Loading...

Noticia

 ¿Recuerdas cómo eran tus vacaciones cuando eras pequeña o pequeño? Deja de leer este blog un par de minutos y párate a pensar. Solo dos minutos antes de seguir leyendo.

Estamos casi seguros: entre todos esos recuerdos está el olor de la crema protectora, el bocata en la playa o piscina, la sensación de la arena seca entre los dedos de los pies, los manguitos y las pulseras con los chinitos de la suerte que te compraban en los puestos del paseo cuando ibas con amigos o primos. Y si haces memoria, saldrán otros más que te transportan automáticamente a esa época.


Jugar, comer, dormir, bañarse; esas eran nuestras únicas preocupaciones en días que parecían no acabar. Tres meses de absoluta tranquilidad repitiendo ese mantra.

Ahora piensa en algo que no te traiga tan buenos recuerdos y que no sea el porrazo que te metiste con la bici, y del que aún conservas la cicatriz en la rodilla? ¡BOOM! Efectivamente, los cuadernos de vacaciones. Qué bajón, ¿verdad? ¿De quién fue la idea de torturarnos con números y letras después de haber pasado un año entero en clase? Además, en el curso nuevo aprenderíamos otras cosas, no tenía sentido seguir haciendo deberes en verano.

Afortunadamente para nuestros hijos, los modelos de educación han variado mucho, y con ello, las técnicas empleadas para garantizar que lo aprendido, no solo permanece en nuestra memoria, sino que lo hacen jugando, es decir, sin darse cuenta.

Hay muchas cosas a las que no prestamos atención cuando somos pequeños, pero que son invaluables para nuestra vida y nos acompañarán siempre, por eso la mejor manera de afianzarlas para que se integren de forma natural en nuestro día a día, es experimentando con objetos, formas y colores.

Ya te contamos hace unos meses en qué consiste el método Montessori explicado en 2 minutos. Y como decíamos, se basa en tres puntos clave: espacio adecuado, autonomía y supervisión. Entonces, ¿qué tal si trasladamos todas esas pautas a para que puedan seguir aprendiendo en vacaciones?

Pensarás: «después de un año trabajando, no me queda imaginación para inventarme juegos y actividades». Pero no te preocupes, porque Klara Moncho, del blog Creciendo con Montessori, nos ha preparado unos cuadernos: Vacaciones con Montessori, con un montón de actividades para que aprendan ellos solos. Sí, ellos solos. Además, en su web puedes encontrar muchos recursos adicionales que solo tendrás que descargar para que ellos se entretengan dibujando, cortando y pegando.

Pero si tu hijo o hija es amante de la ciencia y lo que le gusta es manipular objetos y hacer experimentos científicos, Palma García Hormigo, ganadora del Global Teacher Award 2019, un prestigioso galardón que premia a los mejores profesores, ha agrupado sus mejores actividades en los cuadernos Somos Creativos. Junto a tres divertidos personajes; Leo, Coral y la medusa Mimi, ilustrados por Puño, los niños aprenderán nuevos conceptos y reforzarán los ya aprendidos para afrontar el nuevo curso con más éxito.


Vacaciones con Frozen, Princesas Disney, Los Increibles, Peppa Pig o los héroes de los cómics de Marvel son otras opciones si tu hijo o hija está en ese momento de fanatismo por los personajes de sus películas favoritas.

Te dejamos unos enlaces que te pueden interesar y que a nosotros nos encantan.

Recursos descargables para cuadernos Vacaciones con Montessori. Aquí encontrarás varias opciones, para que, sin invertir demasiado, puedas hacer todo tipo de materiales con los que completar las actividades.

Dibuja con Puño. En este curso gratis en Domestika, el ilustrador de los cuadernos Somos Creativos, te enseña a dibujar incluso si tu nivel es -1. No está enfocado especialmente a niños, por lo que disfrutarán más si es a partir de 5 años, cuando tengan más capacidad para concentrarse y prestar atención. Recomendadísimo para padres y madres.

Space Place. Esta web de la NASA dedicada a los más pequeños, está llena de juegos, actividades, preguntas y experimentos para que se familiaricen con los conceptos de espacio y volumen. Está en español e inglés y es muy entretenida.

 

Compártelo: