Loading...

NORMAS PARA EL PARQUE POSNATURAL

Manuel Arias Maldonado  

0


Fragmento

 

SOCIEDAD LIBERAL Y EMERGENCIA CLIMÁTICA

 

Sócrates dejó dicho en el Fedro de Platón que los campos y los árboles nada querían enseñarle, a diferencia de los hombres de la ciudad. Sugería con ello que tanto la filosofía que busca la verdad como la política que ordena la convivencia constituyen actividades humanas que se practican en la polis: sus protagonistas son los ciudadanos en contacto con otros ciudadanos. Pasarían varios siglos hasta que Rousseau describiese a ese mismo ciudadano como un ocasional paseante solitario, perdido en la contemplación del paisaje.[1] Sin embargo, tampoco el pensador ginebrino otorgaba un valor intrínseco a la naturaleza, llamada más bien a ser solaz privado del ciudadano e instrumento afectivo para la cohesión nacional. Hoy, sin embargo, la afirmación de Sócrates adquiere un sentido distinto: en un mundo transformado por la humanidad, el cambio ecológico es cambio social y viceversa. Michel Serres lo ha expresado así:

La palabra política debe ahora considerarse inadecuada, porque se refiere solo a la polis, la ciudad-estado, los espacios públicos, la organización administrativa de los grupos humanos; pero quienes viven en las ciudades [...] no saben nada del mundo.[2]

 

No saben, pero deben aprender que no hay separación, sino continuidad, entre polis y natur

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta