Loading...

TU FUERZA INTERIOR

Bernardo Stamateas  

0


Fragmento

Contenido

Portadilla

Créditos

Dedicatoria

INTRODUCCIÓN

FORTALEZA 1

FORTALEZA 2

FORTALEZA 3

FORTALEZA 4

FORTALEZA 5

FORTALEZA 6

FORTALEZA 7

FORTALEZA 8

FORTALEZA 9

FORTALEZA 10

FORTALEZA 11

FORTALEZA 12

FORTALEZA 13

FORTALEZA 14

FORTALEZA 15

FORTALEZA 16

FORTALEZA 17

FORTALEZA 18

FORTALEZA 19

FORTALEZA 20

FORTALEZA 21

FORTALEZA 22

Bibliografía

Notas

Dedicatoria

Mamá, te amo. Eres la mejor.

Tu gran corazón y tu ejemplo me han inspirado

cada día de mi vida para ser mejor persona,

soñar en grande, amar a Dios y saber

que siempre hay fuerza dentro de nosotros.

INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN

Hoy en día mucho se habla del «síndrome de Peter Pan» o del «síndrome de Wendy». Ambos hacen referencia a personas con dificultades para crecer, que se han quedado en la comodidad, en la quietud, en la búsqueda del placer y del no-esfuerzo. También se habla de los «jóvenes ni-ni», que ni trabajan ni estudian, y de «padres ni-ni», a los que ni les importa ni les interesa nada.

Algunas personas me han contado que al conversar con su madre o su padre los perciben atascados en las mismas problemáticas de siempre. Son padres que no han crecido, que se han quedado detenidos en el tiempo. No crecer es morir antes de tiempo. Fuimos creados para desarrollarnos, crecer y avanzar.

Podríamos comparar la evolución en la vida del ser humano con un arco que incluye la niñez, la adolescencia, la juventud, la adultez y la vejez. La mayoría de las personas piensan que hay una etapa óptima en sus vidas, que es la juventud, y que después viene, indefectiblemente, el declive. Su lema es: «Yo quiero sembrar en la primera mitad de mi vida para luego cosechar.» Imaginan que cuando sean mayores echarán mano de una caña y se irán a pescar.

Pagina12A.jpg

Sin embargo, también es posible ver la vida desde otra perspectiva: como una escalera. Imaginemos que somos como una luz que va en aumento. Es decir, que vamos creciendo a medida que pasan los años. Esta visión nos transmite el mensaje de que, más allá del deterioro físico que todos tengamos a partir de los cuarenta años, interiormente podemos seguir creciendo.

Pagina12B.jpg

Uno de los principios fundamentales para crecer y desarrollar nuestra fuerza interior es la capacidad de mirarnos a nosotros mismos, conocida como «introspección». Mirarme a mí mismo me permite saber qué estoy pensando, cómo estoy funcionando, en qué áreas me está yendo bien y en cuáles me está yendo mal.

Esa capacidad de mirar hacia dentro nos conduce a un gran descubrimiento: que en nuestro interior existe una caja llena de recursos extraordinarios y fortalezas, que ya empleamos en alguna situación de crisis que atravesamos en el pasado. Esos recursos están allí, solo tenemos que reconocerlos y volver a hacer uso de ellos.

En este libro hallarás algunos de esos recursos y fortalezas que ya se encuentran dentro de ti. Como suelo decir, ningún libro le cambia la vida a nadie, ni es una varita mágica. La presente obra solo intenta ser una guía para que, juntos, seamos capaces de «ver» esa enorme caja de recursos y fortalezas y utilizarlos para adquirir fuerza interior y disfrutar de la apasionante aventura de la vida, lo cual significa seguir creciendo hacia delante.

BERNARDO STAMETEAS

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta