Loading...

LOS MéDICI. UN HOMBRE AL PODER (LOS MéDICI 2)

Matteo Strukul  

0


Fragmento

PRÓLOGO

Londres, finales de 1813

—En realidad, milord, no necesita hacer esto todavía.

Byron alzó la vista de los folios y la fijó en su administrador unos segundos.

—Señor Blain —dijo—, ¿qué es lo que me ha traído?

El hombre pareció no comprender la pregunta. Miró a su alrededor en busca de algún paquete hasta que divisó los papeles que había entre ellos.

—¿Se refiere a los expedientes, milord?

—¿Qué son exactamente?

—Informes de impago; de todos los socios que no cumplen, milord.

Byron se lo quedó mirando sin pestañear siquiera, con la esperanza de que aquel reconocido administrador se diera cuenta él mismo de lo que intentaba decirle. Por Dios, ¿cómo habían podido contratarlo?

—Señor Blain —masculló—, si no me pagan, ¿cómo diablos espera que no tome cartas en el asunto?

Pudo ver la nuez del hombre subir y bajar cuando se tragó su estupidez.

—Lo que… lo que quería decir, lord Kinsb…

—¡La riqueza de mi familia no va a perdurar si permito que la gente me robe! —le gritó, echándose hacia delante para interrumpir que lo llamara por ese título—. Quiero que exima una orden de pago para todas estas personas —ordenó apuntando con firmeza los papeles—, quiero ver los talonarios en esta mesa en menos de tres meses.

El señor Blain agrandó los ojos.

—La mayoría de ellos son granjeros.

—Mi negocio es la ganadería, no espero que lleven frac.

—Con todos mis respetos, lord…, milord, si le pagan, gran parte de ellos puede que se quede sin hogar. Sus granjas son lo único que tienen de valor.

—¿Tienen familia?

—No que yo sepa, pero…

—Entonces podrán salir adelante.

—Hay un noble ho

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta