Loading...

THE CRAZY HAACKS Y EL RELOJ SIN TIEMPO (THE CRAZY HAACKS 3)

The Crazy Haacks  

0


Fragmento

imagen

Me encantan los fines de semana. Vale, ya sé que eso no es muy original: ¿acaso existe alguien en el MUNDO que prefiera los lunes a los sábados? Bueno, sí que existe: mi madre. Vale que somos un POOOOOOCO pesados y que tres Crazy Haacks son muchos locos, pero ¿tanto para desear que volvamos al cole cada lunes? No lo creo.

Pero aparte del bicho raro de mi madre, no puede haber sobre la faz de la tierra alguien tan LOCO que no le gusten los fines de semana. Y si lo hubiera, sería un EXTRATERRESTRE recién llegado del espacio que no distingue los días con deberes de los días en los que quedas con tus amigos, ves la tele, grabas vídeos y tus padres te dejan jugar a videojuegos.

imagen

Pero lo MEJOR, lo más IMPRESIONANTE y EXTRAORDINARIO de los WEEKENDS es que Mami nos deja levantarnos a la hora que queramos. El único despertador son los rugidos de nuestro estómago que hacen que nos despertemos para desayunar. Y hoy, de momento, eso todavía no ha ocurrido. ¡Así que hay que aprovechar!

Doy media vuelta para dormir un rato más mientras pienso en el reto más ÉPICO para el canal, que vamos a grabar hoy y que consiste en…

imagen

¡Jo! Esa es la pesada de mi hermana. SIEMPRE me está llamando para que la ayude a hacer cosas. ¿Por qué no se lo pide a Hugo, que duerme con ella? Seguro que ha utilizado la excusa de HACERSE EL DORMIDO para que lo deje en paz. ¡Voy a hacer lo mismo!

imagen

Pero ¿qué le pasa? ¿Acaso ha entrado un rinoceronte en casa? ¿O ha aterrizado una nave espacial en la terraza? Esos serían los ÚNICOS motivos para levantarme un sábado, THE BEST DAY EVER. El domingo también lo es, pero menos, porque está más cerca del lunes. Así que sigo con el plan «estoy-muy-dormido-no-oigo-nada-de-nada».

imagen

Qué raro. Normalmente no insiste tanto. ¿Y si ocurre algo? Abro los ojos decidido a ser un buen hermano mayor y voy a ver qué le pasa.

—Dani, ¿qué ocurre? —digo mientras entro en su habitación.

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta