Loading...

MáS ALLá DE MIS CANCIONES

Andrés Suárez

0


Fragmento

Más allá de mis canciones

Tropel de batallas interiores, flores, espinas y llantos que en esta escalera de caracol recobraron vida y locura. Lo vivido forja la palabra y así crecí, cantando. Hoy me dispongo a recordar en calma, vencido al presente que me sonríe.

Este no es un libro de poesía. No soy poeta. No soy tanto.

Este libro, mitad cuento, mitad ilustración, trata de situarte en el momento, el dolor y el color exactos entre mi guitarra y una hoja en blanco que tan bien me hizo guardar en su geografía.

Tiemblo; luego recupero el aire.

No me habría detenido tanto en mimar mis recuerdos sin el bastón peregrino de mi editor, Gonzalo Albert. Él hizo fuerte la idea de ordenar las verdades que no me atreví a cantar.

Gracias, Marta Bellvehí, por dibujarme en nostalgias, por grabar en tu lienzo luna mi vida como si hubieras estado moviendo a tu gusto la mano de mi destino.

Gracias a cada amigo autor por su coda de brisa y vuelo.

Encontré respuestas a mi pasado mientras caminaba por la nostalgia. Los tesoros, algunas tardes, el aroma amigo del café en mis paseos de granito y playa.

Durante los meses en los que grabé Desde una ventana comencé a jugar con frases y verbos solidarios, volví niño al norte que jamás dejó de buscarme en sus caóticas caricias hasta llegar aquí. Soy lo que una vez canté.

Este pasado me enorgullece a pesar de la hernia de algún recuerdo. Salí ileso, más fuerte para abrazar. Estoy dispuesto, entonces, a hablar entre el vino y el tango de aquellos que nunca me pidieron una canción. Sería injusto no citarlos en mi primer libro, pues están en todas mis canciones.

Me hice mayor cuando mi madre perdió la voz cantada. Ojalá pudiera volver a escuchar su canto una vez más. Aquel silencio, gestor de mi destino, afinó la búsqueda de los poemas y los versos que mi padre escribió en sensorial amor. A veces pienso que mi madre cedió su voz al llanto para que naciera. Nadie logró cortar nuestro cordón umbilical. Recuerdo con nitidez la luz de dentro del vientre de mi madre mientras flotaba. Por ella habito solo la parte del mundo que suena.

Decir que pasé mi adolescencia robando de las ramas de los armarios poemas de mi padre me costará una peliaguda batalla de sobremesa que aún puedo vencer. Él me enseñó el lenguaje del mar, a ser furtivo en adverbios y a cuidar con mimo el latido.

Navegué

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta

Información básica sobre Protección de Datos

En Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.U , trataremos tus datos personales sólo bajo tu expreso consentimiento para la prestación del servicio solicitado al registrase en nuestra plataforma web y/o para otras finalidades específicas que nos haya autorizado.
La finalidad de este tratamiento es para la gestión del servicio solicitado e informarte sobre nuestros productos, servicios, novedades, sorteos, concursos y eventos. Por nuestra parte nunca se cederán tus datos a terceros, salvo obligación legal.
En cualquier momento puedes contactar con nuestro Delegado de Protección de Datos a través del correo lopd@penguinrandomhouse.com y hacer valer tus derechos de acceso, rectificación, y supresión, así como otros derechos explicados en nuestra política que puede consultar en el siguiente enlace