Loading...

LOS INMORTALES

Manuel Vilas  

0


Fragmento



Índice

Portadilla

Índice

Prólogo

Saavedra

Selene Trips

El último comunista

Ponti

Dublineses

Dos conversaciones y un recuerdo

La lección de anatomía

Las señoritas de Avignon

Una iluminación del oído

Eva

La Nochebuena de 2013

Vírgil

El coche fantástico

La reconquista de Latinoamérica

Capitalismo e inmortalidad

Arcan

Notas

Sobre el autor

Créditos

 

Amigos míos, queridos colegas, hombres de ciencia, hombres y mujeres de la verdad, todos nosotros somos profesionales del estudio de la Tierra. A todos nos apasiona el conocimiento científico de lo que fue el Ser Humano, nuestro ilustre y célebre antepasado. Sentimos esa devoción por la raza de los hombres y de las mujeres que habitaron la Tierra antes del Éxodo. Al fin y al cabo, la Tierra fue nuestra casa hace miles de años, el lugar del verbo inteligente. Nos esforzamos en conocer aquella antigüedad que no deja de asombrarnos a cada descubrimiento. Tenéis que estar preparados para lo que vais a leer a continuación. La inmortalidad fue una vieja aspiración quimérica de la raza humana en aquel estadio evolutivo.

Os recuerdo que los hombres y las mujeres morían, es decir, desaparecían de la realidad después de vivir unos pocos años, cantidades de tiempo insignificantes. En ese breve tiempo los seres humanos construían sus vidas, sus matrimonios, sus descendencias, y luego se desintegraban, se destruían, ya no estaban, dejaban de ser. Se enamoraban y luego sucumbían, desaparecían como

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta