero el principal motivo es que no se cumplen tus expectativas, ya que normalmente están basadas en algo que no es real. Como ocurre con casi todo en la vida.

Te pongo un ejemplo. Sales de casa a socializar por primera vez en un lugar que en mi pueblo llaman «parvulitos». Este es el momento en el que empiezas a recibir pistas sobre cómo te ven fuera de casa, donde suelen tener un buen concepto de ti y te consideran el niño más guapo y bueno del mundo. Resulta que en ese nuevo ambiente descubres que no eres tan perfecto, que tus orejas no gustan a todo el mundo o que tienes sobrepeso. Caes entonces en la cuenta de que hay unos cánones, sin saber ni siquiera lo que significa esa palabra. Observas que tu comportamiento, tan ejemplar en casa, es, en ese otro entorno en ocasiones hostil, el de un cabrón que intenta aprender las reglas del juego.

Sea como fuere, todavía no es ni de lejos el momento de fijarte en quién te gusta para formar una pareja. Solo estás buscando tu lugar.

Cuando sales por primera vez de casa para socializar, te encuentras con la cruda realidad de que en la sociedad existen unos cánones y tal vez tú no encajes en ellos. Bendita diferencia. No dejes que nadie te haga sentir mal por ser como eres. Tú eres único e irrepetible.

A los seis años, cuando entras en primaria, la cosa empieza a cambiar un poco, o por lo menos así fue en mi caso. Descubres que las chicas existen y qu

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta