Loading...

Noticia

Sus dos volúmenes de los libros De mayor quiero ser feliz (1 y 2) llevan más de 50.000 libros vendidos y, desde su lanzamiento, los libros se han mantenido siempre entre los diez títulos más vendidos de la categoría infantil.

  • Es un fenómeno de ventas avalado por sus seguidores

Su confianza en el proyecto hizo que explorara el mundo de la autopublicación y rápidamente su libro De mayor quiero ser feliz, 6 cuentos cor­tos para potenciar la positividad y autoestima de los niños se consolidó en los puestos de los más vendidos en Amazon. Allí, sigue desde en­tonces sin ceder la posición a autores con consolidadas trayectorias.

Desde que su primer volu­men saliera a la venta hace seis meses bajo el sello edi­torial Beascoa de Penguin Random House Grupo Edito­rial, los dos títulos de De ma­yor quiero ser feliz llevan más de 50.000 libros vendidos.

Los libros han sido también un éxito en las redes sociales, internet; y muchas influen­cers y profesionales de la psicología y de la educación han respaldado los cuentos desde su inicio.

  • Su método en la positividad funciona

La positividad, como eje sobre el que trabajan los últimos estudios de los psicólogos y especia­listas más importantes tanto nacionales como internacionales, ya no es una tendencia, es una realidad. Elsa Punset o Patricia Ramírez, son al­gunas de las que avalan esta teoría.

En palabras de la autora, «la positividad se pue­de trabajar. Es indudable que hay personas que nacen más optimistas y positivas que otras. Pero por otra parte también es algo que se puede aprender. Igual que a los niños les enseñamos a leer, escribir o sumar, también podemos y debe­mos enseñarles a ser felices».

  • Conclusiones de grandes especialistas están bajo sus historias

Anna es una ferviente lectora de libros y estu­dios de autoconocimiento y pensamiento críti­co. Louise Hay, Robert Holden, Wayne Dyer, Luis Castellanos, Bernabé Tierno son algunos de sus autores de cabecera y profesionales que inspi­ran a la autora y a los que recurre regularmente.

Conectan con los niños en la edad más adecuada para que inicien a gestionar las seis emociones clave que les convertirán en adultos felices

  • La inteligencia emocional se puede trabajar a cualquier edad, pero como los idiomas, no es lo mismo hacerlo a los cuatro que a los cuarenta.

Lenguaje positivo, empatía, confianza, agrade­cimiento, autoestima y frustración, son las emo­ciones que principalmente trabaja la autora en sus doce cuentos. Durante los primeros años de vida, los niños poseen una importante plastici­dad cerebral, por lo que esta etapa y las experien­cias y aprendizajes que se den en ella, son espe­cialmente importantes para el enriquecimiento y adecuado desarrollo de adultos sanos. Expertos en inteligencia emocional como Daniel Goleman argumentan que cuando una persona, desde su infancia, aprende a manejar sus emociones, puede esperar ser un adulto exitoso mucho más que si tiene un alto coeficiente intelectual.

Todos los textos e ilustraciones de apoyo están adaptados para que los niños a partir de cuatro años puedan quedarse con el mensaje de tras­fondo de una manera fácil y clara, tanto si ya leen por ellos mismos o si la lectura es compartida con un adulto.

  • El empoderamiento no tiene edad ni género

Fomentar el empoderamien­to en los niños es parte fun­damental para que puedan desenvolverse en la sociedad de hoy en día. Diferentes si­tuaciones que no podrán evi­tar se presentan en el día a día de los niños. Dotarles de herramientas para que pue­dan cambiar el foco y que descubran y sientan su poder interior, es el objetivo de la au­tora: «Una de las frases que más les repito a mis hijos es que ellos son los que deciden lo que dicen, piensan, escu­chan y hacen. Esas cosas de­penden únicamente de ellos, igual que la felicidad. Noso­tros mismos somos los que decidimos cómo reaccionamos frente a las cosas que nos pasan, tanto las buenas como las malas. Creo que es importante que se sientan empoderados, es de­cir, que sepan que tienen mucho más poder de lo que se pueden imaginar. Y por supuesto que sepan que tienen nuestro apoyo.»

 

En mayo, Anna ha publicado su tercer libro, Hoy voy a tener un buen día, con frases para enseñar a los más pequeños a utilizar un lenguaje positivo.

Compártelo: