Loading...

VOLCáNICA

Sabrina Duque  

0


Fragmento

Prólogo

PAÍS EN ERUPCIÓN

Sergio Ramírez

Sabrina Duque entra con este libro en la lista de los cronistas y viajeros que a través del tiempo han escrito buena parte de la historia de Nicaragua como testigos de primera mano. VolcáNica es un reportaje agudo, intenso, perspicaz, escrito por una joven periodista que ha viajado intensamente por el territorio de Nicaragua, y ofrece una visión de doble fondo en cuanto a la naturaleza volcánica del país, que a su vez se repite en su historia con sus sacudimientos, explosiones y llamaradas.

Leyendo este libro he recordado cómo la geografía ató a Nicaragua a un destino nunca realizado de ser puente entre dos océanos, y así atrajo desde el principio a sus costas una cohorte de navegantes, cronistas, exploradores, naturalistas, científicos, diplomáticos, que al describir al país dieron al mismo tiempo cuenta de sus gentes y pudieron entrar en las honduras de su historia siempre tan conflictiva y no pocas veces dramática, tal como a Sabrina le ha tocado registrarlo ahora.

La lista de viajeros y cronistas que se han ocupado de Nicaragua con ojo agudo y mente curiosa a lo largo de los siglos es abundante y variada, y de entre esos nombres entresaco el del fraile irlandés Thomas Gage, reputado como espía de Cromwell, quien describe en Viajes en la Nueva España, publicado en 1648, su travesía desde el puerto del Realejo en el Pacífico hasta el de San Juan del Norte en el Caribe, y donde ensalza “las delicias de este paraíso de Mahoma, encontrando por todas partes caminos llanos y unidos, los pueblos agradables, los campos sombreados por los árboles, y por todas partes una grande abundancia de frutas”. Imaginativo como era, no deja de relatar cómo un lagarto de gran tamaño lo persiguió por leguas a lo largo de la costa del Gran Lago de Nicaragua.

No sólo los espías, sino también los piratas que infestaban las aguas del Caribe solían ser excelentes cronistas, como lo fue A. O. Exquemelin, un barbero que hacía las veces de sangrador y cirujano a bordo de la nave del afamado bucanero Henry Morgan, a quien acompañó en el asalto a Panamá en 1671; y cuando anclaron en la bahía de Bluefields ese mismo año fueron atacados por los indios sumos, según él mismo lo describe en su libro Los bucaneros de América, aparecido en holandés en 1678, y que fue todo un bestseller, traducido muy pronto a varias lenguas.

Y el mismísimo William Dampier en Un nuevo viaje alrededor del mundo, de 1697, otro bestseller, describe la vida y costumbres de los indios misquitos de Cabo Gracias a Dios. Algunos siglos después, otro pirata esclavista, William Walker, expuso en La guerra en Nicaragua, publicado en 1860, sus afanes para conquistar el país, y de paso hizo un retrato del país mismo y las veleidades de liberales y conservadores, siempre en pugna,

Sigue leyendo y recibe antes que nadie historias como ésta