Loading...

¡VISITA SURPRISE! (SERIE EL CLUB DE LAS ZAPATILLAS ROJAS 17)

Ana Punset  

0


Fragmento

imagen

Lucía no daba abasto. Tenía que entregar un trabajo de geografía al día siguiente, examen de inglés dos días más tarde y un examen oral de biología el viernes... ¿Se podía ir más de bólido? Parecía que no. Y es que estaban a finales de febrero, en pleno segundo trimestre de cuarto de ESO. Le quedaban menos de siete meses para empezar el bachillerato y todavía no tenía claro qué especialidad iba a escoger... La pregunta era ¿cuándo?, ¿cuándo podría sentarse unos minutos para pensar simplemente qué hacer con su futuro? Aquello era de locos, si casi no tenía tiempo ni de disfrutar del presente... Se detuvo un segundo para escuchar la tormenta que arreciaba en el exterior, las gotas repiqueteaban contra la ventana con fuerza. Enseguida retomó el trabajo porque tampoco podía permitirse dedicar tiempo a disfrutar de momentos de paz como ese.

Mientras le daba al botón de imprimir en el cuadro de diálogo de la pantalla del ordenador, su móvil no dejaba de vibrar con mensajes y notificaciones. La estaba poniendo nerviosa. Al echar un vistazo por encima, vio que se trataba del grupo de WhatsApp de El Club de las Zapatillas Rojas, pero decidió seguir con el trabajo y leer los mensajes más tarde, cuando pudiera, si es que encontraba el momento. Y si no, ya se lo contarían en persona cuando se vieran para estudiar, porque lo cierto era que últimamente solo se veían para estudiar o hacer trabajos juntas. Casi no hablaban de otra cosa, pero es que en su cabeza solo cabía eso... El móvil sonó otra vez anunciando una videollamada, y con el rabillo del ojo vio que se trataba de su madre. Se planteó la posibilidad de no contestar para poder acabar lo que estaba haciendo, pero la verdad era que tenía muchas ganas de que su madre le pusiera los dientes largos hablándole del último destino en el que ella y José María habían desembarcado. Ellos sí que, por fin, estaban disfrutando del presente. Se lo merecían...

imagen

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta