Loading...

Noticia

La novela fue presentada el 5 de abril, a los medios de comunicación, al mismo tiempo que llegaba a las librerías.

El jueves 5 de abril, llegaba a las librerías la nueva obra de Arturo Pérez-Reverte, Los perros duros no bailan, una sobrecogedora novela policiaca, divertida y emocionante, que el propio autor presentó en una multitudinaria rueda de prensa y calificó como «una novela negra que no pretende cumplir una función social. Una novela seca y ágil que mantiene los cánones de la novela de género criminal». Sólo unas horas después, la editorial Alfaguara ponía en marcha una segunda edición de este original libro que narra la aventura de un perro en un mundo diferente al de los humanos, donde rigen las mejores reglas —lealtad, inteligencia y compañerismo— y están desterradas toda corrección política o convención social.

Tras el éxito internacional de las aventuras de Falcó y Eva, con más de 500.000 ejemplares vendidos en español y una entusiasta acogida por parte de la crítica, Arturo Pérez-Reverte vuelve a conquistar a los lectores con su nueva y original propuesta narrativa.

Los perros duros no bailan

«Nací mestizo, cruce de mastín español y fila brasileña. Cuando cachorro tuve uno de esos nombres tiernos y ridículos que se les ponen a los perrillos recién nacidos, pero de aquello pasó demasiado tiempo. Lo he olvidado. Desde hace mucho todos me llaman Negro.»

 Hace días que en el Abrevadero de Margot, donde se reúnen los chuchos del barrio, nada se sabe de Teo y de Boris el Guapo. Sus colegas presienten que detrás de su desaparición hay algo oscuro, siniestro, que los mantiene alerta. Lo ocurrido no puede ser nada bueno; lo sospechan todos y lo sabe su amigo el Negro, luchador retirado con cicatrices en el hocico y en la memoria. Para él es cuestión de instinto, de experiencia sobreviviendo en las situaciones más difíciles. Eso lo lleva a emprender un peligroso viaje al pasado, en busca de sus amigos.

 Arturo Pérez-Reverte nació en Cartagena, España, en 1951. Fue reportero de guerra durante veintiún años. Con más de veinte millones de lectores en todo el mundo y traducido a cuarenta idiomas, muchas de sus novelas han sido llevadas al cine y a la televisión. Hoy comparte su vida entre la literatura, el mar y la navegación. Es miembro de la Real Academia Española.

Compártelo: